28 may. 2017

Masacre en Manchester;

Masacre en Manchester; Nichols: que Dios convierta el corazón de quienes cometen el mal
El cardenal arzobispo de Westminster y Presidente de la Conferencia Episcopal de Inglaterra y Gales escribió una carta al obispo de la diócesis sacudida por el atentado terrorista durante el concierto de Ariana Grande
Vatican Insider,  23/05/2017 
DOMENICO AGASSO JR.
ROMA
Todos los obispos ingleses se recogen en el dolor y en la oración por el atentado perpetrado ayer, lunes 22 de mayo de 2017, por la noche, durante el concierto de Ariana Grande en la ciudad de Manchester. «Heroica Manchester, la oscuridad del mal no te arrollará. Rezamos por los que están en el dolor y en la dura prueba de la pérdida y por los que nos protegen». Es lo que escribió en Twitter el arzobispo de Canterbury, Justin Welby. El cardenal Vincent Nichols, arzobispo de Westminster y presidente de la Conferencia Episcopal de Inglaterra y Gales, escribió una carta al obispo de la diócesis de Salford, de la que depende la ciudad de Manchester, monseñor John Arnold. «Con gran dolor —escribió Nichols— me entero por la prensa de la atrocidad que se vivió ayer por la noche en Manchester. Que pueda Dios conceder fuerza y fe a todos los que han perdido un familiar, a los heridos y a las personas que quedaron traumatizadas. Que pueda Dios acoger en su Misericordia a todos los que fueron asesinados. Que pueda Dios convertir el corazón de todos los que cometen el mal y hacerles comprender su deseo y sus intenciones para la humanidad». 

Asegurando al obispo las oraciones y el pésame de todos los obispos de Inglaterra y Gales, el cardenal Nichols concluye: «También nosotros lloramos la pérdida de tantas vidas humanas y rezamos por el eterno descanso de todas las víctimas». 

En Twitter, el obispo anglicano de Manchester, David Walker, escribió: «Ya hemos afrontado ataques terroristas y este último no nos derrotará». 

«El medio millón de habitantes de la ciudad y todos los católicos se han unido para condenar el atentado contra la multitud que asistía al concierto de Ariana Grande en la arena de Manchester». Son las palabras de monseñor John Arnold, obispo de Salford. Ataques como el de ayer «no tienen ninguna justificación», subrayó el religioso, quien también agradeció a «los servicios de emergencia por su rápida respuesta que salvó muchas vidas». 

Después, Arnold aseguró: «nos unimos en la oración por todos los que murieron y también por los heridos y sus familias, y por quien se haya visto involucrado en esta tragedia. Debemos comprometernos todos —añadió— en trabajar juntos, de todas las maneras posibles, para ayudar a las víctimas y a sus familias, para construir y reforzar la solidaridad que mantiene unida a nuestra comunidad». 

El atentado terrorista que sacudió el Reino Unido ayer por la noche, a dos semanas de las elecciones políticas del 8 de junio, ha provocado, por el momento, un saldo de 22 víctimas (entre las que hay algunos niños) y 59 heridos. Al final del concierto de la estrella pop Ariana Grande en la Arena de Manchester hubo una explosión.  


Se trata del peor atentado en el país desde 2015. El «chief Constable» Ian Hopkins confirmó que se trata de un atentado terrorista y añadió que el autor de la masacre murió, pues se hizo saltar con un explosivo «rudimental que provocó la tragedia». El hombre, según la policía, habría actuado solo, pero se está investigando para comprender si contaba con una red de cómplices. 

No hay comentarios.: