28 may. 2017

Las columnas políticas hoy, domingo 28 de mayo de 2017

La clave es la segunda vuelta electoral, o "balotaje", como le llaman los argentinos...
Pero si no está en ley, cómo hacerle?

Anulación?
#
Me dicen en privado amigos de Morena que todo saldrá "Súper requete bien"..
Y qué mas, pregunto..

"Súper requete bien", es la respuesta
Mmm. No me dice nada..
3
Las columnas políticas hoy, domingo 28 de mayo de 2017
Templo Mayor/Reforma
LLEGÓ el último domingo de campaña en el Edomex y los candidatos se preparan para echar el resto en sus actos de hoy.
LA MORENISTA Delfina Gómez va a Nezahualcóyotl, municipio con más de 840 mil electores en donde radica la fuerza del perredista Juan Zepeda, quien gobernó esa demarcación. El orador principal será, por supuesto, Andrés Manuel López Obrador.
EN TANTO, Zepeda tendrá un acto multitudinario en Ecatepec, el terruño del actual gobernador, Eruviel Ávila, y que es el que tiene el mayor número de electores de la entidad con más de 1 millón 100 mil. Y ahí lo acompañarán gobernadores perredistas como Graco Ramírez... con todo y que ya había dicho en TV que Zepeda no tiene oportunidad de ganar.
EN CONTRASTE, el priista Alfredo del Mazo no estará en el Valle de México sino en la Plaza de los Mártires de Toluca donde tradicionalmente cierran sus campañas los candidatos del tricolor, cerquita del Palacio de Gobierno. Lo arroparán gobernadores y funcionarios federales entre vivas y matracas.
OTRA ESTRATEGIA seguirá la panista Josefina Vázquez Mota, pues en su campaña afirman que no están interesados en competir por conseguir la foto con más gente en el fondo. De ahí que hará un acto en Huixquilucan -donde gobernó Del Mazo- con 300 ciudadanos agraviados por la delincuencia.
ASÍ ES QUE: luces, cámara... ¡acción!
BUEN EJEMPLO volvió a poner el diputado independiente de Jalisco, Pedro Kumamoto. Con todo y que es chiva de corazón, no estará hoy en el estadio para la final de futbol entre el Guadalajara y los Tigres.
AUNQUE tuvo la oportunidad de mandar un mensajero para anotarse en la lista VIP que armaron los directivos del equipo de Jorge Vergara el miércoles pasado, decidió no hacerlo.
Y TODO porque se enteró de que ya no habría venta de boletos para el público en general. Así es que Kumamoto verá la final como los simples mortales... por televisión de paga o en internet después de pagar su membresía.
BUEN AGARRÓN se dieron el dirigente del Panal, Luis Castro, y el yerno de Elba Esther Gordillo, Fernando González.
EL PANALISTA dijo que el ex subsecretario de Educación no tiene representatividad en el Edomex como para comprometer el apoyo de los maestros a Morena.
Y GONZÁLEZ le reviró en Twitter afirmando que Castro fue colocado al frente del partido por su falta de carácter e ignorancia de la política.
¿SE LO DIJO por puro coraje o porque los elbistas quieren recuperar esa franquicia política con miras al 2018? Es pregunta sin magisterio.
#
Frentes Políticos/Excelsior
I. Fuerza ancestral. No se olvide que en las boletas electorales de 2018 habrá un elemento extra, el cual además podría inclinar la balanza. Nos referimos a que los indígenas de toda la República mexicana iniciaron el Congreso Nacional Indígena en la Universidad de la Tierra en San Cristóbal de las Casas para definir a la próxima candidata a la Presidencia de la República por la vía independiente. En tres mesas de trabajo, a puerta cerrada, definen sus posturas ante diversos temas. En las reuniones participan 848 personas, más de 400 son delegados con derecho a voz y voto, además de concejales y observadores, entre ellos indígenas de 58 lenguas de todo el país. Mejor visión y rumbo que muchos políticos, sí hay. Así que no los pierda de vista.
II. Contra sí mismos. Los legisladores ya no saben cómo enderezar los procesos electorales. Los diputados del PRD, Maricela Contreras Julián, Jesús Zambrano Grijalva y Omar Ortega Álvarez presentaron una iniciativa de reforma a la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, para sancionar el uso de violencia política en el marco de los procesos electorales. Se impondrá de 50 a 100 días de multa y prisión de seis meses a tres años a quien promueva o ejerza la violencia política, por medio de presión, persecución, coacción, discriminación y privación de la libertad o de la vida, entre otros. Pero, ¿están incluidos varios líderes acostumbrados a azuzar a la población, esos que apuestan a reventar los comicios, o no?
III. Ejemplar. En la Ciudad de México, histórica y naturalmente, es donde se ejecutan las decisiones trascendentales del país. Ahora, Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno, aseguró que cada árbol que sea cortado para la habilitación del Metrobús en la Calzada de los Misterios, será restituido al tres por uno. Esto ante el inició de la tala de árboles en las zonas que recorrerá el nuevo medio de transporte. Y es que, de acuerdo con vecinos de la zona, se trata de un ecocidio, pues la tala es de árboles con varios años de edad que se sustituyen por nuevos especímenes de menores dimensiones. El reclamo es el mismo de siempre, cuando se trata de que la capital se desarrolle, lo distinto es la oportuna respuesta gubernamental. Ahí la diferencia.
IV. Muchos años después. Luis Carlos Ugalde, exconsejero presidente del extinto Instituto Federal Electoral, IFE, advirtió que las próximas elecciones del 4 de junio y las presidenciales de 2018 cobrarán una costosa factura política a México, por la falta de la segunda vuelta electoral. “Es probable que cuando nos demos cuenta de los conflictos que se van a derivar de estas elecciones sin segunda vuelta, vamos a llegar a la conclusión de que se requiere y, probablemente, en 2019, finalmente adoptemos esta práctica internacional”, explicó el ahora director general de Integralia Consultores. Él organizó las elecciones de 2006. ¿Por qué no lo dijo antes? Hablar a destiempo es tan fácil.
V. Menos plástico. El diputado Javier Pinto, del Partido Nueva Alianza, hizo un llamado a las autoridades para implementar acciones tendentes a reducir el consumo de agua embotellada, debido al impacto ambiental de los envases de pet y como medida para proteger el bolsillo de los mexicanos, pues nuestro país es el que más agua embotellada consume al año. Un llamado que esperemos consideren las autoridades, que en algunos casos ya han procedido a instalar bebederos de agua potable en espacios públicos, pero también es de esperar que la ciudadanía se integre en este propósito, mediante la reutilización de envases de 300 ml y otros de mayor capacidad, susceptibles de ser rellenados.
#
De naturaleza política/ENRIQUE ARANDA
Excélsior
Veinticuatro años… y contando
El asesinato del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo continúa impune: no hay un solo sentenciado ni un responsable material ni intelectual del crimen. 
Tras un cuarto de siglo, casi, de haber sido perpetrado a las puertas del aeropuerto internacional de Guadalajara, el asesinato del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo continúa impune: no hay un solo sentenciado ni un responsable material ni intelectual del crimen que confrontó al Estado mexicano con la Iglesia católica y, en los hechos, marcó el inicio de una escalada de violencia que, aún hoy, continúa cobrando vidas.
Veinticuatro años después del artero crimen, las autoridades en materia de justicia continuan siendo evidenciadas por su incapacidad y/o culpable omisión en la investigación de lo ocurrido la mañana del 23 de mayo de 1993, en la terminal aérea de la capital de Jalisco, primero, y luego, consecuencia lógica, en la eventual identificación, detención y castigo de los presuntos responsables… ignorando, incluso, el aporte de información trascendente sobre el caso que, en múltiples ocasiones, ha realizado la representación en el proceso de la Conferencia del Episcopado Mexicano que hoy, coincidentemente, lidera el cardenal José Francisco Robles Ortega, sucesor en turno del ajusticiado príncipe de la Iglesia.
El proceso sigue abierto y, aunque infructuosa hasta ahora, la investigación en curso. Por ello es que, en palabras de los abogados por la parte eclesial en el caso: el exsecretario de Gobierno estatal y aspirante panista a la gubernatura en los pasados comicios Fernando Guzmán Pérez Peláez, y el presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal, José Antonio Ortega, la Iglesia continúa exigiendo el total esclarecimiento de este caso en el que, huelga recordar, Posadas Ocampo perdió la vida tras recibir 14 disparos realizados a una distancia de un metro escaso, cuando intentaba bajar de su auto para ingresar al aeropuerto, donde se encontraría con el entonces nuncio papal Girolamo Prigione.
Y se seguirá insistiendo en llevar adelante las pesquisas y el aporte (ya) de resultados, exponen fuentes eclesiales, no sólo por tratarse de un crimen emblemático y de lamentables consecuencias —“luego del mismo, la confrontación entre el Estado y el crimen organizado, con las bandas del narcotráfico de manera relevante, alcanzó niveles nunca vistos que, agravados, persisten aún hoy…”—, sino por un elemental reclamo de justicia en un país que como el nuestro, lamentablemente, la autoridad responsable ofrece muy pobres resultados…
¿Confusión pues en el ajuste de cuentas entre bandas criminales, según la versión que en su momento trató de imponer —a nivel judicial y de la opinión pública— el impresentable secretario de Gobernación Jorge Carpizo, ya extinto o, en opinión de la contraparte, crimen de Estado perpetrado en el marco de una trama montada por elementos vinculados a la administración sexenal encabezada entonces por el expresidente del gobierno federal en funciones?  La pregunta sigue viva…
Veinticuatro años… ¡y contando!
ASTERISCOS
* Inminente, a decir de propios y extraños, el anuncio de que Movimiento Ciudadano, la franquicia partidista naranja que (aún) administra Dante Delgado, pasará a engrosar las filas de quienes, en el Estado de México, apuestan al triunfo de la morena Delfina Gómez Álvarez en la puja por la gubernatura y quien, con ello, sí que ampliaría su opción de aventajar al priista Alfredo del Mazo, único hoy, según todas las encuestas, en posibilidad de disputarle la victoria…
* Apenas consumada la jornada comicial del 4 de junio próximo y luego que el presidente Enrique Peña Nieto deje Guatemala, tras cumplir una visita de Estado el 6 y 7 del mismo mes, el proceso de extradición al país del impresentable exgobernador priista de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, aseguran los que saben, experimentará “una suerte de relanzamiento y aceleración que no ha mostrado hasta el momento”… 
Veámonos aquí mañana, con otro asunto De naturaleza política.
#
  Sólo evidencias
La estación/GERARDO GALARZA
Excelsior
Sólo evidencias
Las elecciones del próximo domingo 4 de junio en pos de la gubernatura del Estado de México son muy importantes para esa entidad y, por supuesto, tendrán efectos en la vida política nacional, pero están muy lejos de ser “la madre de todas las batallas electorales” para 2018 o la “primera vuelta” de las  próximas elecciones presidenciales de ese año.
Sí serán muy influyentes en las decisiones políticas que asuman los partidos, los gobernantes y los ciudadanos en los próximos meses, pero no definirán un año antes ni al partido ni al candidato ganadores de la Presidencia de la República.
Su resultado, como los de los comicios para las gubernaturas de Nayarit, Coahuila y para alcaldías en Veracruz, de los que muy pocos se acuerdan, ratificarán o cambiarán notablemente las circunstancias políticas que viven el país, los partidos, los precandidatos presidenciales y, aunque no se crea, los ciudadanos.
De antemano sepa que en esta columna no encontrará un pronóstico sobre el ganador del día 4, tampoco un análisis sesudo, sino un simple listado de algunas circunstancias y efectos que podrían generarse con ellos:
—El resultado electoral del Edomex no ha determinado al ganador de la Presidencia de la República. Las dos veces que el PRI la perdió sus candidatos al gobierno local (Enrique Peña Nieto y Eruviel Ávila) ganaron.
—Es evidente que la victoria y las derrotas beneficiarán o perjudicarán a partidos, candidatos y ciudadanos. En los partidos se fortalecerán o debilitarán, según sea el caso, dirigencias y presuntos candidatos.
—Si el triunfo es para la candidata de Morena, es evidente que ese partido habrá logrado el mayor triunfo en su historia y lo colocará en una mejor posición de la que ya tiene en la sucesión presidencial.
—Si el triunfador es el candidato del PRI, la correlación de fuerzas internas en ese partido cambiarán; el Presidente de la República saldrá fortalecido y recuperará buena parte de su poder en la designación de su candidato presidencial.
—Si los comicios provocan un conflicto poselectoral que tuviera como protagonista a Morena también habrá efectos futuros, para bien y para mal: ciudadanos participando en las protestas y otros repudiándolas. En ambos casos habrá repercusiones en 2018.
—Si el resultado final tuviera que ser definido por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, por ejemplo en favor del PRI, por más pruebas reales que hubiera, convertirá a esa institución en nuevo integrante de la mafia del poder.
—Una evidencia real es el surgimiento de una nueva figura política en el PRD: Juan Zepeda, exalcalde de Neza, quien es lo más rescatable de este proceso electoral. Tres meses de campaña le sirvieron para revivir a su partido y a él para convertirse en protagonista político, no sólo en su entidad, sino en el país. Es evidente que no ganará, pero ¿cuál será su futuro? ¿Candidato a diputado federal, senador o, por qué no, a la Presidencia de la República o dirigente nacional del PRD?
—Es evidente que el Partido del Trabajo (que había perdido originalmente su registro en 2012 y fue revivido mediante diversas anulaciones y repeticiones de elecciones) ya encargó su sobrevivencia en 2018 a Andrés Manuel López Obrador.
—Es evidente que el PAN no ganará las elecciones mexiquenses. A simple vista parece el partido más perjudicado. Sin embargo, ¿si gana las elecciones en Coahuila donde su candidato aventaja y en Nayarit, en alianza con el PRD, donde también llevan ventaja? Serían triunfos muy importantes en el reacomodo político interno y externo de ese partido.
—Es evidente que esas victorias panistas en Coahuila y Nayarit colocarían a Ricardo Anaya, presidente del CEN del PAN y aspirante a la candidatura presidencial, como un dirigente nacional panista muy exitoso. Hay que recordar que el año pasado, bajo su dirección, el PAN ganó las gubernaturas de Aguascalientes, Veracruz, Tamaulipas, Chihuahua, Quintana Roo, Durango y retuvo la de Puebla. Además tiene las de Baja California, Baja California Sur y Querétaro. Sin duda, tomará una ventaja casi insuperable en la carrera interna por la candidatura y colocará a su partido de nuevo en la lucha presidencial.
—¿Y si el PAN retiene el control de Veracruz? Pues, seguramente Miguel Ángel Yunes adquirirá nuevo protagonismo interno y externo.
Esos son algunos de los efectos que podrán tener los resultados de la elecciones del próximo domingo.
Lo bueno es que en 2017 y en 2018 todo está en manos de los ciudadanos, quienes, por cierto, ¿saldrán a votar? El abstencionismo será otra variante… Infórmese, piense y evite que le cuenten.
#
Reciclar/Gabriel Zaid
REFORMA, 
Hace doce mil años, la población mundial era mínima. Unos cuantos millones de personas tenían el ancho mundo para vagar, alimentarse, divertirse y platicar. Vivían en tribus nómadas de un centenar de personas bien alimentadas, cuyo consumo total no llegaba a nada. Hacían campamentos, agotaban los recursos del lugar y se iban a otra parte. Cuando volvían, la naturaleza se había recuperado.
La vida sedentaria hizo más intenso el consumo y multiplicó la población. Los ciclos naturales de recuperación no fueron suficientes para vivir sin trabajar. Sin embargo, la Revolución agrícola obtuvo de la naturaleza más que nunca, desforestando y cambiando el curso natural del agua. La Revolución industrial aumentó la productividad todavía más transformando el uso del fuego en las máquinas de vapor y los motores de combustión interna. La población y el consumo de recursos naturales subieron hasta niveles alarmantes.
Las primeras crisis ecológicas se debieron a catástrofes naturales. La caída de un meteorito en Yucatán hace 65 millones de años causó la extinción de los dinosaurios y otras especies. La erupción del Vesubio destruyó Pompeya hace dos milenios.
Las crisis ecológicas de origen humano aparecieron con el aumento de la población, la intensidad del consumo y la tecnología. Hay desastres famosos como el accidente nuclear de Chernóbil (1986) y el derrame del buque petrolero Exxon Valdez (1989), ambos relacionados con el mayor consumo de energía. Pero los desastres graduales, menos visibles, son igualmente graves.
Las chimeneas industriales fueron motivo de orgullo en Londres hasta que el humo combinado con la neblina (el esmog) resultó letal. Los automóviles empezaron como un lujo (algo así como yates de paseo), y nadie se imaginó las consecuencias de multiplicarlos hasta que el desastre fue evidente. Todavía hoy, no hay tanta conciencia de que el hundimiento de la Ciudad de México va al desastre porque no se recargan suficientemente los acuíferos.
