Ir al contenido principal

Gustavo Castillo entrevista a Tomás Angeles


Tomás Ángeles: la PGR quiso ponernos unos contra otros
En la Procuraduría General de la República (PGR) presionaron de manera ruin y cobarde a los generales Roberto Dawe y Ricardo Escorcia, así como al mayor Iván Reyna, para que firmaran declaraciones que el Ministerio Público ya tenía elaboradas. Querían que nos acusáramos unos a otros, afirmó Tomás Ángeles Dauahare, exsubsecretario de la Defensa Nacional. Y sostuvo: siempre pensé: mi problema es político, no criminal, y ahora lo demuestra la realidad. El general reveló que durante los 79 días que pasó en las instalaciones de la PGR sólo en dos ocasiones compareció ante el Ministerio Público Federal (MPF), una de ellas cuando escuchó las imputaciones en su contra y se le notificó que estaba detenido.
Mi detención causó daños a la imagen del Ejército, afirma
Gustavo Castillo García, reportero.
Periódico La Jornada, Viernes 19 de abril de 2013, p. 2
En la Procuraduría General de la República (PGR) presionaron de manera ruin y cobarde a los generales Roberto Dawe y Ricardo Escorcia, así como al mayor Iván Reyna, para que firmaran declaraciones que el Ministerio Público ya tenía elaboradas. Querían que nos acusáramos unos a otros, afirmó Tomás Ángeles Dauahare, ex subsecretario de la Defensa Nacional. Y sostuvo: siempre pensé: mi problema es político, no criminal, y ahora lo demuestra la realidad.

En entrevista con La Jornada, realizada horas después de su liberación, reveló que durante los 79 días que pasó en instalaciones de la PGR sólo en dos ocasiones compareció ante el Ministerio Público Federal (MPF), una de ellas cuando escuchó las imputaciones en su contra y se le notificó que estaba detenido.
Ángeles Dauahare afirmó que su detención dañó la imagen del Ejército y causó inseguridad en los mandos que tienen la responsabilidad de combatir a la delincuencia organizada.
–¿Cómo ve usted el panorama nacional?
–Bien, en cuanto a la aplicación del estado de derecho, como lo anunció el presidente Enrique Peña Nieto. Hay pruebas de ello: lo que sucedió con (Noé) Ramírez Mandujano (ex titular de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada, hoy conocida como Seido), y mi propio caso.
 “Se está cumpliendo con esa parte primordial, fundamental, que es el apego a la ley, porque constituye uno de los factores que más seguridad da a los ciudadanos.
 En la administración pasada se cambiaron las reglas; el ciudadano era responsable de demostrar su inocencia. Así ocurrió en mi caso, con infamias ruines, tan poco bien armadas y con estos testigos protegidos.
 –¿Qué significa para usted que el general Salvador Cienfuegos sea el secretario de la Defensa Nacional y no el general Guillermo Galván Galván?
–De mucha esperanza. Lo conozco desde hace unos buenos años. Es otro tipo de persona, más profesional, con más esencia y reciedumbre castrense. Tiene una experiencia fabulosa y un currículo estupendo.
Prácticamente no hay cargo importante que no haya desempeñado. Tiene experiencia y sensibilidad. Y en nuestro caso (como integrantes de las fuerzas armadas), el secretario no solamente debe ser sino parecerlo también, y él tiene la presencia necesaria.
 –¿Considera que su caso se resolvió rápido?
 –Cinco meses (estuvimos) prácticamente en el limbo. En un tribunal unitario en Toluca, el expediente durmió dos meses. Después lo turnaron a León, desde luego, de manera tendenciosa. Así pasaron otros tres meses para que se confirmara la formal prisión. Fue hasta enero de este año cuando comenzó prácticamente la lucha jurídica.
 –Ahora, ya libre, ¿piensa que su detención fue un ardid político para evitar que llegara a ser secretario de la Defensa Nacional?
 –Yo no iba a ser secretario de la Defensa Nacional ni de Seguridad Pública como se rumoraba.
 –Usted era uno de los aspirantes más fuertes, ¿eso provocó que lo bloquearan por intereses políticos?
 –Sí, algo hay de eso. No quiero recordar porque daña mi salud. La infamia me generó mucho coraje. No quiero revivirlo. Por otro lado, la vida sigue adelante, olvidando lo que pasó y las personas que lo motivaron.
 En todas las circunstancias negué lo que me atribuían, lo que me imputaban. Siempre dije: esto es político, no criminal; mi problema es político, no criminal, y en esta tesis me mantuve siempre y ahora lo demuestra la realidad.
 –¿Las acusaciones en su contra mancharon la imagen del Ejército Mexicano, que es la principal fuerza contra la delincuencia organizada?
 –Desde luego que se daña la imagen del Ejército. Se generó inseguridad en los militares en activo que tenían la responsabilidad de los mandos territoriales, de región, de zona o de guarnición.
 –¿Cómo fueron las primeras horas de su detención?
 –Mi familia y yo veníamos de Cuernavaca. Cuando llegamos a la entrada del conjunto habitacional, se nos acercaron unas personas, se identificaron como policías judiciales federales militares, y me dijeron a qué iban. Subí a su coche. Me llevaron a las instalaciones de la Policía Judicial Militar, me hicieron un examen médico y luego me trasladaron a la Seido.
 “Allí, me condujeron a la declaración prácticamente de inmediato. Me dio mucha tranquilidad escuchar las tonterías que leyó como acusaciones el agente del Ministerio Público Federal.
 “Después me dijo que estaba detenido y ahí estuve casi 48 horas. Luego pasé 77 días en el centro de arraigo, con el general Roberto Dawe de compañero. De allí nos enviaron al penal del Altiplano.
 –¿Cuándo estuvo en la Seido o bajo arraigo, Marisela Morales y Cuitláhuac Salinas platicaron con usted?
 –Solamente tuve contacto con el agente del Ministerio Público Francisco Jorge Rubio Salgado, y sólo comparecí dos veces ante él. La primera, el 15 de mayo; la otra, el 20 de junio (de 2012).
 –¿No hubo más, nunca le informaron de más pruebas ni le pidieron que aclarara algo ante el Ministerio Público?
 –Así es. En la Siedo solamente leyeron las imputaciones que me hizo el superhombre, Jennifer, quien tenía una memoria privilegiada. Su testigo se acordaba de cientos de detalles, de las personas a las que inculpaba, decía fechas y todo.
 “Jennifer tenía el fabuloso don de la ubicuidad. Casi al mismo tiempo, con pocas horas de diferencia, declaraba haber estado en el estado de Guerrero y luego en Morelos, y un poco más tarde en Cancún.
 “Las acusaciones que me hacían eran del superhéroe, del delincuente beneficiado, de nombre Roberto López Nájera, con clave Jennifer. También había supuestos señalamientos que había hecho el mayor Iván Reyna Muñoz, a quien de manera ruin, de lo más cobarde, de lo más infame, presionaron para que firmara la declaración que el Ministerio Púbico ya tenía elaborada. Lo coaccionaban con su familia. Fue una cosa que no tiene nombre”.
 –¿Torturaron al mayor?
 –Lo presionaron para que firmara las declaraciones que eran en contra mía. Para imputarme.
 “Platiqué varias veces con el mayor Iván, estábamos en la misma causa penal y prácticamente juntos en una estancia en el penal del Altiplano. Nuestras celdas eran contiguas.
 “Pero no fue sólo una vez, fue víctima de una infamia. En una visita que le hicieron también lo presionaron para que firmara la declaración que prepararon inculpándome.
 Lo mismo le sucedió al general Ricardo Escorcia Vargas. También lo presionaron para que firmara su declaración, amenazando a la familia. De esa manera obligaron a los dos.
 –¿Qué les decían?
 –Que detendrían y consignarían a su familia. En el caso del general Escorcia, a sus hijos; con el mayor Iván, a su esposa.
 –¿Con el general Roberto Dawe no ocurrió eso?
 –Al general Dawe lo coaccionaron para que declarara contra el teniente coronel Isidro de Jesús Hernández Soto.
 –Unos contra otros...
 –Sí. Pero debo decir que yo no fui presionado de ninguna manera.
 ¿En el penal del Altiplano ocurrió algo?
 –Tengo entendido que a los generales Escorcia y Dawe los golpearon cuando llegamos al penal. No me consta; yo iba adelante y enseguida ellos. Son comentarios que me hacen.
 –¿Qué hacía en el Altiplano?
 –A las cinco y media nos levantaban; a las 6, dos custodios pasaban lista; uno nos nombraba y otro confrontaba nuestra cara con las fotografías que tenían en un listado. A las 8, pasaban con un carrito y nos daban el desayuno. Después teníamos tiempo libre para leer textos de una biblioteca ambulante. Cada libro te lo prestaban durante una semana.
 Escribía, hacía ejercicio, caminaba o corría en el patio. Al principio sólo con el general Dawe; luego nos dejaron salir a los seis militares, y jugábamos futbol o basquetbol.
 –Ahora que se encuentra libre de las acusaciones de delincuencia organizada y delitos contra la salud, ¿ya platicó con el secretario Cienfuegos?
 –Todavía no. Lo haré en unos momentos, mediante una llamada telefónica, para informarle que ya estoy en casa, lo que tengo planeado. Luego pediré una audiencia con él.
 –¿Buscará al presidente Enrique Peña Nieto?
 –A ver qué instrucciones me da el secretario de la Defensa. Como todo buen soldado, debo reportarme con mi mando, y le plantearé que quiero solicitar una audiencia al Presidente para agradecerle todas sus atenciones y gentilezas.
 –¿Cree que pueda abrirse la vía de la participación política para usted; podremos verlo como senador o diputado?
 –El mecanismo que se ha seguido es que los partidos le digan al secretario que un militar tuviera representación en la Cámara, de Diputados o de Senadores. Una vez que le plantean la necesidad, él consulta a quien debe hacerlo, y entonces propone algún nombre.
 –¿Le disgusta la idea de hacer política?
 –No me disgustaría. La verdad, con el único deseo de ser útil.
 *
Se indagará la fabricación de pruebas contra el militar: Murillo
 La Procuraduría General de la República (PGR) iniciará una investigación formal por el uso de declaraciones falsas de testigos protegidos y la posible fabricación de pruebas, informó el titular de la dependencia, Jesús Murillo Karam.Estoy obligado a hacerlo porque lo indicó un juez en una de las sentencias. La pesquisa está relacionada con la Operación Limpieza y el caso del general Tomás Ángeles Dauahare.Les repito: una de las sentencias en el caso anterior le pide al Ministerio Público que inicie una investigación al respecto, expresó Karam.
 **
Busca general demandar a exprocuradora
 El daño 'está hecho y es irreversible'. El general Tomás Ángeles Dauahare quiere dejar atrás los 11 meses de arraigo y prisión que enfrentó, acusado de nexos con el narcotráfico. La decisión de presentar una demanda penal o civil contra la extitular de la Procuraduría General de la República (PGR), Marisela Morales Ibañez, y los funcionarios que integraron el expediente en su contra, la dejará en manos del secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos Zepeda, su jefe; acatará lo que él disponga.
 MILENIO
 Va la PGR contra su extestigo favorito
 La Procuraduría General de la República (PGR) abrió una averiguación previa contra funcionarios de esa dependencia y el testigo protegido, Jennifer, cuyas acusaciones dieron origen a la pesquisa que llevó a la cárcel al general Tomás Ángeles Dauahare. Entre los servidores públicos investigados hay agentes del Ministerio Público federal de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO). El mismo testigo fue soporte en el caso de Noé Ramírez Mandujano, ex titular de la SIEDO, preso desde 2008 y que el lunes pasado recobró su libertad.


Comentarios

Entradas más populares de este blog

Alfredo Jalife en la mañanera de hoy

Conferencia de prensa del presidente López Obrador, del 24 de abril de 2019 Versión estenográfica ...
-Buenos días, presidente. Soy Saúl Soltero, del canal de redes sociales El Nopal Times. “....En relación al maestro Alfredo Jalife, que muchas personas pugnan o solicitan que sea incorporado en su gobierno por ser un excelente analista, un geoestratega que tiene muchas ideas de cómo podría México transitar a ser un país exitoso. ¿Qué opina usted de esa petición de que sea tomado en cuenta dentro de su gobierno para ocupar algún cargo? PRESIDENTE :  Acerca de lo de Jalife. Es una muy buena persona. No creo yo que quiera ocupar un cargo, es un analista, un investigador; pero en el caso que hubiese algo que le interesara, como cualquier otro profesional analista, lo tomaríamos en cuenta. No hay veto para Jalife ni para nadie. Hay muchas discrepancias, hay debate, yo lo considero sano; a veces se pasan, pero es sano eso. Ya cuando no se debate es que hay que avisarles que ya se apagó la luz…

Oaxaca, la fotografía…, elección cerrada; 34 y 30%

Encuesta / Registra tricolor mínima ventaja Encuesta REFORMA. Elecciones Oaxaca.  Alcanza Murat 34% de las preferencias frente al 30% de Estefan Garfias Nota de Lorena Becerra y Joaquín Zambrano Reforma, Pp, 26 de mayo de 2016
Alejandro Murat, candidato del PRI-PVEM-PANAL, supera por escasos cuatro puntos a José Antonio Estefan Garfias, abanderado del PRD-PAN, rumbo a la elección para Gobernador de Oaxaca que se llevará a cabo el próximo 5 de junio. Dado el margen de error del estudio, esto se traduce en un empate técnico entre ambos candidatos. Así lo revela una encuesta de REFORMA a mil electores en la entidad. Los dos punteros gozan de buenos niveles de reconocimiento de nombre. No obstante, Estefan cuenta con una imagen positiva entre los entrevistados, en contraste con el candidato del tricolor que recibe más opiniones negativas que positivas. Por su parte, el aspirante de MORENA, Salomón Jara, no es conocido por el 58 por ciento de la población, pero aun así logra posicionarse en terce…

AMLO perdió la calma y se desbordó contra sus aliados..

El C. Presidente convocó la tarde del jueves 7 de noviembre en Palacio Nacional a los diputados federales y senadores de Morena para evaluar avances de la agenda legislativa.
Fueron convocados también legisladores aliados como PES, PT e incluso el PVEM, nueva adquisición de la 4T.
"Es una reunión para la revisión de la agenda legislativa, que normalmente tenemos dos o tres veces al año con el Presidente, antes de iniciar las sesiones y en el trayecto del periodo de sesiones", indicó Ricardo Monreal, coordinador de los senadores de Morena.
Los primero en llegar fueron los representantes del PES;  Tatiana Clouthier indicó que desconocía el motivo de la reunión, pues sólo fue convocada.
Incluso rechazó que se un llamado del Presidente para darles línea, pues la línea es que no hay línea.
Al final el Presidente salió molestó incluso sin despedirse,  entre chiflidos de los inconformes.
Y es que los trato de corruptos....habráse visto!
¿Imagínense si se hubiera transmitido ese “dialogo c…