26 feb. 2017

Trump busca topos en la Casa Blanca...Increíble!

El secretario de Prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer anda en busca de topos....
Spicer, revisó los teléfonos de sus colaboradores en un intento de hallar al responsable de las filtraciones que traen de cabeza a la Casa Blanca.

Politico y CNN han revelado que la Casa Blanca sometió a sus propios empleados que mostraran sus teléfonos para comprobar que no estaban comunicándose con periodistas.
De acuerdo con los reportes, Spicer, acompañado de abogados de la Casa Blanca, convocó durante la semana a una “reunión de emergencia” con varios miembros de su equipo. Cuando llegaron a la cita, se les pidió que pusieran sus teléfonos móviles —tanto los que tienen de trabajo como los personales— sobre una mesa para una “comprobación” que demostrara que no tenían nada que ocultar. 
Politico asegura que Spicer, que manifestó su frustración por las múltiples filtraciones, les recordó que enviar mensajes por aplicaciones de encriptación como Confide o Signal viola las normas internas de la Casa Blanca. 
Por su parte, CNN informa de que el portavoz de Trump les dio instrucciones específicas de que no filtraran nada sobre esa reunión ni sobre sus esfuerzos para encontrar al “garganta profunda” que está entregando la información a los medios.
Tanto Politico como CNN citan “múltiples fuentes” anónimas como base de sus informaciones, lo que parece demostrar que, por el momento, la Casa Blanca no ha encontrado a su topo.
#
Revisan celulares a staff de Casa Blanca
REFORMA / Redacción
Washington DC, Estados Unidos (26 febrero 2017).- 
El Secretario de Prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, presuntamente ordenó que se revisen los teléfonos personales y de trabajo del personal de la residencia presidencial en un esfuerzo por controlar las filtraciones.
El portal Politico.com, que cita fuentes de la Administración, reportó que Spicer le dijo a un grupo de asistentes de comunicación que estaba inconforme porque la información de sus pasadas reuniones con ellos había llegado a la prensa.
Entonces se le habría ordenado a los miembros del personal que pusieran sus teléfonos sobre una mesa para demostrar que no tenían nada que ocultar.
El abogado Don McGahn y Spicer advirtieron a los empleados que el uso de aplicaciones cifradas de mensajería como Confide y Signal sería una violación de la Federal Records Act.
Las revisiones estarían siendo supervisadas por abogados de la Casa Blanca. Las revisiones incluyeron cualquier dispositivo electrónico que los empleados traían en esa reunión, convocada por Spicer como "una junta urgente".
El Secretario habría advertido al grupo que habría "problemas" si más información era filtrada a los medios.
Spicer declinó hacer comentarios a Politico.com sobre el reporte.
La medida sucede tras una semana en la que el Presidente estadounidense, Donald Trump, criticó duramente a los medios de comunicación por usar fuentes anónimas en sus historias y de que expresara su creciente frustración con las filtraciones por parte de miembros de su Administración.
No es la primera vez que las advertencias y medidas para evitar filtraciones son filtradas. Cuando el Departamento de Estado emitió un memo de cuatro páginas en las que advertía de los peligros de las filtraciones, dicho memo fue filtrado y publicado por The Washington Post.
Sin embargo, con la creciente tensión dentro del Ala Oeste de la Casa Blanca sobre la publicación de noticias que retratan a una Administración tambaleante ante crisis y con severas disfunciones, todo ello gracias a filtraciones, los miembros de la residencia presidencial están cada vez más preocupados.
El ambiente ha llevado a pensar que pronto podrían haber despidos entre los miembros del personal.
 Hora de publicación: 13:57 hrs.


No hay comentarios.: