26 feb. 2017

Las columnas políticas hoy, 26 de febrero de 2017..

@fredalvarez
 Murió  Gustavo Carvajal, ex presidente del PRI, impulsor de la Copppal; amigo de Tirofijo..Lamento su deceso..
Don Gustavo quizá el mexicano que mejor conoció a las FARC, sobretodo al Secretariado.
-¿A quién conoce de los líderes vivos?-, le pregunta Georgina Morett de  Milenio Diario, marzo de 2008.
-A todos-, respondió.
Carvajal tuvo su primer contacto con Manuel Marulanda Tirofijo en 1980, cuando la guerrilla del M19 tomó la embajada de la República Dominicana por 45 días. Era miembro de la Copppal y como tal participó en la negociación para liberar a los rehenes.
#.
Las columnas políticas hoy, 26 de febrero de 2017..
Templo Mayor de Reforma
MUCHO se juega en la elección de gobernador en el Estado de México el presidente nacional del PAN, Ricardo Anaya.

DESPUÉS de varios titubeos, como la fallida alianza opositora con el PRD, y un turbulento proceso interno que incluyó desde amagos hasta impugnaciones, ahora queda bien claro que el joven queretano apostó su resto por Josefina Vázquez Mota.
Y RESULTA evidente que, como le vaya a la ex candidata presidencial, le irá a Anaya en sus propias aspiraciones con miras al 2018.
ASÍ ES QUE a nadie le extrañe si a partir de la próxima semana comienzan a ver al dirigente panista viajando mucho y muy seguido por la entidad que gobierna Eruviel Ávila y que tiene el padrón electoral más grande del país.
VAYA que los suspirantes presidenciales de los diferentes partidos se desatan los fines de semana.
RESULTA que el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, uno de los perredistas que le hace ojitos a la candidatura del PRD para Los Pinos en el 2018, se fue ayer a tener actos públicos -¿cómo por qué no?- a Chiapas.

AHÍ estuvo en un encuentro de agremiados a la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos y en una asamblea de la tribu perredista Foro Nuevo Sol.
PERO NO vayan a creer que el michoacano se anda promoviendo en sus días libres. La versión oficial es que acudió a tierras chiapanecas por invitación expresa de la militancia.
ESO SÍ, Aureoles no desaprovechó la oportunidad para llamar a la creación de un frente de izquierda para salvar al país. A ver qué opinan al respecto los consejeros del INE que encabeza Lorenzo Córdova, porque esos "eventos" no huelen... apestan a actos anticipados de campaña.
AHORA que la bufalada política comienza a correr hacia el puntero en la encuestas presidenciales, Andrés Manuel López Obrador, varios morenistas alertan sobre la necesidad de filtrarle a su líder quiénes se están sumando a su movimiento.
ES EL CASO del chiapaneco que fue candidato a gobernador de Puebla por el PRI en el 2010, Javier López Zavala, quien ya dijo que apoya al tabasqueño.
PORQUE una cosa es que AMLO llame a ciudadanos de todos los partidos a unirse a su causa y otra es que se rodee de cartuchos, qué digo quemados... ¡quemadísimos!
¿O YA NADIE se acuerda de que López Zavala fue el delfín del ex gobernador poblano de infausta memoria Mario "El Precioso" Marín? Es pregunta que no se hace camote.
#
Frentes Políticos/Excelsior
I. Transparencia. En el proceso que lleva a cabo el Senado de la República para elegir a quien será el fiscal anticorrupción, en esa instancia parlamentaria los priistas no quieren quedarse al margen de la exigencia de la sociedad. El líder de la bancada del PRI, Emilio Gamboa Patrón, no se anda por las ramas y, de plano, dice que sus legisladores apoyarán todas las propuestas necesarias para transparentar el manejo de los recursos públicos e, incluso, señaló que en la asignación de contratos se deberá actuar de manera transparente, tal y como ocurre en las compras del sector salud. Buena óptica. Ésa es la mejor manera de dignificar el trabajo legislativo y de responder a las preocupaciones de la gente.
II. Instrucción presidencial. Hoy, el secretario de Salud federal, José Narro Robles, hará la tercera y última entrega del facsimilar de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, esta vez al gobierno de Zacatecas, para cumplir con la indicación del presidente Enrique Peña Nieto a los miembros de su gabinete para hacer lo propio durante febrero en sus estados enlace, como parte de las actividades por el Centenario de nuestra Carta Magna. Por eso, antes de que termine el mes y sin importar que sea día de descanso para muchos, Narro Robles acudirá a esa entidad norteña. Sería bueno saber quién más ha cumplido la encomienda.
III. Nadie se salva. El titular de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), Juan Manuel Portal, sigue revelando los malos manejos en todos los sectores. Pero, en verdad, el más reciente avergüenza. Desde hace cuatro años, la ASF detectó un modus operandi de corrupción en las universidades públicas. Tan sólo en el 2015, cuatro instituciones educativas de nivel superior propiciaron un daño al erario por 831 millones 141 mil 905.60 pesos, casi el doble de lo que este año destinará la SEP a Educación Inicial y Básica Comunitaria. Simulan contratos o se los otorgan a instituciones educativas que no cuentan con la capacidad. Corruptelas por doquier. ¿Y?
IV. ¿Ahora sí? Eviel Pérez Magaña, subsecretario de Desarrollo Social y Humano de la Sedesol, inauguró la Estrategia Nacional de Inclusión Social, una labor coordinada entre esa institución y el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social. Se trata, dijo, de un instrumento de cambio para que más ciudadanos se alimenten mejor, tengan acceso a servicios de salud, habiten mejores viviendas, cuenten con servicios básicos, como agua, drenaje y electricidad, abandonen el rezago educativo, obtengan los beneficios de la seguridad social y adquieran alimentos de la canasta básica a precios estables. ¿Adiós a los pobres? Bien.
V. Campeones. De qué sirve tanto gasto en instituciones, en campañas de información, en proyectos, investigaciones y análisis si, finalmente, menos del uno por ciento de los delitos denunciados ante la Secretaría de la Función Pública culminan en sentencias condenatorias contra servidores públicos que hayan cometido actos de corrupción. En este tenor, las cifras oficiales son alarmantes, pues entre los años 2002 y 2016, tan sólo el 0.67% de los expedientes en contra de funcionarios llegaron a un proceso penal o administrativo. Por eso, ante tal escenario, ésta es la oportunidad para que Arely Gómez González, titular de la Función Pública, muestre que sí puede haber un cambio en éste, el paraíso del enriquecimiento ilícito.

#
Todo, salvo fusilarlos/Enrique Krauze
Reforma, 26 Feb. 2017
La escena ocurre en Tuscaloosa, Alabama, a mediados de 2011. La cámara recoge la vida de la familia Amaro: Ismael y Judith, que inmigraron hacia el año 2000, y sus tres pequeñas hijas, nacidas en Estados Unidos. Él se dedica a lavar piscinas. Ella a cuidar el hogar. Las niñas acuden a la escuela. Los domingos van a la iglesia pero por lo general permanecen en la modesta casa de dos recámaras que Ismael ha construido. La rodea un diminuto jardín (con columpios) donde juegan futbol.
Meses atrás, una noticia terrible había cimbrado sus vidas: el gobernador Robert Bentley firmaba la más severa ley contra los inmigrantes indocumentados de que se tuviera memoria: la HB 56. Entre otras cosas, ordenaba el cateo de escuelas públicas para verificar el estatus migratorio de los estudiantes, el arresto indiscriminado en la vía pública de personas y la criminalización de quien diese un "aventón" a un inmigrante ilegal. Para completar el cuadro de terror, en una entrevista en televisión, el representante republicano Mo Brooks culpaba a los inmigrantes de todos los males del estado: colmaban las salas de emergencia de los hospitales, presionaban a los sistemas educativos y saturaban las cárceles. "Tratándose de los 'illegal aliens' -agregó, desafiante- haré todo lo que esté en mis manos... salvo fusilarlos".
Ismael y Judith no tuvieron más remedio que revelar a las niñas la verdad: ambos eran indocumentados. Y les advirtieron: "es probable que su papi o yo no podamos regresar un día". "Su corazón se partió", recuerda Judith. "Me siento triste. No entiendo por qué no nos quieren aquí", dijo la mayor. La pregunta quedó en el aire. Y sigue ahí.
Tiempo después, un incidente provocó el congelamiento de la ley: un policía detuvo a un alto ejecutivo de la Mercedes-Benz que no llevaba consigo sus papeles. La compañía desató un escándalo y amenazó con cerrar la planta. Pero para la comunidad migrante de Alabama, la señal era clara: había que movilizarse para defender sus derechos humanos. Ismael improvisó un estudio de radio por internet y comenzó a trasmitir un programa de orientación a los migrantes llamado Radio-Guarache. "Infórmense, lean, pregunten", les dice a sus escuchas. Por su parte, Judith se vinculó con otras mujeres para organizar reuniones de concientización. El sacerdote (joven americano dulce y caritativo) prometió proteger a su grey, al margen de raza, color o nacionalidad. Y hasta el jefe de la policía del condado (un oficial de color, sensible e inteligente) se comprometió a no perseguir a los migrantes a quienes considera parte integral de la comunidad. Cuando el presidente Obama anunció el "Dream Act", la comunidad sintió alivio y esperanza. "¡Esto es como el día en que llegaron a la luna!", dijo Ismael, que soñaba con poner un negocio de pinturas. Los Amaro y decenas de familias de Tuscaloosa (blancos, negros, mexicanos) marcharon juntos por el puente Selma con pancartas que hermanaban su causa con la de Martin Luther King.
La historia de la familia Amaro es una de las seis que se entreveran en el documental Beyond Borders, producido por Independent Production Fund y Clío. Se trasmitió en 2016 y se trasmite aún en centenares de televisiones por cable en Estados Unidos, incluida PBS (puede verse en www.beyondborders.tv). El esfuerzo llevó varios años. Al concluirlo, sentimos la satisfacción de una misión cumplida. Igual que los Amaro, confiábamos en que episodios como la HB 56 no ocurrirían más y que, si bien la ruta hacia una reforma migratoria iba a ser larga y difícil, los avances eran irreversibles. Nunca imaginamos que el tema cobraría la dramática relevancia que tiene ahora y que, por desgracia, seguirá teniendo en los años por venir.
Con el arribo de Trump, una ley más severa que la de Alabama se ha puesto en vigor a nivel nacional. La impondrá el procurador Jeff Sessions, exsenador por Alabama. Ahora todos los inmigrantes sienten el terror de los Amaro. Y sus hijos temen despertar y no encontrar a sus padres. Los migrantes no tienen la posibilidad de marchar, acaso dejarán de ir a la iglesia o a un partido de futbol por temor a que la "operación militar" en su contra (así la denominó Trump) resulte en su aprehensión y deportación forzada, violenta, inmediata. Ahora no es un gobernador o un representante racista quien "haría todo contra los inmigrantes... salvo fusilarlos". Es el presidente de Estados Unidos. Defender a nuestros compatriotas de este tirano debe ser la primera prioridad.
www.enriquekrauze.com.mx
#
Mitos y migraciones/Eduardo Caccia
Reforma, 26 Feb. 2017
Un pequeño lugar del planeta confirma la tesis del historiador israelí Yuval Noah Harari: el dominio de los sapiens sobre el mundo se debe a la capacidad de cooperar de maneras muy flexibles con los extraños. Se trata de un poblado con algo más de diez mil habitantes pero con una población adicional que la supera en número; se estima que hay más de veinticinco mil "extraños", seres que no son una amenaza sino un recurso. Este lugar, donde la migración es bienvenida, es quizá el mejor ejemplo de convivencia entre las tres naciones que forman el TLCAN.
Ajijic, una de las muchas poblaciones en la ribera del lago de Chapala, ve caminar por sus estrechas calles de piedra a mexicanos, gringos y canadienses. Los nuestros, además de sus formas tradicionales de ganarse la vida, han desarrollado diversos negocios para satisfacer la demanda de los extranjeros, básicamente adultos mayores retirados, que han encontrado en el pueblo grandes ventajas sobre sus países de origen: un más bajo costo de vida, un envidiable clima y bardas coloridas que funcionan mejor que los antidepresivos y los ansiolíticos.
Tal vez lo que sucede en Ajijic es único. Aunque en EU hay muchas ciudades con gran cantidad de mexicanos, no se da ni el nivel de integración cultural ni la presencia de las tres nacionalidades. Sería iluso pensar en Ajijic como modelo de convivencia para toda Norteamérica; aquí no hay una competencia por recursos, existe un complemento entre locales y migrantes. No conozco a fondo los cajones de esa convivencia, seguramente tienen sus problemillas, pero está claro que entre todos han construido una relación armónica y estable, plagada de momentos cotidianos donde unos intentan hablar inglés y otros español, y la sonrisa los une; también ciertas ficciones y realidades.
Para Harari, "cualquier cooperación humana a gran escala (ya sea un Estado moderno, una iglesia medieval, una ciudad antigua o una tribu arcaica) está establecida sobre mitos comunes que sólo existen en la imaginación colectiva de la gente". Estos mitos son necesarios porque a través de ellos fluye la narrativa que cohesiona motivos y crea identidad. También es fuente de esperanza. Las sociedades que logran un buen balance entre mitología y la realidad son más estables. En Ajijic compruebo que una buena realidad requiere una buena ficción.
Por obra de la casualidad, que nunca es infrecuente por las noches en las callejuelas de los pueblos, a mi esposa y a mí nos sedujeron las notas de un jazz de gran manufactura. Entramos a una casona. Flanqueado por un árbol de mango y varios metates viejos, un patio era el escenario para que un terceto de jóvenes mexicanos deleitara a locales y extranjeros. Entre velas y penumbras, mi curiosidad (elevada a la potencia de mi esposa) me llevó a conocer a Dionicio Morales, dueño de la finca, pintor y autor del libro Santos Rico, Ánimas de Axixic. Este hombre, orgullosamente ajijiguense y de raíces indígenas, acepta de buena gana a los migrantes; "trajeron una galería con pintura y escultura hace muchos años, luego formaron un grupo de jazz...", nos cuenta de los orígenes de lo que ahora es un pueblito mexicano con sofisticación artística y culinaria, el mayor destino de retirados extranjeros en todo México.
Pero quizá lo más interesante vino cuando le preguntamos por Santos Rico. Nos habló de un hombre leyenda en la zona, también de una presencia fantasmal. Su libro, que leí por la noche, es la tradición oral que sigue manteniendo vivas las ánimas. Se trata de un viejecillo vivaz que se aparece por los parajes serranos a los caminantes. Con diálogos y expresiones que me recordaron a Rulfo, el tal Santos Rico consigue que los viajeros le lleven a cuestas, con la promesa de que les dirá dónde esconde su oro, una fortuna que generosamente heredará en vida como pago por el favor de "cancharlo". Como en muchas historias mitológicas, la búsqueda del oro mueve al ser humano.
Ignoro cuántos migrantes gringos y canadienses sepan la historia detrás de un lugar mágico que vende sopes de plátano mientras escuchas jazz de alto nivel, lo que sí creo es que ellos ya han encontrado el tesoro. Ajijic es ejemplo de cooperación étnica y migración exitosa.
Dicen que el tal Santos Rico sigue apareciéndose por ahí...
#
La estación/GERARDO GALARZA
Excelsior
Salvar al país
Hoy, varias generaciones de mexicanos sabemos que apostamos nuestro resto a la democracia y creemos, percibimos, que perdimos. Aquí están los hechos, decimos. Nada cambió. Es más: empeoró. Los “nuevos” ni siquiera “salpican”...
Hace 35 años, en 1982, el año del fin del gobierno de José López Portillo y el del inicio del de Miguel de la Madrid, miles de mexicanos soñaban siquiera con la democracia electoral. Los mexicanos que hoy tienen entre 45 y 50 años de edad difícilmente recordarán esa época del absolutismo priista, no se diga los menores de esa edad.
Había ocurrido ya la gran reforma política del gobierno lopezportillista, encabezada por Jesús Reyes Heroles. Las diferentes corrientes de oposición ya estaban en el Congreso (antes sólo algunos panistas habían podido romper el muro del PRI; el PPS y el PARM eran partidos, digámoslo con elegancia, adláteres). Pero la oposición debía conformarse con los diputados plurinominales; no había ningún gobernador no priista; vamos, ni siquiera un alcalde de una ciudad capital de algún estado. Había siete candidatos presidenciales, pero sólo uno (el del PRI) podía aspirar al triunfo.
Fue también el año del rompimiento del partido único. López Portillo se declararía poco después el “último presidente del régimen de la Revolución Mexicana”; por lógica De la Madrid ya no respondía a ese régimen, pese a que fue designado por el propio López Portillo.
México era otro. De eso hace apenas 35 años. No habían ocurrido las batallas electorales por Chihuahua, San Luis Potosí o Guanajuato. Tampoco la cuestionada —todavía ahora— elección presidencial de 1988, con tres candidatos que realmente compitieron: Cuauhtémoc Cárdenas, Manuel J. Clouthier y Carlos Salinas de Gortari (en estricto orden alfabético para evitar cualquier interpretación) ni muchas otras luchas por la consecución de la democracia en México.
Es justo decir que desde 1997 (¿dónde estás José Woldenberg y el IFE ciudadanizado?), los votos emitidos en las urnas se cuentan uno por uno y que, pese a berrinches, histerias, cuentos y cuentas, nadie ha podido evidenciar (no se diga, probar) un real fraude electoral… por lo menos al estilo del viejo PRI.
Que el México electoral es diferente al de hace 35 años, sí, sin duda. Lo que no quiere decir que México sea mejor para sus ciudadanos, aquellos que todos los días se parten el lomo por sí mismos, por su familia, por su comunidad, por su país. La desigualdad económica y social no sólo se mantiene, sino que se incrementa; el horizonte de la pobreza no tiene ocaso; el desempleo galopa como siempre; la desesperanza campea, pero también el enojo, la crispación, el odio social, como nunca (hoy somos más los habitantes de este país).
Hace años, muchos más de 35, por supuesto, muchos mexicanos de izquierda, de derecha, de centro, le apostaron a la democracia; creyeron en ella; la promocionaron, se la jugaron en serio, lucharon, fueron reprimidos (¡que no se olvide!), sufrieron, generosamente se la rompieron, apostaron la vida (sin hipérbole). Y sí, hace 35 años todavía ocurría eso en este país al que llamamos México y que ellos amaban.
Y nos convencieron de que el camino era la democracia. Y les creíamos que ésa era la solución. Votamos y esperamos a que al día siguiente los nuevos mesías resolvieran los problemas con lo que supusimos sus varitas mágicas. Hoy sabemos que “sacar al PRI de Los Pinos” no fue la solución (es más, ya regresó y muchos mexicanos creen —aunque usted no lo crea— que ahí se mantendrá por muchos tiempos con el voto de los ciudadanos).
Hoy sabemos que la democracia no es sólo electoral; que no basta que los votos se cuenten y cuenten; sabemos que hay una generación de políticos de izquierda, centro y derecha, que buscan el poder por los privilegios que les proporciona personalmente y nada más.
Hoy creemos que los mexicanos apostamos a la democracia y perdimos. Y sí. Las expectativas eran muy diferentes a la realidad. Digámoslo popularmente: ¿de qué sirvió sacar al PRI de Los Pinos? Nadie fue capaz de decir que el voto que cuenta y se cuenta era (es) apenas el inicio del largo y sinuoso camino para acabar con el mito de la necesidad de un caudillo, un mesías, que resuelve todo. Dieciséis años de alternancia democrática-electoral presidencial demuestran que es necesario un proyecto de país, de nación, para sacar adelante a este México nuestro.
Hoy, Cuauhtémoc Cárdenas tiene razón cuando propone y llama, más allá de candidatos y personajes, a una “mayoría social” para soportar (no es anglicismo, es intencional) un proyecto de nación. Y ha llamado a todos sin excepción. Eso es democracia. Pide definir, ponernos de acuerdo primero, todos o la mayoría, hacia dónde va o debe ir este país y luego discutir cómo.
¿De qué servirá que Andrés Manuel López Obrador, Margarita Zavala, Ricardo Anaya, Miguel Ángel Osorio, Luis Videgaray, José Narro o cualquier otro gane las elecciones de 2018, sin proyecto alguno y con un Congreso partido en tres o más partes? Ya tenemos 16 años de experiencia contraria. No se trata de volver al viejo PRI tampoco. La democracia debe ser social, dice Cárdenas y ha aceptado que es necesario un gobierno de salvación nacional. La respuesta es nuestra, no del viento. Lo contrario es perder otros seis años… con quien gane.
#
De naturaleza política/ENRIQUE ARANDA
Excelsior
¿Moderando el tono?
El arribo de José Murat Casab a la estratégica posición en la CNOP es ahora inevitable, en razón de ser éste el primero de muchos cambios que, a la vista de la realización de la XXII Asamblea Nacional, hará el comando del Revolucionario Institucional. 
Si bien la sola filtración de que sería él, nadie más, quien ocupe la dirigencia de la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP) suscitó toda suerte de especulaciones y opiniones en contra, lo cierto es que el arribo de José Murat Casab a la estratégica posición es ahora inevitable, en razón de ser éste el primero de muchos cambios que, a la vista de la realización de la XXII Asamblea Nacional, hará el comando del Revolucionario Institucional que, huelga decir, tiene en el presidente Enrique Peña Nieto y el nuevo titular de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray Caso, a sus verdaderos dirigentes.
Así, el retorno del siempre polémico exgobernador oaxaqueño a la escena política debe ser visto más como un movimiento de índole explícita, claramente futurista y no, como en algunos ámbitos oficiales se pretende hacer creer, como producto de una decisión orientada a fortalecer al otrora poderoso sector popular priista que, en los últimos tiempos, tuvo en la senadora Cristina Díaz a una dirigente aplicada al cumplimiento de la encomienda recibida, aunque con muy escasa presencia pública y menor incidencia en la realidad política.
Con visión futurista, insistamos, teniendo en la próxima XXII Asamblea, en cuanto que escenario de la previsible confrontación de las distintas —“cuatro, al menos…”— tribus surgidas al amparo del deterioro del tricolor y del gobierno, en lo que a la definición de las reglas para designar candidato presidencial se refiere, un primer punto de llegada y, luego, en la campaña propiamente dicha y los comicios de junio de 2018 en los que el priismo buscará refrendar su estadía en la residencia oficial de Los Pinos.
Murat es ahora, como lo fue desde la anterior campaña presidencial y el inicio de gestión del actual gobierno sexenal, particularmente durante la negociación del llamado Pacto por México, un alfil, muy probablemente el más experimentado y eficiente de los muchos que forman en las filas del videgarayismo, cuyo titular, tras su retorno al gabinete presidencial como responsable de la diplomacia, parece no sólo haber retomado sus aspiraciones de jugar, él o con alguno de los suyos, sucesorias y, sin duda, el timón político de la administración… en el supuesto de que en algún momento dejó de tenerlo en sus manos.
La necesidad de contar con cuadros con las características del exgobernador entonces, en lo que a operación y manejo político —“tan (notablemente) ausentes en quienes forman en el grupo partidista representante del gobierno”— refiere, constituye una de las razones, cuando no la única y más determinante, de su inminente incorporación en el manejo de una de las estructuras centrales del PRI cuando, en el interior del mismo, comienza a anunciarse la que no pocos han dado en llamar “la madre de todas las batallas…” (del oficialismo, claro).
Asteriscos
* Al margen de consideraciones de otra índole, nada falso dijo ayer la más aventajada entre los aspirantes panistas a la candidatura presidencial, Margarita Zavala, cuando, ante más de un millar de exfuncionarios en el foxismo y calderonismo, rechazó que el eventual triunfo de Andrés Manuel López Obrador en 2018 “sea inevitable…” o bien, cuando aseguró que, hoy, la única que puede derrotar electoralmente al tabasqueño es ella…
* Ignoradas por el cuestionado Miguel Ángel Mancera Espinosa, las organizaciones promotoras de un plebiscito para anular la recién aprobada Constitución de la Ciudad de México —Ciudad Posible de José Luis Lüege, Unión Nacional de Padres de Familia de Consuelo Mendoza y Coordinadora Ciudadana, entre otras— llevaron ahora reclamo al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación de Janine Otálora Malassis.
Veámonos aquí mañana, con otro asunto De naturaleza política.
                Twitter: @EnriqueArandaP

No hay comentarios.: