9 jul. 2017

Las columnas políticas , domingo 9 de julio de 2017

Trump, publicó en su Twitter que discutió, en su primera reunión con Putin del viernes, la formación de "una impenetrable unidad cibernética" conjunta. La afirmación sorprende después de que asegurara que presionó a Putin por la injerencia electoral que, según las agencias de inteligencia estadounidenses, se llevó a cabo mediante ciberataques.


Sorprende más aún, después de que la prensa -El Times-, revelara intentos de infiltración rusa en la red de votación de EU, así como en centrales nucleares y otras infraestructuras clave.
La  unidad planeada en la reunión con Putin durante la cumbre del G20 de Hamburgo, servirá, según Trump, para evitar "hacking en las elecciones y otras cosas negativas, que estarán protegidas y seguras".
Como contrapunto, Trump pareció alimentar dudas sobre si la oposición demócrata fue responsable de sus propios ciberataques al cuestionar por qué no actuó cuando la CIA o el FBI les avisó de que estaban sufriendo ciberataques.
"¿Por qué (Barack) Obama no hizo NADA cuando tenía información antes de las elecciones?", aseguró ..
Putin aseguró ayer que Trump aceptó su negativa de que su Gobierno fuera responsable de esas operaciones de injerencia.
¿Asunto cerrado?
Mmm.
#

Confirmado! 
El  PRI y el PAN rebasaron en más del 5 por ciento el tope de gastos en las campañas a Gobernador de Coahuila, as lo detectó la Unidad Técnica de Fiscalización del Instituto Nacional Electoral (INE).
Ricardo Anaya, se sumó a la exigencia se la anulación de la elección 
En un comunicado, el dirigente del PAN recalcó que es evidente que se debe repetir la elección porque lo que está en juego no es solamente el futuro de Coahuila sino de la democracia en el País.
"Lo hemos dicho y lo hemos demostrado: entre las muchas trampas que el PRI hizo en Coahuila estuvo el rebase de los topes de campaña. Por lo tanto, se debe anular esa elección", afirmó el líder panista.
#
Casi 30 décadas después, Manuel Bartlett afirmó a Reforma que Carlos Salinas de Gortari no ganó la elección presidencial de 1988. ¿Y entonces quien ganó?
El ex Secretario de Gobernación precisó que no fue por medio de fraude cibernético, sino por la manipulación de cifras y, después, por la destrucción de las boletas tras un acuerdo con el PAN y la complicidad de dirigentes del entonces FBD, que postuló a Cuauhtémoc Cárdenas.
Un día después rectifica:  aclara que  no tuvo cifras...Recordó que la determinación de un posible fraude electoral correspondía al Colegio Electoral, es decir al Congreso
#
Las columnas políticas , domingo 9 de julio de 2017

EN EL TEMA de los rebases a los topes de gasto de campaña en Coahuila y la posibilidad de que se anule la elección para gobernador, resulta tan importante el qué como el quién... o el quiénes.
Y ES QUE el artículo 41 constitucional bien claro señala que, en caso de que una elección sea anulada, se convocará a un proceso extraordinario en el que no podrá participar la persona sancionada.
ES DECIR, que existe la muy real posibilidad de que el priista Miguel Ángel Riquelme y el panista Guillermo Anaya no puedan repetir como candidatos en un eventual segundo round.
VAYA que es un asunto para dejar pensando al PRI y al PAN que quedaron en primer y segundo lugar en los comicios del 4 de junio.
AL PARTIDO Morena de Andrés Manuel López Obrador ya le dicen "El Jarrito" por aquello de que ahí todo cabe... sabiéndolo acomodar.
ES EL CASO de quien fuera el gran recaudador de fondos para la campaña presidencial de Vicente Fox, el empresario tamaulipeco Lino Korrodi, quien ayer fichó como morenista y hasta un abrazo le dio a su líder.
SIN DUDA será interesante ver qué labores le encarga el tabasqueño a Korrodi quien no goza precisamente de la mejor de las famas en el ámbito político y menos en el empresarial.
PASADO MAÑANA será presentado un documento que busca cambiar un paradigma urbano en la CDMX. Es una norma para reducir los lugares de estacionamiento que, por ley, deben tener viviendas y comercios.
LA IDEA CENTRAL, alineada con prácticas exitosas en ciudades como Londres y París, es desincentivar el uso del automóvil particular en zonas de tránsito intenso en donde hay amplia cobertura del transporte público.
ADEMÁS, la nueva norma pinta para tener un efecto secundario positivo para comerciantes y prestadores de servicios: ya no tendrán que destinar el 30 por ciento de su superficie a lugares de estacionamiento para poder operar, lo que facilitará la apertura de negocios.
ESO SÍ, una política urbana como esa requiere que el transporte público funcione bien y en conjunto con las nuevas modalidades de transporte privado como Uber, Cabify y las que vengan. Ya se verá si la Semovi y la Seduvi están a la altura de ese doble desafío.
UNA NUEVA polémica provocó Donald Trump cuando dejó que su hija Ivanka lo reemplazara temporalmente en la mesa de los líderes del G20.
ANTE un acto de nepotismo de ese tamaño, varios líderes sindicales mexicanos comentaron: "¿Y eso qué tiene de raro?". Es chiste, parezca lo que parezca.
#
Frentes Políticos/Excelsior
I. Fortalecidos. Enrique Ochoa Reza, líder nacional del Partido Revolucionario Institucional, afirmó que sus adversarios,  Acción Nacional y el PRD, buscan la unión “del agua y el aceite”, porque no tienen una propuesta común y si van solos, pierden frente a este instituto político. Al presidir en Campeche la Asamblea Estatal Deliberativa y Electiva rumbo a la XXII Asamblea Nacional Ordinaria, Ochoa Reza sostuvo que la fortaleza de la pluralidad política sólo se traduce en victoria cuando se expresa en unidad, porque nadie vota por un partido dividido. ”Juntos ganamos a la buena”, sentenció. Por lo visto ayer y su poder de convocatoria, el PRI luce tan fuerte como antaño. Ojalá no sea sólo un espejismo, sería muy doloroso.
II. Candiles de la calle. La noticia de que Leopoldo López, preso político venezolano, dejó la cárcel y pasó al arresto domiciliario, causó gran felicidad en México. Margarita Zavala, aspirante a la candidatura por el PAN a la Presidencia de México, escribió: “Después de una larga lucha, Leopoldo López da un importante paso hacia la libertad gracias al incansable apoyo del pueblo venezolano”. Asimismo, Vicente Fox, expresidente de México, se refirió a Leopoldo: “Junto a tu familia continúa inspirando a toda Venezuela para seguir en la lucha por libertad y justicia”. Y hablando de opositores y otros casos de presos políticos, ¿por qué de los de México no dicen nada?
III. Calculador. José Narro Robles, secretario de Salud federal, se sincera en torno a sus aspiraciones presidenciales. “Soy un servidor público, una persona que tiene pasión por servir, pasión por hacer cosas por México”, dijo. Al cuestionarle si competirá para 2018, aseveró que “todavía no son los tiempos” de una eventual candidatura. Afirmó que sigue planteándose esa pregunta. Destacó que es una enorme distinción que lo consideren, pero no sabe aún si estará en las boletas. Está mal que personajes tan valiosos como él todavía lo duden, y otros, como Jaime Rodríguez, El Bronco, ya se vean sentados en Los Pinos.
IV. Murmullo inoportuno. Enrique Peña Nieto, presidente de México, afirmó que la relación con Estados Unidos no se guiará por murmullos, luego de que Donald Trump respondió, al parecer, “absolutamente” a la pregunta de si México debe pagar por el muro fronterizo. “La relación debe dejar constancia del trabajo que estamos haciendo”, afirmó tras la Cumbre del G20 y antes de abordar el avión que lo trasladó desde Alemania a la Ciudad de México. Peña Nieto también tuvo encuentros bilaterales con el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, quien expresó que tiene con el Presidente mexicano una excelente relación, en la que ambos buscarán el bien de las sociedades que gobiernan. La verdad es que México está listo para emprender la renegociación del TLCAN.
V. Contradicciones. Por el Nuevo Sistema de Justicia Penal, quedarán en libertad peligrosos delincuentes. En mala hora. De acuerdo con información de Pemex, durante 2016 se localizaron seis mil 873 tomas clandestinas en 23 estados de la República. Tan sólo del 1 de enero al 25 de abril de 2017, sumaban otras tres mil 331. Y a pesar de estas cifras, por delitos que eran considerados graves, los criminales ahora podrán solicitar libertad provisional. Considere el lavado de dinero, defraudación fiscal, extorsión, contrabando y ¡robo de hidrocarburos! en la lista. ¿Por qué a la Suprema Corte de Justicia de la Nación se le ocurrió una aberración así?
#
La estación/GERARDO GALARZA
Excelsior
Una propuesta simple
La verdadera utilidad que tiene un frente político-electoral en el 2018 no es la de ganar la elección presidencial de 2018, sino la de garantizar la gobernabilidad de este país en el próximo sexenio y, con base en ella, cambiar el régimen político impuesto, dominado y administrado desde 1929 por el hoy PRI.
No hay de otra, si verdaderamente se quiere un cambio real. Lo demás son baratijas y cuentas de vidrio, similares a las que dicen que con ellas los conquistadores españoles derrotaron al ingenuo, si se acepta la versión de los vencidos, imperialismo azteca.
Ya quedó demostrado que no es suficiente sacar al PRI de Los Pinos, como prometió Vicente Fox, una especie de Donald Trump mexicano o al revés por simple cronología. El resultado de ese gran triunfo electoral de los votantes del año 2000 fue, hay que reconocerlo, el remozamiento de los antiguos caminos y la construcción de grandes autopistas para el regreso del PRI al poder: el pusilánime que encabezó esa gran victoria en las urnas no quiso o no pudo (las acciones políticas de su gobierno apoyan a quienes creen en la suposición de una negociación en lo oscurito) acabar con el sistema priista.
En esta columna se ha escrito varias veces y hoy vuelven a resonar las palabras de Manuel J. Clouthier del Rincón (a) El Maquío, quien antes de ser candidato presidencial le dijo al escribidor: “Mire, mi amigo, esto de la democracia no se trata de quitarte tú para ponerme yo”. En las antípodas ideológicas, también se ha escrito aquí, Gilberto Rincón Gallardo sostuvo en plática periodística algo similar: No sólo se trata de derrotar al PRI, sino fundamentalmente de acabar con la cultura política que ha impuesto a lo largo de los años y en todo el país, incluidos los partidos de oposición.
De eso se trataría (ojo con el tiempo verbal) hoy, pero los partidos y sus dirigentes promotores del frente opositor (Frente Amplio Democrático o Frente Amplio Opositor, ni en eso hay acuerdo) y sus probables seguidores están pensando más en el candidato que sería postulado por esa alianza siguiendo la cultura priista de la necesidad de un caudillo, un tlatoani, un guía moral, un jefe máximo, un tata, un patriarca iluminado que con su varita (recuérdese el dedito aquél que “hablaba”, remedo del dedazo), mágica, ilusoria, demagógica resuelva de hoy para mañana los problemas del país y las dificultades de cada uno de sus habitantes. Si ése es el abanderado que quieren en ese frente, no le busquen más y negocien antes de que sea tarde: ese vendedor de baratijas está en campaña desde hace más de 18 años y se llama Andrés Manuel López Obrador. Ningún candidato será la solución, ni siquiera con la patraña de un Emmanuel Macron mexicano. En el mejor (peor) de los casos se regresaría a los gobiernos de Luis Echeverría y José López Portillo… con los resultados que los mexicanos mayores de 40 años conocen; bueno, mejor dicho: sufrieron.
La única oportunidad de un frente político-electoral en la elección presidencial de 2018 es un proyecto de gobernabilidad, sin importar el candidato, que de triunfar, su labor sería hacer realidad un proyecto político. La agenda de ese deseable y deseado gobierno podría ser muy simple, clara y corta: combate absoluto (que incluya gobernantes, funcionarios, políticos, empresarios y también ciudadanos) a la corrupción e impunidad; respeto a los reales (ojo: reales) derechos humanos; generación de empleos con salarios digamos decorosos y, el origen de cualquier Estado, garantía de seguridad pública. En resumen: la instauración de un Estado de derecho. No se requiere más. Son premisas que nada tienen que ver con ninguna ideología. Si ellas imperaran en el país, entonces podríamos aspirar a construir un régimen político democrático. Todo lo demás vendría por añadidura (sí, ya lo sé, no se alarmen, pero aquí la expresión nada tiene que ver con asuntos evangélicos).
Se trata, simplemente, de un gobierno de coalición (alejado del paternalismo, el corporativismo, el clientelismo, el control y la represión que encarnan los nuevos priistas, los priistas y los antiguos priistas y sus adláteres) que garantice las condiciones necesarias para acceder a un régimen democrático moderno, viable, que asegure los derechos y la calidad de vida de todos los ciudadanos de este país.
Parece fácil. No lo es. México lleva perdidos al menos tres sexenios y el cuarto está por venir… gane quien gane las elecciones presidenciales de 2018, si éstas se efectúan bajo el modelo tradicional. Y será peor si las gana quien se cree y es proclamado como el nuevo mesías.
El camino real, aunque difícil, no es el de un gran candidato (el frente opositor no va a encontrar a ningún Salvador Nava Martínez), sino el de un proyecto de gobierno que incluya las premisas básicas arriba propuestas. Un proyecto de un nuevo país vendría después.
Lo demás son fantasías animadas, es decir, caricaturas.
#
El Universal y la corrupción/Juan E. Pardinas
Reforma
El Universal es un "periódico" muy barato. Con una moneda de diez pesos se puede uno comprar algo que se toca, se mira y hasta se puede leer como un periódico. Sin embargo, entre los encabezados, las fotos y algunas buenas columnas de opinión se disimulan las insidias y agendas de la clase política.
El pasado jueves 29 de junio, El Universal cabeceó en su titular principal: "Evidencian 'trampa' en sistema anticorrupción". El reportero Alberto Morales sostenía en la primera plana que la selección del Comité de Participación Ciudadana del SNA había estado viciada porque no se incluyó al señor Gerardo Lozano, a pesar de que en la revisión curricular y las entrevistas tuvo uno de los puntajes más altos. Yo formo parte de la Comisión de Selección que tomó esta decisión colegiada. Con esta declaración de interés, al lector le corresponde ponderar los hechos y dichos que narro a continuación.
El encabezado, la nota y la difamación de El Universal hubieran quedado sin ningún sustento si se hubieran metido a la página comisionsna.mx donde, desde mediados de diciembre de 2016, se publicó la metodología del proceso de selección. En esta metodología se hizo explícito que el puntaje obtenido "será un elemento que orientará la decisión de la Comisión", pero que también se considerarán otros elementos como "la diversidad de género, geográfica, de experiencias profesionales y de perspectivas disciplinarias".
Al leer ese párrafo desaparecía el sustento de la nota y el encabezado, pero el reportero y los editores del "Gran diario de México" no se tomaron el tiempo de lectura. Tampoco leyeron la carta que firmó Edna Jaime, Coordinadora de la Comisión de Selección, donde se aclaran los hechos y se lamenta la "falta de rigor periodístico". La carta publicada, pero no leída, apareció el viernes 30 de junio en la página 8 del periódico. Intuyo que los editores de El Universal no leyeron la misiva publicada en su propio "periódico", porque el sábado 1o. de julio le regalaron su titular principal a las declaraciones del senador del Partido Verde Pablo Escudero, que estaban basadas en la difamación del jueves anterior. Puedo entender que el senador Escudero vea como anómalo un proceso de selección meritocrático donde no hubo ni nepotismos, ni compadrazgos, ni componendas políticas. Si el Partido Verde aplicara los mismos criterios de la Comisión de Selección para elegir por mérito a sus candidatos al Senado, el senador Escudero no tendría chamba con dieta y fuero.
A consecuencia de la difamación orquestada desde El Universal, esta semana renunciaron a sus páginas editoriales José Luis Caballero, Enrique Cárdenas, Edna Jaime, Sergio López Ayllón, Jacqueline Peschard y Pedro Salazar. Una decisión de congruencia y respeto, para un grupo de seis mexican@s que nos dan esperanza en el futuro del país. Las organizaciones Fundar, GIRE, Oxfam y Alianza por la Salud también renunciaron a sus blogs en la versión digital del diario. Anunciantes importantes en El Universal podrían tomar una ruta similar.
Habrá quien opine que escribo este artículo crítico sobre El Universal, sin mencionar las faltas que pudiera tener el periódico Reforma, donde colaboro con mucho orgullo desde hace más de una década. ¿Cuándo el Reforma le da la primera plana a una entrevista basada en una difamación que quedó desmentida desde el día anterior? 
¿Cuándo se usa el titular de primera plana y la foto principal de portada para engrandecer el perfil de un miembro del gabinete que tiene aspiraciones presidenciales? 
El Reforma puede tener los problemas de un periódico porque es un periódico, no un bulto de tinta y papel donde los políticos mandan autoelogios, golpes y difamaciones. La lucha contra la corrupción en México debe enfrentar la forma en que los presupuestos públicos han fomentado la prostitución del trabajo periodístico.
@jepardinas
#
El problema/Luis Rubio
Reforma
"La política", escribió el gran comediante Groucho Marx, "es el arte de buscar problemas, encontrarlos en todas partes, diagnosticarlos erradamente y aplicar los remedios equivocados". El problema de México no radica en las elecciones, el voto, las alianzas, el mando único, la segunda vuelta, el "frente opositor", la corrupción o la reelección de legisladores, sino en la capacidad de la clase política -la ampliada, incluyendo a todos los partidos que, desde 1996, son parte del mundo de privilegios- para preservar el statu quo. Es decir, el verdadero problema es que no hay ni la menor disposición a cambiar la realidad existente por parte de quienes tienen el poder para no cambiar nada. Quien observó las recientes elecciones del Estado de México o Coahuila no puede más que concluir que el problema no radica en el procedimiento electoral sino en la esencia del sistema político.
Quizá no haya mejor manera de describir el fenómeno que caracteriza al debate (o conjunto de monólogos) de los meses recientes que el que describe el viejo dicho panista de que "no hay que hacerse ilusiones para que no haya desilusionados". Por alguna extraña razón, ha emergido la noción de que los problemas políticos del país se reducen a contiendas desequilibradas que conllevan a cálculos de voto útil y a la ausencia de mayorías legislativas que le permitan al gobernante en turno imponer sus preferencias. Es decir, el problema, en esta caracterización, es que la ciudadanía es estúpida y que, en lugar de expresar sus preferencias, debe ser conducida por personas que entienden mejor cómo se resolverían los problemas del país.
Décadas de observar la dinámica política nacional me han enseñado al menos tres cosas: primero, que no hay soluciones mágicas y que los problemas no se resuelven con la adopción de respuestas superficiales que no atienden al asunto de fondo. La segunda vuelta es eso: una solución mágica, un fetiche, porque parece responder a la problemática del momento, pero no ataca la esencia; supone que todos los actores en juego son honestos y se apegan a las reglas del juego. Las elecciones recientes demuestran que esta es una falacia y que se requiere un cambio político de vuelos mucho más grandes para que cambien las relaciones de poder que son, a final de cuentas, el fenómeno que preserva el statu quo.
Un segundo aprendizaje es que México vive dos mundos: el del debate, la discusión y las soluciones fáciles, por un lado, y el del poder por el otro. Uno discute, propone, analiza y aboga -con honestidad- por soluciones a los problemas del día. El otro preserva el statu quo. Quizá no haya mejor ejemplo de esto que la legislación en torno a la reelección de legisladores: el concepto elemental que yace detrás de la reelección consiste en acercar al legislador con la ciudadanía a la que (supuestamente) representa. Sin embargo, a la hora de aprobar la ley respectiva se incorporó un "pequeño" requisito para que un legislador se reelija: que obtenga la aprobación del liderazgo del partido. Con esa restricción, los defensores del statu quo y de la inmovilidad cercenaron el vínculo que hacía relevante y útil la reelección; el resultado será que tendremos legisladores de por vida sin jamás haber gozado del apoyo ciudadano. Lo probable es que algo similar ocurra con la segunda vuelta.
El tercer aprendizaje es que todo mundo juega un juego perverso. Los opinadores, analistas y críticos proponen soluciones, pero luego se aferran a mitos, soluciones mágicas y fetiches que no resuelven el problema de fondo. Por su parte, los dueños del poder aceptan las recomendaciones y luego generan soluciones que no atienden al problema real. Unos se aferran a su definición del problema, otros aniquilan la viabilidad de la solución. Lo fantástico es que se generan mitos que sirven para evitar el asunto de fondo. Los beneficiarios se van a celebrar, como ocurrió después de las elecciones recientes, en tanto que los críticos se abocan al siguiente fetiche.
En el fondo, el problema no es la forma en que se conducen las contiendas electorales, aunque ahí se aprecien -en tecnicolor- los síntomas del caos político-electoral en que ha caído el país, sino en el monopolio del poder que ha tenido la capacidad para paralizar todo, hacer irrelevantes los procesos electorales y corromper al poder legislativo. Desde esta perspectiva, podemos seguir cambiando todas las leyes que queramos, promover modificaciones a la ley en materia electoral o demandar "gabinetes de coalición", pero ninguna de estas va a alterar la esencia del statu quo. Y ese es el asunto crítico: el problema no es de leyes o de formas, sino del divorcio entre los que gobiernan y quienes los padecen. Y eso se traduce en ausencia de gobierno.
En años recientes hemos observado el renacimiento de la visión del gobierno controlador que no se preocupa del sentir ciudadano, ese que cree que puede manipular el voto e imponerse sobre las preferencias ciudadanas. En esto no es distinto el gobierno actual de su principal retador: ambos viven en el México de los 60-70.
México va a cambiar el día en que la sociedad, y sus opinadores, se sumen para modificar la esencia y no sólo los síntomas. Todo el resto es ilusión.
@lrubiof
#
Violencia: ¿reversible?/Eduardo Caccia
Reforma
¿Somos cada vez más violentos? Aunque hay evidencia de que nuestras sociedades en el mundo son más civilizadas que antes, hay señales que apuntan, si no a un incremento de la violencia, sí a una notoriedad mayor. La tecnología y la capacidad de difusión juegan un papel importante. Recientemente nos enteramos de las agresiones, durante la fiesta de graduación, entre dos colegios de la Ciudad de México que pretenden ser emblemas de la enseñanza educativa con valores. También que Corea del Norte lanzó misiles intercontinentales o que el mismo presidente de Estados Unidos difundió una parodia donde apalea a la cadena CNN. Diferentes expresiones de una misma violencia.
El caso de Trump es preocupante por la posición de poder que ostenta. Le pregunté a "Lagos", colega de travesías en entender el comportamiento humano y psicólogo social, su opinión. Cita a Randall Collins: "La violencia no la generan individuos aislados, sino todo un espacio emocional de atención" (Violence. A micro-sociological perspective. Princeton University Press. 2008), y en este espacio se subraya el miedo hacia el otro y se refuerza la postura que el mandatario ha creado, una figura dura, altanera e imperante. Al difundir el video refuerza el vínculo con sus seguidores y ensancha los polos que dividen a la sociedad norteamericana.
¿Cuál es el mecanismo para multiplicar o disminuir la violencia? ¿Existe? Los métodos tradicionales de control, como el castigo, no parecen estar respondiendo. Ello por supuesto en sociedades donde no hay impunidad o es baja. En el caso mexicano, con tan alto nivel de impunidad, sería muy aventurado hablar de si el castigo está sirviendo para la readaptación social (aunque no se necesita un estudio para saber la respuesta).
El doctor Gary Slutkin, profesor de epidemiología en la Universidad de Illinois, pasó 10 años en África luchando contra epidemias de tuberculosis, cólera y sida. Su experiencia le ha permitido entender el mecanismo de las epidemias y, en forma por demás brillante, ha encontrado un puente entre el contagio de enfermedades y lo que él llama el contagio de la violencia, mal que ve como un tema de salud pública más que de seguridad. Siempre he creído que cuando alguien no encuentra las llaves del carro es porque no las ha buscado donde están. De la misma forma, la solución para muchos problemas sociales está en otro lado.
Preocupado por la ola de asesinatos y violencia en ciertas zonas de Chicago, Slutkin observó que los métodos de castigo no disminuían el problema, no funcionaban para cambiar la conducta ilegal. Al ver mapas de epidemia y de violencia, notó que tenían el mismo patrón. Determinó que lo que predice un caso de violencia es otro caso de violencia. Propuso aplicar las mismas medidas (cuya eficacia está probada) contra la epidemia, a la violencia: interrumpir la transmisión, prevenir futuros contagios, cambiar las normas. En las comunidades de Chicago donde se probó el modelo, la reducción de violencia fue de 67%. Donde se ha replicado la fórmula, la violencia ha disminuido.
Interrumpir el contagio implica no sólo trabajar con las fuentes de violencia sino cortar la exposición a la violencia (dejar de difundir noticias, prohibir la venta de videojuegos y programas de violencia, por ejemplo) al resto de la sociedad. En una época donde vivimos una amplia libertad de expresión y de información, esta censura podría tener opositores, pero ¿el fin lo justifica?, después de todo un acto de violencia es preludio del siguiente (igual que un contagio de lepra es presagio de otro). Nuestra actitud hacia ver normal y cotidiana a la violencia es otra forma de violencia. La apología del crimen en México genera más delito.
Quizá estamos diagnosticando mal la violencia. Si el problema no es nada más de seguridad sino de salud pública (como debe ser tratado el tema de la drogadicción), estamos ante un caso donde la ciencia ha probado un tratamiento efectivo. Lo peor que nos puede pasar frente a un problema tan serio como la violencia es querer resolverlo con la solución equivocada. No pensemos en individuos violentos sino en sociedades violentas. Ese espacio emocional de atención al que se refiere Collins es el caldo de cultivo que hoy debemos acotar. ¿Curas o contagias?
@eduardo_caccia3
#
Las alforjas de Jarocho/Por. José Luis Camacho Acevedo
El Heraldo,
El historiador de las conductas equinas, Nuño Oliveira dice que el miedo en esta especie es: “Un profundo instinto atávico que permanece muy presente en el caballo, pues como todos los herbívoros han mantenido esta base del miedo, para responder con la huida al menor síntoma de peligro o situación desconocida”.
Llevan en la tierra más de 65 millones de años. Sobreviven con el ser humano, un mamífero de pequeño tamaño, que pudo resguardarse en grutas de la tierra.
En cambio, los dinosaurios se extinguieron.
Hoy se percibe miedo en las caballerizas que resguardan a los ejemplares que compiten en el Hándicap Presidencial, igual que en llanos legislativos y en no pocos gobiernos estatales recién iniciados, por lo que pueda traer una mula lanzada hace unas semanas por la INTERPOL en GUATEMALA.
La mula, conocida como Jarocho, hasta hace unos días, resguardado en las caballerizas de castigo de los corrales, por la inminencia de su llegada a las inmediaciones del Hipódromo y la presunción de que en sus alforjas trae tanto expedientes como videos, que puedan cimbrar al respetable, y hacerle cambiar el sentido de sus apuestas.
CUADRAS TRICOLOR.
Ciudadano (Meade) le contestó a RENECIO (López Obrador) diciéndole que su preocupación es sacar con buenos resultados su responsabilidad presente, y no tiene tiempo para distraerse en futurismo del 2018.
Plutarco (Beltrones) reapareció con herraduras nuevas y de plata. Se movió y dejó marcada pista levantando no solo polvo, sino terrones y hasta piedras, lanzadas según intérpretes de café a Ciudadano y demás ejemplares que no cumplen los requisitos que el cronista que entrevistó a Plutarco, interpretó que el mensaje del equino sonorense era para el cinco veces secretario de Estado.
Viajero le reiteró abiertamente a un veterano, respetado y sobre todo escuchado cronista, como lo es el Teacher, su aspiración de ser el ganador del Hándicap.
Además Viajero se dio tiempo para tiempo para pastar con Plutarco en el restaurante San Ángel Inn.
En Acapulco, se inauguró el macrotúnel que cambiará la movilidad de la famosa bahía en compañía del dueño de la Cuadra Copete, (Peña Nieto) y del caballerango regional Chilpancingo (Astudillo).
Viajero se placeó en una entrevista televisora con un cronista, Chiquito (Carlos Marín) pero bien picoso, que manda en los prados de Milenio, en la que anunció que se creará una policía turística para dar seguridad a los visitantes a destinos tan importantes como Cancún y Los Cabos, que han sido víctimas de las acciones del crimen organizado en fechas recientes.
ESCOLAR (Nuño Mayer) regresó de Europa, donde se codeó con ejemplares galardonados en el derby Premio Nobel y reanudó sus evaluaciones con un buen ímpetu.
ORIENTAL (Osorio Chong) sigue tratando de bañarse tres veces al día para quitarse las manchas de sangre, que le salpican los muertos que a diario y en gran cantidad se generan a lo largo de todo el territorio nacional.
Le hace falta al corcel hidalguense una constructora de imagen ya que cada vez se ve más descuidado en sus cubre lomos.
De plano le van mejor a Oriental las sedas chinas que las mezclillas de Chiconcuac.
PODEROSO (Videgaray) sigue tumbando caña ahora en hipódromos germanos. Y teniendo en la fila de espera al caballo gringo llamado por sus paisanos Crazy Horse.
SORPRENDENTE (Arriola), dejó pensativos a los apostadores, al presentar un informe de labores que sacó al IMSS del hoyo de corrupción y déficits, en el que lo tuvieron desde los tiempos de dueño del Hipódromo de Tequilero (Calderón) y muchos años hacia atrás.
Este potrillo que practica el Jai Alai es lo mismo que fue Fernando el Toro Valenzuela que se ubicó en su momento como el novato del año.
GALENO (Narro Robles) anda en altamar. Le cargan el muertito del narcomenudeo en la pradera que era suya hasta hace apenas dos años y que se ubica en terrenos de Copilco. Equilibró en su rezago el doctorado Honoris Causa de la Universidad de Chile.
AZUL.
El Cerillo (Anaya) tuvo un cónclave en el café “O” de Lomas Virreyes con su consejero Casinero Mayor, (Santiago Creel) para ultimar la estrategia que saque del Hipódromo a Repetida (Margarita) y a Poblano (Moreno Valle).
Repetida ya no encuentra la manera de encerrar en el corral a su pareja: Tequilero.
La última que le hizo el alegre exganador del Hándicap, fue subirse a un mini auto y competir en una pista de niños, para sentir que todavía está en la jugada.
A Repetida le hace daño el alimento mazatleco que le dan sus financieros los hermanos Juan y Erick Arellano, famosos por ser hábiles para ganar dinero sucio y escabullirse tanto del SAT como de Hacienda.
Los demás caballos azules siguen en el limbo.
AMARILLA.
En este grupo van de mal en peor. La novedad es que Cholo (Zepeda) ya está arriba en los momios de Chilango (Mancera), al que se lo come la inseguridad y los ahogan los encharcamientos de las lluvias por toda la Gran Tenochtitlán.
MORENA.
Renecio tuvo una de sus recurrentes crisis nerviosas, después de haber destapado a Ciudadano con la intención de descalificarlo. Al ver que no logró afectarlo y por el contrario hizo crecer significativamente sus momios, Renecio se ha quedado nuevamente callado, tal y como le pasó después de la derrota de su yegua en el
Derby Mexiquense.
Al promotor de Ciudadano le salió gratis la propaganda.
LIBRES
Por fin se dio un movimiento en esta Cuadra.
Jaguar (Ríos Piter) renunció a seguir siendo integrante del Senado, entregó su caballeriza y anunció que de plano va por la jugada independiente en la gran carrera
LOS JUECES DEL HIPÓDROMO
El juez de pista que es el principal, LORENZO (Córdoba) declaró que su equipo está listo para que nadie se salga del huacal en la competencia 2018.
Pocos le ven a Lorenzo la suficiente capacidad como para controlar una carrera de la que saldrán jamelgos, muertos y heridos.
Además Lorenzo va corriendo para promover la participación ciudadana y que estén atentos a las cuadras, primero con los connacionales de EU y ahora con los empresarios de los principales supermercados donde se promoverá el voto libre y secreto.
Nota Final:
Al caballerango de la cuadra tricolor, Moreliano (Ochoa) le ordenaron rectificar su dicho sobre la militancia y terminó declarando que ciudadanos y simpatizantes con buena curricula también pueden ser competidores de su caballada en el Hándicap.

#
#En la Sedatu de Robles, un ejército de caros "asesores"/MATHIEU TOURLIERE

Revista Proceso 2123, 9 de julio de 2017..
La Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, encabezada por Rosario Robles desde hace un par de años, es el lugar ideal para que los allegados a la funcionaria vivan del presupuesto gracias a la etérea figura de las “asesorías”. Así, personas que antes trabajaron con ella en la Sedesol y también sus amigos, operadores políticos, militantes priistas, estudiantes o hijos de viejos políticos del régimen, le han costado al erario más de 500 millones de pesos del año pasado a la fecha.
Con la más absoluta discrecionalidad, Rosario Robles Berlanga ha formado una legión de “asesores” en la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), a un costo que en su primer año de gestión rebasó los 369 millones de pesos.
Y lo hizo mediante miles de contratos de “prestadores de servicios profesionales”, que la Oficialía Mayor, a cargo de Emilio Zebadúa González, otorgó a particulares en la modalidad de adjudicación directa.
Entre los beneficiarios de estos contratos destacan numerosas personas que laboraron a las órdenes de Robles en la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) entre 2013 y 2015. Pero también aparecen amigos de la funcionaria, operadores políticos y militantes priistas, estudiantes, hijos de políticos e incluso un exdirector del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen).
Algunos de ellos obtuvieron remuneraciones particularmente jugosas: en el primer semestre de 2017, por ejemplo, al menos 217 tenían un ingreso superior a 32 mil 500 pesos mensuales –un monto equiparable al salario de un subdirector en la Sedatu–, mientras 40 cobraron más de 60 mil pesos mensuales.
Es el caso de Ramón Sosamontes Herreramoro, aliado fiel y operador político de Robles desde hace años.
A principios de esta década ambos fueron marcados por sus relaciones con el polémico empresario Carlos Ahumada Kurtz: Robles fue acusada de beneficiar al empresario –con quien sostenía una relación amorosa– desde el gobierno del Distrito Federal, y Sosamontes fue videograbado mientras entregaba al argentino una maleta con 1 millón de dólares.
Los escándalos los obligaron a renunciar a su militancia en el PRD en 2004 y, al integrarse al gabinete del presidente Enrique Peña Nieto a principios de 2013, Robles reclutó a Sosamontes como jefe de oficina.
Cuatro años más tarde el hombre sigue ostentándose en los actos públicos como jefe de oficina de la funcionaria en la Sedatu. Sin embargo no forma parte de la nómina de la dependencia ni de la administración federal. Aun así, cobra 110 mil pesos mensuales como “asesor” en la secretaría.
Cómo él hay muchos: sólo el año pasado la Sedatu adjudicó 2 mil 624 contratos a particulares por un total de 369 millones 448 mil pesos. Y en los primeros seis meses de 2017 la dependencia emitió mil 171 contratos por 172 millones 577 mil pesos.
El nivel de discrecionalidad y arbitrariedad que impera en este sistema es altísimo, según muestran las consultas en las bases de datos públicas, información solicitada a través de la Plataforma Nacional de Transparencia, y centenares de documentos internos de la Sedatu obtenidos por Proceso.
Así, cada área de la dependencia elige a quiénes quiere contratar y decide el monto de la remuneración. Las áreas son, además, las encargadas de supervisar a sus “asesores” y determinar si cumplieron su misión, por lo que escapan a la vigilancia del Órgano Interno de Control.
Por si fuera poco, estos “asesores” gozan de condiciones laborales de ensueño: no tienen horarios establecidos, no están obligados a acudir a las oficinas de la institución y además pueden conseguir empleos en los sectores público y privado.
“Asesora en la tramitología de documentos”
Para operar este esquema dentro de la legalidad, la Oficialía Mayor contrata a los “prestadores de servicios profesionales” mediante la partida 33104, llamada “Otras Asesorías para la Operación de Programas”.
Ello explica que todas las personas contratadas aparecen como “asesores”, aunque muchas veces sus títulos resulten absurdos. Así, un chofer está contratado formalmente para la “asesoría en la conducción de vehículos para el traslado del personal”, mientras una oficinista es “asesora en tramitología de documentos, escaneo y fotocopiado”.
En respuesta a un cuestionario enviado por este semanario, la Sedatu insistió varias veces en que todo este sistema es legal e informó que el número de asesores “sufrirá una disminución significativa” en el segundo semestre del año, debido a las políticas de ahorro determinadas a nivel federal.
Este sistema de contratación discrecional opera bajo la supervisión de Zebadúa –oficial mayor de Rosario Robles desde su gestión en la Sedesol–, así como de sus subordinados Humberto René Islas Cortés y Enrique Prado Ordóñez, directores de Administración de Bienes Materiales y de Adquisiciones y Contratos, respectivamente, en la Sedatu.
Exconsejero electoral en el IFE, Zebadúa fungió entre 2000 y 2003 como secretario de Gobierno en Chiapas en la administración del perredista Pablo Salazar Mendiguchía. Luego fue diputado federal y entre 2006 y 2012 presidió la Fundación para la Cultura del Maestro, una asociación civil del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación.
Islas Cortés es técnico electricista y tiene una carrera de más de 20 años en la administración federal, mientras Prado es ingeniero en electrónica por la UNAM.
Según su declaración como servidor público, Prado fue asesor comercial en el sector privado entre 2001 y 2006, luego ocupó un cargo de subdirector en la Secretaría de Transportes y Vialidad capitalina, hasta que se integró al equipo de Robles en la Sedesol, en 2013, como director del Área de Licitaciones y Adjudicaciones de Contratos.
Este sistema de contratación es un mal congénito en la Sedatu. Existe desde 2012, según la dependencia.
En 2014, en la administración del priista Jorge Carlos Ramírez Marín –ahora dipu­tado federal–, la dependencia otorgó 2 mil 103 contratos de “prestadores de servicios profesionales” por 308 millones de pesos. Esta suma resultó 60 millones menor que la que gastó Robles en su primer año como titular de la dependencia.
Contratos de lujo
El mayor Carlos Tiburcio Zárate Ruiz, exintegrante del Estado Mayor Presidencial, supervisó la seguridad de Robles en la Sedesol y obtuvo tres contratos semestrales desde enero de 2016, por un monto total de 1 millón 982 mil pesos.
Pese a que sigue acompañando a Robles a todos lados, su cargo formal en la Unidad de Políticas, Planeación y Enlace Institucional de la Sedatu es el de “asesoría administrativa en la coadyuvancia de la unidad de políticas, planeación y enlace institucional en la formulación de indicadores y demás controles sobre el cumplimiento de los programas de la secretaría, así como en su aplicación y análisis”, según un correo interno de la dependencia.
Fernando del Villar Moreno, quien dirigió el Cisen entre 1990 y 1993, obtuvo también contratos en la Sedatu en 2016 y 2017. El último, fechado el 31 de enero de 2017, se eleva a 314 mil pesos con una duración de seis meses, o sea poco más de 52 mil pesos mensuales.
En julio de 2016 la Sedatu otorgó un contrato de 780 mil pesos a Aldo Alonso Santillán Flores por seis meses, el cual quedó vigente hasta el 20 de diciembre. Pero, en un oficio del 13 de diciembre, el hombre apareció como director de administración y finanzas de la Universidad Popular Autónoma de Veracruz.
Yara Notario Páez obtuvo la licenciatura en diseño publicitario en el Centro de Estudios en Ciencias de la Comunicación en el año 2000. Desde hace dos años trabaja en la Sedatu como asesora en la “coordinación del proceso de control de archivos tanto histórico como de concentración generado por la Oficialía Mayor”, puesto por el cual su contrato de seis meses indica un monto de 438 mil 41 pesos, equivalentes a 73 mil pesos mensuales.
Rosalba Camacho es cercana a Zebadúa, para quien laboró en la Sedesol como asesora jurídica. Entre 2010 y 2013 fue contralora de los polémicos Cusaem (los Cuerpos de Seguridad Auxiliares del Estado de México), órgano policiaco público-privado de la entidad mexiquense, y su contrato en la Sedatu le asegura un ingreso mensual de 91 mil pesos.
Al borde de la legalidad
La plantilla laboral de la Sedatu cuenta con mil 907 funcionarios, según la estructura orgánica vigente de la dependencia consultada en el Portal de Obligaciones de Transparencia (POT). Entre ellos hay 662 servidores públicos de confianza, cuyos salarios mensuales netos van de 9 mil 95 hasta 140 mil pesos.
En lo que va de 2017 la dependencia contrató además a 748 personas por honorarios, por un total de 67 millones 706 mil pesos, según datos del POT. Los periodos de contratación por honorarios varían de un mes a un año completo.
Interrogada sobre cómo justifica este triple sistema de contratación, la Sedatu responde, en resumen, que lo hace porque puede. Afirma que estas distintas modalidades de contratos “están permitidas en la legislación mexicana y tienen como fin contribuir al cumplimiento de las funciones y objetivos de la secretaría”.
Afirma además que la contratación de “prestadores de servicios profesionales” está respaldada por la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público y su reglamento.
Sin embargo, esta ley establece que las dependencias deben licitar el contrato con invitación a por lo menos tres personas cuando se trata de “servicios de consultoría, asesorías, estudios o investigaciones”. La única modalidad en la que se puede otorgar el contrato por adjudicación directa se da cuando la información proporcionada a los licitantes es reservada, lo cual no resulta evidente en el caso de los “asesores” de la Sedatu.
A diferencia de los funcionarios de planta y los de honorarios, los “asesores” de la Sedatu no tienen prácticamente ninguna obligación respecto a la dependencia.
Una cláusula del contrato –obtenido por Proceso– plantea por ejemplo que “no se da lugar a la existencia de subordinación, jornada laboral, lugar de trabajo, pago de salarios, sueldos o demás prestaciones de carácter económico y/o social, ni de cualquier circunstancia que pudiera implicar una relación laboral” entre la Sedatu y el contratista.
En respuesta al cuestionario, la Sedatu insistió: “NINGUN (sic) prestador de servicios profesionales forma parte de la nómina de Sedatu porque la relación contractual que tiene con (la institución) es de carácter civil y responde a un régimen fiscal específico”.
Cada mes y a fin de año los “prestadores de servicios profesionales” deben enviar “entregables” al área responsable, para dar cuenta de su labor en la Sedatu. Sin embargo, este semanario constató que estos “entregables” son una simulación: se trata en realidad de un formato estándar de una cuartilla, donde el “asesor” replica el nombre del puesto que indica su contrato.
Perfiles extraños
Otros personajes que obtuvieron contratos en 2017 tienen perfiles más discretos, según una muestra de currículos de prestadores de servicios profesionales que Proceso consiguió vía la ley de transparencia.
Entre ellos destacan hijos de políticos, como Jorge Carlos Zataraín Nungaray, quien acumula desde el año pasado su cargo de “asesor” en la Sedatu –por el cual cobra 39 mil pesos mensuales– con un puesto de jefe de departamento en el ISSSTE.
Su padre, el sonorense Carlos Ernesto Zataraín González, tiene una militancia de más de 30 años en el PRI, partido por el cual fue diputado federal entre 2006 y 2009. En los primeros días de la administración de Enrique Peña Nieto entró a la propia Sedatu, donde funge ahora como director general de Concertación Social.
María Eugenia Montano Bermúdez también tiene un padre priista: se trata de José Alejandro Montano Guzmán, quien fue candidato priista a la alcaldía de Xalapa este año y lleva una amplia carrera en la política, en la que fungió como director de seguridad pública de Veracruz y diputado federal.
El papel de Montano Bermúdez en la Sedatu, según su currículo, consistió en asesorar al oficial mayor “en la formulación de los proyectos y manuales de organización y/o procedimientos de las unidades administrativas de la dependencia”; su contrato para 2017 se eleva a 251 mil 748 pesos, equivalentes a 42 mil pesos mensuales.
En la lista de contratistas de la Sedatu figuran jóvenes que “asesoran” a la par de sus estudios: es el caso de María del Pilar Islas Tapia, quien cursa décimo semestre de la licenciatura en derecho en la UNAM y asesora a Zebadúa en “la recopilación de datos”; o de Dalia Guadalupe Zazueta Aispuro, quien se inscribió en junio de 2016 en la licenciatura en administración de empresas en la universidad ETAC. Ambas cobran 42 mil pesos mensuales.
La lista es interminable: también está Marianna Frías Esquer, quien coordinó la campaña de Mariana Moguel Robles –hija de Rosario Robles y actual presidenta del PRI capitalino– para una diputación local; o Rafael Garduño Alcántara, priista de la vieja escuela, originario de Ixtlahuaca, Estado de México, y asesor de Gustavo Cárdenas Monroy –ahora subsecretario de la Sedatu–, desde hace 35 años.
Opacidad dolosa
Se supone que cada contratación de “prestador de servicios profesionales” debería platicarse y aprobarse durante los comités de adquisiciones, arrendamientos y servicios de la Sedatu.
Con el afán de verificar si cada contratación fue revisada y sometida a discusión, Proceso pidió a la dependencia, vía la Plataforma Nacional de Transparencia, que le entregara las copias de las actas de los 38 comités llevados a cabo desde 2015.
La respuesta del área a cargo de Zebadúa pareció una burla: puso a disposición del reportero la versión pública de la información solicitada, la cual consta de 427 mil 695 hojas.
Suponiendo que funcionarios –o “asesores”– de la Sedatu realizaron la labor titánica de sumar cada hoja hasta alcanzar esta suma, la cifra es inverosímil: según la Oficialía Mayor, cada acta de los comités de adquisiciones, arrendamientos y servicios constaría de 11 mil 255 hojas en promedio.­#
#
Salinas no ganó en el 88.- Bartlett
Nota de Claudia Salazar/
Reforma, Cd. de México (08 julio 2017).- Manuel Bartlett afirmó que Carlos Salinas de Gortari no ganó la elección presidencial de 1988.
El ex Secretario de Gobernación precisó que no fue por medio de fraude cibernético, sino por la manipulación de cifras y, después, por la destrucción de las boletas tras un acuerdo con el PAN y la complicidad de dirigentes del entonces Frente Democrático Nacional, que postuló a Cuauhtémoc Cárdenas.
Aseguró que la mejor prueba de que Salinas no ganó es la forma desesperada en que se entregó al PAN, para que en la Cámara de Diputados, erigida como Colegio Electoral, lo reconociera como Presidente electo y, meses después, se quemaran las boletas, que eran la prueba del fraude.
"Entonces, ¿quién ganó?, si se quemaron los paquetes, si se entregó Salinas al PAN -estaba muy preocupado, obviamente-, y si no revisaron los paquetes y no salió nada con este acuerdo y esa complicidad del PAN a la hora de hacer el dictamen: 'Vámonos, tapen todo'. ¿Qué es eso? Es Salinas. No ganó la elección, la perdió", afirmó quien presidiera la Comisión Federal Electoral.
En entrevista, 29 años después, Bartlett explica cómo fue organizada la elección y cómo terminó el proceso. 
Recuerda que hubo, por primera vez, un registro de votos a la vista de los ciudadanos, porque las actas distritales estaban afuera de los paquetes electorales y en las juntas distritales hubo un conteo público de resultados.
Mientras llegaban los resultados a las juntas, detalla, él, como Secretario de Gobernación, recibía cifras a través de llamadas telefónicas.
Agrega que, como presidente de la Comisión Federal Electoral, ofreció a los partidos compartir la información, pero, justificó, se saturaron las líneas telefónicas al iniciar el reporte de resultados.
Ahí es cuando el panista Diego Fernández de Cevallos, relata el ex titular de la SEP, denunció la caída del sistema.
El también ex Gobernador de Puebla afirma que lo que generó el escándalo fue que el entonces dirigente del PRI, Jorge de la Vega, declaró triunfador a Salinas sin tener cifras.
"¿Por qué Salinas, antes de la calificación, corre aterrado a ponerse de acuerdo con el PAN? ¿Por qué se pone de acuerdo con ellos y les entrega, al final de cuentas, el País".
#

No hay comentarios.: