2 may. 2017

Detenido Dámaso López, uno de los sucesores de 'El Chapo' Guzmán

Detenido Dámaso López, uno de los sucesores de 'El Chapo' Guzmán
'El Licenciado', uno de los cabecillas del Cártel de Sinaloa, es capturado en la Ciudad de México
Nota de DAVID MARCIAL PÉREZ/

El País, México 2 MAY 2017 - 12:40 CDT
Dámaso López Núñez, El Licenciado, uno de los cabecillas del cartel de Sinaloa, inmerso en una sangrienta guerra intestina por el poder, ha sido detenido la madrugada de este martes en Ciudad de México. Antiguo policía estatal y titulado en Derecho, el Lic, 50 años, fue la mano que abrió la puerta de la cárcel a El Chapo Guzmán en su primera fuga de 2001. A partir de ahí, López Nuñez ingresó de lleno en el grupo criminal sianolense, escalando puestos con la bendición de su compadre Guzmán Loera. Tras la caída definitiva del Chapo, preso y extraditado a EE UU, el Lic lidera una de las facciones que se disputan, contra los propios familiares del antiguo jefe, la corona de la Federación.

El operativo, en el que ha participado el Ejército y la Fiscalía, localizó a López Nuñez junto a su mujer en la colonia Nueva Anzures, una de las zonas residenciales más exclusivas de la capital mexicana. A diferencia del prototipo clásico de capo sinaloense –origen humilde, rural y sin estudios– el Lic pertenece a una familia de clase media de una pequeña ciudad a las afueras de Culiacán. Hijo de un ganadero y recaudador de impuestos, en Eldorado era la autoridad suprema, controlando cada palmo de terreno por su banda de sicarios y halcones. La Justicia estadounidense lo busca desde 2012 por lavado de dinero y distribución de cocaína. Un año después, el Departamento del Tesoro lo incluyó en su lista negra de narcotraficantes.
La batalla interna en Sinaloa, fracturada y amenazada su hegemonía por la emergencia de nuevas mafias, ha abierto un ciclo de violencia que alcanza ya las cotas de 2008, cuando los hasta entonces aliados del Chapo, el cartel de los Beltrán Leyva, se unieron a los sanguinarios Zetas para disputarle el control de las codiciadas rutas de cocaína, mariguana y metanfetamina. Solo la tasa de homicidios se ha elevado más de un 30% en lo que va de año en estdado norteño mexicano. Además, el círculo rojo se ha extendido ahora más allá de Culiacán y las zonas urbanas del Estado. La guerra entre facciones se libra en cada pueblito, provocando un reguero de muertes y el desplazamiento de centenares de vecinos las zona más pobres de la Sierra Madre Occidental.
El nuevo mapa está compuesto, por al menos cuatro facciones: por un lado, el liderado por Dámaso López y su hijo Dámaso López Serrano, el Mini Lic, ahijado del Chapo y exponente de una nueva corriente conocida como narcojuniors, jóvenes y ostentosos delincuentes que hacen hace gala en redes sociales de una vida de excesos estrafalarios: leopardos, armas y mujeres; por otro, el comandado por Aureliano Guzmán, el Guano, hermano del Chapo y sus hijos, conocidos como Los Chapitos; También entraría en la ecuación, el Mayo Zambada, uno de los supervivientes de la vieja guardia del narcotráfico, todo una vida a salto de mata por la sierra de Badiraguato, sin haber sido detenido jamás. Y en cuarto lugar, los rescoldos de los Beltran Leyva, disminuidos tras la muerte y detención de los hermanos, pero aún con plomo suficiente para dar batalla.
“La detención altera un poco el escenario dentro del cartel, pera la colección de clanes sigue presente, quizá ahora con una fragmentación aún mayor. Desde luego, es un golpe de suerte para los hijos del Chapo. Habrá que ver si no lo pusieron ellos. En este mundo nada es casualidad”, apunta el experto en seguridad Alejandro Hope. Al cierre de esta edición, las autoridades mexicanas no han dado información más allá del anunció de la captura vía Twitter.
Ivan Archivaldo y Alfredo Guzmán Salazar, los Chapitos, estarían detrás de uno de los golpes más duros asestados últimamente por del cartel. Una emboscada a un convoy del ejército liderada por Pancho Chimal, uno de sus escoltas personales, acabó el pasado septiembre con la vida de cinco militares. La caravana escoltaba a una ambulancia desde Badiraguato, la cuna de los grandes capos sinaloenses, que llevaba detenido a un herido tras realizar un operativo en la zona serrana. Antes de entrar en Culiacán, un grupo de ocho furgonetas negras blindadas les cortó el paso, descargando la munición de fusiles de asalto y granadas.
TODOS CONTRA 'LOS CHAPITOS'

Al nuevo cóctel del narco mexicano, hay que añadir al Cártel Jalisco Nueva Generación, según la DEA, la organización criminal más letal y de mayor crecimiento en México. Dirigidos Nemesio Oseguera Cervantes, alias El Mencho, este grupo estaría disputando a las organizaciones tradicionales –Sinaloa y Zetas– las principales rutas producción y distribución de droga en ambas costas mexicanas. En agosto del año pasado, uno de los hijos de El Chapo fue secuestrado en un lujoso restaurante y liberado a los pocos días. Las autoridades responsabilizaron de la acción al cartel Jalisco Nueva Generación y la prensa local apunta a la presunta participación también de El licenciado. La antigua mano derecha del Chapo, contra sus propios hijos.

No hay comentarios.: