15 feb. 2017

Otro golpe a Trump, bajan a Puzder

El empresario Andrew Puzder se retiró de la nominación a secretario del Trabajo que le otorgó el presidente de EU, Donald Trump.  “Después de un estudio cuidadoso y de discutirlo con mi familia, retiro mi nominación para la Secretaría de Trabajo”, indicó en un comunicad, de hoy.

Según The Washington Post, el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, informó a la Casa Blanca de la situación en horas de la tarde. Al menos cuatro senadores republicanos habrían manifestado su intención de no apoyar al empresario de comida rápida, y la cifra podría llegar hasta los 12, de acuerdo con CNN.
 Los republicanos son mayoría en el Senado, donde cuentan con 52 de los 100 escaños. En vista de que ningún demócrata apoyaba al nominado de Trump, el inusual número de republicanos que se oponían al empresario hacía inviable su confirmación, ya que solo podía permitirse perder dos votos conservadores.
 “Ha sido un honor ser considerado por el Presidente Donald Trump para liderar el departamento de Trabajo y poner a los trabajadores estadounidenses y los negocios de nuevo en el camino de la prosperidad sostenible”, resaltó Puzder.
 Puzder, presidente de la empresa CKE, matriz de las cadenas de restaurantes Carl’s Jr. y Hardee’s, fue duramente criticado por grupos de defensa de los derechos laborales y sindicatos por lo que calificaron como hostilidad hacia los trabajadores y hacia las mujeres.
 Apenas la semana pasada, Puzder admitió haber contratado a una mujer indocumentada y tenerla como empleada doméstica en su residencia en California.

 “Mi esposa y yo contratamos a una trabajadora doméstica durante unos cuantos años, durante los cuales no tuve conocimiento de que no estaba autorizada a trabajar legalmente en Estados Unidos”, señaló el empresario en un comunicado a los medios de comunicación.
“Cuando me enteré de su estatus, inmediatamente pusimos fin a su empleo y le ofrecimos ayuda para legalizarse. Hemos pagado por completo los impuestos al IRS y al estado de California y presentado toda la información sobre su empleo”, agregó en esa ocasión.
 Aunque la Casa Blanca mantuvo en todo momento que Puzder no tenía la intención de retirar su nominación al Departamento del Trabajo, la falta de votos aprobatorios pareció precipitar el retiro de su candidatura.
 “Los comentarios pasados de Puzder muestran desinterés y hasta desdén por los trabajadores y por su bienestar, así como puntos de vista retrógrados y humillantes hacia las mujeres”, señaló en su momento la presidenta del Consejo Nacional de la Raza (NCLR), Janet Murguía.
Organizaciones independientes deploraron, por su parte, que las empresas de Puzder y sus franquicias hayan estado plagadas con violaciones a las leyes laborales para sus trabajadores, muchos de ellos de origen latino.
Aunque la mayoría de las investigaciones de violaciones laborales parecen haber estado dirigidas a las franquicias de la empresa, que son propiedad de terceras personas, el nominado ha hecho comentarios que han sido interpretados como lesivos a sus propios trabajadores.
Puzder defendió, por ejemplo, en una reciente entrevista la automatización industrial, pues aseguró que las máquinas son siempre corteses, no toman vacaciones y no demandan a sus empleadores.
El rechazo al nominado de Trump fue compartido por el líder de la mayor central sindical de la AFL-CIO, Richard Trumka.
(Con información de Notimex)


No hay comentarios.: