3 feb. 2017

“La unidad nacional es de los mexicanos, no con el Gobierno de EPN” Mancera

“La unidad nacional es de los mexicanos, no con el Gobierno de Peña Nieto”
El alcalde de la capital de México apuesta por un tono más agresivo en la negociación con Donald Trump
LUIS PRADOS y LUIS PABLO BEAUREGARD
El País, México 2 FEB 2017
Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno de la Ciudad de México. FRANCISCO CAÑEDO

Miguel Ángel Mancera (Ciudad de México, 1966) asegura que la discusión de la primera Constitución de la ciudad sirve de ejemplo para la turbulenta época que vive el país. El jefe de Gobierno destaca el diálogo que imperó entre nueve fuerzas políticas para concluir el documento este martes, dentro del plazo establecido. El exfiscal del Distrito Federal llegó a gobernar la capital del país en 2012 respaldado por tres millones de votos de los 8.8 millones de habitantes de la urbe. Fue abanderado del Partido de la Revolución Democrática (PRD, izquierda), pero se jacta de no estar afiliado a la organización que sufre una grave crisis por sus disputas internas. Su perfil lo hace uno de los candidatos más visibles de la izquierda rumbo a las presidenciales de 2018, una carrera por la que Mancera no oculta su interés. A pesar de presumir un talante negociador y moderado, el jefe de Gobierno pide “subir el tono” ante las amenazas de Donald Trump a México. Las agresiones del presidente de Estados Unidos han generado en su vecino del sur un movimiento de unidad nacional en los días recientes.

Pregunta. Se ha hablado mucho de unidad. ¿Detrás de quién o de qué?
Respuesta. El país estaba en un momento en donde lo que reinaba era la molestia y el enojo. Eso estaba dando la unidad. De repente vino esto que es disruptivo y prendió una mecha. El pueblo es quien está manifestando esta unidad que puede ser muy importante para construir. No creo que dure mucho tiempo si el Gobierno no trabaja bien.
P. ¿El presidente Enrique Peña Nieto ha sido rebasado por las circunstancias?
México no forma parte del holding de Trump
R. La unidad nacional es de los mexicanos, no con el Gobierno. El presidente cuenta con el voto de confianza de mucha gente porque es él quien tiene que representar al país en una negociación con Trump. Pero llevaría un mandato de no ceder, de ir con fuerza y dignidad. Si el presidente se equivocara entonces vendría una ola muy adversa. Mi propuesta es no darle malas noticias a México. Que no se incremente nuevamente el precio de las gasolinas, por ejemplo.
P. Usted solicitó que los empresarios se sumaran a la negociación del Tratado de Libre Comercio (TLC).
R. Trump maneja su país como un empresario. Está pensando cómo puede quedarse con esa empresa que se llama México o cómo dominarla para que sea su subsidiaria. México no forma parte del holding de Trump. Escuchemos a los empresarios. Muchos de los grandes empresarios mexicanos son conocidos por Trump porque están haciendo negocios millonarios en dólares y Estados Unidos requiere de ellos.
P. ¿Qué guía debe seguir México en la negociación?
R. Debemos ser muy firmes y aprovechar la coyuntura para posicionar temas. Si el TLC se va a abrir deben incluirse políticas laborales --mejores salarios para los trabajadores mexicanos-- y temas medioambientales. Peña Nieto debe ir con mucho cuidado. Trump no se va a tocar el corazón para lanzarnos otra amenaza. Su equipo habla de negociación, pero él lanza mensajes agresivos. Debemos tener un grupo de empresarios que mande esos mensajes agresivos.
La unidad nacional que se ha dado tiene que desembocar en una unidad política
P. ¿Debe México subir el tono?
R. Sí. Trump se ha dado cuenta de que México puede subir el tono. No vamos a decirle sí a todo.
P. ¿A la unidad nacional le falta un líder?
R. La unidad está pidiendo que se le diga ya a Trump que no se le va a permitir que se traspase la frontera ni que dañe a los mexicanos de aquí o a los que viven en Estados Unidos.
P. ¿Quién le gustaría que fuera ese líder?
R. A mí me gusto yo para decir lo que tiene que decir la ciudad. Le dije a Peña Nieto que queremos un presidente firme que defienda a los mexicanos.
P. ¿Qué está haciendo la Ciudad de México para prepararse ante supuestas deportaciones masivas?
R. La ciudad tiene un fondo para emergencias y otro de cobertura social. A los migrantes deportados y a los que han retornado los incluimos en procesos productivos. Por eso necesitamos a los empresarios. Tienen un nicho para recibir estos hombres y mujeres deportados que hablan inglés. Hay que aprovecharlos. El problema no es que haya una expulsión masiva, pero que esta no fuera solo de mexicanos si no de centroamericanos y que los dejen en la frontera. No creo que Trump venga a romper récords de expulsiones.
P. ¿Qué debe cambiar en México después de esta crisis?
R. México tendrá que atender a otros socios comerciales y que Estados Unidos se dé cuenta de lo que menos le conviene es perder a un socio estratégico donde tienen mano de obra barata con productos de calidad.
Debemos tener un grupo de empresarios que mande mensajes agresivos a Trump
P. En términos sociales, ¿habrá cambios?
R. Creo que la Constitución de la Ciudad de México busca estabilizar desigualdades muy profundas. Cuando hablamos de salario mínimo todo el mundo se escandalizó a pesar de que traía un 70% de pérdida y 30 años de rezago. La sociedad mexicana debe entender que tiene que cambiar.
P. ¿Por qué no ha ganado la batalla del salario mínimo a pesar de su buena relación con los empresarios?
R. Dimos un avance sustancial pero ahora con el incremento de la gasolina se ha perdido parte del efecto. Los incrementos que tenía, de 1,3% ó 1,5%, eran ridículos. Si en estos meses estuviéramos incrementando el salario mínimo no tendríamos un efecto inflacionario. Quiero seguir insistiendo en este tema con los empresarios.
P. ¿El sistema político está agotado?
R. Urge un cambio. En la Constitución planteamos la posibilidad del Gobierno de coalición. A nadie le conviene que alguien gane con un 27% y después no pueda gobernar. La unidad nacional que se ha dado tiene que desembocar en una unidad política. Los límites entre la derecha y la izquierda siguen estancando mucho a la sociedad.
Los límites entre la derecha y la izquierda siguen estancando mucho a la sociedad
P. ¿Afecta sus aspiraciones presidenciales que el PAN (derecha) y el PRD (izquierda) hayan roto sus alianzas este año?
R. Creo que el ejercicio de 2018 va a ser muy diferente. Se tiene que pensar si habrá un proyecto. Es muy diferente decir vamos a una alianza PAN-PRD que proponer un proyecto e invitar a quien quiera sumarse. Es lo que ha hecho, sin decirlo, Andrés Manuel López Obrador. A su movimiento entra un señor del PRI y cuando está con él ya se transformó. Se le quita lo malo y se convirtió en bueno siempre y cuando traspase esa frontera. El proyecto tiene que ser ciudadano y tiene que convocar a todos.
P. ¿Se sumaría usted al proyecto de López Obrador?
R. De ninguna manera. Su equipo de trabajo nos ataca todos los días.
P. ¿Sigue interesado en su aspiración presidencial?

R. Sí, pero estoy más interesado en los proyectos que en los partidos. Me interesa un proyecto que pueda convocar a toda la sociedad. No he dejado de pensar que puedo ser un independiente apoyado por partidos.

No hay comentarios.: