Ir al contenido principal

Conade: golpe de Chuayffet a la mafia de Vázquez Raña

Conade: golpe de Chuayffet a la mafia de Vázquez Raña/BEATRIZ PEREYRA
Revista Proceso no 1976, 13 de septiembre de 2014
La desastrosa gestión de Jesús Mena al frente de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte llevó al gobierno federal a quitarle al exclavadista el derecho de administrar buena parte del dinero asignado a la dependencia y le puso a un grupo de asesores extranjeros que definió la política deportiva del país. El asunto hizo crisis: “Por motivos personales”, Mena pidió una licencia a su cargo días después de que la federación le impusiera un subdirector general. En entrevista, el recién llegado Carlos Acra, alfil de Emilio Chuayffet, admite que le preocupan diversos “rezagos” en la gestión del deporte mexicano, como la organización de los Juegos Centroamericanos y el programa Ponte al 100.
Jesús Mena, titular de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), pidió licencia a la Secretaría de Educación Pública (SEP) para ausentarse temporalmente y atender “asuntos personales”. Su solicitud la presentó el miércoles 10, es decir, 12 días después de que Carlos Acra tomara posesión como subdirector general de la Conade.
En un comunicado de cinco líneas, tanto la SEP como la Comisión enfatizaron que Mena sigue siendo el director general y que Acra fungirá sólo como encargado de despacho.

La figura de subdirector general fue creada a petición del secretario de Educación Pública, Emilio Chuayffet, en su calidad de presidente de la Junta Directiva de Conade (órgano de gobierno de la dependencia), en un encuentro que no duró más de 10 minutos realizado el 3 de junio pasado. Jesús Mena llegó tarde a esa reunión, que tuvo lugar en las oficinas de la SEP.

Por sus colaboradores, Mena se enteró más tarde del cambio que Chuayffet hizo al Estatuto Orgánico de la Conade y que se publicó el 12 de junio en el Diario Oficial de la Federación. Mena supo que, en cuestión de semanas, un personaje ajeno al grupo del Comité Olímpico Mexicano llegaría para auxiliarlo en la administración del deporte nacional. Por primera vez en 25 años de vida del organismo, la SEP le mandó ayuda a un director.

Esa nueva plaza siempre tuvo nombre: Carlos Acra, exdirector del Instituto Mexiquense de Cultura Física y Deporte (Imcufide) en la segunda mitad del sexenio de Enrique Peña Nieto como gobernador del Estado de México. Acra, pues, no forma parte del grupo de Mario Vázquez Raña, presidente vitalicio del Comité Olímpico Mexicano (COM) y quien ha monopolizado el deporte nacional desde finales de 2012.

Su llegada a la Conade se suma a la lista de desaires que el gobierno federal le ha hecho a Jesús Mena: Al inicio del actual sexenio, la SEP contrató a un grupo de consultores españoles encabezados por el argentino Jorge Valdano para diseñar el Programa Nacional de Cultura Física y Deporte, tarea que el director general no pudo llevar a cabo; además, la Conade ya no decide el destino de los recursos que la Federación asigna al deporte, sino que la SEP es la encargada de administrarlos. Nunca había ocurrido esto.

Las angustias del subdirector

Entrevistado el martes 2, antes de la salida de Mena, Carlos Acra Alva dice a Proceso que llega con la encomienda de elaborar un diagnóstico para saber con certeza cómo está la Conade, en cuya operación reconoce rezagos. Los mayores atrasos se encuentran en Ponte al 100, el programa más importante de este sexenio, y en el censo de infraestructura deportiva que Mena prometió en marzo de 2013 y no se ha realizado.

–¿Por qué se creó el puesto de subdirector general? ¿Con qué encomienda llega? –se le pregunta.

–Hacer un diagnóstico para conocer a mayor detalle las tareas, las acciones que se están emprendiendo y tratar de ayudar. Si se hizo una modificación (al Estatuto Orgánico) en la estructura y llega un servidor, es porque estamos buscando un cambio para bien del deporte.

–¿Emilio Chuayffet le dio alguna instrucción en particular? ¿Está preocupado por la manera como se administra la Conade?

–Ninguna indicación en particular. Que se agilicen los procesos, que se atienda a los deportistas y entrenadores para que reciban sus becas de forma oportuna, lo que es la administración general. Coadyuvar con la dirección general a ejecutar lo que establece el Programa de Cultura Física y Deporte y, como sabe, mi subdirección tiene la responsabilidad del área de comunicación social, el área jurídica y la de administración. El secretario de Educación es un hombre muy exigente. Nos comentó que en breve nos llamará para ver cómo vamos en algunos temas. Le preocupan los Juegos Centroamericanos en Veracruz.

–El deporte mexicano está en manos del grupo de Mario Vázquez Raña. Usted es el único que no es miembro de la familia olímpica, eso se interpreta como que viene a ser el espía, el que va a ir a la SEP a decir lo que se está haciendo mal y cómo se toman las decisiones. Eso incomoda…

–Yo vengo a trabajar, y si eso afecta, lastima, molesta a alguien en particular, de un grupo o de otro grupo, a una asociación, a un deportista, pues tendré que hacer mi trabajo sin distingos. Si eso implica tener alguna diferencia o desgaste lo voy a tener.

–La SEP acaba de reducir algunas funciones de la Conade. Para liberar ciertos recursos hay que pasar primero por SEP. ¿Qué justifica su presencia si la secretaría ya se encarga de repartir el presupuesto?

–Y también Hacienda es la que determina la entrega de recursos para infraestructura deportiva a través de convenios de colaboración con los estados y municipios, y ahí la Conade no tiene nada que ver. Eso sí es una preocupación, porque tendríamos que trabajar en la línea de las necesidades en materia de infraestructura deportiva. Ver las instalaciones actuales, mejorarlas, adecuarlas. Cuando llegué (el lunes 1 de septiembre) me hablaron de una cifra cercana a los 44 mil espacios deportivos, pero no hay una medición para saber de qué tipo de instalaciones estamos hablando, dónde están y en qué condiciones. No me vengo a pelear. Primero voy a hacer un diagnóstico para después sugerir al director general y al secretario de Educación algunos ajustes que considere adecuados para que funcione mejor el deporte mexicano.

Se le recuerda que, en marzo de 2013, Mena anunció que uno de los tres ejes de su gestión sería elaborar un censo de infraestructura deportiva para darle orden a ese programa. El exdeportista tiene 21 meses al frente de la Conade y todavía no hay censo.

“Ofrezco mis conocimientos para dar resultados. De nada sirve que me invite a trabajar el secretario de Educación o el presidente de la República si las cosas siguen igual, y no hay un registro claro de infraestructura deportiva”, responde el nuevo subdirector.

–Un ejemplo –se le comenta– es el Centro Nacional de Desarrollo de Talentos Deportivos y Alto Rendimiento (CNAR). Está subutilizado y, por otro lado, la Conade le inyecta recursos al Centro Deportivo Olímpico Mexicano (CDOM). El grupo del COM que opera la Conade no tiene dinero para el CNAR pero sí para el CDOM.

–Desde 1988 ha habido diferencias del gobierno federal con el COM, y eso motivó que no hubiera apoyo para arreglar sus instalaciones, pero los atletas de México las usan y sí daba vergüenza que el COM estuviera en malas condiciones –explica.

–¿Por qué si con recursos públicos se está remodelando el CDOM, el COM le cobra a Conade la alimentación y hospedaje de los atletas?

–No le refuto. Es lógica elemental. No sé las razones por las cuales no convinieron hacer las obras y, a cambio de eso, permitirles a los deportistas que pudieran usar sus instalaciones de manera gratuita.

–¿No le parece absurdo que el gobierno federal le dé dinero al CDOM para construir otras instalaciones para el taekwondo cuando hay espacio de sobra en el CNAR?

–Es falta de un diagnóstico de las necesidades y espacios públicos.

Megaplán fallido

Otro de los ejes de Mena fue el programa Ponte al 100. El director general de la Conade aseguró que se realizaría un “programa piloto”, que consistía en tomarle las medidas a 3 millones de personas y ponerles dietas y ejercicios.

–Hasta la fecha, según reporta la página de la Conade, apenas llevan poco más de 800 mil y no se han hecho públicos los resultados –se le comenta al subdirector.

–Tengo entendido que, a la fecha, cerca de 1 millón se han medido. Perdóneme, ¿cuál es la fecha de corte para llegar a los 3 millones?

–El 31 de diciembre de 2013.

–¿Esa era la fecha? Está bien. Entonces…

–Mena anunció que el programa arrancaría el 14 de octubre, fecha para la cual ya se habrían instalado 4 mil 200 centros de medición, de los cuales no existen ni 2 mil. No se ha cumplido ni con la tercera parte del programa piloto.

–Sé que los recursos se enviaron a los estados y que se dificultó mucho la contratación, la medición, la compra de los aparatos. Si no se alcanzó la meta es muy claro: no se alcanzó y ahí está un rezago. Lo importante es ver hacia delante para tratar que este tipo de acciones a las que se comprometiera el director general, y que también son un compromiso del presidente de la República, sean una realidad. Si no fue el 31 de diciembre de 2013 que trate de alcanzarse la meta aunque sea en 2015. No estoy en condición de darle una cifra porque esto depende del subdirector de cultura física.

–¿En el diagnóstico que presentará a Chuayffet le dirá que así está la Conade?

–Aquí no se puede engañar ni pretendo engañar a nadie. A lo mejor hay falta de avances o incumplimiento. Lo tengo que decir. No puedo tapar el sol con un dedo. Si hay algo mal lo tendré que decir.

–Nunca había existido la figura de subdirector general. ¿Su llegada es el mensaje de que se está hundiendo la nave y hay que salvarla?

–No, porque la administración es flexible, y no es el mismo gobierno, ni la misma gente, ni la misma población de hace 25 años. Las necesidades son diferentes. Antes quién iba a decirle algo al gobierno. Se vale que haya ajustes.

–¿No es incrementar la carga burocrática? Se supone que el director general debe tener la capacidad de resolver la tarea que se le encarga.

–Es como un equipo de futbol. Ahí está la queja de cómo había presidentes, vicepresidentes y asesores en las Chivas. No entiendo por qué hay dos figuras que finalmente no dan resultados. La subdirección general viene a reforzar.

–Al parecer su relación con Mena no es cordial. Su llegada se ve como una afrenta del gobierno al director general porque usted llega para componerle la plana. ¿Es así?

–A Chucho (Mena) lo conocí cuando ya era medallista olímpico y yo estaba en la administración del señor Chuayffet (entonces gobernador del Estado de México, 1993-1995). También cuando él estuvo (como titular del Imcufide) con Arturo Montiel (mandatario mexiquense de 1999 a 2005). Lo conocí, lo traté. Lo respetamos por ser medallista. Él fue jefe de misión en Mayagüez (Juegos Centroamericanos 2010), a donde yo fui invitado por el COM. Con Bernardo de la Garza (director de Conade de 2009 a 2012) teníamos reuniones por las noches para analizar el rendimiento de los deportistas. Convivíamos todos los días. No tengo problemas con Chucho, no estoy enfrentado, no estoy peleado.

–¿Son amigos? ¿Se quieren bien?

–Lo que pasa es que la gente quiere sangre, quiere ver pleitos. No vengo por la titularidad de la Conade. Que a lo mejor vamos a tener diferencias, por supuesto que las va a haber. No digo tampoco que sea monedita de oro. A lo mejor por mi estilo de trabajo vamos a tener alguna rencilla que espero no pase de ahí.

–No viene por la dirección de Conade, pero es obvio que una eventual salida de Mena lo dejaría a usted a un paso de sentarse en esa silla.

–Eso es un supuesto. No lo puedo asegurar.

–Ocurre así en la política.

–En la política, de repente hasta un caballo negro es el que gana. Eso puede pasar. Es como el futbol o algún otro deporte de conjunto: si hay un jugador que no está rindiendo, por mucho cariño y amistad que se tenga con el entrenador o con los directivos, le dicen: ‘Te agradezco mucho, pero no estás dando los resultados’. A lo mejor nos vamos los dos y llega otro.

–¿Jesús Mena está rindiendo?

–Creo que está cumpliendo con su trabajo, no sé en qué medida, porque no me toca decirlo. Además estoy llegando. Ni soy nadie para juzgar, para eso está la contraloría y la junta directiva del Sistema Nacional de Cultura Física y Deporte.

–¿Tendrá comunicación directa con el titular de la SEP?

–Supongo que sí. Fue mi jefe. Fui su secretario auxiliar por siete años en diferentes dependencias hasta que dejó la gubernatura y ya no trabajé para él. Me considero su amigo. Si él me llama yo podré atender cualquier instrucción. Tenemos un acercamiento con sus hermanos, con la familia, como también en su momento conocí al presidente de la República (Peña Nieto) y a otros funcionarios del gobierno.

–Además de la amistad que lo une con Emilio Chuayffet, ¿qué méritos diría que tiene como para decir que, si algo no marcha bien en la Conade, usted puede ayudar a corregir el rumbo?

–Hace 15 años que no trabajaba para Chuayffet. No estoy aquí por amistad. Si fuera una gente tan cercana, colaborador indispensable de él, hubiera seguido trabajando en Gobernación, en la Cámara de Diputados. No ha sido así. Tengo 30 años de servicio. No voy a hablar de toda mi carrera.

–Usted estuvo en el Imcufide, ¿qué hizo usted allá de bueno que ahora lo pueda replicar en la Conade?

–Llegué en 2008 y me fui en 2011 al cierre del gobierno estatal (de Peña Nieto). Había una caída en la Olimpiada Nacional y la detuvimos. Estábamos en el octavo lugar y fuimos mejorando hasta el quinto. No había atención a las asociaciones, a los deportistas. Las instalaciones estaban en malas condiciones y las mejoramos. Ayudamos a los municipios a elaborar proyectos ejecutivos para que cumplieran los requisitos y recibieran recursos para infraestructura.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

AMLO perdió la calma y se desbordó contra sus aliados..

El C. Presidente convocó la tarde del jueves 7 de noviembre en Palacio Nacional a los diputados federales y senadores de Morena para evaluar avances de la agenda legislativa.
Fueron convocados también legisladores aliados como PES, PT e incluso el PVEM, nueva adquisición de la 4T.
"Es una reunión para la revisión de la agenda legislativa, que normalmente tenemos dos o tres veces al año con el Presidente, antes de iniciar las sesiones y en el trayecto del periodo de sesiones", indicó Ricardo Monreal, coordinador de los senadores de Morena.
Los primero en llegar fueron los representantes del PES;  Tatiana Clouthier indicó que desconocía el motivo de la reunión, pues sólo fue convocada.
Incluso rechazó que se un llamado del Presidente para darles línea, pues la línea es que no hay línea.
Al final el Presidente salió molestó incluso sin despedirse,  entre chiflidos de los inconformes.
Y es que los trato de corruptos....habráse visto!
¿Imagínense si se hubiera transmitido ese “dialogo c…

Y ahora la 4T pretende criminalizar a juzgadores. ¿Qué dice la SCJN?

Contrareforma en materia de justicia penal!Y ahora los de la 4T van contra jueces y magistrados/ opinión de un amigo penalista, que circula en redes...Muy oportuno...
Así como en 2019 los presentados como los nuevos y grandes delincuentes fueron los factureros y las empresas fantasma; hoy los nuevos delincuentes son los jueces y magistrados federales, SI, así se les trata en la propuesta de reforma constitucional de La FGN. Para ellos, se va a crear un tribunal especial que les juzgue conformado por jueces NOMBRADOS POR EL SENADO y por ello, por aliados políticos, obviamente comprometidos “VENDIDOS” con SU PARTIDO. Las cuotas para nombrarlos se dividirán. 
El grupo mayoritario tendrá más JUECES POLÍTICOS, y estos por su designación y por LEY responderán ante el Senado.
¡Que tragedia de país!
Me pregunto: ¿tiene esto el aval de la SCJN? Esas propuestas tienen el aval de la Corte?
Volvamos a los JUECES Y MAGISTRADOS de nuestro país señalados cómo DELINCUENTES al menos de forma probable. 
¿Que…

El capo que se robó a una reina/Juan Velediaz

El capo que se robó a una reina/Juan Velediaz Publicado en La Silla Rota, 23 de octubre de 2013 Rocío del Carmen Lizárraga tenía 17 años en febrero de 1990, cuando fue coronada Reina del Carnaval de Mazatlán. Aquella había sido una competición muy cerrada, la noche de la votación se impuso por un margen estrecho a Libia Zulema Farriols, una chica que se ganó a la audiencia con su sonrisa y porte, lo que se tradujo en ser coronada como reina de los Juegos Florales, una distinción que se le da por lo regular a la mujer que queda en segundo lugar.
 El reinado del carnaval de Mazatlán es cosa seria. Durante un año, la soberana tiene varias actividades y obligaciones que el protocolo impone, una vez transcurrido este lapso, se le sigue guardando veneración y respeto como monarca que fue. Quizá por eso en aquellos días la sociedad sinaloense no se explicaba cómo pudo ocurrir algo que resultó inusitado en la historia del certamen. Pasadas las primeras semanas del festejo, Rocío del Carmen cumpl…