2 may. 2017

Despiden a sacerdote de Iglesia Anglicana tras ofrecer misa en fosas de Jojutla

Despiden a sacerdote de Iglesia Anglicana tras ofrecer misa en fosas de Jojutla
POR JAIME LUIS BRITO , APRO, 1 MAYO, 2017
El sacerdote Carlos Ramírez. Foto: Germán Canseco

CUERNAVACA, Mor (apro).- Por criticar al gobierno de Graco Ramírez por las fosas clandestinas de Jojutla y Tetelcingo, el obispo primado de la Iglesia Anglicana de México, Carlos Touche, reprendió y pidió su renuncia al padre de esa congregación religiosa, Carlos Ramírez.
En entrevista telefónica, el presbítero informó a Apro que el prelado lo reprendió por “dejar sus labores propias, como la administración de la parroquia” a su cargo, para ir a “defender derechos humanos o abogar por los demás”. La solicitud de la renuncia no sólo es por eso, pero sería la gota que derramó el vaso, dijo.
El obispo solicitó al presbítero la entrega inmediata de la parroquia, sin embargo, luego de una reunión este lunes, le ofreció “más tiempo” para dejarla. “Además me ofreció una disculpa por haberlo hecho el viernes pasado de manera abrupta”.

Según contó, Touche le dijo: “Si quieres ser abogado, estudia derecho; si quieres ser defensor de los derechos humanos, vete a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH). Si quieres ser luchador social, vete a las calles. El sacerdote debe estar en su parroquia”.
“Es lo que él me está recriminando que debí estar en mi parroquia haciendo labores de un párroco”, dijo Carlos Ramírez. Exhibió la falta de solidaridad de la Iglesia con los más necesitados, “la falta de apoyo a los sacerdotes que consideran que su parroquia es el mundo, que su ministerio es anunciar y denunciar”.
Dijo que se mantendrá en la parroquia y que en todo caso, buscará un espacio en otro lugar para seguir llevando a cabo su ministerio. El presbítero ha acompañado procesos de búsqueda y ha denunciado las violaciones a los derechos humanos.
El jueves pasado, Carlos Ramírez ofreció una bendición a los trabajos de exhumación, y luego una misa en la zona de las fosas clandestinas de Jojutla, en la que cuestionó duramente al gobernador Graco Ramírez y al fiscal Javier Pérez Durón:
“Graco dijo que había 35 cuerpos y tenemos más de 70, más los que se acumulen. Estas fosas no son más que una obra de los que están en la oscuridad, una obra dantesca aberrante que no procede de Dios. No son obras de los que hacen el bien, de los hijos de la luz. Esto se hizo a la sombra de la mentira”, dijo ese día.
Como publicó Apro ese día, en tono severo, el joven sacerdote cuestionó:
“¿Ustedes elevan una oración a Dios? ¿Qué le dicen? ¿Ayúdenme? ¿Perdónenme? Si le piden perdón por estas atrocidades, ¿cómo es posible que siga usted, gobernador, en el cargo? ¿Cómo es posible que diga a las familias que esto es normal, que todo esto está bien? ¿Con qué cara abre boca y pronuncia mentira?
“Señor fiscal, si usted sabe el número de personas que vamos a sacar, porque no son 77, son más de 150, ¿con qué cara eleva una plegaria? ¿Cómo sigue usted en su cargo cobrando del erario? Ustedes endiosan al dinero, para ustedes es más importante la nómina que la verdad, que el dolor de esta gente”.
Luego, dirigiéndose a los representantes de los medios de comunicación, pidió:
“Elevemos una plegaria por aquellos que estuvieron al pie del cañón defendiendo la verdad, y que ya no están con nosotros por eso mismo, por llevar y defender la pinche verdad que en este país nos cuesta la vida. Les invito a elevar esa plegaria y pedir al redentor nos llene de fuerza porque no nos vamos a callar, no nos vamos a dejar, no vamos a permitir que nos llenen de temor estos hijos de la chingada.
“No vamos a permitir que nos llenen de miedo. Porque es el arma más importante que tienen, el miedo. Y el arma más fuerte que tenemos es la libertad, la verdad y para mí, mi señor Jesucristo, que dio la vida por la verdad”.
Y siguió:
“Una cámara, un objetivo, un obturador es más fuerte que sus pinches armitas. Eso es más fuerte. Les da más miedo a ellos, por eso es que andan armados los cabrones. Pidamos al Señor que nos llene de fuerza. Pidamos al Señor que nos llene de paciencia. Pidamos al Señor que nos llene de fortaleza.

“Oremos por estas familias que andan allá adentro en un calorón buscando a sus familias. Oren por ustedes para que no se les apague la llama del amor”, concluyó.

No hay comentarios.: