5 ago. 2017

Agosto: ¿El mes para la coalición?

En efecto, como bien apunta Ivonne...Esa es la apuesta de muchos como Manlio.... a falta de tiempo por una segunda vuelta la salida es un gobierno de coalición..., está en la ley..
Art. 89 Constitucional...
VII. En cualquier momento, optar por un gobierno de coalición con uno o varios de los partidos políticos representados en el Congreso de la Unión.
El gobierno de coalición se regulará por el convenio y el programa respectivos, los cuales deberán ser aprobados por mayoría de los miembros presentes de la Cámara de Senadores. El convenio establecerá las causas de la disolución del gobierno de coalición...
#
Agosto: ¿El mes para la coalición?
Retrovisor/IVONNE MELGAR
Excelsior.
En la víspera del arranque del calendario electoral, agosto se perfila como el mes definitorio para concretar la iniciativa de un frente amplio opositor.
La idea nada novedosa de ir en bloque partidista a las urnas, se acompaña ahora de una consigna emergente y cada vez más generalizada: en 2018 será imprescindible armar un gobierno de coalición.
Se trata de una propuesta que ya se abandera en segmentos significativos del PRI, PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, bajo dos premisas compartidas.

La primera es que el actual régimen ya dio de sí porque no está garantizando la gobernabilidad en temas urgentes como crimen organizado y desigualdad, ya que desde 1997 el Ejecutivo federal ha ido reduciendo su fuerza en el Congreso. 
La segunda premisa es que, en términos netos, el próximo ganador de la Presidencia de la República tendrá un precario 25% de la representación popular y su ventaja en votos será escasa con respecto al segundo lugar.
Varios movimientos registrados esta semana permiten afirmar que la iniciativa de un frente electoral opositor camina al mismo tiempo que madura en la mayoría de los partidos la aceptación de que, en el próximo sexenio, nadie podría gobernar solo.
De manera que el tema está ocupando y preocupando al PRI, al PAN y al PRD, donde liderazgos importantes arrancaron agosto con foros, espacios, iniciativas y definiciones que buscan darle viabilidad a esa figura contenida en la Constitución gracias a la reforma política de 2014.
A partir de entonces, en la fracción XVII del artículo constitucional 89, referente a las facultades y obligaciones del Presidente, se establece que éste podrá, “en cualquier momento, optar por un gobierno de coalición con uno o varios de los partidos políticos representados en el Congreso de la Unión”.
Esa misma fracción señala que el gobierno de coalición se regulará por un convenio y un programa que tendrían que ser aprobados por la mayoría del Senado.
El primer gran movimiento ocurrió el martes primero de agosto, cuando la corriente Galileo del PRD convocó al jefe de Gobierno de la CDMX, Miguel Mancera, y a los expresidentes del PRI, Manlio Fabio Beltrones, y del PAN, Gustavo Madero, a fijar postura sobre el tema.
El consenso entre los tres políticos a favor de diseñar desde ahora ese futuro gobierno de coalición se aderezó con el pronunciamiento radical del priista de que trabajará para que esa meta se logre antes de las elecciones de 2018.
Ajeno a la estrategia de un frente opositor —en el que ya trabajan Mancera y Madero—, Beltrones declaró que no le importaba quién sea el próximo Presidente, pues su preocupación es garantizar la gobernabilidad.
Según el exdirigente del PRI, para conseguir estabilidad y eficacia, será imprescindible un acuerdo que comprometa a los candidatos presidenciales a construir el gobierno de coalición un minuto después de conocer al ganador.
Tanto Beltrones como Mancera descartaron que en este ejercicio tuvieran lugar “los purificadores”, en referencia a Andrés Manuel López Obrador.
El viernes 4 de agosto, convocados por el gobernador panista Javier Corral al Encuentro Chihuahua, los dirigentes del PAN, Ricardo Anaya, y del PRD, Alejandra Barrales, confirmaron que siguen trabajando para un frente amplio que vaya por cambio de régimen, triunfo electoral y un gobierno de coalición. 
Impulsor de ambas ideas, el anfitrión sumó a la mesa a varios liderazgos que podrían abonar en esos propósitos: Emilio Álvarez Icaza, Cuauhtémoc Cárdenas, Jorge Castañeda, Agustín Basave, Martha Tagle, de Movimiento Ciudadano (MC), y Guadalupe Acosta Naranjo, líder del grupo Galileos, quien al cierre del foro concluyó: “El frente amplio va. No es opción, es ineludible”.
Este mismo viernes, el dirigente de MC, Dante Delgado, y legisladores anunciaron, a través de un video, la decisión de ir por un frente ciudadano “con otras organizaciones electorales”.
También ellos hablaron de conformar un gobierno de coalición, de cambiar al régimen y de ir contra el PRI. 
Para este mes, las bancadas del PAN, PRD y MC en la Cámara de Diputados ya preparan otro foro que analice el tema de los gobiernos de dos o más partidos.
Y aunque el PRI no está invitado a ningún frente opositor, en los cambios estatutarios que aprobará la Asamblea Nacional del próximo sábado, ya se incluye la facultad del CEN para suscribir gobiernos de coalición, un atributo requerido en caso de perder la Presidencia en 2018.
Así que agosto será clave para perfilar a los jugadores que, a partir del 8 de septiembre —cuando inicie el calendario de la competencia— tendrán dos meses para el registro de coaliciones con candidatos comunes y el primer intento serio en México de apuntalar un gobierno compartido.
Hay, sin embargo, una excepción, la de López Obrador, el único aspirante presidencial en firme, quien bajo ninguna circunstancia contempla la idea de ejercer el poder con otras fuerzas políticas.
Esta definición de Morena de que, de ganar la Presidencia, no necesitaría ni quiere sumarse a nadie, convierte al gobierno de coalición en la gran propuesta aglutinadora del resto de los partidos para intentar frenar a AMLO.
#

No hay comentarios.: