25 jun. 2017

Las columnas políticas a 25 de junio de 2017

¿Y cómo estuvo la boda en el día de San Juan?
 Los novios Eruviel Ávila y María Irene Dipp Walther; el escenario fue la ExHacienda Santa Mónica, en Tlalnepantla, Estado de México; 600 invitados, desde EPN hasta casi todo el gabinete, gobernadores, ex gobernadores y políticos.

No se permitió el acceso a ningún medio de comunicación.
Oficio el servicio religioso privado, el cardenal Carlos Aguiar Retes..
#
Se desata la violencia en Veracruz...matan a 17 en un día; uno era el jefe de Policía federal!
¿Y dónde está el gobernador?
El comisario Camilo Castagné Velazco fue asesinado junto con el inspector con el que comía en el restaurante La Bamba, ubicado cerca de Cardel, sobre la carretera Xalapa-Veracruz.
De acuerdo con fuentes militares, un grupo armado arribó al establecimiento y disparó en contra de los federales sin mediar palabras.

Los supuestos criminales, según revelaron fuentes militares, fueron vinculados con el Cártel Jalisco Nueva Generación ...
"Cometieron una barbaridad terrible; son actos cobardes llenos de vileza que nos dan una idea de lo que nos estamos enfrentando, no nos estamos enfrentando a seres humanos, nos estamos enfrentando a bestias, a cobardes, a viles, a personas que son capaces de asesinar a niños, de tener secuestrados a los veracruzanos", aseguró el Gobernador Miguel Ángel Yunes en un mensaje en redes sociales. (Nota de Reforma)...
#
El joven brasileño, Celso Santebañes, que había gastado más de 46 mil dólares para parecerse al icónico muñeco Ken, murió  a los 20 años de edad, después de combatir la leucemia durante más de cinco meses.

Comenzó su transformación a los 16 años, después de ganar un concurso de modelos en Brasil, que le llevó a querer convertirse en Ken, el conocido muñeco de la compañía Mattel.
Desde ese momento, pasó a ser conocido como el "Ken de la vida real" y a cobrar más de 15 mil dólares por asistir a eventos, según señala el diario británico 'The Daily Mail'.
#
Las columnas políticas a 25 de junio de 2'17
Templo Mayor de Reforma

ASÍ COMO el PAN decidió participar en un frente amplio con miras a la elección presidencial del 2018, hoy el PRD hará la propio.

SE SABE que ayer hubo una reunión en la que participaron líderes de las tribus perredistas y el jefe de Gobierno de la CDMX, Miguel Ángel Mancera, para preparar el anuncio que hará hoy al mediodía la presidenta nacional, Alejandra Barrales.
SE ANTICIPA que a partir de mañana el PRD enviará cartas a ONGs, partidos políticos y representantes de la sociedad civil para invitarlos a sumarse a lo que ellos definen como un frente opositor y progresista.
SIN DUDA será muy interesante ver quiénes acompañan a Barrales en la conferencia de hoy, pues se sabe que están convocados todos los gobernadores perredistas y el propio Mancera. ¿Será que llegarán todos? Es pregunta que no sale con su domingo siete.
UNA MÁS O MENOS BUENA: en la zona de San Martín Texmelucan, en Puebla, fueron decomisados este fin de semana 50 vehículos usados por ordeñadores de ductos de Pemex para transportar la gasolina y el diesel que se roban a los puntos de venta clandestina.
UNA MALA: la cifra es bastante menor cuando se piensa que en un corralón ubicado en la capital de esa entidad hay más de mil unidades similares que han sido aseguradas en los últimos años.
Y UNA PEOR: por más camiones y contenedores que les quitan a los llamados huachicoleros, el "negocio" sigue viento en popa y, como ya es costumbre, se decomisaron los vehículos pero no hubo detenidos.
TAL PARECE que el gobernador poblano, Antonio Gali, y el gobierno federal insisten en apagar ese incendio forestal... ¡con un vaso de agua!
EL DESGASTE de casi cinco años en el cargo, el alza en los índices delictivos y el desempeño de su equipo en casos de alto impacto acabaron por pasarle la factura al hasta ayer procurador de la CDMX, Rodolfo Ríos.
ESO SÍ, su salida fue tersa comparada con la de otros ex integrantes del gabinete local que fueron cesados, como el ex titular de Turismo Miguel Ángel Torruco. La versión oficial es que él renunció, y se fue entre elogios de su ahora ex jefe, Miguel Ángel Mancera.
DE HECHO, hay quienes afirman que, después de unas breves vacaciones, Ríos comenzará a trabajar en lo que será la campaña de Mancera para buscar la candidatura presidencial.
LO QUE QUEDA pendiente es quién será nominado para tomar la Procuraduría capitalina lo que resta del sexenio; es decir, a quién le toca el tigre en la rifa.
#
Frentes Políticos/Excelsior
I. Preparado. Abiertamente en campaña como precandidato presidencial del Partido Acción Nacional, Rafael Moreno Valle, exgobernador de Puebla, alinea el camino rumbo a los comicios en 2018. En un discurso directo a los militantes de su partido en el Edomex, les dijo que se equivocaron con la designación de candidatos en la pasada elección, “y no debemos repetir el error en 2018”. Frente a más de dos mil 500 panistas, Moreno Valle dijo convencido que el panismo está pasando por un momento difícil, pero que es fuerte y con liderazgos importantes, “hay que dejar de andar buscando culpables y aprender de nuestros errores”, precisó. Si los panistas buscan a “el bueno”, mejor no lo ignoren.
II. Confianza. El Instituto Nacional Electoral afirmó estar listo para enfrentar su principal reto, organizar acertadamente los comicios de 2018, además de que los mexicanos acudan a las urnas confiados en que su decisión es la que se toma en cuenta para renovar tres mil 326 cargos de elección popular. El consejero Ciro Murayama informó que en 2018 se elegirán, entre otros cargos públicos, nueve gobernadores y al Presidente de la República. El INE deberá tener presente que entre sus principales prioridades está el combatir la falta de credibilidad, que no cede, ante el conteo de los resultados. Es la voluntad ciudadana la que importa en una elección, no la de los dirigentes partidarios. Ésa es la norma diáfana con la que se debe sellar cada jornada electoral.
III. Fuera de sitio. En Chihuahua, Sergio Escobedo, un político de 28 años y secretario de la sindicatura en Meoqui, escribió en su red social: “Vomito a todos los medios de comunicación del estado, reporteros, periodistas, medios digitales, prensa escrita que están al servicio del PRI. Publicando mentiras de funcionarios panistas para quemarlos. Por qué no publican mentiras de su chingada madre. Lo bueno que ya existen las redes sociales y ya no engañan a nadie. Y luego no chillen porque los matan”, señaló. Su jefa directa, Elsa García, lo corrió dos horas después. ¡No chille!
IV. Agua y aceite. Ante el derrumbe de la confianza, los partidos políticos tienden a desdibujarse y pronto no existirán los viejos términos “izquierda, derecha y centro”, pues como ya no les alcanza para que el ciudadano vote por ellos, se están “organizando” para crear un híbrido político de insospechadas dimensiones. El Comité Ejecutivo Nacional del PRD sesionará hoy en busca de la aprobación de una alianza con Acción Nacional. Pero las tribus perredistas están alertas y resaltaron el peligro. Carlos Sotelo, secretario de Asuntos Municipales, acusó tibieza ante el PAN, de su líder nacional, Alejandra Barrales. Cúbrase, porque se prevén tormentas.
V. La hora de la verdad. Mucho se ha escrito en torno al partido que, aunque a muchos les duela, forjó a esta nación, el PRI. No en vano estuvieron siete décadas en el poder absoluto. Por ello, ahora, rumbo a los comicios del próximo año, es primordial recomponer el estilo. Claudia Ruiz Massieu, secretaria general del tricolor, resaltó que gracias a que el PRI se modernizó, tiene posibilidades de éxito. “La oposición de izquierda se desdibuja, la derecha se consume y los populistas creen que tienen la verdad única”, dijo en el marco de su XXII Asamblea Nacional. Pero sabemos que los votos no se ganan con palabras. ¿Qué más ofrece el Revolucionario Institucional? Porque la demagogia ya pasó de moda. ¿Lo notó?
#
La estación/GERARDO GALARZA
Excelsior
Yo también
El espionaje, sobre todo el político, no es una actividad nueva. Lo han practicado gobiernos y particulares desde tiempos inmemoriales, en aras de presuntamente trabajos de “inteligencia” en pro de sus intereses, legítimos o no. Se usa también para el chantaje. Aterra más cuando se personaliza.
Por ello, sólo por ello, el escribidor rescata de sus estantes un libro editado en 1980, cuya edición corrió a cargo del gran Federico Campbell y fue publicado por Proceso. Su título es Espionaje político y es una selección de textos periodísticos publicados por los reporteros de aquella revista dirigida por Julio Scherer García, que relatan el espionaje del gobierno mexicano sobre sus ciudadanos y el primer intento de imponer la Cédula Única de Identificación.
En su portada se reproduce un magnífico dibujo de Rogelio Naranjo, e incluye textos de los reporteros Carlos Marín, Federico Gómez Pombo, Elías Chávez, Salvador Corro, Froylán M. López Narváez, Lucía Luna y Miguel Cabildo.
El libro recoge la historia de un inspector de la Dirección Federal de Seguridad (DFS), quien despedido decidió dar a conocer sus experiencias y las consecuencias que ello tuvo. No sólo hay entrevistas de denuncias, hay documentos y, principalmente, la presentación de las transcripciones de las conversaciones telefónicas y los reportes sobre aquellos que sufrieron el espionaje, principalmente empresarios y políticos de la oposición.
Los reporteros, la revista y el editor supieron que estaban documentado una práctica que existía desde siempre. Hubo entonces rasgamientos de vestiduras, anuncios y promesas de investigación de la Procuraduría General de la República, una inevitable Comisión investigadora de la Cámara de Diputados. Nada pasó.
Como nada pasó cuando aquella misma revista documentó la actividad de agentes de la Secretaría de Gobernación en las diversas “fuentes” periodísticas, de aquellos que coloquialmente eran conocidos como los reporteros del Bucareli News. Algunos de ellos, a juicio del escribidor, bien pudieron haber hecho una muy buena carrera periodística en cualquier medio de a de veras. Rigurosos, buenos jerarquizadores, sintéticos y muchas veces dispuestos a compartir información con tal de que fueran aceptados por la “fuente” y mantener su estatus.
El recuerdo viene fundamentado por el incumplimiento de una promesa personal del escribidor y que hoy intenta reparar, aprovechando la coyuntura, siempre salvadora.
Hará cosa de unos años, cuatro, seis u ocho, una reportera fue a la oficina y de su bolso sacó un documento y dijo: “Mira cómo los investigaron y lo que dijeron de ustedes”. El documento provenía, oficialmente tenía sellos y todo, del Archivo General de la Nación (AGN). Ella hacía una investigación sobre el tema y se había topado con él.
En resumen, el documento reproducía (reproduce) una nota sobre la “actividad delictiva” de los reporteros de Proceso. Todos, por orden alfabético del directorio de ese momento y con excepción de las mujeres, eran miembros de una banda de tratantes de personas hacia Estados Unidos, especialmente niños con propósito de explotación sexual, según un supuesto juicio que contra ellos se llevaba en una Corte de San Diego, California. Eran los tiempos de Miguel Nassar Haro en la DFS. Si la memoria no falla y por razón ignorada, esa “peligrosa banda” era encabezada por el escribidor y por Pablo Hiriart, y tenían como lugarteniente al bueno de Manolo Robles.
La reportera aceptó compartir el documento; el escribidor lo fotocopió y lo llevó a su mujer, también exreportera de aquella revista y con una maestría en historia, quien le dijo: ¿Qué vas a hacer? Nada, respondió el escribidor. ¿Cómo? Es un documento en un archivo oficial. Les servirá a los investigadores y estudiosos de hoy y del futuro, reviró. Tú sabes que es falso, dáselo a las hijas y les contamos, respondí. Está bien, ¿y luego? ¿Cómo luego? Sí, luego; ese documento se mantendrá ahí siempre y dentro de cien años ni tú ni yo ni tus hijas ni tus nietos ni nadie que te y los conoce existirá para desmentirlo. Bueno, lo desmentiré públicamente. Y no, nunca lo había hecho. Hoy parece una buena oportunidad.
Qué conste. Ni el escribidor ni ninguno de los mencionados en ese documento traficaron con niños. Teníamos otros muchos vicios y pecados, pero ése no, y ninguno que ameritara la comparecencia ante un juez y mucho menos en Estados Unidos.
Por cierto, y esto sí es presunción pura, pero también necesaria: el escribidor no es coautor del libro de Campbell, porque simplemente la nota que le encargó Carlos Ramírez, su jefe entonces, no ocurrió. Fotografía de José de Jesús Ramón García, aquel exinspector de la DFS, en mano, el escribidor entonces reportero suplente en la fuente policiaca fue al Servicio Médico Forense y a las “planchas” de las delegaciones en su búsqueda, luego de que se reportó como desaparecido, después de la denuncia que hizo. Cuando reapareció anunció que había retirado su demanda de reinstalación laboral. Así se reporteaba entonces
#
 Venezuela,  apuesta viva…
De naturaleza política/ENRIQUE ARANDA
Excelsior
Venezuela, apuesta viva…
El repudio internacional contra el régimen de Nicolás Maduro, así como los consensos en apoyo de una población hundida en la pobreza y en la desesperanza, alcanzan tal nivel, que abonar a esta lucha resulta justo y necesario.
Concluidos, sin el resultado esperado, los trabajos de la 47 Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), celebrados en Cancún, Quintana Roo, nadie en México, en el ámbito gubernamental al menos, parece apostar ya al surgimiento de nuevas alternativas para presionar en favor del retorno de la democracia plena y el respeto a la libertad y derechos humanos en Venezuela… cuando no sea ¡en la Secretaría de Relaciones Exteriores! donde, de manera coloquial, se asegura que “esto no ha terminado…”.
Y no ha terminado, explican, porque tanto en el ánimo del presidente Enrique Peña Nieto como en el del canciller Luis Videgaray Caso, urgidos ambos de triunfos que les permitan arribar en mejores condiciones, igual a la inminente XXII Asamblea Nacional del Revolucionario Institucional (PRI) que en los hechos constituirá el banderazo de arranque hacia las presidenciales de 2018, que al V Informe y al último tramo de la administración sexenal, la crisis venezolana constituye una excelente oportunidad de alcanzar aquellos.
A fuerza de ser sinceros, hay que aceptar que la apuesta no suena ni absurda ni carente de sentido o posibilidades de ofrecer ganancias cuantiosas, puesto que, a la vista lo que de manera cotidiana viene ocurriendo en la Venezuela chavista de dos o tres años a la fecha, el repudio internacional contra el régimen de un personaje que además de dictador se evidencia ignorante, cual es el impresentable Nicolás Maduro, así como los consensos en apoyo de una población hundida en la pobreza y en la desesperanza alcanzan ya tal nivel, que encabezar o de alguna forma abonar a esta lucha resulta no sólo (políticamente) recomendable sino, también, esencialmente justo y necesario.
Más, habría qué destacar que, cuando tras el fallido intento encabezado por los gobiernos de México, Estados Unidos y los gobiernos de 18 países más, de consensuar una resolución de corte regional, en el seno de la OEA pues, que forzara a Maduro a dejar en libertad a casi un millar de presos políticos y dejar sin efecto su mandato en favor de crear una Constituyente que reescriba la Carta Magna venezolana, las exigencias de avanzar por esta ruta se han acrecentado más que, como algunos pensaron, tendido a disminuir…
Que a nadie extrañe entonces si, en un brevísimo plazo, vemos al canciller Videgaray Caso y a los suyos en el relanzamiento del esfuerzo por abonar al retorno a los derechos fundamentales en la nación sudamericana que, como ocurrió en Cancún, concentra hoy la atención mundial.
La apuesta, insistamos, al margen lo que de justo tiene en sí misma la causa, no parece mala…
ASTERISCOS
* México está en grave riesgo de colapso, pues son muchas las promesas incumplidas y las traiciones que el pueblo ha sufrido y éstas no se olvidan con simples discursos, advirtió la presidenta del Tribunal Contencioso Administrativo local, Yasmín Esquivel Mossa, quien, otra vez, insistió en la urgencia de poner freno a la corrupción e impunidad... ¡Se multiplican las voces!
* Más de uno de los sumisos miembros de la panista Comisión Permanente levantó las cejas cuando, el jueves, escucharon decir a su derrotado candidato en Coahuila, Guillermo El Compadrito Anaya, que cuenta con todo para probar el fraude de que fue objeto… cuando, refieren, fue él mismo quien un día antes de iniciarse el conteo final, el miércoles 8, confió que, si acaso, contarían con 75% de las actas…
* Si bien, a decir de los enterados, se veía venir…, fue hasta la tarde-noche de ayer que, de manera oficial, el gobierno del cuestionado Miguel Ángel Mancera Espinosa confirmó finalmente la renuncia de Rodolfo Ríos Garza a seguir encabezando la Procuraduría General de Justicia en la capital del país. Nada se dijo de los motivos de la dimisión ni, aún, sobre su eventual relevo…
Veámonos aquí mañana, con otro asunto De naturaleza política.
#
LOS INTOCABLES/
RICARDO ALEMÁN
Milenio
Aquí dijimos que uno de los problemas graves de la prensa mexicana es que ciertos periodistas se creen intocables.
Suponen que pueden mentir y difamar, no solo al ciudadano sino las instituciones, de manera impune.
    Sin embargo, cuando la autoridad insinúa investigar a quienes mienten y difaman, “Los Intocables” lloriquean que el gobierno los persigue.
    Así ocurrió el jueves, cuando Peña Nieto negó que su gobierno espíe periodistas y activistas y dijo que no existe prueba de ello. Dijo: “espero que la Procuraduría General de la Republica, con celeridad, pueda deslindar responsabilidades… y espero que al amparo de la ley (la justicia) pueda aplicarse contra aquellos que han levantado estos falsos señalamientos contra el gobierno”.
    El comentario desató una paliza contra el Presidente. Y reaparecieron Los Intocables; que si el Presidente amenazó a periodistas, que si atentaba contra la libertad de expresión, que si anunciaba una persecución…
    En efecto, el fraseo presidencial no fue adecuado y, por eso, “la madriza”.
    Sin embargo –y en rigor--, lo que dijo Peña no es más que el camino legal, a pesar de que se retractó. ¿Por qué?
    Porque para investigar el supuesto espionaje del gobierno –lo que reclaman Los Intocables--, la indagatoria debe llegar no sólo a los periodistas, sino a los medios. ¿Por qué?
    Por norma legal y por sentido común. Porque para investigar el origen del supuesto espionaje gubernamental, la investigación debe tocar a los espiados –los periodistas--, quienes deben presentar denuncia, pruebas y responder preguntas básicas.
    Y es que el espionaje sin medios de poco sirve. Si los medios no difunden el producto del espionaje, no tiene razón de ser el espionaje. Todos los días, distintos audios, videos y documentos producto de espionaje pasan por textos, micrófonos y pantallas de periodistas que hoy gritan que son espiados y perseguidos.
    ¿Quién entregó a Brozo los video-escándalos? ¿Quién a Loret los muchos videos difundidos en su matutino? ¿Quién a Aristegui el espionaje de “La Casa Blanca” y otros audios y videos? Quién entregó los videos de Eva Cadena…? 
¡ Si el espionaje afecta a otros, que se chinguen, mientras no toque a Los Intocables!
    No aceptan Los Intocables que si alguien espía –gobierno, partido, empresa, o medios--, la otra pieza del espionaje es la difusión; medios corresponsables. Y es que espionaje y medios son la simbiosis perfecta.
Si se investiga al que espía, se debe investigar al medio y a “Los Intocables” que difunden el espionaje. Se debe saber, por ejemplo, el criterio y el interés que mueve a periodistas y medios, al difundir lo espiado. ¿Si el espionaje  limitó el periodismo de los “espiados”? ¿Cuántas “joyas periodísticas” abortaron a causa del espionaje?
    ¡Intocables, impunes y llorones!

     Al tiempo.
#
Origen de la violencia/Gabriel Zaid
Reforma
Los animales matan para comer, pero sus presas son de otra especie. Las disputas entre sí terminan en que el perdedor se va.
La especie humana es la excepción. "El hombre es el lobo del hombre" -dice un adagio antiguo. Lo citan Freud (El malestar en la cultura) y Konrad Lorenz (Sobre la agresión: el pretendido mal) arguyendo que la agresión es natural. Pero matarse unos a otros no es natural. Caín mató a su hermano Abel, pero los lobos no se matan entre sí.
Erich Fromm (Anatomía de la destructividad humana) lo precisa. Hay instintos protectores (de las crías, de la manada), no sólo agresivos; y la agresión misma tiene un sentido protector.
"No matarás" es una prohibición antiquísima, con excepciones que fueron desapareciendo (los sacrificios humanos, el derecho del padre de matar a su hijo). Las últimas excepciones (la guerra y la pena de muerte) se desprestigiaron en el siglo XX.
La guerra fue vista como algo heroico desde la Ilíada hasta los himnos nacionales de México y muchos otros países. Caso raro: Aristófanes inventó una heroína de comedia (Lisístrata) que organiza una huelga sexual de las atenienses contra la Guerra del Peloponeso. Pero, todavía en 1914, un hombre inteligente y bueno como Charles Péguy fue con alegría a la guerra, en la cual murió.
Esa Guerra Mundial produjo un cambio histórico de actitud. La matazón fue espantosa. Hubo 68 millones de combatientes, de los cuales el 57% acabaron muertos, heridos o desaparecidos. El pacifismo, que había sido una idea filosófica, se volvió un sentimiento social contra la guerra después de 1918, y más aún después de las bombas atómicas contra Hiroshima y Nagasaki en 1945. Los gases venenosos y los bombardeos habían cruzado otro límite: no matarás a la población civil.
En México, algunos cambios de régimen político (Independencia, Revolución, Democracia) desataron la violencia. En los tres se destruyó el poder absoluto que sofocaba la violencia. Porfirio Díaz lo dijo contra Francisco I. Madero: "Panchito soltó el tigre. A ver si es capaz de enjaularlo otra vez".
En la Independencia, la insurrección fue armada. La encabezó un cura irresponsable que llamó a "coger gachupines". En la Revolución, fue civil y civilizada, pero desatendida por el dictador hasta que se volvió armada. En la Democracia, fue civil y civilizada por ambas partes; y así empezó la alternancia de partidos en la presidencia. Pero la destrucción del presidencialismo tuvo consecuencias.
Los gobernadores de los estados teóricamente "libres y soberanos" se volvieron presidentitos dueños de vidas y haciendas.
El crimen, antes sujeto a la presidencia, se organizó por su cuenta, al margen del poder político y hasta con ambiciones de poder político.
Consecuencias siniestras: la prosperidad de los traficantes de drogas y personas, la industria de la extorsión y el secuestro, el asesinato de periodistas como forma radical de censura.
Una consecuencia positiva fue el mayor desarrollo de la sociedad civil (que fue primero causa y luego efecto de la destrucción del poder absoluto). De especial importancia han sido la emancipación de la prensa y la multiplicación de asociaciones voluntarias. Pero el desarrollo institucional toma tiempo.
Los poderes legislativo y judicial no estaban preparados para la emancipación. Tampoco los partidos ni los sindicatos. El sindicato educativo, que conserva su escala soviética (1.6 millones de afiliados), se volvió desafiante. Los partidos, cínicos.
La Democracia produjo un vacío donde actúan con impunidad los poderes arbitrarios, la corrupción y el crimen.
En estas circunstancias, ha sido admirable la institucionalidad de las fuerzas armadas. En otros países, ya estarían penando en "poner orden" con un golpe. También admirable es que pidan reglamentar su intervención (contra la subversión armada del crimen organizado), dándole un marco legal. Hace falta, además, una estrategia conjunta de las acciones federales, estatales y municipales contra la delincuencia.
Transitoriamente, deberían militarizarse las prisiones federales. Son focos de violencia ilegítima: injusticia, inseguridad, asaltos, golpizas, robos, extorsiones, torturas, violaciones, asesinatos, motines y fugas. Una vez saneadas, el ejército las entregaría a la Secretaría de Gobernación sin llevarse al personal que tomó el control: volviéndolo civil.
Con cárceles dignas de un pleno Estado de derecho, habría una buena base en la lucha contra el crimen.
#
Cuál es el problema?/Luis Rubio
Reforma
Una solución debe siempre responder a un problema específico. Sin embargo, una de las peculiaridades de nuestra vida política radica en la propensión a convertir en mantra ideas que no necesariamente responden al problema que se pretende resolver. Tal es el caso de la segunda vuelta electoral.
La segunda vuelta en Francia fue producto de dos rondas de reforma después de la Segunda Guerra Mundial -la Cuarta y Quinta Repúblicas- y resultó de un proceso de prueba y error en las condiciones particulares de ese país. Copiar el mecanismo no garantiza que se resuelvan los problemas del México de hoy.
La reforma política de 1977 tuvo un objetivo preciso, específico y claramente definido: se buscaba incorporar en el mundo de la institucionalidad a un segmento de la vida política que, por décadas, había vivido en el clandestinaje. Al no tener participación formal en el marco político institucional, diversas fuerzas de izquierda se habían radicalizado, algunas habían optado por el camino de la guerrilla e, incluso, el terrorismo. El objetivo de la reforma era, en consecuencia, muy claro y muy simple: sumar a esas fuerzas en los procesos políticos formales. La reforma fue un gran éxito.
La reforma electoral de 1996 fue más difusa porque intentó resolver diversos problemas a una misma vez. Por una parte, se buscaba crear mecanismos consensados y transparentes de acceso al poder. Por otra parte, se procuraba crear condiciones para una transición política, es decir, para una eventual derrota del PRI. No necesariamente tiene que haber contradicción entre estos dos propósitos, pero la reforma sólo resolvió la primera parte de la ecuación, creando al IFE y estableciendo reglas para que los partidos políticos interactuaran, compitieran y tuvieran la misma posibilidad de acceder al poder.
Lo que esa reforma no resolvió, como es patente hoy, veinte años después, fue la estructura del gobierno: ni al gobierno ni a los partidos se les ocurrió que un cambio en las reglas de acceso al poder podría ser enormemente disruptivo para la vida cotidiana, por ejemplo, en asuntos de seguridad. De igual forma, no se contempló que el país había mantenido su (declinante) estabilidad gracias a la centralización del poder en la presidencia y que, cuando el PRI fuese derrotado, esa concentración del poder desaparecería, creando una crisis de gobernabilidad.
Lo que hoy tenemos frente a nosotros es una situación caótica en la seguridad, ausencia de pesos y contrapesos, sobre todo a nivel estatal y local, y la inexistencia de mecanismos institucionales para la rendición de cuentas. Es decir, tenemos una crisis de gobernabilidad: lo que hay no sirve para resolver los problemas que hoy aquejan al país, desde la seguridad hasta la regulación de la economía.
En adición a lo anterior, desde 2006, el país padece un problema serio (y paradójico) de legitimidad. Aproximadamente una tercera parte del electorado no reconoce la legitimidad de los resultados electorales, a pesar de la generalmente excepcional solidez y profesionalismo de la administración de los comicios y de los mecanismos de resolución de disputas. La pregunta obvia es: ¿qué pasa si el candidato favorito de esa tercera parte del electorado queda excluido de la segunda vuelta? A menos de que uno tenga certeza de que se acabaría el problema de legitimidad, la segunda vuelta no resolvería ese problema esencial.
De esta forma, tenemos dos problemas y, ahora, una solución mágica. Se afirma que la segunda vuelta electoral resuelve todos los problemas y, adoptándola, entraríamos al nirvana político. Sin embargo, la segunda vuelta es una posible solución a un problema, no a todos los problemas. De ahí que sea indispensable definir cuál es el problema que se pretende resolver. Las reformas políticas de 1977 a la fecha han intentado resolver el problema de los partidos, pero no el del 99% de los mexicanos que padece las consecuencias de un pésimo sistema de gobierno.
La segunda vuelta atiende un problema de percepción: no es lo mismo un triunfo con 29% de los votos que uno con el 51%. Si el problema es de legitimidad -o sea, de la aceptación del resultado electoral por todos los mexicanos (y la plena certeza de que así sería)- entonces la segunda vuelta es una respuesta idónea. Por otro lado, si el problema es de institucionalización del poder -o sea, acotar a futuros presidentes para que, por medio de un entramado de pesos y contrapesos, no puedan actuar de manera caprichosa, y al congreso para que le responda a la ciudadanía- entonces la segunda vuelta puede o no ser parte de la solución, pero tendría que incluir muchos otros elementos. No existe una solución mágica.
Por otro lado, si el problema es de gobernabilidad, el objetivo debería ser ese. La incipiente democracia mexicana está en problemas porque tiene un sistema electoral mucho más avanzado que el sistema de gobierno existente. A México le urge una reforma cabal del gobierno para que los gobernantes que sean electos trabajen para la ciudadanía, resuelvan los problemas y creen condiciones para el desarrollo del país. Nada de eso es electoral y menos se resuelve con una segunda vuelta. Lo imperativo es definir bien el problema. Continuará.
@lrubiof
#
Abajo el Gran Hermano/Eduardo Caccia
Reforma
Mucho se ha escrito sobre el espionaje de Estado que durante la semana cimbró a la opinión pública. Hace poco escribí ("Postprivacidad", Reforma, 21-05-17) que vivimos en una era donde estamos dejando un rastro digital, en la que nuestra vida privada está al alcance de los analistas de la gran información, el Big Data. No es que nos espíen sino que nuestra cotidianidad es reportable vía el teléfono inteligente, una invención que ha impactado la vida contemporánea y que será vista con el paso del tiempo como lo fue el fuego, la rueda y el automóvil.
La facilidad tecnológica tiene también su lado vulnerable, más cuando se es blanco de espionaje altamente sofisticado. Mi interés hoy es explorar qué motiva la conducta humana para espiar.
El miedo ha sido uno de los grandes motivadores del ser humano. Así como en el argot policiaco se dice "sigue el dinero", yo digo "sigue el miedo". Mi hipótesis es que el miedo es el motivador del gobierno. No está mal que un gobierno tenga miedo, pero de los naturales enemigos del Estado, terroristas, bandas del crimen organizado. Si se ha decidido espiar a activistas sociales que buscan un mejor país, periodistas promotores de la transparencia, investigadores que sacan a la luz información incómoda para el gobierno, la pregunta obligada es ¿por qué el gobierno mexicano le tiene miedo a un grupo de ciudadanos que no son enemigos del Estado? Lo voy a responder así: si yo fuera un ladrón y entro a una tienda de autoservicio para robar, estaría muy interesado en bloquear las cámaras de seguridad y las pantallas que me exponen ante los demás. La verdad y la transparencia pueden ser enemigos del gobierno, no deberían serlo del Estado.
"Estamos asustados por la fragilidad y la vacilación de nuestra situación social, vivimos en la incertidumbre y en la desconfianza en nuestros políticos e instituciones". Son palabras que parecen encajar en la realidad nacional. Las dijo el eminente Zygmunt Bauman, recientemente fallecido, quien a sus 86 años conservaba una lucidez envidiable para señalar que ante el cortoplacismo y el ataque de lo efímero "nuestra única certeza es la incertidumbre". Para el sociólogo polaco hay dos valores indispensables para el florecimiento de la vida humana: seguridad y libertad, pero apuntó la paradoja: a mayor libertad, menor seguridad, a menor libertad, mayor seguridad.
Los mexicanos hemos ampliado nuestro rango de libertad respecto del siglo pasado. El régimen autoritario, la "dictadura perfecta", fue cediendo espacios de control ante presiones cada vez más fuertes. Esta libertad no ha venido acompañada de un fortalecimiento institucional sino de una multiplicación de caudillos donde el gobierno tiene menos control que antes, lo que explica nuestra libertad y, diría Bauman, nuestra falta de seguridad. ¿Qué tanto de tu actual libertad sacrificarías en favor de tu seguridad y la de tu familia? La respuesta no es fácil, he ahí el conflicto que nos dejó el autor de Miedo líquido: La sociedad contemporánea y sus temores.
Es inevitable pensar en la Policía del Pensamiento de la multicitada novela de George Orwell, 1984, donde Winston Smith, el protagonista que persigue permanecer humano ante lo inhumano del control estatal, comete el peor de los crímenes: piensa contrario al Estado totalitario y lo manifiesta escribiendo repetidas veces en su diario: "Abajo el Gran Hermano". Los periodistas aludidos en el caso del espionaje con el sofisticado sistema israelí Pegasus nos recuerdan a Winston, su "crimen" ha sido el peor de todos, el del pensamiento, han denunciado, han sacado a la luz información que no le conviene al gobierno, han promovido iniciativas tan saludables para la transparencia y la rendición de cuentas como la Ley 3 de 3, son figuras incómodas para quienes quieren mantener en lo oscuro su paso por la política mexicana.
El hombre de la cueva necesitaba espiar a sus vecinos. Necesitaba la certeza de que al salir a cazar, los suyos quedarían a salvo, que el cavernícola de al lado no se comería a su esposa y a sus hijos. Tenía miedo a los depredadores y a los fenómenos naturales. Este miedo e incertidumbre siguen con nosotros y hacen las palabras de Bauman cada vez más sonoras: "el único largo plazo es uno mismo".
@eduardo_caccia
#
Balam Seguridad Privada
Revista Proceso # 2121, 25 de junio de 2017...
Una singular estrategia comercial/
MATHIEU TOURLIERE, RAÚL OLMOS Y DANIEL LIZÁRRAGA*
Balam Seguridad Privada es una de las empresas intermediarias que vendió al gobierno mexicano el polémico software Pegasus, cuyo propósito es infectar teléfonos celulares a través de mensajes de texto para tomar el control del dispositivo, incluidos su micrófono y su cámara. Los estrategas de esa singular firma son el empresario mexicano Rodrigo Ruiz Treviño y el israelí Asaf Zanzuri, quienes en sociedad lograron posicionarse como proveedores de sistemas de inteligencia y seguridad en sólo dos años. Esta es su historia.
Para convertir a su empresa Balam Seguridad Privada en uno de los principales proveedores del gobierno federal en sistemas de inteligencia y seguridad en menos de dos años, un par de jóvenes empresarios decidió asociarse y adoptar una exitosa estrategia comercial.
Asaf Zanzuri, oriundo de Israel, se encargó de conseguir las tecnologías con compañías de su país natal, mientras que su socio mexicano Rodrigo Ruiz Treviño abrió las puertas de las agencias nacionales del sector.
Ruiz Treviño, de 35 años, está relacionado con la élite política: es sobrino de Guillermo Ruiz de Teresa, amigo cercano del senador priista Emilio Gamboa Patrón, que se desempeña como “coordinador” de Puertos y Marina de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) en la administración de Enrique Peña Nieto.
Ruiz de Teresa escaló en la política siempre de la mano de Gamboa Patrón. Ambos han estado juntos incluso en momentos difíciles, como en el caso Pemexgate,­ pues participaron en la estructura ilegal de financiamiento a la campaña presidencial del priista Francisco Labastida en el año 2000.
Aunque en el organigrama de la SCT Ruiz de Teresa aparece como coordinador de área, tiene el rango de subsecretario, con una percepción bruta de 161 mil pesos mensuales. En la reestructuración que se proyecta para esa coordinación de Puertos se planteó la posibilidad de convertirla en subsecretaría.
Antes de fundar Balam Seguridad Privada –el 15 de mayo de 2012– y convertirse en proveedor oficial, Ruiz Treviño sólo tenía experiencia en el negocio de restaurantes y bares. En las redes sociales solía presumir su vida de mirrey. Zanzuri, por su parte, había trabajado en la industria del espionaje en Israel y Europa, según su currículum.
Balam es una de las empresas intermediarias que vendió al gobierno mexicano el polémico software Pegasus, desarrollado por la empresa israelí NSO, cuyo propósito es infectar teléfonos celulares a través de mensajes de texto para tomar el control del dispositivo, incluidos su micrófono y su cámara.
En julio de 2015 Proceso reveló que Balam Seguridad Privada –y su filial Grupo Tech Bull– surtieron a diversas agencias de seguridad mexicana material de intercepción, así como un centro de mando desarrollado por Elbit, una de las principales compañías de Defensa de Israel.
Las agencias receptoras pertenecían a la Secretaría de Marina, la Procuraduría General de la República, el Centro de Investigación y Seguridad Nacional, la Policía Federal, así como “una gran cantidad de procuradurías, incluida la del Estado de México”.
Meses antes, el 6 de febrero de 2014, Balam Security sirvió de intermediario en la venta de dos aviones de espionaje Dominator XP –fabricados por Aeronautics Ltd– a las Fuerzas Armadas de México. El negociador del contrato fue Zanzuri.
Este semanario también reveló, en la investigación global Panama Papers, que a principios de 2015 Ruiz Treviño y Zanzuri pretendieron abrir dos fideicomisos en Nueva Zelanda –The Diamond Trust y The Sapphire Trust– y otro en Holanda, para evadir sus obligaciones fiscales y mover dinero desde cuentas abiertas en Suiza.
Para ello, contrataron los servicios del despacho panameño Mossack Fonseca y del abogado mexicano Alejandre Doporto, ambos especializados en la incorporación de estructuras offshore.
En caso de que las autoridades emprendieran una investigación, sólo aparecerían como directores de los fideicomisos empleados de Mossack Fonseca en Nueva Zelanda. Tenían todo calculado; incluso dos años antes crearon la firma llamada Orion Trust, la misma oficina puesta al servicio de Juan Armando Hinojosa Cantú, el constructor de la Casa Blanca de Lomas de Chapultepec de Angélica Rivera y Enrique Peña Nieto.
El enlace
A finales de 2014 un empleado de Balam Security se comunicó con la empresa italiana Hacking Team, una firma rival de NSO en el desarrollo de programas espía para gobiernos, con la finalidad de informarle que Balam Security representaba “una gran cantidad de empresas israelíes porque uno de los propietarios, Asaf Zanzuri, es de Israel”.
Los archivos internos de Hacking Team, que WikiLeaks publicó en julio de 2015 –incluidos miles de correos electrónicos–, muestran que Ruiz Treviño era el enlace de la empresa con agencias del gobierno mexicano.
En un correo electrónico, fechado el 29 de noviembre de 2014, un intermediario israelí llamado Eric Banoun presentó a Ruiz Treviño como “uno de los mayores jugadores hoy en el campo de las soluciones de inteligencia en México”, e informó que era el principal negociador con la PGR, entonces a cargo de Jesús Murillo Karam.
En aquel entonces, Balam se encontraba en una situación difícil: había vendido –y cobrado– a la PGR por la venta de un paquete de 500 infecciones del sistema Pegasus. Sin embargo, cuando NSO se enteró de que la venta se había concretado, aumentó sus precios 50%. Balam buscó una solución que permitiera sustituir Pegasus; se acercó con Hacking Team, que desarrollaba el sistema Remote Control System, capaz, como Pegasus, de tomar el control de los dispositivos móviles.
En su edición del miércoles 21, el periódico Reforma informó que, pese a una serie de problemas, Balam finalmente pudo vender Pegasus a la PGR. El presupuesto asignado para esa compra fue de 148.5 millones de pesos, pero el costo pudo ser mayor.
En septiembre de 2016, el diario The New York Times informó que el gobierno mexicano había pagado 15 millones de dólares en 2014 por el sistema de espionaje, equivalente a 202 millones de pesos, al tipo de cambio de entonces.
Según los correos de Hacking Team filtrados por WikiLeaks, Ruiz Treviño también intervino en la negociación para abastecer equipos de seguridad a por lo menos cinco estados de la República: su correo electrónico apareció en la negociación de contratos para el Estado de México, Chiapas, Baja California, Puebla y Michoacán, aunque no se precisa si las ventas se concretaron.
Bajo la sombra de Gamboa
Guillermo Ruiz de Teresa, el tío de Ruiz Treviño, tiene mucha influencia en los círculos­ políticos. Hace 17 años estuvo involucrado en el desvío de fondos del sindicato petrolero a la campaña presidencial del PRI. En ese escándalo de corrupción también participó Emilio Gamboa Patrón, su amigo desde hace décadas.
Ambos crearon, casi a la par, dos asociaciones civiles que sirvieron como fachada para traspasar por lo menos 500 millones de pesos del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana a la campaña del priista Francisco Labastida Ochoa en el año 2000. Las asociaciones compartían el mismo objeto social, domicilio y secretario técnico: Jorge Cárdenas Elizondo, tesorero del PRI en la campaña presidencial del 2000 y principal señalado en el desvío de fondos en el Pemexgate.
En aquellos días, Ruiz de Teresa y Gamboa tenían cargo en el PRI: el primero era secretario general adjunto y secretario particular del candidato Labastida; el segundo era secretario técnico del Consejo Político Nacional y coordinador de gestión de la campaña presidencial. Pese a las pruebas y testimonios, este caso de corrupción nunca fue castigado, y dos de los principales involucrados continuaron su ascenso político.
Y aunque el PRI perdió la elección ese año, Gamboa y Ruiz de Teresa se posicionaron. El primero logró un escaño en el Senado, luego fue diputado federal y de ahí pasó a la secretaría general de la Confederación Nacional de Organizaciones Populares, organismo que también cobijó a Ruiz de Teresa como secretario de Comunicación, coordinador ejecutivo y secretario adjunto.
En septiembre de 2009 Gamboa ayudó a su amigo a llegar al Congreso federal, en una maniobra que se convirtió en un escándalo nacional: la renuncia colectiva de diputadas para ceder su lugar a sus suplentes. Yulma Rocha, quien venía de ocupar una diputación local en Guanajuato, cedió su posición en el Congreso federal a Ruiz de Teresa, quien pese a ser oriundo de la Ciudad de México declaró ser residente de San Miguel de Allende, donde tiene una casa de descanso.
Ruiz de Teresa y Gamboa refrendaron su amistad en octubre de 2016 cuando viajaron al área natural protegida Arrecife Alacranes, frente a la costa de Yucatán, donde fueron de paseo con el empresario Emilio Díaz Castellanos, contratista del gobierno federal y dueño del helicóptero en el que se trasladaron.
Un grupo de lugareños tomó imágenes de los visitantes cuando descendieron de la aeronave. El video se viralizó en redes sociales en medio de protestas de grupos ambientalistas. Ruiz de Teresa se justificó. Dijo que había ido a Yucatán invitado por Díaz Castellanos, un empresario que impulsa proyectos de infraestructura portuaria en el sureste del país.
El “mirrey”
Rodrigo Ruiz Treviño, nacido en San Miguel de Allende y dedicado a un negocio marcado por el sello de la secrecía y la inteligencia militar, no mantiene el perfil discreto que podría esperarse de un empresario dedicado a esos menesteres. Todo lo contrario: presume una vida de lujos al estilo mirrey, que adoptan algunos integrantes de la clase pudiente de México.
Acostumbra aparecer en revistas de sociales –una de ellas lo retrató como “uno de los empresarios más guapos de México”– y recordó su amorío con Anahí Puente, ahora primera dama de Chiapas. El joven empresario inunda sus cuentas de redes sociales con fotografías suyas practicando sus hobbies –sobre todo golf– o alardeando su cercanía con personajes famosos.
El 26 de junio de 2012, incluso publicó una fotografía con la camisa desabrochada y la mano izquierda sobre el hombro de Enrique Peña Nieto, entonces candidato presencial. Acompañó la imagen con la leyenda: “Aquí con mi próximo Presidente de México @EPN!!! #PeñaPresidente”.
Previo a la creación de Balam Security, Ruiz Treviño administraba los negocios familiares. El 11 de octubre de 2007 su padre incorporó tres empresas en Manzanillo, Colima, en las que incluyó a su esposa e hijos –entre ellos Rodrigo– como accionistas, según las actas constitutivas de esas firmas, consultadas para la elaboración de este reportaje.
Operadora Moorea se dedicaba a la administración de bares y restaurantes y a la organización de eventos; Diversiones Moorea, se especializada en la vida nocturna, y Centros de Negocios del Club, vendía ropa y distribuía productos diversos. En las tres empresas el padre nombró a su hijo mayor, Alberto Ruiz Treviño, administrador único.
El año siguiente, el 19 de noviembre de 2008, Rodrigo Ruiz cofundó la empresa Comercializadora Integral de Querétaro, con tres amigos, uno de los cuales era Enrique Fausto Zorrilla Vázquez Mellado, un empresario de su edad que presidió entre 2010 y 2013 el Instituto Político Empresarial, una asociación civil perteneciente al PRI.
De acuerdo con el registro público de la propiedad, Ruiz Treviño y Zorrilla Vázquez Mellado son ahora los únicos dos accionistas de la empresa.
Empresa “de papel”
En las importaciones de equipos de Israel realizadas en febrero y en marzo de 2017, Balam Seguridad Privada reportó que su domicilio estaba en la calle Nebraska 157, interior 1, en la colonia Nápoles de la Ciudad de México.
Esta dirección conduce a un edificio corporativo de cuatro pisos. Ninguno de los 10 nombres que aparecen en el interfono coincide con el de la empresa. Sin embargo, al tocar el timbre correspondiente al piso 2 02, una mujer respondió de manera afirmativa cuando se le preguntó por la empresa Balam Security.
La empleada esperaba la visita de un empleado de banco, pero al enterarse de que su interlocutor era periodista y buscaba a Ruiz Treviño su tono cambió. “¿Qué empresa me dijo que buscaba?”, preguntó. Y terminó por decir: “No, no somos (de esa empresa)”. Y agregó: “Me confundí”. Nunca abrió la puerta.
Balam oculta a otra compañía asentada en un bodegón vacío en San Luis Potosí, cuya única actividad comercial visible ha sido la importación de obras de arte de una lujosa red de galerías de Estados Unidos. Cabe destacar que la esposa de Ruiz Treviño, Alejandra Gómez Sainz, es artista plástica.
En junio de 2012 los dueños de Balam decidieron registrar el nombre de la empresa como marca comercial y encargaron el trámite ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual (IMPI) a la compañía CITELAE del Centro, que tiene su domicilio en la calle Pedro Moreno 750, en la capital potosina.
Sin embargo, el domicilio corresponde a una bodega vacía, a una refaccionaria y a un pequeño local que vende alarmas para coches. El único rastro de la empresa es una pared con el nombre de CITELAE del Centro.
En un trámite realizado ante el IMPI, los representantes de la compañía aportaron otro domicilio: Pedro Moreno 911, también en San Luis, pero en esa dirección hay una bodega Aurrerá y una pollería, junto a una estación de gasolina.
Las plataformas Importgenious y Panjiva, especializadas en rastreo de transacciones de comercio exterior, reportan sólo una operación de esa misteriosa empresa ligada a Balam: el 25 de enero de 2013, CITELAE del Centro importó, a través del aeropuerto de Toluca, piezas de arte con valor de 190 mil dólares, equivalente a 2.4 millones de pesos al tipo de cambio de entonces.
Las piezas de arte las compraron en Martin Lawrence, la exclusiva cadena de galerías de Estados Unidos que ha vendido obras de Marc Chagall, Salvador Dalí, Joan Miró, Pablo Picasso, Rembrandt, Renoir y Andy Warhol. l

* Olmos y Lizárraga son integrantes de la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI).

No hay comentarios.: