6 jun. 2017

Las columnas políticas, hoy a 6 de junio de 2017

Avanza en San Lázaro una reforma para que se dicte prisión preventiva oficiosa a quienes sean detenidos por portación y acopio de armas de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas.
#
En la casilla 0966 en Chalco contaron mal. Dieron un voto de más al PRI; su sumamos  127 del PRI, mas 3 del PVEM, más 118 del PANAL y dos del PES dan 250 sufragios y en el PREP aparece con 251..¡Un voto es un voto!.
http://www.prepieem.org.mx/actas/17AEC06_001_0966_B.pdf
Alcancé..Resulta que los votos de Morena se los dieron al PANAl, y con ello incrementaron 
al PRI, por lo que no es un votó, sino  mas de 100!
Vean el reportaje de Sinembargo..com,



Las columnas políticas, hoy a 6 de junio de 2017
Frentes Políticos/Excelsior

I.Los pies sobre la tierra. David López Gutiérrez, consejero político nacional del PRI, hizo un análisis de lo que su partido debe proponer para afianzar su poder en los comicios presidenciales del año próximo. Importantes lecciones dejan a actores y partidos políticos los comicios, dijo. Prevé que para 2018 las elecciones sean muy cerradas de no modificar sus estrategias los contendientes. El sinaloense ha sido de los hombres más cercanos al Presidente durante los últimos 11 años. El también diputado federal habló de una contienda al interior de su partido, para seleccionar al que deba ser su abanderado en las presidenciales. Economista, comunicador, diputado, coordinador de la bancada sinaloense, López es de los hombres comprometido con las causas de México.

II.Políticamente correctos. Una jugada de doble play fue la que ejecutó la PGR, a cargo de Raúl Cervantes. Primero, al realizar la detención de Roberto Borge, exmandatario de Quintana Roo. Durante su mandato combatió a la empresa Uber, y fue gracias al uso de la aplicación que se le detectó en Panamá, donde se escondía y la PGR afirma que su captura no es un tema político, ya que su aseguramiento es conforme a la ley. Borge es investigado por el delito de lavado de dinero por un monto de cinco millones de pesos. Se le capturó cuando iba a abordar un avión con destino a París. El otro punto a destacar en la investigación realizada es el buen manejo de los tiempos: su detención se anunció minutos después de cerradas las casillas en la elección 2017. Gran trabajo de inteligencia.
III.De mal en peor. Hace un par de semanas, el gobernador panista Miguel Márquez Márquez, consagró al “Sagrado Corazón de Jesús todo lo que tenemos en el estado”, dijo, durante la ceremonia religiosa de los 100 años de la aparición de la Virgen de Fátima. Vaya desatino. En medio de una crisis de violencia se encomienda a los santos. Pero eso no es todo. La austeridad ha sido uno de los discursos favoritos de Márquez Márquez, pero cuando se trata de publicidad, este rubro queda fuera de los compromisos. En cuatro años, ha destinado 732.7 millones a la compra de publicidad. De seguir así terminará gastando mil millones de pesos. ¿También reza para ser Presidente en el 2018?
IV.Rapiña. Pobreza es la palabra que define a Tabasco, donde gobierna Arturo Núñez. Muchas zonas  viven en la miseria gracias a la ineficacia de los programas sociales. En la carretera federal Villahermosa-Frontera volcó un tráiler con ganado y en menos de una hora, lugareños cometieron rapiña. Testigos refirieron que la carne la trasladaban en autos. Incluso, algunos becerros que quedaron vivos fueron robados. La carretera federal sufrió un severo embotellamiento, ya que se formó una larga fila de autos de curiosos y de quienes cometieron el hurto. ¿Y ante esas imágenes los gobernantes pueden presumir que sus territorios están en pleno desarrollo?
V.Paso al frente. Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno capitalino, informó que a partir de septiembre, al sistema ecobici le serán incorporadas 340 bicicletas eléctricas para facilitar la movilidad en zonas con pendientes pronunciadas, además de que se instalarán 28 nuevas cicloestaciones multimedia, para su recarga. El funcionario indicó que el costo del proyecto será de 60 millones de pesos. Durante la presentación de los nuevos modelos, Mancera anunció que con una inversión de 42 millones de pesos, serán sustituidas 3 mil 500 bicicletas convencionales que están al servicio de 250 mil usuarios. El plan suena perfecto, pero también se debe trabajar en la cultura vial tanto para ciclistas como para automovilistas.
#
Bajo Reserva/El Universal
Se busca jefe de gobierno para la CDMX
“Aviso Oportuno”. Importante oficina en el Zócalo requerirá en septiembre a una mujer o un hombre que ocupe puesto de jefatura. Se requiere cumplir con tres requisitos, nos comentan: 1. Conocer la operación de todas las áreas del gobierno capitalino. 2. No dudar en la toma de decisiones. 3. Tener la confianza plena del actual jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera. “Inútil presentarse sin estos requisitos”. Como no hay plazo que no se cumpla don Miguel dejará en unos tres meses la oficina para emprender su camino hacia la Presidencia de la República y se requerirá de un relevo. Nos dicen que hay, al menos, una terna de personas que estarían en las semifinales para obtener el puesto de jefa o jefe de gobierno interino. Son: la secretaria de Gobierno, Patricia Mercado; el secretario de Desarrollo Social, José Ramón Amieva, y el consejero Jurídico, Manuel Granados. Desde luego, se requiere también para obtener el puesto, de total disponibilidad y a cambio se ofrecen prestaciones superiores a las de la ley. ¿Quién se quedará con la vacante?
¿Concertacesión entre PRI y PAN?
En las últimas horas se habla de una posible “concertacesión” entre el PAN y el PRI. Aseguran que el arreglo consistiría en que los panistas aceptan la victoria del tricolor en el Estado de México, a cambio de que los priístas cedan Coahuila a los blanquiazules. Sin embargo, nos aseguran que tanto en Los Pinos, como en la dirigencia del PRI la instrucción es pelear hasta el último aliento lo que ellos aseguran fueron triunfos legales de Alfredo del Mazo y Miguel Riquelme. Nos dicen que además consideran innegociables estos resultados ya que los consideran como palancas para las elecciones de 2018.
Celebran Los Chuchos, ¡con Moreno Valle!
Nos cuentan que Miguel Ángel Mancera, Alejandra Barrales y Héctor Serrano están de celebración, pues aseguran que obtuvieron buenos dividendos del pasado proceso electoral. En el Estado de México, con Héctor Bautista, líder de ADN, defendieron la propuesta de nominar a Juan Zepeda, en contra de la corriente de Los Chuchos. Entre los triunfos que cuentan está también la gubernatura de Nayarit, estado al que aseguran, llegaron para apoyar a Antonio Echevarría (quien aún no se sabe si ganó o no) y a Guadalupe Acosta Naranjo, con quien tienen un acuerdo político. En tanto que en Veracruz ganaron varios municipios en alianza con el gobernador de la entidad, Miguel Ángel Yunes. Nos comentan que a Los Chuchos sólo se les observó sonrientes en la mesa de un restaurante, donde compartían con el ex gobernador Rafael Moreno Valle, con quien construyen acuerdos para el 2018.
Fieles le fallan a AMLO
El presidente de Morena, Andrés Manuel López Obrador, no pudo el domingo ofrecer cifras de la supuesta ventaja de su candidata en el Estado de México, Delfina Gómez, porque no pudo tener representación en 100 por ciento de las casillas. De la totalidad de quienes juraron ir a defender el voto de Morena, 3 mil 926 no se presentaron o no pudieron fungir como representantes en las 108 mil 605 casillas instaladas. Por eso don Andrés tuvo que echar mano de sus seguidores en las redes sociales, a los que pidió fotografiar las sábanas con los resultados de cada casilla. Sin embargo, Morena no fue el único que sufrió el plantón, pues también 8 mil 163 personas le fallaron al Instituto Nacional Electoral (INE), mismo que los capacitó como funcionarios de casilla en las 4 entidades, pero al final no se presentaron.
#
Templo Mayor/Reforma
EL LUNES fue día de sonrisas y de caras largas. Contento se le vio a Enrique Peña antes de partir a Guatemala. A todo el que saludaba, le presumía: “¿Cómo ves? ¡Les ganamos!”.
IGUAL de sonrientes andaban Miguel Osorio Chong y Rosario Robles, que por el operativo federal en el Estado de México. Lo mismo Enrique Ochoa pues, al final, no perdió la camisa y salió ganón.
EN CAMBIO, Humberto Moreira amaneció de malas por dos razones: la del fuero y la del ego. Al no ganar la diputación local, se quedó sin la ansiada protección que esperaba. Pero lo más doloroso fue descubrir en Coahuila que no es tan popular, ni mucho menos querido, como él creía.
Y QUIENES estaban al borde del éxtasis eran los directivos de OHL, ya que tras el resultado de la elección mexiquense, casuaaalmente, vieron sus acciones dispararse hasta… ¡un 7 por ciento! Disimulen tantito.
AH, QUÉ PARADOJA: 7 de cada 10 no querían a Alfredo del Mazo como gobernador, pero… ¡no se pusieron de acuerdo! Eso significa que, de confirmarse el resultado, de un padrón de 11 millones 313 mil mexiquenses, poco menos de dos millones le dieron el triunfo al tricolor. Así es la democracia, dicen.
SI lo mismo pasa en 2018, la tendrá muy cuesta arriba un Presidente que tenga el respaldo de apenas un tercio de la población.
POR ESO vuelven a surgir las voces que piden instaurar la segunda vuelta electoral, de tal forma que quien gane, lo haga con el apoyo de la mitad más uno de los mexicanos. ¿Es mucho pedir?
A MÁS de uno sorprendió que, en su videomensaje de ayer al mediodía, Andrés Manuel López Obrador por primera vez dejó de lado la idea de que Delfina Gómez ganó la gubernatura. Insistió, sí, en pedir un recuento voto por voto, casilla por casilla, pero se abstuvo de proclamar el triunfo de su candidata. La gran duda es si fue descuido o intencional.
ACOSTUMBRADO a decir las cosas como son, el empresario José Antonio Fernández se aventó anoche un discurso en Washington que puso la relación México-Estados Unidos por encima de cualquier arranque tuitero de Donald Trump.
EL CAPITÁN de Femsa y copresidente del Instituto México del Woodrow Wilson Center, dijo que los primeros cinco meses de este año han sido particularmente difíciles, pero que también han servido para recordar que los dos países son más fuertes cuando trabajan juntos y comparten información y recursos. Pa’ que lo oiga quien tenga que escucharlo.
#
¿Será?/24 Horas
Un respiro en el Edomex
El resultado electoral del domingo tiene un mensaje claro, una parte importante de los mexiquenses dijo “no” a López Obrador y sus propuestas, como la de cancelar el Nuevo Aeropuerto de la CDMX, y con ello los empleos que traerá. También rechazó la cancelación de las reformas estructurales del presidente Peña Nieto, que han arrojado los primeros frutos, como la energética y la educativa. Pero más allá de los electores, también hay que destacar la atención de los mercados en los procesos electorales y posibles cambios. Sólo hay que echarle un ojo a la gráfica publicada en la portada de 24 HORAS, este lunes, en la que se mostró cómo subió el dólar cuando no había información clara sobre el proceso electoral y la forma en que bajó, al momento de conocerse que Morena había perdido la votación. Finalmente, los comicios fueron, como se dice, un referéndum rumbo a 2018; el Gobierno federal y, por qué no decirlo, los buenos resultados del gobernador Eruviel Ávila pasaron la prueba. Pero no hay que desestimar que la simpatía por el populismo autoritario de AMLO también creció. Bienvenido, 2018. ¿Será?
Publicidad de izquierda
 Y a propósito de Morena, también entre ellos se han intensificado los jaloneos y acusaciones en torno al resultado en el Edomex, y también de quienes se cuelgan la medallita del crecimiento de esa fuerza política. Por ejemplo, se dice que Martí Batres brilló más este domingo haciéndose publicidad en las redes que por su trabajo en campo. De igual forma, otros sobresalieron por irregularidades, como en Ecatepec. Y hay quienes destacan a la jefa delegacional de Tlalpan, Claudia Sheinbaum, por su participación en la valla humana de Tultepec, para evitar que un grupo de personas irrumpieran en una casilla. ¿Compromiso o comodidad?, es la pregunta en la izquierda. ¿Será?
Mateos, en la mira
En la Asamblea Legislativa del DF ya pidieron la salida de la diputada Elizabeth Mateos, al frente de la vocería del grupo parlamentario del PRD, pues los diputados consideran que la perredista no ha dado resultados, además de que su labor ha sido parcial y poco objetiva. Estiman que su trabajo no luce reflejado en los medios ni en las redes sociales porque Mateos tiró la toalla. No se le ha visto haciendo trabajo de partido. Por ejemplo, mientras hubo dirigentes apoyando en la talacha los fines de semana en la campaña de Juan Zepeda, a ella la última vez que se le vio hacer algo fue cuando destapó a Silvano Aureoles para la presidencia. ¡Ah, para amiguitos! ¿Será?
#
Trascendió/Milenio
Que algunos de los congresistas estadunidenses en la 53 Reunión Interparlamentaria se declararon ofendidos por el discurso que el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados, Víctor Manuel Giorgana, leyó ayer durante la inauguración del encuentro en el Palacio de San Lázaro.
Ya en privado, lo menos que los representantes reprocharon fue la “rudeza innecesaria” del legislador priista, que, entre otras cosas, afirmó que los mexicanos están profundamente agraviados por las expresiones que criminalizan a los migrantes y contribuyen a la exaltación de la xenofobia, la intolerancia y la exclusión, al tiempo de exigir respeto a México y a los mexicanos.
De ahí la demanda de 15 yardas de castigo.
Que dicen en la izquierda que para no declinar en favor de Delfina Gómez, el PRD negoció con su candidato en el Estado de México, Juan Zepeda, llevarlo de dirigente nacional del partido y luego de senador, y al parecer si hay alguien convencida es la actual presidenta perredista, Alejandra Barrales.
También, cuentan, algunos frentes del partido, como Alternativa Democrática Nacional y Los Galileos, que lideran Héctor Bautista y Guadalupe Acosta Naranjo, ya le echaron ojo al de Nezahuacóyotl para aprovechar “el boom” que creó durante su campaña.
Que, por cierto, la victoria del PRI sobre Morena en el Estado de México permitirá al jefe de Gobierno de CdMx, Miguel Ángel Mancera, afianzar su proyecto con miras a la elección de 2018, porque busca posicionar su proyecto de unidad y no solo conformar una alianza.
Y es que si Juan Zepeda llega a ser el próximo dirigente del PRD a escala nacional, Mancera puede consolidarse en el Estado de México sin necesidad de ser militante, además de que su proyecto va encaminado a vencer al PRI, pero también a lo que llama “egos” de Morena.
Que muchos cambios en la estructura del Tribunal Superior de Justicia capitalino se han dado desde la llegada del nuevo presidente, Álvaro Augusto Pérez Juárez.
El último en presentar su renuncia fue el director jurídico del Poder Judicial, Jorge Ignacio Godínez, quien solo se limitó a entregar el oficio sin mayor explicación de su dimisión, aunque se dice que decidió retirarse al darse cuenta de diversas irregularidades al interior del órgano judicial#
#
Panal hace valer su peso
Rozones/La razón
- En elecciones tan reñidas como las del domingo, Nueva Alianza fue clave en su unión con el PRI. Sólo hay que ver que el partido de Luis Castro Obregón aportó 2.67% de los votos de Alfredo del Mazo en el Edomex, justo los que otorgan ventaja sobre la morenista Delfina Gómez. Y en Coahuila dio 2.66%, los que mantienen a Miguel Riquelme adelante –según el PREP- del panista Guillermo Anaya. En estas entidades sí inclinó la balanza.
Tras bambalinas de Zepeda
 Entre los saldos de la elección del domingo en el Estado de México no hay que perder de vista que al perredista Juan Zepeda le fue muy bien, y en ello tuvieron que ver algunos operadores políticos que, por cierto, también empujan el proyecto de Miguel Ángel Mancera. Así que, en las buenas cuentas que entregó Zepeda, habrá que considerar el trabajo que hicieron Héctor Serrano y Mauricio Toledo.
ISSSTE saca 10 en citas
- Buenos dividendos está dando al director del ISSSTE, José Reyes Baeza, el sistema Cita Médica Telefónica e Internet. Resulta que desde agosto de 2015 a la fecha se han tramitado 11.9 millones de consultas en 238 unidades de atención, mismas que beneficiaron a 10.2 millones de derechohabientes. Vale señalar que el instituto fue el primero en formalizar este mecanismo en el sector salud.
Mancera va a Washington
- Calientita se va a poner esta semana la reunión de la Conago en Washington. Según adelanta el Jefe de Gobierno y presidente de este organismo, Miguel Mancera, en el encuentro con los vecinos del norte dialogarán sobre cambio climático. Ojalá con los ejemplos de la CDMX se sensibilice a quienes de un plumazo pretenden dejar de lado los compromisos ambientales asumidos a nivel global.
Giorgana encara a EU
- En la interparlamentaria de ayer el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados, Víctor Giorgana Jiménez, sacó la cara por México. Durante la reunión con legisladores de Estados Unidos el priista exigió a sus homólogos respeto a los mexicanos, pues nuestro país se siente agraviado por las expresiones discriminatorias de su presidente.
Al Ángel, contra Trump
- Una manera muy original eligieron artistas y políticos para presentar el libro Trump La Resistencia. Con ballet, mariachi y lanzamiento de globos, el sábado en el Ángel de la Independencia, estarán el autor, Marcelo Fabián Monges; la senadora Gabriela Cuevas y el actor Sergio Mayer, entre otros, para anunciar dicha obra, que busca ser un medio de protesta contra las políticas discriminatorias y racistas del magnate norteamericano.
El respaldo de Gamboa
- De la mano de Emilio Gamboa la bancada del PRI en el Senado felicitó ayer a Alfredo del Mazo como triunfador en el Edomex, así como a Miguel Ángel Riquelme, quien se llevó Coahuila. En su mensaje el líder del grupo parlamentario destacó que las propuestas de ambos fueron las más significativas y asegura que cumplirán cabalmente con los compromisos adquiridos para no defraudar a los electores.
#
Batalla judicial en Coahuila
CONFIDENCIAL/El Financiero
Aunque los partidos esperaban que todas las elecciones locales de este año llegarían al Tribunal Electoral, la batalla judicial que se va a recrudecer será en Coahuila. Ahí el PAN ya adelantó que llevará hasta la última instancia la defensa de lo que considera el triunfo de Guillermo Anaya. Aunque los panistas aseguran que el cúmulo de irregularidades les dará la razón, desde el PRI, la dirigencia presume que ya no podrán revertir los resultados.
Margarita vs. Anaya
La derrota en el Estado de México atizó la batalla por el 2018 en el PAN y encendió la guerra de acusaciones entre los liderazgos y aspirantes a la nominación. El dirigente nacional, Ricardo Anaya, presumió que con su liderazgo el PAN triplicó el número de gubernaturas y cantó victoria en cuando menos dos de la tres que se disputaron este domingo. Margarita Zavala no le perdonó la derrota en el Estado de México donde, dijo, “perdimos por su personalismo atroz”.
Michael Bloomberg, un buen aliado
El jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, junto con otros gobernadores, se reunirán esta semana con mandatarios locales de Canadá y Estados Unidos, para continuar impulsando las tareas del C40 para combatir el cambio Climático, a pesar de la posición en contra de Donald Trump. En esta tarea, reconoció el mandatario capitalino que tiene un aliado invaluable, Michael Bloomberg, enviado especial de Naciones Unidas para estas tareas. Y en él confiarán para realizar las convocatorias internacionales que se requieran.
Panal da sorpresa en Veracruz
Mientras saltó a las primeras planas que Morena se quedó con los municipios petroleros y de importancia económica en Veracruz, lo cierto es que un buen cosechador de triunfos en ese estado fue el Panal. El partido de los maestros se quedó con 18 alcaldías, una más que el propio Morena (17). Con este resultado, se ubica como la tercera fuerza en ese estado, por número de municipios, y yendo solos.
Mudos en el PAN-Edomex
Y donde de plano se quedaron mudos, fue en el PAN del Estado de México. El equipo de campaña de Josefina Vázquez Mota, lejos de explicar lo que pasó o hacer un recuento de las incidencias, comenzó con los agradecimientos y las despedidas con los medios que cubrieron la campaña. Algunos panistas comentaron que esto no puede quedarse así, debe haber un deslinde de responsabilidades y una autocrítica tanto del equipo de campaña como de la misma candidata.
Juan, como la espuma
En el PRD están felices por el resultado que su candidato a la gubernatura del Estado de México, Juan Zepeda, obtuvo en la elección del domingo pasado. Tanta es su popularidad que algunas de las tribus perredistas lo ubican como el sucesor de Alejandra Barrales al frente de ese partido. Sin embargo, una vez que se acabó el pacto entre las tribus que llevó a todos a apoyarlo, Nueva Izquierda asegura que la propuesta “es una tontería”, pero que aceptan el reto de la elección interna.
#
Todo cambió en Toluca/RAYMUNDO RIVA PALACIO
El Financiero
Hace tres semanas, uno de los colaboradores más cercanos al candidato del PRI al gobierno del Estado de México, Alfredo del Mazo, confió: “Está cerrado pero vamos arriba”. Su interlocutor respondió: “Entonces ya perdieron”. No importaba el resultado de la elección de este domingo, porque la inversión política y económica para sacar adelante un resultado favorable ante una candidata desconocida y de fama hiperlocal, frente a una maquinaria electoral históricamente poderosa y con el apoyo masivo del gobierno federal, reflejó no sólo el desgaste y descrédito de lo que Del Mazo representaba, al PRI y al gobierno, sino la vulnerabilidad y fragilidad de un régimen que este domingo inició su cambio. El mapa electoral del Estado de México mostró la polarización irreversible en el centro del país, en cuya megalópolis se concentra más de 20 por ciento del electorado, y cuyas tendencias, expresiones y conflictos tienen megáfonos con alcance nacional.
El PRI y Morena borraron al PAN y al PRD, cuya presencia se mantuvo en uno de tres distritos de Naucalpan y en Neza, respectivamente. El electorado no aceptó grises. La candidatura de Delfina Gómez, de Morena, apostó a los pobres. Su campaña estuvo diseñada estratégicamente a partir de una rama de la estadística aplicada en la medicina, conocida como la bioestadística, que estudia las moléculas y su entorno. De esta manera, lo que la estrategia fue acelerando a través de las redes sociales fueron los reactivos a las heridas sociales, como la inseguridad en las populosas ciudades dormitorio en la zona conurbada de la Ciudad de México –en el microcosmos de su pesadilla, la movilidad y el transporte público–. La dificultad para la candidatura de Del Mazo fue que el malestar contra el régimen y sus gobernantes cruzó barreras socioeconómicas y socioculturales.
La campaña que comenzó como una lucha de clases –el heredero de una dinastía frente a la hija de un albañil–, se convirtió en un referéndum sobre la permanencia del PRI o el cambio. Más de 65 por ciento de los encuestados declaraban querer el cambio, lo que mostraba el hastío de la gente, sintetizado en el Estado de México, pero que es un botón de muestra nacional. Ese 'cambio', sin embargo, incluía como opciones para lograrlo en las elecciones mexiquenses al Partido Verde, Nueva Alianza y Encuentro Social, aliados del PRI en esta elección, que es lo que al final le está permitiendo ganar, pues sólo los votos de la estructura no rebasan los de Gómez. Dicho de otra forma, si el PRI no hubiera ido coaligado, probablemente habría perdido la elección.
La necesidad de cambio debe entenderse más allá del mero voto, importante en el plazo inmediato. El entorno hostil y negativo en el que hizo campaña Del Mazo, por el descrédito en la gestión del presidente Enrique Peña Nieto y la creciente pérdida de lealtad en el PRI, obligó a su partido a desplegar todo tipo de artimañas para evitar el descalabro este domingo, que incluyó la permanente campaña del establecimiento político, a través de los medios, en contra de Gómez, Morena y Andrés Manuel López Obrador hasta casi el día de la elección, ante la insultante mirada pasiva de los árbitros electorales.
Aun así, de acuerdo con los expertos, el resultado de la ofensiva más agresiva, por masiva y sistemática que se recuerda en una elección mexicana, no descarriló a Gómez, aunque sí logró frenar su avance. De otra forma, al cierre de la campaña se habría decantado el resultado a su favor, porque al observar el número de votos por Morena, las acusaciones de corrupción no fueron suficientes para cambiar la decisión. Este último balance y resultado, es el elemento que más ilustra el cambio que produjo este proceso electoral en el corpus mexicano.
A la irritación por factores como la inseguridad y la desigualdad entre las regiones pobres y las zonas más afluentes del estado, que fue la línea divisoria entre las dos campañas con las cuales se inició la contienda, se les fue sumando la indignación de sectores más favorecidos dentro de la sociedad ante la utilización de los viejos recursos de dinero, cooptación y presión empleados por el régimen en apoyo a Del Mazo, que marcó la jornada electoral de este domingo, y la creciente indignación por la corrupción galopante que amplios sectores han documentado en la administración peñista.
Se puede argumentar que estos factores han estado presentes en elecciones anteriores, pero lo inédito del proceso mexiquense es que sí modificó tendencias de voto en zonas urbanas priistas y conservadoras, y realineó a la oposición al PRI en torno a un partido, Morena, cuyas suspicacias y temores que despierta entre amplias bases del electorado pesaron menos que el repudio a Del Mazo, por lo que representaba. El diseño bioestadístico para influir en segmentos de la población afectados y desplazados, quedó rebasado por el malestar, medido con algoritmos en las encuestas de Morena y sus tracking poll. Si la competencia hubiera sido justa y competida, en la definición clásica shumpeteriana, la victoria de Gómez habría sido por 14 puntos, de acuerdo con esos estudios. El aparato priista impidió esa debacle.
El mensaje para el presidente Peña Nieto está en las urnas. Del Mazo lleva un millón de votos menos de los que tuvo el gobernador Eruviel Ávila con una mayor participación del electorado. Siete de cada 10 mexiquenses votaron contra él y de ellos, la mitad por Morena. Su victoria es pírrica y no hay mucho que festejar. El presidente reunió a su gabinete el domingo por la noche en Los Pinos para seguir el proceso y perfilar el 2018. De esto, se hablará en otro texto.
Twitter: @rivapa
#
El asalto a la Razón//Carlos  Marín
Milenio
‘El pe$o’ de la incertidumbre
Hace un mes, consultados por la agencia Reuters, 14 de 16 economistas, operadores y analistas opinaban que si Morena ganaba la gubernatura del Estado de México, el peso perdería valor por el aumento de probabilidades de que Andrés Manuel López Obrador se alzara el año próximo con la Presidencia de la República.
Seis de los encuestados calculaban de 3 a 5 por ciento la pérdida (unos 20 pesos por dólar); cuatro entre 1 y 3 por ciento (19.50 por dólar) y cuatro temían que fuese más de 5 por ciento.
Senador por Morena, Mario Delgado, ex secretario de Finanzas de la capital del país, rechazó los pronósticos y supuso que la victoria de Delfina Gómez fortalecería el peso.
Lo cierto es que luego de conocerse el triunfo de Alfredo del Mazo, el peso recuperó 1.87 por ciento en su cotización frente al dólar.
José Oriol Bosch, director general de la Bolsa Mexicana de Valores, dijo que por la incertidumbre de las elecciones en el Edomex el dólar llegó a 18 pesos 80 centavos, pero que al día siguiente recuperó más de 40 centavos.
cmarin@milenio.com
#
Itinerario Político/Ricardo Alemán
Milenio
¡“Políticos Cruz Azul”; perdedores siempre!
El termómetro de la salud democrática de un pueblo aparece cuando los candidatos, partidos o políticos se enfrentan al triunfo y/o la derrota; cuando se declara al ganador o pededor de una contienda democrática.
Y es que en las democracias maduras todos los participantes reconocen su derrota, cuando es el caso y, al mismo tiempo, felicitan al ganador. Ese acto de reconocer la derrota y el resultado de la voluntad popular es la mejor señal de la madurez democrática.
 Sin embargo, en la democracia mexicana estamos lejos de la “madurez democrática”. Más aún, pocos políticos, ningún partido y unos cuantos ciudadanos tienen la capacidad de reconocer la derrota de su candidato o partido preferido, o de aquel por el que votaron.
A nadie le gusta perder, reza el refranero popular. Pero en democracia los resultados electorales no son un gusto, tampoco una ocurrencia y menos un deseo. Son una obligación democrática.
Y es que los procesos electorales y su resultado son producto de la voluntad popular. Y cuando un partido, un candidato o un ciudadano no reconocen la voluntad popular —expresada en las urnas—, no se puede hablar de un demócrata.
Y viene a cuento el tema porque luego de las elecciones del pasado domingo, no solo son muchos los perdedores —y pocos los ganadores—, sino que ninguno de los partidos y candidatos derrotados fue capaz de reconocer la derrota propia y la victoria ajena. Todos apuestan a ensuciar la elección mediante el derrumbe de sus pilares de credibilidad y confianza.
Por eso, no es casual que el mayor perdedor de la contienda del pasado domingo sea el que lloriquea con mayor fuerza con la cantaleta de que se cometió un gran fraude. Se trata de “los perdedores de siempre”, esos a quienes la voz popular ya moteja como “políticos Cruz Azul”.
Y un campeón de las derrotas se llama Andrés Manuel López Obrador, el gran perdedor de la jornada comicial del pasado domingo, quien había fincado su futuro presidencial en la elección mexiquense y que por eso fue el verdadero candidato; el promotor del voto, impulsor de la propuesta de Morena y el responsable de convertir a Delfina Gómez en botarga de las elecciones mexiquenses.
Lo curioso es que Obrador fue derrotado en una contienda en la que participaron dos de sus adversarios históricos: Felipe Calderón, principal salvavidas de Josefina Vázquez Mota y Enrique Peña Nieto, quien le abrió el camino a Alfredo del Mazo.
Por eso la nueva campaña de Obrador al denunciar el enésimo “fraude” en su contra. Pero AMLO es un perdedor doble. ¿Por qué? Porque en Veracruz perdió más de 50 por cierto de los votos que había conseguido apenas en las elecciones locales anteriores. AMLO nunca pierde, a Andrés siempre le hacen fraude. La democracia del “chicharronero”.
El segundo gran perdedor se llama Ricardo Anaya, presidente nacional del PAN, quien pretendió comprar pasaporte a 2018 amparado en la imagen y popularidad de Josefina Vázquez Mota. La ex candidata presidencial terminó en el cuarto lugar en el Estado de México y arrastró a Ricardo Anaya quien, de igual manera, perdió en Coahuila, en donde apostó por su tocayo de apellido, Guillermo Anaya, también derrotado por el PRI.
Entre los derrotados aparece Josefina Vázquez Mota, cuya experiencia electoral en el Estado de México resultó aún más traumática que sus empeños presidenciales. ¿Qué pasó en el caso de Vázquez Mota? La candidata, el partido y sus colaboradores hicieron todo mal. Y la mejor prueba es que arrancó en el primer lugar de las preferencias y terminó en una lejana cuarta posición. ¿Dónde quedó el invento de que Vázquez Mota pactó en Los Pinos una supuesta victoria?
Entre los derrotados también aparece Margarita Zavala. Y es que igual que su esposo, salió “al quite” para rescatar “los entuertos” de Ricardo Anaya en Coahuila y el Estado de México.
 También perdió la ambición “chabacana” de la llamada “cargada” a favor de AMLO y todos aquellos que ya imaginaban un lugar en el gobierno mexiquense. “La cargada” acabó en intento “engañabobos”.
Perdieron, por ejemplo, el candidato del PT, Óscar González, los senadores Miguel Barbosa y Mario Delgado, y perdieron muchos periodistas militantes que a éstas alturas creen en iluminados capaces de bajar el cielo a la tierra.
Pero la gran lección es que ya ningún partido puede solo en elecciones municipales, estatales y menos en la presidencial.
Es decir, que todos —y por eso AMLO suplicó por la declinación de Juan Zepeda— requieren de aliados.
Y la que viene en 2018 será la elección de las alianzas, si no quieren terminar como “políticos Cruz Azul”.
#
Alhajero/Martha Anaya
El Heraldo
Mensajes de la elección
Entre los priistas hay quienes están conscientes de que los posibles triunfos para el tricolor podrían ser “pírricos” si no se analizan en serio los errores cometidos
Hay de victorias a victorias, y la del PRI en el Estado de México –si llega a confirmarse- demerita más por la manera como se “gana”. 
En el PRI tienen motivos para celebrar, sin duda, si se confirma la ventaja de sus candidatos en Coahuila y en el Estado de México.
Después de todo –particularmente en el Edomex- los pronósticos eran de derrota.
Pero aún entre los priistas, hay quienes están conscientes de que estos posibles triunfos para el tricolor podrían ser “pírricos” si no se analizan en serio los errores cometidos y que pusieron en aprietos a sus más fuertes maquinarias electorales.
Porque no hay que perder de vista –indican- que el PRI, como partido, perdió frente a Morena en el Edomex (quedaron un punto abajo: 29.81 frente a 3081) y que fue gracias a la alianza que hicieron con el PVEM, el Panal y el PES, que Alfredo del Mazo encabeza el Programa de Resultados Preliminares (PREP); y que en Coahuila la situación está aún más complicada.
Inclusive, hay quienes sostienen que el PRI, aún ganando, termina perdiendo por la manera como se “gana”.
Se refiere a la estrategia que siguió su partido en estas elecciones:
-La fragmentación del voto opositor, después de rescatar todas las viejas mañas del fraude, de cuando el PRI era un partido “prácticamente único”; y operar elecciones con una visión de Estado, no de una competencia democrática.
-Demonizar al adversario político, tratándolo, no como adversario, sino como enemigo.
Con esta clase de “victorias”, sostienen, el ganador “pierde más y se demerita por la manera como se ‘gana’”.
¿Qué más debe el PRI reconsiderar después de la jornada del domingo pasado?
Añaden: La forma de elegir candidato; los recursos gastados; el terrible enojo de la gente; y que se piense que ya se puede ir al 2018 así nada más.
LAS ALIANZAS HACEN LA DIFERENCIA.- Para los de Acción Nacional algo quedó clarísimo: “En elecciones tan competidas, las alianzas funcionan y terminan haciendo la diferencia”, destacan.
En Veracruz ganaron en alianza. En Nayarit ganaron en alianza. En Coahuila –esperan se confirme la ventaja que le dio el Conteo Rápido del Instituto Electoral –contra lo que hoy se ve en el PREP-  a su candidato, Guillermo Anaya Llamas y se confirme así otro triunfo con una alianza.
Ricardo Anaya declaró ayer que tienen el 100% de las actas y según sus datos, están dos puntos arriba del priista Miguel Riquelme: “No quieren contra todos los votos porque nosotros ganamos”, advirtió, “pero no nos vamos a dejar”.
¿Algo más? Sin duda. Para Rafael Moreno Valle el desastre en que se convirtió la candidatura de Josefina Vázquez Mota en el Edomex –dejándolos en cuarto lugar- les dice con todas sus letras que las encuestas abiertas (de conocimiento) NO son el mejor instrumento para decidir las candidaturas.
Mucho menos la presidencial.
GEMAS: Inicio de la crónica de Jacobo García en el diario español El País: “La noche electoral el PRI consiguió lo que parecía imposible: ganar perdiendo, bailar sin moverse y reír llorando en una fiesta-velorio esquizofrénica”.
#
ARSENAL /Francisco Garfias
Excelsior
Los intelectuales también fallan
A la cabeza me vinieron la noche del domingo los vaticinios sobre las elecciones en el Estado de México que la semana pasada se hicieron en el programa Es la Hora de opinar de Foro Tv.
Participaban en  la charla Leo Zuckermann, Héctor Aguilar Camín, Jorge Castañeda y Javier Tello.
De los cuatro, sólo El Güero pronosticó el triunfo de Alfredo del Mazo. Los otros tres respetados intelectuales se pronunciaron por la maestra Delfina Gómez.
No tengo duda de que quienes apostaron por la abanderada de Morena creyeron que el hartazgo, la inconformidad y el deseo de cambio eran suficientes para derrotar al aparato del PRI en una elección de Estado. 
Se equivocaron.
Sólo el excanciller le vio el potencial a la maquinaria tricolor y las posibilidades de hacer ganar al hijo y nieto del gobernador.
Al partido en el poder le era imposible entregar “la combinación de la caja fuerte”, como me dijo ayer un experimentado exgobernador priista. Mucho menos a un año de la elección presidencial.
Para ponerlo en palabras del clásico Felipe Calderón:  Alfredo del Mazo  ganó “haiga sido como haiga sido…”.
La alternancia en el Estado de México tendrá que esperar, por lo menos,  hasta el 2023.
La desaparecida encuestadora María de las Heras solía decir que  en México “no hay candidatos perdedores”.
Lo recordó nuestro compañero Ángel Verdugo la noche del domingo en el programa Decisión 2017, que condujo Pascal Beltrán del Río en Imagen Televisión.
Las múltiples conferencias de prensa que siguieron a la observación de don Ángel confirmaron lo dicho por María.
A juzgar por las declaraciones que escuchamos a lo largo del domingo, hubo seis ganadores en las tres elecciones de gobernador: Del Mazo y Delfina en el Estado de México; Riquelme y Anaya en Coahuila; Echevarría y Cota en Nayarit. De este tamaño es la falta de cultura democrática en México.
Otro mal perdedor es Andrés Manuel López Obrador. Ayer se adelantó en redes sociales a las autoridades electorales y declaró gobernadora electa del Estado de México a Delfina Gómez.
Vino el conteo rápido y luego el PREP. Del Mazo aventajó en ambas. Y resurgió El Peje que conocemos hace más de una década. El de “voto por voto”, “casilla por casilla”.
El líder de Morena jura que se alteró el PREP para favorecer al PRI. Pide una revisión casilla por casilla con  el argumento de que la ventaja de Del Mazo es menor a los votos nulos.
Andrés, por cierto, pierde en el terreno de la percepción. Se abolló la aureola de invencible que muchos le colocan en el 2018. Invirtió su capital personal en el Estado de México.  No obtuvo los rendimientos que esperaba.
Interesantes los datos que nos manda Luis Ibáñez, de Ogilvy Public Relations, en los que comparte cómo se vivió la jornada electoral en Twitter:
Del 2 al 4 de junio se registraron más de 385 millones de impresiones en esta plataforma “seleccionada por los mexicanos para generar conversación sobre partidos y candidatos. Pero también para mandar  mensajes e informar a sus audiencias”.
Predominaron las opiniones de los usuarios hombres (68%) a pesar de que había más candidatas mujeres.
El 42% de las conversaciones fueron entre jóvenes de 24 a 25 años.
Los cinco hashtags más utilizados fueron: #eleccionesedomex2017, #edomex, #PRI, #ganodelmazo y #morena.
 Javier Duarte,  Tomás Yarrington, Guillermo Padrés  y ahora Roberto Borge. Son los cuatro exgobernadores —tres del PRI y uno del PAN— que han sido capturados en lo que va del sexenio.
Algo que no ocurrió ni en el sexenio de Fox ni en el de Felipe Calderón. Hay que tener el valor de reconocerlo.
Sólo el panista sonorense está encerrado en México.  A Duarte se le sigue un proceso de extradición en Guatemala; Yarrington está en Italia, y a Borge lo detuvieron en Panamá.
No sabemos si al exgobernador quintanarroense lo van a extraditar de inmediato o si va a pelear su caso en Panamá.
En Quintana Roo nos hacen notar que en las órdenes de captura contra Roberto Borge y otros cuatro presuntos implicados no figura la madre del exgobernador detenido, María Rosa Angulo Miranda.
Ella habría participado en los irregulares negocios inmobiliarios de su insaciable hijo.
La periodista Fabiola Cortés Miranda, de Noticaribe News, citó el sábado “fuentes cercanas al caso”, para señalar que  desde hace semanas se llevaba a cabo un proceso de negociación con Borge.
El terrible Roberto se sometería a la justicia penal mexicana a cambio de que a su madre se le siga procedimiento bajo arresto domiciliario.
“Le quiere evitar la vergüenza de la cárcel”, escribió Fabiola.
El gobernador aliancista, Carlos Joaquín, reveló que se trabaja en más líneas de investigación para recuperar lo que se robaron Borge y sus cuarenta ladrones.
“La detención es una señal de que se trabaja porque Quintana Roo sea una entidad donde haya justicia, donde quien la hace la paga”, puntualizó.
Borge Angulo tiene cuatro denuncias ante la PGR y dos en Quintana Roo.
“Si alguien cometió un delito, que lo pague. Hoy cumplimos parte de ello sin revanchismo, sin echar campanas al vuelo, con toda la ética”, sostuvo el aliancista.
#
En Privado/Joaquín López-Dóriga
Milenio
La foto que faltó el domingo
Es muy buena candidata, hasta que empieza a hacer campaña.  Florestán
Me dicen, he escuchado, que la reacción de Andrés Manuel López Obrador a los resultados electorales que el domingo no le favorecieron en el Estado de México, es el preludio de lo que será 2018, y difiero.
Desde el pasado 5 de mayo, a media campaña, algo debió registrar, le contaba el otro día, que alteraba sus cálculos, tanto, que dejó a un lado su decisión de ir solo con Morena y rechazar cualquier tipo de alianza, con el PRD ni a la esquina por ser parte de la mafia de poder y del PRIAN, repetía, y planteó su primer ultimátum para que Juan Zepeda declinara a favor de su candidata Delfina Gómez. Luego haría cuatro ultimátums más que fueron rechazados uno tras otro.
Los ultimátums, además de arrogantes fueron ineficaces por un error de tiempo, a media campaña, y de forma, declinación.
La propuesta, negociación política que no ultimátum a declinar, tenía que haber sido cuando el PRD se lo planteó y él desdeñó, mucho antes de candidatos y campañas y en forma de alianza, porque lo que exigía era una rendición incondicional con resultados inciertos para el declinante, Zepeda y PRD, y por eso no prosperó.
De haber formado en sus tiempos una alianza Morena- PRD, por ejemplo con Zepeda como candidato, el triunfo se hubiera resuelto desde hace semanas, pero no quiso y, de nuevo, la división de la izquierda sirvió al PRI y a su victoria por casi tres puntos de ventaja, de acuerdo con el PREP, lo que le ha servido para desconocer resultado, autoridad electoral, números y denunciar el fraude.
Por eso no estoy de acuerdo con que esto sea solo un adelanto de lo que veremos en 2018, es una repetición de lo que ya vimos en 2006 y en 2012, y volveremos a ver el año que viene.
Por lo demás, el domingo faltó una foto: la de López Obrador al lado de Delfina, cuando por la noche salió desprotegida, como abandonada, acompañada apenas de unos desencajados Yeidkol Polevsky y Miguel Barbosa, recién llegado, para agradecer a votantes y medios, lo que él no hizo.
Allí tenía que haber estado dándole respaldo, cobijo, apoyo, como en campaña, no enviando videos a distancia, que los podía haber mandado desde aquel epicentro.
RETALES
1. ALCALDÍAS. La alianza PAN-PRD arrasó en las elecciones para gobernador de Nayarit con más de 11 puntos de ventaja, y en Veracruz al ganar 112 de los 212 municipios. ¡Ah, si se hubieran aliado en el estado de México!;
2. CESIÓN. Ante las críticas de Margarita Zavala y de Rafael Moreno Valle, la noche de las elecciones, Margarita dijo que el Estado de México había sido un desastre estrepitoso y lo culpó, Ricardo Anaya dijo que abrirá la sucesión al interior del PAN para que gane el mejor, él compitiendo, por supuesto; y
3. PRESOS. No hay antecedentes de siete ex gobernadores presos, como ahora: los priistas Mario Villanueva Madrid, Andrés Granier y Jesús Reyna, y el panista Guillermo Padrés, en cárceles mexicanas, y detenidos para ser extraditados, Tomás Yarrington, en Italia; Javier Duarte, en Guatemala, y Roberto Borge, en Panamá.
Nos vemos mañana, pero en privado
lopezdoriga@milenio.com
#
Más sabe el PRI por viejo que por diablo /José Cárdenas
El Universal
Sin duda, en la carrera por la Presidencia de la República se brincó el último obstáculo.
De confirmarse los resultados preliminares favorables a Alfredo del Mazo, por casi 3 puntos porcentuales, quedará claro que el PRI habrá recibido un tanque de oxígeno que lo mantiene con vida pese al hartazgo y la inconformidad social; pese a que le reclamen haber operado una “elección de Estado” por medio de programas sociales, “chorros” de dinero público y tarjetas “efectivas”, todo lo cual anula el mérito de la organización de elecciones competitivas y plurales para remediar las conductas impunes de los actores políticos.
La operación del aparato del poder para mantener el control mexiquense mancha la legitimidad de Alfredo del Mazo; parece no importar que pueda gobernar, aunque casi 7 de cada diez mexiquenses haya votado en su contra, o que haya obtenido un millón de votos menos que Eruviel Ávila, hace 6 años.
Es evidente que el aparato político operó para evitar alianzas y dividir el voto de las oposiciones; sólo así pudo atravesarle el camión a su mejor enemigo.
La disyuntiva era clara; del choque de fuerzas dependía la supervivencia del PRI y el impulso en el avance de Andrés Manuel rumbo a la “silla del águila”. Para Peña Nieto perder la batalla del Estado de México, no era opción; los tres puntitos que le dan la victoria a Del Mazo, valen oro. El “haiga sido como haiga sido” aplica a la elección del domingo, aunque al final el costo resulte exorbitante.
Desde que inició la batalla por el Estado de México se perfiló como una carrera parejera entre La Delfina de López Obrador y El Delfín de Peña Nieto, cuando Josefina Vázquez Mota comenzó a desinflarse y Juan Zepeda arrancó vigoroso, pero tarde. Los candidatos del PRI y Morena protagonizaron un final de fotografía, donde el que sacó más la lengua ganó apenitas la pelea preliminar de la función estelar del año entrante.
La operación para evitar el triunfo de la maestra Delfina Gómez debe leerse como un esfuerzo para frenar el fortalecimiento de López Obrador, y desde ahora coloca bajo sospecha el proceso electoral del año entrante.
Por lo pronto, Andrés Manuel no acepta el resultado preliminar de la elección; acusa fraude; exige nuevo conteo, acta por acta, casilla por casilla. Sospecha del 3% de los votos nulos, aunque por ahora aún no manda al diablo a las instituciones. ¿No le conviene alimentar más miedo a su radicalismo?
En el PAN, la catástrofe del domingo podría tener graves consecuencias. Margarita Zavala ha decidido echar su resto al acusar a Ricardo Anaya de la derrota y usar al partido como un instrumento de beneficio de sus ambiciones personales; que no sea juez y parte. Dice la esposa del ex presidente Felipe Calderón que Anaya es culpable de la derrota de Josefina en el Estado de México por sus prácticas despreciables al estilo del PRI; afirma que los triunfos del PAN han sido resultado del talento y esfuerzo de los candidatos y de nada ni nadie más. Margarita liga al líder del panismo con el poder priÍsta, enseña los dientes y tira la primera mordida. Rafael Moreno Valle, ex gobernador de Puebla, tampoco se aguanta las ganas de tundir al “joven maravilla”, quien confronta en lugar de conciliar; que deberá cargar con todo el rencor de quienes se dicen desplazados.
El PRD, perdiendo ganó; se cotiza al alza. El saldo es nada malo; demostró que quien quiera ganar deberá tocar a su puerta.
Los demás son lo de menos en este circo solo para adultos.
EL MONJE MAÑOSO: Más sabe el PRI por viejo… y por diablo. ¿Seguimos en la política ficción como dijo el clásico innombrable?
@JoseCardenas1
#
Razones/
JORGE FERNÁNDEZ MENÉNDEZ
Excelsior
Hacia el 2018 en un mar de grises
Deberemos elegir entre seguir postergando soluciones o regresar a un pasado que nunca fue mejor.
Los comicios del pasado domingo abrieron la puerta al proceso electoral del 2018, donde dentro de trece meses se renovará la Presidencia de la República, pero donde también deberemos elegir entre seguir postergando soluciones o regresar a un pasado que nunca fue, pese a lo que digan, mejor. Ayer hablábamos de la necesidad de abordar el tema de la segunda vuelta antes de que comience el proceso electoral, así como el de financiamiento y la desregulación de varios candados electorales que dificultan y hacen menos libre el proceso, porque lo concentran en las dirigencias partidarias
Más allá de los aspectos centrales que deben ser reformados para tener en 2018 una elección más moderna y que inspire más confianza en la ciudadanía, hay que concluir que este domingo se reposicionaron partidos y, en algunos casos, candidatos, pero que también nos quedamos con un panorama partidario pletórico de grises.
El PRI salvó la jornada con el triunfo en el Estado de México y, muy probablemente, en Coahuila. Ése era su objetivo y lo alcanzó. Pero nadie en el tricolor puede decirse satisfecho cuando en el Estado de México el PRI perdió la mitad de los votos en apenas seis años y cuando no ganó ninguno de los municipios conurbados de la entidad. Por supuesto que es mejor ganar por la mínima que perder. Así ha ganado el PRI en Aguascalientes, Oaxaca y ahora en el Estado de México y posiblemente en Coahuila, pero nadie debería tener dudas de que el esquema del partido, sus candidatos y la forma de elegirlos tienen que ser modificados, porque no se puede vivir siempre en el alambre. Con el agregado de que una vez que pierden, en estados como Veracruz, se alejan de cualquier posibilidad de regresar al poder en el corto plazo. La asamblea nacional del PRI, en agosto, tendrá que determinar mucho más que la ruta para elegir a un candidato presidencial, tiene que definir el camino futuro para un partido que debe recuperar identidad.
López Obrador tuvo con Morena una gran elección. Estuvo muy cerca en el Estado de México y ganó varias alcaldías importantes en Veracruz, aunque allí quedó, en términos generales, lejos de la coalición PAN-PRD. Pero el líder de Morena parece empeñado, como ha demostrado durante años, en destruir con una mano lo que construye con la otra. Una vez más utilizó como argumento el tema del fraude, una vez más no reconoce resultados: nunca lo ha hecho cuando ha perdido una elección desde que compitió en Tabasco en 1989. Otra vez las instituciones son espurias y, ahora, “supuestas”. Por eso López Obrador no pasa del 30 por ciento: tuvo 35 por ciento en 2006, 31 por ciento en 2012, igual que ahora en el Edomex (¿alguien duda de que el candidato de Morena fue él?). Recurre a alianzas cada vez más controvertidas, incluyendo a Elba Esther Gordillo, Fernando Espino, Napoleón Gómez Urrutia. Si López Obrador quiere ganar, tiene que moverse hacia el centro y eso no pasa por estar de acuerdo con la Iglesia católica para ir en contra del aborto o los matrimonios igualitarios: pasa por una actitud de tolerancia y amplitud de miras que, cada vez que se asoma a una derrota, desaparece en el líder de Morena e impide a amplias franjas del electorado confiar en él.
En el PAN, Ricardo Anaya se dice el gran ganador de estos comicios. No lo creo, por lo menos no en la forma contundente en que lo presenta Anaya. En el Estado de México se convirtieron en cuarta fuerza. Ahí la campaña de Josefina Vázquez Mota tuvo problemas y errores, pero me quedo con una frase de la candidata que retumbará en los próximos días en el PAN: “Contra el dinero y la traición no se puede”. Para Josefina, Anaya abandonó al panismo mexiquense. En Coahuila podría haber perdido los comicios por casi nada cuando tenía todo para ganar. En Nayarit y en Veracruz tuvo el acierto de impulsar lo que es una buena opción: las alianzas con el PRD, y ganó, aunque hay que destacar que en Veracruz el triunfo es sobre todo de Miguel Ángel Yunes, quien se está convirtiendo en un personaje de mucho poder y peso dentro del panismo, más del que algunos quieren creer.
Es verdad que el PAN gobernará entre 12 y 13 estados y que se encuentra en una situación privilegiada para 2018… si tiene claro qué quiere hacer, cómo y con quién.
El PRD tuvo una buena jornada. Comenzó la campaña mexiquense casi desfondado. López Obrador se dio el lujo de rechazar en ¡¡quince!! oportunidades una alianza con el PRD. Las primeras encuestas le daban un seis, siete por ciento, pero Juan Zepeda terminó con 18 puntos, y en alianza con el PAN ganaron Nayarit y Veracruz. No se pueden hacer bolas ni alimentar sueños extraños: tienen un piso firme, tienen espacios, tienen en Miguel Mancera un candidato aliancista viable, tienen la posibilidad de llegar a acuerdos en distintos ámbitos, hacia el centro y la izquierda, han comprobado que se pueden enfrentar a Morena y salir adelante sin agacharse ante las presiones. Siempre el mayor enemigo del PRD se ha llamado PRD: es hora de exorcizar esos demonios.
#
El PAN, una fuerte derrota/
 Pablo Hiriart
El Financiero
La derrota fue tremenda para Acción Nacional en las elecciones del domingo.
Perdieron porque su presidente, Ricardo Anaya, quiso ganar (para él) el 2018 antes de ganar 2017.
El vergonzoso once por ciento que obtuvieron en el Estado de México no fue culpa de Josefina Vázquez Mota, que hizo campaña al máximo de sus fuerzas.
No tuvo el apoyo de su dirigencia nacional, salvo el honroso caso de Santiago Creel que estuvo en las buenas y en las malas.
Ricardo Anaya anunció, a escasos días de la elección en Edomex, una alianza con el PRD… para las elecciones de 2018.
Eso revela lo que trae en la mente el líder panista. Su candidatura presidencial.
Josefina se enteró de esa conferencia de prensa cuando se estaba realizando.
Los gobernadores panistas no la apoyaron. Fue pura saliva, o ni saliva. Y eso es producto de que el dirigente nacional quiere para sí la candidatura presidencial. Nadie se la iba a regalar.
El resultado del domingo no pudo ser peor para el PAN.
No levantaron un solo voto de la inconformidad hacia el PRI en el Estado de México, a pesar de su campaña de furibundo antipriismo.
El PRI perdió más de un millón de votos en el Edomex. 
Ninguno fue para el PAN. Ninguno.
No fueron capaces de aliarse con el PRD para ganar, o al menos estar en la contienda por el primer lugar.
La dirigencia nacional de ese partido careció de capacidad para poner ordenen en los grupos panistas locales y los dejó hacer.
No concretaron alianza, pero sí anunciaron una para 2018… antes de la elección en que iban divididos.
Cuidaron más las futuras alianzas personales de Anaya que la contienda en el Estado de México, donde era vital mostrar músculo.
Margarita Zavala, a quien nadie puede acusar de no ser panista de cepa, lo dijo con claridad ayer en la mañana: “No son buenos resultados para el PAN. Hubo muchos desajustes, mucha distracción, mucha frivolidad, un personalismo atroz que nos tiene en estas derrotas: un personalismo atroz de Ricardo Anaya”.
También hizo referencia a ese anticlimático anuncio de un pacto para 2018 con la dirigente del PRD –quien no había consultado con nadie de su partido–: “Cuando estaba cayéndose el Estado de México, él (Anaya) estaba anunciado una alianza para el 2018, y no sabemos si era el convocante de la alianza, el convocante del frente opositor, el jefe del PAN o el candidato a la presidencia de la República”.
Un panista que le ha entregado buenas cuentas a su partido, Rafael Moreno Valle, dijo que “el Estado de México es el ejemplo de lo que no se debe hacer. Si se hubieran hecho alianzas estaríamos festejando una victoria y no lamentando esta derrota”.
Pero no fue sólo en el Estado de México el fracaso el PAN. La incertidumbre en Coahuila, donde falta el 30 por ciento de las casillas por computar (¿?) es imperdonable.
¿Cómo no pudieron ganarle por nocaut a Moreira, después de todo lo que se ha documentado en los medios de comunicación?
Tampoco llevaron alianzas, es cierto, pero ahí Acción Nacional debió arrasar.
El PAN le ha ganado a caciques mucho más poderosos en su historia, por tanto no es argumento ese de 'la maquinaria' del gobierno local.
Rubén Moreira no es Humberto Moreira, es verdad, pues la inseguridad que se vivía en Coahuila con el primer Moreira bajó drásticamente en el mandato del actual gobernador.
Pero el PAN debió barrer en Coahuila con mayor facilidad con la que el año pasado triunfó en Chihuahua o Tamaulipas.
Hace un año el PAN emergió con la opción indiscutible para hacer frente al candidato populista que va arriba en la mayoría de las encuestas para la presidencia.
El domingo eso fue puesto en duda. Los intereses personales y el horizonte de victoria marearon a sus dirigentes.
Twitter: @PabloHiriart
#
EN LA ROMA LOS DELINCUENTES TRABAJAN DIARIO /Héctor De Mauleón
El Universal
“—Nos acaban de asaltar.
—¿Están bien? ¿No lastimaron a nadie?
—Golpearon a “N”. Cortaron cartucho. Le obligaron a abrir la caja. Se robaron todo el efectivo. Amenazaron con ir tras su familia si denunciaba. Le dijeron que la policía está coludida.
—Claramente están coludidos.
—¿Se llevaron algún celular? Para que los busquen por el GPS.
—Chequen las cámaras. Exijan esos videos.
—A nosotros, nos asaltaron hace un mes. 10 p.m. Resultado nulo, pese a denuncia. Supimos por el GPS del celular de un cliente que se fueron a Tecámac, Edomex.
—Qué pesadilla todo lo que está pasando.
—Debemos investigar quién de los mandos medios y superiores está coludido y pedir su cabeza.
—En tres semanas se ha creado un estado de incertidumbre e inseguridad. Hay una ofensiva clara de la delincuencia contra bares y restaurantes. Asaltos a jóvenes en la calle. El clima va acompañado de una percepción general de que hay impunidad. Sus rondines han fracasado y los asaltos son en sus barbas”.
Así transcurrió el pasado 21 de mayo la conversación en un chat que abrió un centenar de restauranteros de la colonia Roma, integrantes de la asociación Barrio Unido, para acompañarse y defenderse ante los embates cada vez más frecuentes de la inseguridad.
Prácticamente cada semana el chat da cuenta de robos, asaltos, allanamientos, extorsiones e incluso intentos de “cobro de piso” por parte de individuos que dicen pertenecer a la Unión Tepito y otros grupos del crimen organizado.
En el chat, los integrantes de Barrio Unido relatan que las autoridades capitalinas han atribuido buena parte de la inseguridad desatada en la colonia “a la estructura económica secundaria que se cuelga de los restaurantes”: sobre todo, a valet parkings y “franeleros” que funcionan “como vigías y pasan información” a los delincuentes.
“—Saben a qué hora sales, qué coche traes, cuánta gente hay en el restaurante”, señala un miembro del grupo.
El intercambio de comunicaciones se torna inquietante a medida que transcurren los días, las semanas, los meses. La acumulación de casos logra crear una atmósfera ominosa:
“—El viernes asaltaron al Felina. A todos los empleados y comensales. Fueron unos que viven en una vecindad de la Escandón. (Los policías) llegaron hasta ahí por el GPS de un iPhone (que le habían robado a un comensal), pero eran muy pocos elementos y no pudieron hacer nada.
—El viernes asaltaron también el Lucas Local.
—Pfff!”.
El chat registra varios intentos de extorsión. En octubre del año pasado, uno de los restauranteros lanzó esta alerta:
“—Acabamos de recibir una llamada de extorsión para pedir que tuviéramos todo el dinero listo en una bolsa porque iba a pasar ‘el comandante’ a recogerla”.
Pocos días más tarde quedó registrado este suceso:
“—Acaba de pasar una moto con dos personas, se detuvieron, le enseñaron al guardia de seguridad de nuestro lugar una pistola, y le dijeron que ‘estuviera al tiro’.
El pasado 18 de mayo, alguien comunicó a sus colegas:
“—Me informan de un restaurante al que ahorita están extorsionando y amenazando los de Profeco. Quieren unirse al chat para estar en contacto con nosotros.
—No la libramos, carnales, qué tristeza. No se vale”.
No habían pasado dos días desde el reporte anterior cuando se dio el siguiente aviso, no a las altas horas de la noche, sino a las tres de la tarde:
“—Acaban de asaltar con pistola a uno de nuestros gerentes en Jalapa esquina Guanajuato, una moto negra tipo pulsar, dos tipos con cascos negros”.
Al día siguiente ocurrió un nuevo hecho:
“—Acaban de asaltar a 2 niñas en la calle de Tabasco casi frente a Romelia… Con pistola en mano, se fueron en un coche dorado compacto, qué joder con esto”.
—No solo meseros, cocineros y ‘franeleros’ vienen a trabajar a la Roma —me dice uno de los integrantes de la asociación—. También los delincuentes vienen a trabajar diario y, lamentablemente, a ellos muchas veces les va mejor.
@hdemauleon
#
Teléfono rojo/José Ureña
24 Horas
En la alcaldía sólo se hablará náhuatl
Ésa será la característica en Tlaquipa, Veracruz.
Lo ganó Martha Tentzohua, una indígena monolingüe con el respaldo de Nueva Alianza (Panal), el sorprendente partido capaz de colocarse como tercera fuerza, por encima de Morena.
Las siglas dirigidas por Luis Castro Obregón ganaron una presidencia municipal más -18 por 17-, dato destacable, porque hace un año, la estructura electoral de Andrés Manuel López estuvo a puntos de hacerse de la gubernatura de Veracruz con Cuitláhuac García.
Aunque Morena también enfrentó una feroz campaña con los escándalos de su diputada Eva Cadena por recibir grandes sumas de dinero con la encomienda de hacerlos llegar al caudillo tabasqueño.
Castro Obregón da otros datos relevantes: con sus alianzas ayudó a definir las gubernaturas del Estado de México y Coahuila -2.67% de los votos para Alfredo del Mazo, 2.66% para Miguel Ángel Riquelme– y 5.15 en Nayarit.
Pero entremos al tema de López y Morena.
EQUÍVOCO GUBERNAMENTAL CON ANDRÉS MANUEL 
Meses atrás, el gobierno recibió una señal equívoca:
-A Andrés Manuel no le interesa el Estado de México.
Según aquella confidencia, el tabasqueño no trabajaría a fondo ese territorio porque si derrotaba al Grupo Atlacomulco y a la mafia del poder en su sede, se le acabarían las banderas para 2018.
Pero al final acarició el poder y a la derrota de Delfina Gómez siguió la reacción del rebelde e inconforme de 2006, el del ¡voto por voto, casilla por casilla!, y difícilmente aceptará el resultado.
No estuvo en la jornada, pero desde el Noroeste llamó a los suyos a desconocer el resultado y dio la orden de pelear por todas las vías.
Él actuará en el terreno en el cual es experto: la protesta, el escándalo, el manejo de masas para desacreditar a las instituciones, al grupo de poder y a sus aliados.
Simultáneamente dará la lucha jurídica y de ello se encargará Horacio Duarte, hombre de gran cercanía desde sus tiempos de representación ante el IFE.
La lucha será dura porque se subestimó al Peje.
EL ERROR DE ACEPTAR EL APOYO MAGISTERIAL
Otro elemento a análisis es el apoyo magisterial.
Cuando maestros de todo signo -del SNTE como de la CNTE- se sumaron a la campaña de Morena, Delfina Gómez vivía los mejores momentos de crecimiento.
Sin embargo, a ojos de muchos analistas, fue una mala decisión.
Si se hablaba del SNTE -no olvidar la presencia de Fernando González, yerno de la Maestra Elba Esther Gordillo-, llovieron críticas por aceptar a quien antes criticó por ser parte de su llamada mafia del poder.
Y la presencia de integrantes de la Coordinadora llegados al Estado de México sobre todo de Oaxaca, Chiapas y Michoacán, no faltó quienes temieran la desestabilización.
Esto generó estancamiento, como publicamos aquí en su momento, y por eso Andrés Manuel López hizo llamados desesperados para incorporar a petistas y perredistas.
Oscar González declinó, pero Juan Zepeda se mantuvo y fue a actos importantes tanto para la izquierda institucional como para el PRD.
#
Carta dirigida al candidato del PRD Juan Zepeda (te faltó tiempo)/
Carlos Alazraki
La Razón
Estimado Juan:
No tengo el gusto de conocerte.
Sin embargo, debo admitir que la primera vez que te vi fue en tu segundo debate.
Ahí le comenté a mi mujer que para mí tú eras el mejor candidato.
Me gustó tu carisma y también me gustaron tus respuestas.
Tuviste presencia y lograste una muy buena campaña.
También creo que arrancaste tu campaña muy tarde.
Si la memoria no me falla, empezaste con nueve puntos y terminaste en veinte.
Subir once puntos en siete semanas es un gran porcentaje.
Y te tengo que confesar algo:
Tu partido manejó y defendió muy bien sus territorios en el Estado de México. Y vale la pena mencionar:
La barrida que le diste a Josefina Vázquez Mota fue impresionante.   Tengo la percepción de que, si hubieras iniciado tres semanas antes tu campaña, estarías peleando todavía más esta elección.
Y en relación a lo que estoy observando estos días, te puedo comentar que, si tu partido hubiera ido aliado con otro, seguro hubieran ganado.
Y no me refiero necesariamente al PAN o a Morena.
Con dos partidos pequeños podían haber derrotado al PRI.
Y a lo mejor —en una de esas— arriba de Morena.
Pero ésa… es otra historia…
Sin embargo, lo que a mí me llamó más la atención fue que los votos que ganaste no se los quitaste a Morena, como yo imaginé.
Y yo juraba que conforme ibas creciendo Delfina iría decreciendo.
Pero ¡NO!
No fue así.
Se los quitaste a Josefina o al PRI.
Y a lo mejor un poquito a Morena.
Y es aquí donde yo me pregunto:
¿Qué está pasando con el electorado?
¿A poco ya estamos entrando a la época en que los indecisos se han convertido en switchers?
¿A poco se acabó la ideología y el voto es más por conveniencia? Y a estas preguntas agrego éstas:
¿Va a haber coalición en la presidencial?
¿Quién va a ser el enemigo a vencer?
¿El PRI?
¿Andrés Manuel?
¿Los dos?
¡Quién sabe!
Pero que la carrera presidencial se va a poner muy interesante… seguro que se pondrá.
¿Que tu trayectoria seguirá en ascenso? ¡Te juro que sí!
¿Que en México vivimos en plena democracia? ¡No tengo la menor duda!
En fin, mi querido amigo.
El cambió ya inició.
E inició para bien.
¡Ya era hora!
razon@alazraki.com.mx
Twitter: @carlosalazraki
#
Quirino y las elecciones mexiquenses/ Ernesto Hernández Norzagaray
 Rio Doce, 5 junio, 2017
Ahí estaba el gobernador de Sinaloa en la sección VIP del cierre de campaña de Alfredo del Mazo. Estaba eufórico como en los días de su campaña para gobernador. Saludaba y se dejaba querer por los conocidos que no son pocos en el Estado de México. Ahí fue donde se tomó la decisión de ungirlo candidato de su partido dejando a los nueve aspirantes literalmente en el absoluto desconcierto.
Quién no recuerda aquella charla, donde el presidente Peña Nieto le preguntó a su director de comunicación social David López, sobre quién podría ser el candidato del PRI y el guamuchilense titubeó un instante antes de decidirse entre soltar el nombre de Heriberto Galindo o el de Quirino Ordaz. Y, por una razón todavía no suficientemente explicada, se decidió por Quirino Ordaz, dejando en la cuneta una relación personal de 45 años de amistad y una carrera política hecha por ambos de la mano. Heriberto todavía lo recuerda como una traición y quizá nunca termine por asumirlo totalmente.
Bueno, pero por esas cosas de la condición humana, lo que debería suscitar un gesto de agradecimiento y compromiso de Quirino con David, nos dicen que no se ha dado y se ha traducido en un distanciamiento al grado de no tomar sus llamadas. Es quizá el triunfo íntimo de Heriberto. Son las deudas que se dejan para el futuro. Cuando ya no se tiene poder. Si no, que se lo pregunten a Malova, que se encuentra bailando en la cuerda floja luego de que brindó todo su apoyo al Presidente  para que su candidato fuera ungido gobernador.
Sin embargo, el gobernador Ordaz Coppel vive la soledad del Palacio y tiene enfrente un escenario nebuloso, estresante, que exige entre otras cosas tener de cerca a los que saben de las buenas y las malas artes para calmar al Sinaloa bronco. Ese Sinaloa que en camionetas todo terreno viaja hoy de norte a sur, de la costa a la sierra, dejando una estela de muerte y llanto. Y hoy, su antítesis la representan los familiares y luchadores por los derechos humanos que hacen la caravana de El Fuerte a Culiacán para llamar la atención por sus desaparecidos, a los que en estos días se suman otros, en medio de los operativos de prevención y vigilancia.
Es, cuando la imagen radiante del gobernador, abrazando a su esposa y a una diputada federal en el cierre de campaña de Del Mazo adquiere un carácter inevitablemente lejano. Tan grande como su soledad en Palacio. Nada le aporta a la campaña mexiquense que hoy está cerrada entre Del Mazo y Delfina y que habrá de decidir el despliegue de dinero durante el día de la jornada electoral  y sobre todo la decisión que tomen los millones de indecisos. Esos ciudadanos que no han dado a conocer su intención de voto a las casas encuestadoras.
Pero, no obstante, el PRI de Peña Nieto como en los viejos tiempos del partido hegemónico convoca a sus gobernadores, dirigentes y presidentes municipales para que arropen a su candidato que en estos momentos vive la de Caín con el empate técnico.  La de la incertidumbre democrática. La de los votos. La de una oposición que ha hecho su trabajo bajo la guía de López Obrador y lo menos que debemos esperar es que la representación política quede atomizada en dos grandes fuerzas políticas.  No hay más, el voto útil habrá de imponerse, y lo demás quedará como recuerdo de posicionamientos políticos, sin asideros consistentes.
Y mientras allá, en el noroeste del país, o sea aquí, la situación social adquiere tintes oscuros solamente con las luces que da la resistencia de quienes no aceptan el estado de cosas.  Los que caminan en un acto de dignidad o los que pegan posters en los muros para que el asesinato de Javier no se vuelva simple y llanamente un número más en la estadística criminal. Por eso, muchos se han dejado oír en medios y redes en contra de que su gobernador frivolice el momento de duelo que viven muchas familias sinaloenses. No se trata del facilismo e indolente de “la vida sigue”.
#
Cinco lecciones de las elecciones/Roberto Blancarte
Milenio
Por supuesto que todo depende del cristal con que se mira y cada quien sacará sus propias conclusiones, pero me parece que hay algunas cosas que podrían aprenderse de las elecciones del pasado domingo.
1) El PRI está muy golpeado, pero posee todavía una estructura clientelar que le permite sobrevivir incluso en los peores momentos de crisis. Por supuesto que se usaron todos los recursos disponibles para obtener el triunfo, pero mientras los candidatos y partidos no representen una mejor opción, en términos de sus intereses concretos, la gente más vulnerable seguirá siendo manipulada. Pero mal haría el PRI en festejar sus victorias, porque fueron conseguidas con márgenes muy estrechos y a base de un enorme dispendio.
2) La “izquierda”, de haber estado unida, pudo haber ganado las elecciones, y por mucho, en el Estado de México. Pudo haber derrotado al PRI y al PAN juntos. Pero la “izquierda” difícilmente va a competir unida, mientras López Obrador esté al frente de Morena, pues el tabasqueño ha demostrado que no aprende de sus errores. Sigue queriendo ir solo a todas, porque no está acostumbrado a negociar o conciliar. Poseedor de la verdad absoluta, ha preferido tachar a todos los demás como miembros de “la mafia del poder”. Así, está escrito que perderá otra vez en 2018.
3) El PAN no está tan golpeado como parece. Ganó en Veracruz y Nayarit (junto con el PRD) y estuvo a punto de hacerlo en Coahuila. Si tiene un buen candidato (uso aquí el masculino genérico), podría ser muy competitivo. Pero primero tiene que dirimir sus conflictos internos, que se resumen en dos nombres: Margarita Zavala y Felipe Calderón, asociados al desastre en seguridad.
4) Es cada vez más claro que los candidatos cuentan más que los propios partidos, los cuales están tan desprestigiados como la mayoría de las instituciones políticas. Pero de allí se desprende el principal peligro para nuestra joven democracia; la de recaer en personalismos y caudillismos, que terminen ignorando a las instituciones. El más claro ejemplo es López Obrador.
5) La llave del futuro del país la tiene el PRD. Porque puede escoger entre entregarse a una falsa coalición de izquierda, que en realidad será entregarse a los dictados del caudillo morenista, o buscar una alianza democrática con el PAN, que si bien ideológicamente parece menos natural, en el fondo puede constituir una buena combinación de democracia y justicia.
roberto.blancarte@milenio.com
Twitter: @rblancartecolm1

No hay comentarios.: