5 abr. 2017

“El odio entre religiones es idea de los terroristas. Hay que aislarlos”


“El odio entre religiones es idea de los terroristas. Hay que aislarlos”
Entrevista con Ibrahim Mogra, uno de los cuatro Imanes británicos que se reunirán con el Papa después del atentado de Londres: «Francisco es un hombre valiente, quiero decirle: “Gracias”, porque es el único que ha dicho que el islam es una religión de paz»
Ibrahim Mogra, uno de los cuatro Imanes británicos que se reunirán con el Papa
Vatican Insider, Pubblicato il 05/04/2017
SALVATORE CERNUZIO
ROMA
«Papa Francisco es un hombre valiente. Es el único que ha tenido la valentía para decir que el islam es una religión de paz. Él es un verdadero cristiano, porque ve a la persona humana sin importar su pertenencia religiosa». Shaykh Ibrahim Mogra es uno de los cuatro Imanes ingleses que Francisco recibirá este miércoles 5 de abril en el Vaticano, a pocas semanas del atentado que el pasado 22 de marzo sacudió Londres y (por una terrible coincidencia) a pocos días del atentado de San Petersburgo. Un gesto lleno de significado, promovido por el cardenal arzobispo de Westminster, Vincent Nichols, para demostrar la voluntad de las religiones de permanecer unidas y contrarrestar la oleada de terror que lacera Europa y el mundo. «Cualquier atentado es contra la humanidad, toda persona debería condenarlos», afirmó el Imán de 50 años, originario de Leicester, a Vatican Insider, que se reunió con él en el Venerable Colegio Inglés, en el centro histórico de Roma. «Las causas de estos ataques son bastante complejas. Sin embargo, no creo que la matriz sea religiosa, sino que proviene más bien de un “impasse” geopolítico». 

¿En qué sentido? 
Se juega con la contraposición entre el Occidente, considerado como principalmente cristiano, y el Oriente, principalmente musulmán. Pero, insisto, no es un desafío religioso. Es más, todas las religiones están en contra de la violencia, enseñan a vivir pacíficamente como ciudadanos que respetan la ley. Pero creo que nosotros, como gobiernos del Occidente, hemos demostrado una «doble medida» al tratar a los países de mayoría musulmana. Por ejemplo, tenemos el Irak de Saddam Hussein amenazado por las resoluciones de la ONU que atacó el país porque no había seguido estas indicaciones. Por el contrario, Arabia Saudita viola constantemente los derechos humanos, pero nosotros seguimos vendiéndole armas y manteniendo relaciones comerciales. En Egipto, los Estados Unidos permitieron que el ejército tomara el poder a pesar de que hubiera un gobierno de la Hermandad Musulmana elegido democráticamente. Todos estos son ejemplos para demostrar que el trato que reserva el Occidente a los países musulmanes cambia según el lugar. Todo esto ha creado mucha rabia, por lo que creo que una solución podría ser la de tratar a cada país de la misma manera, con justicia y con equidad.  
 Entonces, ¿esta rabia podría justificar las masacres? 
 No, nunca. La violencia en contra de la humanidad es despreciable. Siempre y en cualquier caso. Nunca hay una justificación. Pero hay que comprender de dónde surge, observar qué sucede en el mundo político y tener en cuenta esta rabia… Una rabia política, en la que la fe no tiene nada que ver. 
 Pero los atentados son perpetrados bajo el grito de «Allahu Akbar» y en contra de los «infieles»… 
 Cuando hay personas malas que hacen daño y que quieren hacerlo, una de las justificaciones es utilizar la religión. Es fácil gritar “Allahu Akbar”: da un pretexto para llevar a cabo actos horribles que no tienen nada que ver con la religión. Estos no actúan en nombre del islam. Pongo un ejemplo: ¿usted, a qué equipo le va? 
 No, no le voy a ninguno, pero prefiero la Roma… 
 Muy bien, pues digamos que uno que le va a la Roma coge un ladrillo y lo lanza contra las ventanas de una iglesia gritando: «Roma, Roma». No quiere decir que lo haga en nombre del equipo o que la Roma apruebe este gesto. El año pasado mataron en Gran Bretaña a Jo Cox. Su asesino era un hombre del movimiento neonazi que, al apuñalarla, gritó «Britain first». ¿Qué significa? ¿Que lo hizo en nombre de la Gran Bretaña? ¡Por supuesto que no! Ningún periodista habría hablado de terrorismo británico. 
 Sin embargo el Papa, como otros representantes de las diferentes religiones, proponen el diálogo interreligioso como antídoto contra el terrorismo. Si las religiones no tienen que ver, ¿cómo podría ayudar el diálogo para derrotar esta plaga del mundo contemporáneo? 
 El odio entre las religiones es una idea de los terroristas. En este sentido hay que aislarlos, debemos quitarle fuerza a esta argumentación demostrando que las religiones no tienen problemas entre sí, que están unidas. Hay cristianos y musulmanes que viven juntos, trabajan juntos, colaboran en muchísimas partes del mundo. El Papa tiene razón: el diálogo es el primer paso. 
 ¿Qué le parece la oleada de islamofobia que se está radicalizando cada vez más en Europa? 
 Es un problema serio. Con cada ataque se enciende más el odio en contra de los musulmanes y se multiplican los ataques raciales, por ejemplo contra las mezquitas. A menudo en los informes de la policía británica son catalogados como «crímenes contra el islam», justo con esta etiqueta. Por parte nuestra, animamos a la comunidad musulmana a no reaccionar, a no vengarse, sino a mantener la paz, a participar en manifestaciones contra la violencia y, si es necesario, a colaborar con la policía. 

Antes hablamos sobre el Papa. ¿Cuál es el significado que tiene para usted el encuentro de hoy? 
  
Antes que nada quiero decir que estoy verdaderamente emocionado. Es un momento histórico, porque nunca había sucedido que cuatro imanes de la Gran Bretaña se reunieran con el Papa. Estamos muy honrados y es una manera para establecer un compromiso común por los refugiados, por los sin techo, por los pobres y por otras actividades caritativas. Cada uno de nosotros compartirá con el Papa sus historias de convivencia pacífica entre cristianos y musulmanes. 

¿Qué le dirá usted a Papa Francisco? 

(Sonríe.) Quiero decirle: «Gracias por haber defendido a los musulmanes». Ha sido el único líder que ha dicho que el islam es una religión de paz. Esto nos ha tranquilizado muchísimo… 

…pero ha suscitado también algunas críticas, dentro y fuera de la Iglesia… 

Lo sé. Pero Papa Francisco es un hombre valiente. Sobre todo es un verdadero cristiano, porque ve a la persona humana sin importar su pertenencia religiosa. Primero somos humanos y después musulmanes. O cristianos. Entonces, quiero decirle: «Gracias» y decirle que la comunidad musulmana británica lo aprecia mucho. 

El Papa habla a menudo de una «tercera guerra mundial en pedacitos». ¿Qué opina? 

Creo que es un análisis preciso de la realidad internacional del presente, en el que los conflictos se intensifican cada día. Corremos el peligro de llegar a una guerra mundial: ya sucedió en el pasado y podría volver a suceder ahora. 










No hay comentarios.: