Ir al contenido principal

Alzar la voz

Columna Juegos de Poder/Leo Zuckermann
Publicado en Excélsior (www.exonline.com.mx), 24 de febrero de 2009;
Alinear a la sociedad con el Estado
En una cosa coinciden el procurador de la República y el secretario de Seguridad Pública federal: la guerra en contra del crimen organizado se va a ganar el día que la sociedad se
ponga del lado del Estado. Es lo que ocurrió en Colombia. Aunque este país tiene peores indicadores que México en materia de inseguridad, se tiene la idea de que ya le dieron la vuelta al problema. La pregunta es: ¿por qué? La respuesta tiene que ver con una actitud generalizada de la sociedad colombiana que, harta de lo que estaba ocurriendo, comenzó a apoyar al Estado en su lucha en contra del crimen organizado. Se acabó la tolerancia social. Ni qué decir del apoyo explícito. Esto es lo que logró el presidente Álvaro Uribe: alinear a la sociedad con el Estado.
Cuenta Genaro García Luna la siguiente historia. Un secuestrador dejó en casa de su madre al secuestrado. La policía allanó el domicilio y liberaron a la víctima. A la señora le preguntaron por qué había aceptado que su hijo le dejara a alguien privado de la libertad. La mujer se indignó. Contestó que ella había tratado bien a la víctima: “Le di de comer y la llevé al baño”. Increíble: al parecer esperaba que le agradecieran el “benévolo” trato que le había dado a la víctima. Se pregunta García Luna: “¿Cómo es posible que una madre acepte ser la cómplice de un secuestro perpetuado por su hijo?”.
A lo que hemos llegado. Niveles incomprensibles de tolerancia social al crimen. En todas las clases sociales. Desde los pobres que justifican los delitos como una especie de reivindicación social, hasta los ricos que lavan el dinero de los narcos, pasando por la clase media que renta en efectivo sus propiedades. Se trata de un proceso de degradación social que sólo fortalece a la delincuencia organizada y disminuye el poder del Estado para combatirla. Mucho se habla de cómo los narcos han infiltrado las instituciones del Estado. Poco se dice, en cambio, de cómo han infiltrado a la sociedad.
El tema viene a colación por un comentario que recibí sobre mi artículo de Ciudad Juárez. Frustrada, una lectora me demanda una respuesta de qué hacer para que lo que ocurre en aquella ciudad fronteriza no se generalice en el país. No tengo una contestación fácil. En Colombia, la sociedad se alineó al Estado después de una década negra de violencia. Estaban hartos. Ayudó, también, la habilidad comunicativa de Uribe. Quizás en México todavía no nos hartamos y nuestros gobernantes dejan mucho que desear en materia de comunicación en la guerra contra el crimen organizado.
En Juárez, sin embargo, yo sí encontré un hartazgo social. La gente está desesperada. Y creo que el resto de la población debemos ser empáticos con los juarenses. Ponernos en sus zapatos antes de que el agua nos llegue a los aparejos en otros lados.
Recuerdo un gran poema atribuido al pastor Martin Niemöller sobre el terror nazi:
“Cuando los nazis vinieron por los comunistas,
Yo permanecí en silencio;
Yo no era comunista.
Cuando los nazis vinieron por los socialdemócratas,
Yo permanecí en silencio;
Yo no era socialdemócrata.
Cuando los nazis vinieron por los sindicalistas,
Yo permanecí en silencio;
Yo no era sindicalista.
Cuando los nazis vinieron por los judíos,
Yo permanecí en silencio;
Yo no era judío.
Cuando vinieron por mí,
Ya no había nadie que alzara la voz.”
Toda proporción guardada, no podemos callar por lo que están sufriendo diversas ciudades del país azotadas por el crimen organizado. No podemos dejar solas a las actuales víctimas de la violencia. Hartémonos junto con ellas. Alcemos nuestra voz antes de que sea demasiado tarde

Comentarios

Entradas más populares de este blog

AMLO perdió la calma y se desbordó contra sus aliados..

El C. Presidente convocó la tarde del jueves 7 de noviembre en Palacio Nacional a los diputados federales y senadores de Morena para evaluar avances de la agenda legislativa.
Fueron convocados también legisladores aliados como PES, PT e incluso el PVEM, nueva adquisición de la 4T.
"Es una reunión para la revisión de la agenda legislativa, que normalmente tenemos dos o tres veces al año con el Presidente, antes de iniciar las sesiones y en el trayecto del periodo de sesiones", indicó Ricardo Monreal, coordinador de los senadores de Morena.
Los primero en llegar fueron los representantes del PES;  Tatiana Clouthier indicó que desconocía el motivo de la reunión, pues sólo fue convocada.
Incluso rechazó que se un llamado del Presidente para darles línea, pues la línea es que no hay línea.
Al final el Presidente salió molestó incluso sin despedirse,  entre chiflidos de los inconformes.
Y es que los trato de corruptos....habráse visto!
¿Imagínense si se hubiera transmitido ese “dialogo c…

Y ahora la 4T pretende criminalizar a juzgadores. ¿Qué dice la SCJN?

Contrareforma en materia de justicia penal!Y ahora los de la 4T van contra jueces y magistrados/ opinión de un amigo penalista, que circula en redes...Muy oportuno...
Así como en 2019 los presentados como los nuevos y grandes delincuentes fueron los factureros y las empresas fantasma; hoy los nuevos delincuentes son los jueces y magistrados federales, SI, así se les trata en la propuesta de reforma constitucional de La FGN. Para ellos, se va a crear un tribunal especial que les juzgue conformado por jueces NOMBRADOS POR EL SENADO y por ello, por aliados políticos, obviamente comprometidos “VENDIDOS” con SU PARTIDO. Las cuotas para nombrarlos se dividirán. 
El grupo mayoritario tendrá más JUECES POLÍTICOS, y estos por su designación y por LEY responderán ante el Senado.
¡Que tragedia de país!
Me pregunto: ¿tiene esto el aval de la SCJN? Esas propuestas tienen el aval de la Corte?
Volvamos a los JUECES Y MAGISTRADOS de nuestro país señalados cómo DELINCUENTES al menos de forma probable. 
¿Que…

El capo que se robó a una reina/Juan Velediaz

El capo que se robó a una reina/Juan Velediaz Publicado en La Silla Rota, 23 de octubre de 2013 Rocío del Carmen Lizárraga tenía 17 años en febrero de 1990, cuando fue coronada Reina del Carnaval de Mazatlán. Aquella había sido una competición muy cerrada, la noche de la votación se impuso por un margen estrecho a Libia Zulema Farriols, una chica que se ganó a la audiencia con su sonrisa y porte, lo que se tradujo en ser coronada como reina de los Juegos Florales, una distinción que se le da por lo regular a la mujer que queda en segundo lugar.
 El reinado del carnaval de Mazatlán es cosa seria. Durante un año, la soberana tiene varias actividades y obligaciones que el protocolo impone, una vez transcurrido este lapso, se le sigue guardando veneración y respeto como monarca que fue. Quizá por eso en aquellos días la sociedad sinaloense no se explicaba cómo pudo ocurrir algo que resultó inusitado en la historia del certamen. Pasadas las primeras semanas del festejo, Rocío del Carmen cumpl…