Afortunadamente, la idea de intervenir para frenar el deterioro de la naturaleza, y en lo posible remediarlo, ha hecho progresos notables. El más importante ha sido reducir el crecimiento de la población. El más significativo, prestigiar la idea de reciclar. También ha dado lugar a prédicas demagógicas como pedir a las familias que clasifiquen su basura, trabajo que se destruye cuando los camiones recolectores revuelven todo lo que reciben.
Reciclar va contra la experiencia prehistórica de que la naturaleza se cuida sola. Hay que cuidarla. La principal responsabilidad corresponde a los gobiernos y las empresas.
Hay que cuidar, en primer lugar, el agua. En situaciones desesperadas, los extraviados en el desierto beben sus propios orines. Los astronautas hacen lo mismo, después de purificarlos. Las ciudades deben hacerlo. En la antigua Roma, el drenaje se concentraba en una Cloaca Máxima que descargaba en el río Tíber; una pésima idea. Lo razonable es que el drenaje de las casas y oficinas vaya a plantas de tratamiento, y que las fábricas no generen desechos líquidos ni gaseosos.
En las redes de distribución de agua potable se desperdicia más de un tercio en fugas. Para localizarlas y repararlas, hay que sectorizar y digitalizar las redes con sensores que las ubiquen (idea de Pumagua).
Al construir vivienda con cisternas sería bueno poner dos tubos de agua caliente, uno que descargue en la cisterna mientras el agua salga fría y otro para la regadera, con llave para seleccionar (idea de Julio Hubard).
Para que algo valioso se convierta en basura, basta con sacarlo del contexto que lo hace valioso. Esto es obvio en el caso de los empaques que se convierten en basura al desempacar. Pero hay contraejemplos. Un cono de helado no se desecha, se consume. Igual sucede con las tortillas: son el plato y los cubiertos que se comen con lo demás. Hay que inventar empaques no desechables. Lo ideal es que no sobre nada, y que si sobra, se aproveche otra vez o en otra cosa.
Es bueno que los productos sean durables, un ideal abandonado absurdamente. Un refrigerador dura veinte o treinta años: sería absurdo cambiarlo cada año por el modelo más reciente. Pero los fabricantes de automóviles inventaron un despilfarro monumental: desprestigiar la durabilidad.
En los cursos de diseño industrial sería bueno organizar concursos centrados en el diseño de productos duraderos y empaques aprovechables.
#
 ¿Cuál es la misión?/Eduardo Caccia
Reforma
Cuando las marcas y las empresas que las abanderan subordinan su accionar a un propósito superior por el cual sus clientes deciden comprarlas, buena parte de su ecosistema se ordena en función de una gran misión relevante. Cuando se pierde de vista este motivo de ser, las marcas abren un frente vulnerable a la competencia. Lo mismo sucede con la política. Los candidatos, los partidos, los gobernantes que pierden de vista la misión, caen en descrédito.
Definir la misión empresarial, de un gobierno o de una campaña política no es tan sencillo como parece. Siempre hay espacio para innovar desde la propia definición de la misión. Con frecuencia la tarea principal a cumplir dista mucho de ser la que el ciudadano (cliente en el mundo empresarial) valora.
Supongamos que en una ferretería pides un taladro, una broca y unos taquetes. El empleado, sensible a tu propósito, te sorprende: "¿no quiere mejor esta bolsa con agujeros?". O pensemos en una compañía de máquinas para podar pasto. Deciden innovar respondiendo a la pregunta ¿cuál es la misión? Si durante años han respondido "fabricar las mejores máquinas para podar pasto", han creado un dique mental que difícilmente les llevará a lograr una innovación contundente. Supongamos que alguien ajusta la misión: "lograr jardines bellos al menor esfuerzo". Luego uno de sus ingenieros desarrolla una semilla de césped que una vez que tiene determinada altura, ya no crece, no hay necesidad de podarlo. ¿Cuántos clientes decidirían por esta solución en vez de la tradicional máquina podadora? Una vez le dije a un amigo, tu misión no es llevar a tus hijos de vacaciones, es construirles buenos recuerdos para el futuro. El propósito inspira las acciones.
Entregar una solución relevante debería estar en la mira de empresas y gobiernos, especialmente de estos últimos que se pierden en un mar burocrático donde es más importante hacer las cosas correctamente que hacer la cosa correcta. El descrédito que vive la clase política se debe a que están muy ocupados haciendo cosas que no inciden en la misión de gobernar: proteger la integridad física y patrimonial de los ciudadanos, y de ahí las subsecuentes: promover el desarrollo económico y social, construir un Estado de Derecho, dar confianza y certidumbre de futuro a los diferentes agentes, etcétera.
Como en una empresa, cuando el director no atina a definir y dirigir el rumbo, debe ser relevado. Sus méritos no son suficientes o adecuados para la misión. Lo mismo debería ocurrir con el gobierno. Aquí es donde el país tiene un enorme reto. No es tanto entrar a un sistema meritocrático sino recalibrar los méritos en función de la misión. Hay muchos gobernantes y políticos que ostentan una posición por el mérito de ser compadre, socio o cómplice de aquel que los designó. El sistema político y social (cultural) mexicano sí es meritocrático, pero no por los méritos que nos convienen a futuro. Si impera desde niños el concepto cultural de "el que no es transa, no avanza", el mérito es cometer la transa para avanzar.
Un sistema meritocrático debería llevarnos a reflexionar qué es más importante, ¿el modelo de gobierno o el resultado esperado de ese gobierno? ¿Preferimos el pasto que no crece o la máquina de podar? La meritocracia tiene un enemigo natural, la improvisación. Nuestra democracia es vulnerable porque permite a los improvisados llegar al poder y porque idealizamos "el poder de todos" en vez de "el poder para todos", de modo que una democracia calificada debería permitir sólo a ciertos poseedores de los méritos adecuados llegar al poder. Esto tiene un nombre que asusta: aristocracia, el gobierno de los mejores. Yo prefiero una aristocracia que un sistema democrático donde llegan los peores.
Tener en mente cuál es la misión debe llevarnos a definir cuáles son los méritos. Mientras sigamos creyendo que los méritos para gobernar son los votos originados por una inmensa mayoría que, a su vez no tiene méritos para decidir qué es lo mejor, será difícil tener un renovado perfil político. El asunto es delicado porque toda meritocracia es discriminatoria (lo mismo sucede con la naturaleza). Ni caben todos, ni todos son aptos. Pero todos pueden beneficiarse.
A todo taladro le llega su bolsa de agujeros.
@eduardo_caccia
#
Si Zepeda no declina.../ROSALÍA VERGARA
Proceso.

La negativa de Juan Zepeda Hernández, candidato del PRD a la gubernatura del Estado de México, a declinar en favor de su contrincante de Morena, Delfina Gómez, confirma la hipótesis del acuerdo de los perredistas con el PRI y el PAN para detener a Andrés Manuel López Obrador en 2018.
“Eso está muy claro”, comenta a la reportera Valentín González Bautista, uno de los fundadores del PRD y primer alcalde perredista en Ciudad  Nezahualcóyotl, de donde es originario Juan Zepeda Hernández.
Avalan esa versión las acciones dentro del PRD que van del conflicto entre las corrientes Alianza Democrática Nacional (ADN) y Nueva Izquierda (NI) –cuyos dirigentes intentarán quedarse con el control de los órganos de dirección en los próximos meses– hasta los ataques a Delfina.

El viernes 26, Zepeda rechazó el llamado que le hizo la víspera López Obrador a él y al candidato del Partido del Trabajo, Óscar González Yáñez; este último finalmente declinó.
El sábado 20, los presidentes del PRD, Alejandra Barrales, y del PAN, Ricardo Anaya, anunciaron su decisión de conformar un frente de oposición para 2018, lo que dividió más al PRD, en particular con ADN, cuyos integrantes rechazan las alianzas con el PAN.
Las últimas semanas Barrales se ha afanado por detener la desbandada de legisladores perredistas hacia Morena, comenzando por el senador Miguel Barbosa, quien llamó a votar por Morena en 2018. Al final, fue expulsado del PRD.
“Barrales Magdaleno dirige ese partido por recomendación de Miguel Ángel Mancera”, sentencia González Bautista, quien en 1988 participó en el Frente Democrático Nacional –el precursor del PRD– encabezado por Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano.
Si Zepeda no declina por la maestra Gómez, lo que queda del PRD –“que ya es un cascarón”– no podrá ser competitivo en las presidenciales de 2018, comenta González Bautista.
–¿Es el principio del fin del PRD? –se le pregunta.
–Los ciudadanos no creen que se vaya a componer con un buen dirigente o con declaraciones. Hay quienes dicen: “Esto ya no tiene remedio”.
De ilegal a candidato
Héctor Bautista López –integrante de la corriente ADN y sucesor de González Bautista en la alcaldía de Ciudad Nezahualcóyotl– es el “padrino político” de Zepeda, quien estuvo al frente del ayuntamiento de 2012 a 2015.
Quienes conocen a Zepeda dicen que le ha ido bien desde que se vinculó como auxiliar del Programa de Abasto Comunitario del Movimiento Vida Digna (Movidig), creado por Bautista López entre el 2000 y 2003, cuando fue presidente municipal.
Movidig era una asociación civil y estaba integrada al PRD. Recibía financiamiento del gobierno municipal y se encargaba de promover la compra y venta de productos misceláneos a precios preferenciales. Después se convirtió en la corriente ADN.
El candidato Zepeda nació el 10 de noviembre de 1968 en Ciudad Nezahualcóyotl, erigida como municipio el 23 de abril de 1963. Estudió en el CCH Oriente y en 1987 terminó sus estudios, según la entrevista que difundió Reforma en su página web el miércoles 24.
Cuando tenía 19 años, según la entrevista, se fue de indocumentado a Estados Unidos. Allá estuvo hasta finales de 1999. Tenía 31 años cuando regresó a México y comenzó sus estudios de derecho y administración pública.
Su hermano Martín Zepeda Hernández trabajaba con Onésimo Morales, amigo de Bautista López, cuando Juan regresó de Estados Unidos.
En la entrevista con Reforma, el candidato perredista afirma que en 2012 el PRD mexiquense no sabía a quién designar como candidato a la alcaldía de Neza y él quería ser diputado local por el distrito 41.
Bautista López apoyó a Armando Soto para la legislatura, y a Zepeda, de 44 años y dos de militancia en el PRD, como candidato a la presidencia municipal, y la ganó por un margen de mil 627 votos.
Cuando Zepeda estaba en Estados Unidos, Ciudad Nezahualcóyotl era presa de bandas, tribus urbanas y jóvenes rebeldes herederos de los movimientos estudiantiles de 1968 y 1971.
Neza, el feudo de ADN
Cuando Héctor Bautista López ganó la presidencia municipal de Nezahualcóyotl creó su propio feudo partidista. Su hermano Víctor llegó a la alcaldía en 2006; Zepeda fue su síndico procurador. En 2009 el PRD perdió ante el PRI; tres años después Zepeda recuperó la presidencia municipal para el PRD, previa negociación con el gobierno de Eruviel Ávila para que no investigara a su antecesor, el priista Édgar Cesáreo, quien “desapareció” 9 mil millones de pesos del presupuesto en su trienio.
Durante su paso por la presidencia municipal (2012-2015), Zepeda se dedicó a “embellecer” el municipio, comprando palmeras para sembrarlas en los camellones; también inauguró “parques acuáticos” con fuentes de agua reciclada.
El exalcalde González Bautista niega que Zepeda haya mejorado la seguridad en el municipio, aunque el actual candidato a la gubernatura presume que durante su gestión se redujo 63% el índice delictivo.
Lo que sí creó fue la “Red Aurora”, que consistía en cooptar a los ciudadanos casa por casa y luego marcar su afiliación con una bandera del PRD en sus fachadas.3
#
Por México
EL LECTOR ESCRIBE / Luis Jorge Arnau
Reforma, 28 May. 2017
Los periodistas no son seres especiales; son incisivos, valientes y tienen luces y sombras, como todos. Pelear por ellos no es considerarlos mexicanos de primera, sino destacar que, al callarlos, también callamos al resto de la población. Pero México pierde también cuando asesinan a un médico, a un maestro, a un campesino. Cada muerte son todas las muertes, cada injusticia afecta a todos. No es por los periodistas, es por México que debemos exigir la aplicación de la ley, ya que las protestas por sí mismas no acabarán con la violencia. Pero si hicieran justicia quizá podríamos reducir las expresiones salvajes de un país que se sale de control mientras los políticos se concentran en buscar su próxima chamba y supeditan la vida nacional a sus campañas políticas.
Luis Jorge Arnau
Álvaro Obregón, Ciudad de México
3#

No hay comentarios.: