2 jul. 2017

'Somos Alejandra (Barrales) o yo': Dolores Padierna.

Revista R
'Somos Alejandra o yo'
Con su esposo René Bejarano, Padierna encabeza Izquierda Democrática Nacional (IDN), una de las corrientes más importantes del PRD; asegura que su fuerza en CDMX es de más de un milón de seguidores. Foto: Aggi Garduño

Miguel de la Vega
Reforma, Cd. de México (2 julio 2017).- Si alguien conoce, porque la ha recorrido, toda la estructura política de la capital es la senadora Dolores Padierna. La perredista no oculta su simpatía por AMLO, su rechazo al PAN y su añoranza por una izquierda unida, como la de 1988.
A 20 años de que Cuauhtémoc Cárdenas ganó el gobierno de la capital, ¿tiene algo que celebrar el PRD?
Sí, porque el país ha cambiado mucho a raíz de que el ingeniero Cárdenas ganó la jefatura de Gobierno. Aunque tres años es muy poco tiempo, sentó las bases para implantar nuestro modelo progresista en la Ciudad. Con Andrés Manuel López Obrador eso repercutió hacia el país y se convirtió en una opción a nivel nacional.

¿Marcelo Ebrard continuó eso?
Continuó complementando el proyecto.
¿Y Miguel Ángel Mancera?
Le dio continuidad a ciertos puntos, aunque a mí me hubiera gustado una evolución de nuestro modelo.
¿Les falló en algo Mancera?
Creo que en no quererse adherir a las filas del PRD. Aunque, a estas alturas, a lo mejor él tenía razón porque ahorita se requieren más figuras ciudadanas, figuras fuera de los partidos.
¿Lo apoyaría para la Presidencia?
Apoyaría a Mancera si es que él decide tomar ese riesgo.
Por primera vez en 20 años el PRD está en riesgo de perder la Ciudad...
Es correcto. Hay un enorme riesgo derivado de que en 2015 se hicieron diagnósticos equivocados, se engolosinaron con el poder, dividieron a la izquierda y pensaron que, al dividirnos, una parte se quedaría con el todo. Su hipótesis fue rotundamente un fracaso.
¿Quiénes hicieron eso?
Sobre todo Héctor Serrano, Raúl Flores... Elaboraron un diagnóstico donde el PRD se llevaba carro completo. Dijeron: "¿para qué queremos a las corrientes?". Y sólo incluyeron a la suya.
En 2018, ¿con usted ganaría el PRD la Ciudad?
No, yo no estoy propuesta para ese cargo.
¿No quisiera ser candidata?
Yo me postulo para cargos que yo misma forjo y, cuando siento las condiciones para aspirar a ellos. Aspirar por aspirar, competir por competir no me interesa.
Pero ya ha sido asambleísta, diputada, senadora, delegada, ¿qué le falta?
Nada más me falta ser jefa de Gobierno. Pero cuando no están dadas las condiciones, pues no. Esto no es una decisión personal, es una decisión política que en su momento se tomará. Yo he venido apoyando a Alejandra Barrales para la jefatura de Gobierno, pero si insisten en la alianza con el PAN, creo que tendremos que tomar otra decisión.
¿A quién ve en la competencia por la candidatura?
En la competencia real nada más somos Alejandra o yo.
¿Por qué se opone a que el PRD forme el Frente Amplio Democrático? En 1988, Cárdenas compitió por la Presidencia arropado por un frente...
La creación de ese histórico Frente Democrático Nacional sigue siendo vigente, esa es la fórmula para llegar a la Presidencia de México.
¿Cuál es la diferencia entre el FDN y el Frente Amplio Democrático?
Que no va ninguna derecha, sólo van las fuerzas progresistas y democráticas del país, entiéndase partidos de izquierda. Pero los partidos por sí solos no reúnen la mayoría necesaria para alcanzar el triunfo, por eso se requiere de la llamada sociedad civil, antes le llamábamos sindicatos, organizaciones sociales civiles, campesinas, estudiantes, ambientalistas, feministas... todos los sectores progresistas del país son indispensables.
¿Existen todavía las ideologías? ¿Qué es hoy la izquierda en México?
Ha habido una lucha ideológica muy fuerte en la que las derechas han logrado convencer de su modelo, incluso, a varios compañeros de izquierda que han llamado a la superación de las ideologías y se han transformado al pragmatismo puro. Pero muchísima gente somos de una ideología claramente anclada en la izquierda. Una izquierda que, por la vía electoral, pretende llegar al poder, no con ninguna vía violenta, que altere o dé miedo o preocupación a la sociedad.
¿Qué es lo que la separa tanto del PAN?
Son diferencias profundas, no es superficial. Ellos son neoliberales y nosotros anti neoliberales. Para nosotros la política social son los derechos humanos convertidos en política pública y los derechos humanos son todos los derechos para todas las personas y por lo tanto son universales. ¿Qué piensa el PAN? Que la política social es decreciente, focalizada, solamente para los extremadamente pobres; en su visión, son dádivas y no derechos. Sí, hay un abismo de por medio.
Entonces, pese a lo competido que será 2018, ¿usted dice que no hay que ser tan pragmáticos?
No hay que ser pragmáticos, hay que ser congruentes con lo que uno representa ante las fuerzas progresistas y democráticas, para que ellas no se desilusionen de nosotros y sigamos manteniendo ese poder, esa fuerza. Los principios ideológicos, y el ser congruentes con ellos, nos salvan de todo.
¿Pero no es un sueño imposible unir a las izquierdas?
Sólo un milagro podría lograr esta convergencia y que lleguemos juntos en 2018. Se necesita tener bien puestos los ideales, con los principios de la izquierda por delante y el pragmatismo hecho a un lado.
¿Cree en los milagros?
En este tipo de milagros sí porque se forjan, se crean, se construyen y tal vez no todos lleguen, pero llegarán nuevos.
¿Qué pasaría si Morena no acepta participar en el frente de izquierdas que usted propone?
Andrés Manuel puede no querer ganar estados o distritos, o senadurías, pero sí quiere ganar la Presidencia de México. Y eso tendrá que ser con todos.
¿Se saldría del PRD?
No, nos vamos a mantener en el PRD con candidaturas o sin ellas, con cargos o sin ellos. Lo que nos interesa es que en el PRD, que tiene también dirigentes de base, como nosotros, se haga un trabajo con la militancia para convencerlos de que sean leales.
Cuando habla de nosotros, ¿a quiénes se refiere?
El Movimiento Nacional por la Esperanza. Son un conjunto de dirigentes por todo el país.
¿No siente que es un poco machista que siempre unan su nombre al de su esposo, René Bejarano?
Somos una pareja política y, salvo que yo decidiera separarme de él, podrían no ligarme a él, pero estamos ligados en política y también en lo personal.
¿Ustedes son los Underwood mexicanos?
Nada que ver. Ellos son ambiciosos y perversos; nosotros tenemos sueños e ideales.
¿Le hacen pagar por pecados que no son suyos?
A veces sí molesta que me quiten el nombre propio y me pongan el nombre de otra persona que no soy yo. A esa yo la admiro y la quiero, pero sí me gustaría que se valorara mi propio trabajo, mi propio esfuerzo, mi propio aporte a la lucha política.
¿Considera que fueron juzgados injustamente?
Completamente. Fue terriblemente injusto, pero no sólo no nos mataron, sino que estamos más vivos y más fuertes que antes.
Y siguen controlando buena parte de la estructura capitalina...
Ya no sé si somos un millón o ya rebasamos el millón, pero somos muchos. Todos los días crecemos, tenemos como norma diaria sumar personas.
¿Cómo ha sobrevivido todos estos años?
Con trabajo, con congruencia y nunca separarse ni del piso ni de la militancia.
¿Qué consejo le daría a esa joven Dolores que estudiaba en la Normal?
Que sea más cauta, porque era bastante atrabancada y sin meditar hacía muchas cosas.
¿Cuál quiere que sea su epitafio?
Aquí yace una política ejemplar que toda su vida fue congruente con los principios de la izquierda mexicana.
_____________
CINCO DATOS
1. A los 20 años ya era dirigente del Partido Mexicano de los Trabajadores.
2. En 1979, fue una de las fundadoras de lo que hoy es la CNTE.
3. Junto con René Bejarano fundó la Coordinadora Única de Damnificados a raíz de los sismos de 1985, lo que les dio una amplia base política y electoral en la capital.
4. Ha sido asambleísta, dos veces diputada federal, senadora, delegada en Cuauhtémoc, secretaria general del PRD y hoy coordinadora parlamentaria en el Senado.
5. Fue maestra en la Escuela Superior de Economía y una de las principales opositoras al rescate bancario y al Fobaproa.

No hay comentarios.: