26 feb. 2017

Piden deportación de dreamers

Piden deportación de dreamers
REFORMA / Redacción
Washington DC, Estados Unidos (26 febrero 2017).-
Para algunos activistas antimigrantes, Donald Trump no está siendo suficientemente duro, al menos en lo que tiene que ver con los dreamers.
Desde que asumió la presidencia, el republicano ha dicho que la orden de Acción Diferida para los llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés) -que protege a cerca de 840 mil jóvenes indocumentados que fueron traídos por sus padres ilegalmente a Estados Unidos cuando eran niños- es un problema delicado.
Incluso en una conferencia de prensa se refirió a ellos como "niños increíbles", cuando en campaña había dicho que terminaría con la orden ejecutiva que los protege de manera inmediata.
"Realmente está empezando a hacer enojar a sus votantes con esto", aseguró Roy Beck a The New York Times, presidente de NumberUSA, una ONG antimigrante.

"Hay gente que me ha dicho estar muy enojada y que piensa 'nos traicionó, nos engañó'. Están inquietos y no puedo culparlos", añadió.
DACA es una orden ejecutiva de Barack Obama, firmada en 2012. Provee un alto temporal a la deportación de los jóvenes, conocidos como dreamers, y les otorga una visa temporal de trabajo.
Para ser elegible al programa los jóvenes tenían que haber llegado hasta cierto año a Estados Unidos y no rebasar cierta edad, ser buenos estudiantes y no tener antecedentes, entre otros requerimientos.
Según personas cercanas a la Administración citadas por el Times, el Gobierno de Trump trabaja en una legislación para ofrecerles una estadía especial.
Hasta el momento, las autoridades continúan emitiendo los permisos de trabajo para los dreamers, que deben ser renovados cada dos años.
Pese a ello, dentro de su equipo notan la presión de los antiinmigrantes.
"Nos están diciendo: 'dejen de llamarles niños' (a los dreamers)", aseguró el vocero de la Casa Blanca, Sean Spicer.
El legislador Mo Brooks, de Alabama, aseguró que no le molestaba un retraso en las acciones presidenciales, pero que sería impensable que no tocaran DACA.
"Eso sería lo más decepcionante para mí, y la ruptura de una promesa de campaña explícita que ayudó a Donald Trump a ganar las primarias y la elección", afirmó.
Una de las opciones que podría perseguir la Administración es dejar de renovar los permisos de trabajo.
Los republicanos en el Senado también trabajan en una ley conocida como Acta Puente (Bridge Act), que daría tres años más de permiso a cerca de 740 mil de los indocumentados que han aplicado para DACA.
Pese a todo, muchos dreamers no se sienten especialmente seguros tras las declaraciones del Presidente.
"Sus comentarios han sido más positivos de lo que muchos de nosotros esperábamos", aseguró Astrid Silva, activista migrante en Las Vegas.
"Pero por un año y medio estuvo en campaña diciendo que nos deportaría desde el primer día, y hasta ahora no lo ha quitado completamente de la mesa", señaló.
Hora de publicación: 19:41 hrs.


No hay comentarios.: