Ir al contenido principal

Los hechos de Jalisco, del 1 de mayo

Fue un encontronazo/FELIPE COBIÁN R. Y JORGE COVARRUBIAS
Revista Proceso No. 2010, 2015-05-09
A los habitantes de Villa Purificación, Jalisco, les amaneció temprano el viernes 1. El relampagueo de las metralletas y su traca traca los llenó de pánico. Unos se protegieron como pudieron y alcanzaron a observar la nube negra y las llamas que envolvieron al helicóptero militar derribado por miembros del Cártel de Jalisco Nueva Generación. “Fue un encontronazo”, comentan los lugareños al corresponsal de Proceso. Otros aseguran haber visto cuando militares recogieron a muertos y heridos. Al cierre de esta edición se hablaba de 18 fallecidos en la refriega, entre ellos ocho sicarios.
VILLA PURIFICACIÓN, JAL.– El viernes 1, cuando aún no amanecía, un convoy de 10 camionetas con gente armada que venía de la Resolana (Casimiro Castillo) bordeó por una brecha para evitar pasar por esta cabecera municipal. Los vehículos entroncaron en La Cruz y pasaron por Villa Vieja con las luces apagadas. Eran las 6:30 horas.
Al último, un poco retrasada, venía una unidad sobre cuya cabina asomaba una especie de cañón, bazuca o lanzagrandas, medio tapado con una manta.
Varios helicópteros rugían en el aire. Minutos después se oyó un estruendoso tronido de metralla que disparaba de abajo hacia arriba y de arriba hacia abajo. Algunos lugareños se atrevieron a asomarse por las ventanas de sus viviendas, sorprendidos por el relampagueo de los disparos.
Un vaquero cabalgaba por un camino aledaño. De pronto, dice, vio una bola de humo en el aire, luego vino el desplome de un helicóptero que, oscilante, cayó a menos de dos kilómetros delante de Villa Vieja al parecer  envuelto en llamas.
En otro lado, el asustado esposo mueve a su mujer y le ordena: “¡Despierta, m’ija que algo está pasando! Oye cómo está la tracatiza. Es como una persecución a balazos. ¡Levántate!, aunque sea para pedirle perdón a Dios por si nos toca… No sabe uno!”.
–¡Uf! Y yo que creía que iban uno o dos camiones descompuestos, destartalándose por la terracería para abajo –le responde la esposa.
–¿No escuchaste antes: ¡Pum!, un estruendo muy fuerte primero? Fue como un bombazo ensordecedor. Escucha el pas, pas, pas, el tra, tra, tra y el traca traca…
“Así se escuchaban los balazos –explica al reportero–,  como de distintas armas pesadas calibres y hasta uno que otro bombazo”.
–¿Acaso no oyes? –le dije a mi esposa.
–¡Claro que sí, y tengo muchísimo miedo!
–¿De veras no escuchas?
–¡Sí!
Luego vivieron los vuelos rasantes de helicópteros que apenas libraban las ramas de las rosas moradas, los cuastecomates, los habillos, los mojotes (capomos), las parotas y cuanto árbol hay en el perímetro entre Villa Vieja, Rancho Nuevo, Paso Real y Los Achiotes.
Segundos después, uno de ellos casi se cae sobre las casas. “Nos hizo saltar de la cama a mi esposa y a mí. Las gallinas comenzaron a cacarear en la lima que está ahí”, dice al tiempo que apunta a la sombra del arbolado en el hirviente mediodía costero.
“Tuvimos que salir de la casa porque creíamos que el aparato oscuro nos iba a caer encima… Y también a ver lo que pasaba, pegados a la pared y a la camioneta. Nomás veíamos, entre los claros de la arboleda, la lumbre de abajo hacia arriba y de arriba hacia abajo”, cuenta mientras mira hacia la loma, al pie del Cerro de las Burras, a unos dos kilómetros de Villa Vieja, donde cayó el Cougar.
De dos helicópteros artillados que daban vueltas y vueltas a baja altura, los habitantes de las rancherías sólo miraban las ráfagas. Una familia se refugió en un solo cuarto y ahí estuvo entre hora y media o dos horas, hasta que todo quedó en silencio, pero los helicópteros siguieron sobrevolando por mucho rato después del enfrentamiento, levantando heridos y muertos.
“También dos avionetas aparecieron poco después del encontronazo, dando vueltas allá arriba”, acota otro entrevistado.
Durante la refriega, pasaron por aquí, a toda velocidad, dos camionetas particulares repletas de civiles rumbo a Villa de Purificación o hacia otros poblados, brechas o escondites de esa gente que conoce bien la zona. En la terracería, según vieron más tarde, quedaron tiroteadas siete u ocho unidades de los “malosos”.
“Ya después, con el esplendor del sol, brillaban cientos, miles de casquillos”, comentan los campesinos.
Uno de ellos relata: “Como a las tres de la tarde del viernes 1 otro helicóptero pasó sobre aquellos habillos y aterrizó en esa lomita donde se ven esos matorrales o pastura. Desde aquí –no más de cien metros en línea recta–, me quedé viendo. Bajaron varios soldados. Como a gatas comenzaron a arrastrarse para recoger dos cadáveres”.
Otro más platica que casualmente pasó cerca de donde cayó el helicóptero del Ejército. Se quedó mudo al ver tanto muerto.
Un vendedor ambulante que caminó temprano por el lugar donde se desató la balacera fue obligado por los sicarios, a punta de pistola, a llevar a sus compañeros hasta San Miguel. Después lo dejaron sano, dice.
El Ejército tomó el área
Después de la batalla, la zona quedó solitaria durante casi 24 horas. El fuselaje del helicóptero permaneció humeante por un buen rato y muchas de sus partes quedaron esparcidas en un área de 250 metros. Luego llegó el Ejército y montó tres campamentos en el entorno, lo que impide el paso hacia las estribaciones del Cerro de los Burros, donde cayó la aeronave. El lugar “está asegurado por la PGR y hay que preservar evidencias”, comenta al reportero un mando militar.
–Pero a algunos medios se les permitió acercarse, corroborar datos, tomar fotografías –se le comenta.
–Sería la Secretaría de la Defensa la que se las entregó –responde.
En tanto, en cumplimiento de la orden superior de capturar a como dé lugar al líder del Cártel de Jalisco Nueva Generación, Nemesio Oseguera Cervantes, El Mencho, el municipio está tomado por el Ejército. En las entradas y salidas hay retenes y decenas de soldados bien pertrechados en tanquetas. Asimismo, camiones, camionetas y vehículos blindados recorren las calles y las carreteras vecinales.
En algunos retenes –también los hay en el lugar cercano  adonde fue derribado el helicóptero– se revisan de manera exhaustiva los autos de los lugareños. En otros, las revisiones son aleatorias, sobre todo a los que salen de esta cabecera municipal.
Aparte de Villa de Purificación, la mayor fuerza militar se concentra particularmente en los municipios de Autlán con la parte de la Sierra de Manantlán que le corresponde, y Unión de Tula. Y aunque en estos lugares las revisiones son más ocasionales, hay varias unidades militares terrestres.
En la región hay poco más de 30 unidades de combate que fueron transportadas en 16 tarimas de tráileres entre el miércoles 6 y el jueves 7 desde temprano. Se trata de los blindados ligeros Panhard VCR de tres ejes o 6X6, de origen francés, dotados de metralleta automática y proyectiles antitanque y de los Sandcat, fabricados en Estados Unidos.
No obstante, cuando unidades artilladas y tropa se internan en las montañas o hacen recorridos, en las áreas urbanas grupos de jóvenes rondan desafiantes por la zona: algunos colocan mantas, sobre todo en la región Costa Sur.
El jueves 7, en Autlán, apareció una con el siguiente mensaje: “Esta manta es para los guachos. Queremos que se retiren de Autlán. Tienen este mes para largarse. De lo contrario, actuaremos en su contra. Mataremos a cada militar que veamos en la calle”. Firman: El 24, El 7, Japo y Vaquero.
 Días antes, el lunes 4, jóvenes de secundaria y preparatoria empezaron a difundir en las redes sociales un mensaje atribuido al Mencho:
 “Buenas tardes a toda la población del estado de Jalisco. Con estas palabras les hago hacer mi sentir y pedirles unas disculpas a toda la ciudadanía, yo simplemente estoy defendiendo mi vida, el gobierno quiere hacer ver que están trabajando para cumplir con el compromiso que tienen con el cartel los Z para que ellos obtengan la plaza Jalisco. Pero aquí mismo les hago saber yo NEMECIO OSEGUERA que yo y mi empresa CJNG peliaremos con todo; les pido nuevamente a todo el pueblo una disculpa, los cuidaremos con el corazón. ATT. EL MENCHO CARTEL NUEVA GENERACION CJNG”.
 El martes 5, en la reunión del Gabinete de Seguridad federal encabezada por el titular de la Secretaría de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, el general de división Miguel Gustavo González Cruz, comandante de la V Región Militar y encargado de la Operación Jalisco, dijo que el propósito es apaciguar la entidad, capturar al Mencho y acabar con el CJNG.
 La operación empezó el viernes 1. La víspera, tropas del Ejército habían ubicado al capo en esta región costera, donde, según versiones locales, tenía un laboratorio de drogas sintéticas y explotaba clandestinamente un mineral cerca del lugar donde fue derribado el helicóptero militar.
 La persecución generó los narcobloqueos del Día del Trabajo. El domingo 3, en algunas partes más aisladas del sur de la entidad, en Palo Blanco, municipio de El Grullo, también hubo incidentes similares aunque sin incendio de autos.
 Por cierto, en el tramo San Buenaventura-Apulco, municipio de Tonaya y Tuxcacuesco, respectivamente, de la  carretera Autlán-Ciudad Guzmán, se contabilizaron nueve narcobloqueos; en algunos casos los vehículos incendiados estuvieron hasta la tarde del domingo 3.
 Al cierre de esta edición, se contabilizaban 18 muertos: ocho sicarios y el resto militares y policías federales; ninguno había sido identificado.
 Tras las primeras acciones de la Operación Jalisco, encaminada a  capturar al Mencho, nadie menciona si se cumplió el objetivo. La gente sigue sorprendida por la cantidad de narcobloqueos del viernes 1 y el día siguiente para captura al líder del CJNG, quien, dicen, se le ha escapado a las autoridades federales en tres ocasiones.  
#
Las guerras de “El Mencho”/JOSÉ GIL OLMOS
En sólo una década, Nemesio Oseguera Cervantes, El Mencho, se convirtió en el líder del Cártel de Jalisco Nueva Generación, hoy por hoy la organización criminal  más poderosa de México. Durante ese periodo, el capo oriundo de una comunidad del municipio de Aguililla, Michoacán, supo tejer alianzas circunstanciales con organizaciones rivales, meter el hombro a sus paisanos, suplir a los capos caídos y luego, tras una derrota, replegarse a Jalisco. Hoy, tiene en jaque a varias entidades y la furia de su organización parece no tener límite.
Considerado el grupo criminal más fuerte de México, por encima incluso de las agrupaciones históricas del Pacífico y el Golfo de México, el Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG)  tiene raíces en Michoacán. Sus líderes, Nemesio Oseguera Cervantes y Rubén Oseguera González –El Mencho y El Menchito, respectivamente–, así como sus parientes Abigael y José González Valencia, Los Cuinis, son oriundos de Tierra Caliente.
Durante años, todos ellos mantuvieron un bajo perfil, lo que les ayudó a fortalecerse. Y cuando las autoridades federales arremetieron contra Los Caballeros Templarios, tomaron su lugar y ampliaron su negocio hasta Sudamérica y Asia, de acuerdo con los testimonios recogidos por Proceso en Michoacán.
En 2005, por ejemplo, El Mencho se alió con el cártel de Sinaloa para disputarle el terreno a Los Zetas. Esa guerra se extiende hasta ahora, esta vez con el CJNG, cuyos sicarios empiezan a imponer su ley en Jalisco, Colima, Nayarit, Michoacán, Guanajuato y Veracruz, principalmente, consideran los entrevistados, quienes piden el anonimato.
La jornada de violencia criminal del viernes 1 en más de una treintena de municipios jaliscienses, según ellos, fue para demostrar el poderío del CJNG al gobernador Aristóteles Sandoval Díaz, a quien presuntamente apoyó la organización del Mencho durante su campaña electoral de 2012.
Versiones periodísticas indican que Sandoval Díaz tuvo vínculos con el CJNG y el cártel de Sinaloa ese año, a través de José Luis Tony Duarte, con quien tuvo nexos desde que fue presidente municipal de Guadalajara. En esa etapa incluso Rocío Duarte Contreras, hija de Tony, fue directora de estacionamientos en la capital tapatía.
Además, según la averiguación previa PGR/SEIDO/UEIDCS/084/2003, un hermano de Tony, Juan Jorge Duarte Reyes, fue detenido al ser descubierto con un cargamento del metanfetaminas (Proceso 1832). Otro funcionario con presuntos vínculos con esa agrupación es el fiscal general de Jalisco, Luis Carlos Nájera.
El disgusto contra Sandoval Díaz –refieren las fuentes consultadas– se debe a que retiró el apoyo al CJNG y por la detención del Menchito, el 30 de enero de 2014 en Guadalajara, y la del Cuini, el 2 de marzo último en Puerto Vallarta. Dicen, también, que la Operación Jalisco tiene como objetivo capturar al Mencho, lo que el cártel considera una traición.
Las molestias contra Sandoval Díaz se evidenciaron desde que tomó posesión como gobernador, el 1 de marzo de 2013. Apenas llevaba ocho días en el cargo cuando el CJNG ejecutó a su secretario de Turismo, Jesús Gallegos Álvarez, presuntamente por apoyar a otro grupo criminal (Proceso Jalisco 446).
Aunque El Mencho y su grupo han manifestado su fuerza en Jalisco y Colima, en Michoacán también participaron en la formación de las autodefensas de Tepalcatepec a través de los hermanos Farías: Uriel y Juan José, El Abuelo. De acuerdo con los entrevistados, ambos se reunieron con el entonces comisionado del gobierno federal, Alfredo Castillo Cervantes, como quedó registrado en la grabación del programa Atando Cabos, conducido por Denise Maerker en enero de 2014.
Quién es Oseguera Cervantes
Nemesio Oseguera Cervantes –algunas veces se hace llamar Rubén Oseguera Cervantes y algunos lo apodan El Gallero– nació en la comunidad de El Naranjo Chila, municipio de Aguililla, en el corazón de Tierra Caliente, mientras que sus cuñados Abigael y José González Valencia, Los Cuinis, son oriundos del poblado Ahuaje, ubicado en el mismo municipio.
Para las autoridades locales, El Mencho es uno de los capos más influyentes de Michoacán, Jalisco, Colima y Veracruz, donde comenzó a exterminar a Los Zetas por encargo de Joaquín Guzmán Loera, El Chapo.
Las mismas fuentes afirman que, cuando El Mencho y los suyos usaron a las autodefensas para combatir a Los Caballeros Templarios, se quedaron con el control absoluto de Tierra Caliente. Y si bien al principio utilizaron a Los Viagras para apropiarse de los municipios de Buenavista, Pinzandaro, Apatzingán y Parácuaro, que estuvieron bajo el poder de José Jesús Méndez Vargas, El Chango Méndez –fundador de La Familia Michoacana, capturado en 2011–, terminaron por hacerlos a un lado.
Hoy, El Mencho es considerado uno de los principales traficantes de metanfetaminas y drogas sintéticas en los municipios michoacanos de Tepalcatepec, Coalcomán, Coahuayana y Aquila, donde surgieron las autodefensas en febrero de 2013.
En su tierra lo consideran el sucesor de Ignacio Coronel Villarreal, abatido por la Marina en Zapopan, Jalisco, el 29 de julio de 2010.
El Mencho formó parte del cártel del Milenio, grupo criminal que formó en Michoacán Armado Valencia Cornelio y en el que participaron Abigael y José González Valencia, Los Cuinis, reconocidos jefes del crimen organizado.
En su lucha por la predominancia en Tierra Caliente, Oseguera Cervantes combatió a La Familia Michoacana, particularmente al Chango, y  tuvo disputas con Nazario Moreno, El Chayo, creador de Los Caballeros Templarios.
Documentos de la Policía Federal y la Secretaría de la Defensa Nacional consultados para este reportaje indican que al morir Coronel Villarreal, El Mencho se encargó de restructurar el Cártel de Sinaloa. De ahí surgió el CJNG, que se dedicó a combatir a Los Zetas en Jalisco y Veracruz, bastión del grupo criminal liderado entonces por Heriberto Lazcano, El Lazca.
Según los calentanos, El Mencho, cercano a los 50 años, es bajo de estatura, de buen trato pero sumamente peligroso. Y aunque opera básicamente en la zona metropolitana de Guadalajara, dicen, nunca ha dejado de tener presencia en los municipios de Tierra Caliente limítrofes con Colima y Jalisco, principalmente Tepalcatepec, Coalcomán y Buenavista Tomatlán.
A principios de año, sus paisanos vieron al Mencho cerca de Apatzingán, territorio que Los Caballeros Templarios dominaron durante una década y que hoy está en manos del CJNG. Algunos lugareños aseguran que previo al viernes 1 el capo había sido capturado, pero como los policías son su gente, “lo soltaron”.
La vieja disputa con Los Zetas
A mediados del año 2000, El Mencho y los integrantes del Cártel del Milenio comenzaron a enfrentar a Los Zetas, quienes pretendían apoderarse de Tierra Caliente, zona estratégica para el trasiego de mariguana, heroína y drogas sintéticas hacia Estados Unidos a través de Guadalajara con rumbo a Tijuana.
Por esas fechas, la organización michoacana –también conocida como Cártel de los Valencia– estaba comandada por Armando Valencia Cornelio; sus lugartenientes eran Nacho Coronel; Manuel, La Puerca o El Animal; Rogelio Guízar, El Doctor; Álvaro Álvarez Ramírez; Salvador Revueltas, Chava Lentes; Óscar Nava Valencia, El Lobo; El Abuelo Farías y El Mencho, entre otros.
Los problemas internos empezaron cuando Carlos Rosales Mendoza, apoyado por  El Chango Méndez, El Chayo y Servando Gómez Martínez, La Tuta, dividieron a la organización. Los Zetas aprovecharon la detención de Armando Valencia, en agosto del 2003, para posicionarse. Obligaron al Mencho y su gente a replegarse en Jalisco y Colima.
Uno de los lugareños comenta a Proceso: “Hubo cierta tolerancia de Los Zetas hasta la detención de Armando Valencia. Pero luego expulsaron de Michoacán a los allegados de su rival. Quienes se quedaron, fueron ejecutados, como Álvaro Álvarez Ramírez, quien cayó en Morelia a plena luz del día en el transitado bulevar García de León.
“Incluso enviaron una señal a su enemigos para que no volvieran a Michoacán, al quemar la mansión del Mencho en Arboledas, en la salida a Mil Cumbres.”
Por un tiempo el liderazgo del cártel michoacano recayó en Óscar Nava Valencia, El Lobo, hasta que fue capturado el 31 de octubre de 2009. “Siempre se dijo que El Mencho lo había traicionado”, señala una de las fuentes entrevistadas. Y así fueron cayendo los demás integrantes, hasta que El Mencho formó el CJNG, apoyado por Los Cuinis, sus cuñados, y se lanzó contra Los Zetas.
Mientras El Mencho estuvo fuera de su tierra, sus antiguos compañeros del Cártel del Milenio, liberados de Los Zetas, formaron La Familia Michoacana y luego Los Caballeros Templarios. Él optó por consolidar su grupo en Jalisco y Colima, principalmente, y luego comenzó a avanzar hacia los límites de Tierra Caliente.
Un exfuncionario michoacano comenta al reportero que las gentes de Oseguera Cervantes “siempre quisieron vengar la afrenta y, a raíz de la detención del Tísico, fundaron La Familia Michoacana. Posteriormente, a raíz del conflicto entre El Chayo y El Chango, surgieron Los Templarios.
Y añade: “Intentaron incursionar de distintas formas a Michoacán, para regresar a Aguililla, su entrañable tierra, algunas veces incluso con el apoyo de la Policía Estatal de Jalisco, presuntamente al servicio de un servidor del Mencho: Luis Carlos Nájera Gutiérrez de Velasco –quien fue titular de Seguridad de esa entidad durante la gestión de Emilio González Márquez y hoy es fiscal general en la administración de Aristóteles Sandoval Díaz–, pero siempre fracasaron.
“Apoyaron a las autodefensas –que fueron el instrumento ideal para combatir a Los Templarios–,  y obtuvieron el apoyo de la sociedad, cansada de criminales que extorsionaban y acosaban a la población; también el del gobierno, específicamente la Policía Federal, que buscaba vengarse de los daños causados por Los Templarios.
“El fin justifica los medios… Y los enemigos de los enemigos se aliaron. Derrotaron a Los Templarios y el CJNG, que había recuperado gran parte del territorio michoacano arrebatado, ahora lo tenía todo.”
A pesar de las nuevas pugnas de los exautodefensas, encabezados por El Abuelo Farías, con Los Viagras y el grupo H3 de José Antonio Torres, El Americano, al final la alianza ordenada por El Mencho  se impuso.
Remata el entrevistado: “Los Viagras fueron expulsados y ahora todo el valle de Tierra Caliente hasta el puerto de Lázaro Cárdenas y el de Manzanillo son controlados por el CJNG, lo que les deja el paso libre para seguir negociando con sus aliados, incluyendo los empresarios chinos, con quienes la organización hace tratos de truque: mineral por precursores químicos.”  

Comentarios

Entradas más populares de este blog

AMLO perdió la calma y se desbordó contra sus aliados..

El C. Presidente convocó la tarde del jueves 7 de noviembre en Palacio Nacional a los diputados federales y senadores de Morena para evaluar avances de la agenda legislativa.
Fueron convocados también legisladores aliados como PES, PT e incluso el PVEM, nueva adquisición de la 4T.
"Es una reunión para la revisión de la agenda legislativa, que normalmente tenemos dos o tres veces al año con el Presidente, antes de iniciar las sesiones y en el trayecto del periodo de sesiones", indicó Ricardo Monreal, coordinador de los senadores de Morena.
Los primero en llegar fueron los representantes del PES;  Tatiana Clouthier indicó que desconocía el motivo de la reunión, pues sólo fue convocada.
Incluso rechazó que se un llamado del Presidente para darles línea, pues la línea es que no hay línea.
Al final el Presidente salió molestó incluso sin despedirse,  entre chiflidos de los inconformes.
Y es que los trato de corruptos....habráse visto!
¿Imagínense si se hubiera transmitido ese “dialogo c…

Y ahora la 4T pretende criminalizar a juzgadores. ¿Qué dice la SCJN?

Contrareforma en materia de justicia penal!Y ahora los de la 4T van contra jueces y magistrados/ opinión de un amigo penalista, que circula en redes...Muy oportuno...
Así como en 2019 los presentados como los nuevos y grandes delincuentes fueron los factureros y las empresas fantasma; hoy los nuevos delincuentes son los jueces y magistrados federales, SI, así se les trata en la propuesta de reforma constitucional de La FGN. Para ellos, se va a crear un tribunal especial que les juzgue conformado por jueces NOMBRADOS POR EL SENADO y por ello, por aliados políticos, obviamente comprometidos “VENDIDOS” con SU PARTIDO. Las cuotas para nombrarlos se dividirán. 
El grupo mayoritario tendrá más JUECES POLÍTICOS, y estos por su designación y por LEY responderán ante el Senado.
¡Que tragedia de país!
Me pregunto: ¿tiene esto el aval de la SCJN? Esas propuestas tienen el aval de la Corte?
Volvamos a los JUECES Y MAGISTRADOS de nuestro país señalados cómo DELINCUENTES al menos de forma probable. 
¿Que…

El capo que se robó a una reina/Juan Velediaz

El capo que se robó a una reina/Juan Velediaz Publicado en La Silla Rota, 23 de octubre de 2013 Rocío del Carmen Lizárraga tenía 17 años en febrero de 1990, cuando fue coronada Reina del Carnaval de Mazatlán. Aquella había sido una competición muy cerrada, la noche de la votación se impuso por un margen estrecho a Libia Zulema Farriols, una chica que se ganó a la audiencia con su sonrisa y porte, lo que se tradujo en ser coronada como reina de los Juegos Florales, una distinción que se le da por lo regular a la mujer que queda en segundo lugar.
 El reinado del carnaval de Mazatlán es cosa seria. Durante un año, la soberana tiene varias actividades y obligaciones que el protocolo impone, una vez transcurrido este lapso, se le sigue guardando veneración y respeto como monarca que fue. Quizá por eso en aquellos días la sociedad sinaloense no se explicaba cómo pudo ocurrir algo que resultó inusitado en la historia del certamen. Pasadas las primeras semanas del festejo, Rocío del Carmen cumpl…