21 jun. 2018

Culminó la Peregrinación Ecuménica del Papa a Ginebra

Culminó la Peregrinación Ecuménica del Papa a Ginebra
Con la ceremonia de despedida en el Aeropuerto Internacional, el Papa dejó Suiza. Estaban presentes el Presidente de la Confederación Suiza, la Consejera Federal y el Embajador ante la Santa Sede. El avión despegó a las 19.55 hora local
Nota de Griselda Mutual – Ciudad del Vaticano/ https://www.vaticannews.va/es/papa/news/2018-06/papa-francisco-ginebra-wcc2.html
Tras la intensa pero serena jornada en Ginebra, a las 19.30 hora Central Europea, el Romano Pontífice abordó el avión de regreso a Roma, al término de su 23º Viaje Apostólico Internacional, una Peregrinación Ecuménica en ocasión del 70 aniversario del Consejo Mundial de las Iglesias. La Jornada estuvo marcada por tres momentos que fueron de oración y encuentro, en clave ecuménica. En la última actividad del día, la Santa Misa, el Santo Padre meditó alrededor de tres palabras que son “claves de la fe cristiana”: Padre, pan y perdón.
Misa del Papa en Ginebra: Padre, pan y perdón; claves de la fe cristiana
Con la primera palabra, “padre”, puso de manifiesto cómo “no hay hijos sin padre”, ni tampoco hay “padres sin hijos”, y así invitó a reconocer que ninguno de nosotros es hijo único, y que por lo tanto cada uno debe hacerse cargo de los hermanos de la única familia humana. Con la palabra “pan”, Francisco remarcó la esencialidad de nuestra existencia, e invitó a elegir “la sencillez del pan, para volver a encontrar la valentía del silencio y de la oración, fermentos de una vida verdaderamente humana”. El perdón renueva y hace milagros, aseguró el Papa por último, quien con un claro acento ecuménico, rememoró la historia cristiana: “Perdonarnos entre nosotros, - dijo - redescubrirnos hermanos después de siglos de controversias y laceraciones, cuánto bien nos ha hecho y sigue haciéndonos”.
El encuentro Ecuménico
El Papa: Ecumenismo es también “diakonia” con los que sufren
En el segundo evento de la jornada, el encuentro ecuménico, la memoria de la sangre derramada por los mártires cristianos, el ecumenismo de la sangre, fue uno de los puntos de unión: “Somos los depositarios de la fe, de la caridad, de la esperanza de tantos que, con la fuerza inerme del Evangelio, han tenido la valentía de cambiar la dirección de la historia”, dijo, y aseguró estar convencido que “si aumenta la fuerza misionera, crecerá también la unidad entre nosotros”.
La oración ecuménica
Caminar, orar y trabajar juntos: camino hacia la paz y la unidad
Mientras que en el discurso que precedió la oración ecuménica, el Papa Francisco, peregrino en busca de unidad y paz, habló del camino hacia la meta que Jesús nos pide alcanzar, es decir, la unidad. "El Señor nos pide unidad", dijo. Y a Él "le debemos obediencia". Él, peregrino entre los hombres, nos recuerda aún hoy que “los muros de separación ya han sido derribados, y que toda enemistad ha sido derrotada".
Caminar juntos, subrayó Francisco, "no es una estrategia para hacer valer más nuestro peso", sino "un acto de obediencia al Señor y de amor al mundo”. Y rezó: "Pidamos al Padre que caminemos juntos con más vigor por las vías del Espíritu". En Jesús, en la cruz, concluyó, "entendemos que, a pesar de todas nuestras debilidades, nada nos separará de Su amor".
#
El Papa aterriza en Ginebra como “peregrino ecuménico”
El Pontífice aterrizó en el aeropuerto Internacional de Ginebra a las 10:10 a.m. Entre las previsiones de la jornada: oración y encuentro ecuménico en el Centro del CMI y Santa Misa en el centro de exposiciones Palaexpo.
Mireia Bonilla – Ciudad del Vaticano
El Papa Francisco ya está en tierras suizas. Después de 1 hora y 40 minutos de vuelo, a las 10:10 a.m aterrizaba el avión del Papa Francisco en el aeropuerto Internacional de Ginebra. Han sido el presidente de la Confederación Suiza, Alain Berset, junto con dos ex miembros de la Guardia Suiza Pontificia, los encargados de dar la bienvenida al Pontífice.
Seguidamente, con el himno como sonido ambiente y entre honores militares, ha tenido lugar el intercambio de dones. Dos niños, con el vestido tradicional, han ofrecido al Papa un ramo de flores. Por su parte, el Santo Padre, ha regalado al Presidente de la Confederación Suiza algunas Encíclicas, su última Exhortación Apostólica "Gaudete et exsultate" y un pergamino en el que está representado el primer comandante de la Guardia Suiza Pontificia. Se trata de una estampa, de la cual sólo existe esa copia, de la colección personal del Papa Julio II de la Rovere (entre el 1503 y el 1513). Una representación que reproduce la entrada triunfal del Papa en Roma, en marzo de 1507, al regresar de la victoria de Giovanni Bentivoglio.
Una bienvenida además, en la que no ha habido discursos oficiales pero sí un encuentro privado del Papa Francisco con Alain Berset, el cual ha tenido una duración aproximadamente de 20 minutos, en una de las salas del aeropuerto.
Oración ecuménica en el CMI
Después de la reunión privada con el presidente Berset y el intercambio de regalos, el Papa Francisco se trasladará a las 11.15 al Consejo Mundial de las Iglesias (CMI), donde será recibido por el Secretario General, el Rev. Olav Fyske Tveit, por la moderadora, la Dra. Agnes Abuom y los dos vice-moderadores, el metropolita Gennadios de Sassima y la Obispa Metodista Americana Mary Ann Swenson. Está programada una oración ecuménica en el Centro del Consejo Mundial de las Iglesias, durante la cual el Papa hará una reflexión que terminará con una oración por la unidad de la Iglesia. Además, el Papa también se reunirá con una delegación de 8 miembros coreanos de la organización, cuatro de Corea del Norte y cuatro de Corea del Sur.
Almuerzo en el Instituto Ecuménico de Bossey
A las 12.45, el Papa Francisco almorzará en el Instituto Ecuménico de Bossey, fundado en 1946, junto con 9 miembros el CMI, entre los cuales se encontrará el Cardenal Kurt Koch, presidente del Consejo Pontificio para la Unidad de los Cristianos. Después del almuerzo, Francisco visitará la capilla del instituto junto con 30 estudiantes y el padre Lawrence Iwuamadi, el primer decano católico en la historia de Bossey.
40.000 fieles esperan al Papa en la misa en Palaexpo
El encuentro ecuménico real se llevará a cabo en el CMI a las 15.45, momento en el que el Santo Padre dará un discurso. Después, a las 5:30 p.m., se trasladará a Palaexpo, el área de exposiciones de la ciudad, adyacente al Aeropuerto Internacional de Ginebra. Aquí tendrá lugar la Santa Misa, en la que se espera que acudan al menos 40.000 fieles, provenientes también de Francia.
Despedida y regreso al Vaticano
Tras finalizar la Misa, el Papa se despedirá de los Obispos de la Conferencia Episcopal y de los colaboradores de la Nunciatura Apostólica en Berna y de la Misión de la Oficina de las Naciones Unidas e Instituciones especiales en Ginebra. Seguidamente regresará al aeropuerto, desde donde a las 20.00 horas partirá hacia Roma-Ciampino. Después de la llegada, programada para las 21.40, el Papa se trasladará al Vaticano.





No hay comentarios.: