21 may. 2017

Delfina se arriesga con adherentes de “dudosa procedencia”

Revista Proceso # 2116, a 21 de mayo de 2017
Delfina se arriesga con adherentes de “dudosa procedencia”/
ROSALÍA VERGARA
A un par de semanas de que tengan lugar los comicios para renovar el gobierno del Estado de México, el llamado de López Obrador a los militantes “de cualquier partido” para apoyar a la candidata de Morena ya empezó a rendir frutos. Pero no todos los que han manifestado su respaldo a Delfina Gómez son bien vistos por el tabasqueño, pues hay incondicionales de Elba Esther Gordillo y líderes sindicales tradicionalmente adscritos al PRI, personajes “que hasta hace poco apoyaban a la mafia del poder”.
Desde que el líder de Morena, Andrés Manuel López Obrador, llamó a los militantes de cualquier partido político a sumarse al proyecto de la candidata a gobernadora del Estado de México, Delfina Gómez Álvarez, a dos semanas de la elección ya se han adherido a su campaña personajes que, parafraseando al tabasqueño, “hasta hace poco apoyaban a la mafia del poder”.
Esa fue la frase que el lunes 15, Día del Maestro, utilizó López Obrador para referirse al espaldarazo que le dieron a Gómez Álvarez varios personajes vinculados con Elba Esther Gordillo.

Se trata del exyerno de la profesora, Fernando González Sánchez; el exsecretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Rafael Ochoa Guzmán; el líder del sindicato del Metro, Fernando Espino Arévalo, y el líder del sindicato minero, Napoleón Gómez Urrutia, por nombrar a algunos personajes “de dudosa procedencia”.
En su cuenta de Facebook, López Obrador escribió su opinión sobre el apoyo “de algunos líderes del SNTE” a Delfina. Insistió en que las puertas del partido están abiertas a maestros o no agremiados, porque el propósito de Morena es revertir la reforma educativa.
“Sin embargo, Morena actuará de manera precavida ante la adhesión pública de algunos líderes del SNTE que hasta hace poco apoyaban a la mafia del poder. También es indispensable que la maestra Elba Esther Gordillo informe sobre su participación en el fraude electoral de 2006 para imponer a Felipe Calderón, causando un enorme daño al pueblo y a la nación. La maestra Elba Esther está en la cárcel y no estoy acostumbrado a hacer leña del árbol caído, pero sin transparencia y democracia no habrá más futuro en el país”, señaló.
El exyerno
En 2006, González Sánchez fue “premiado” con la Subsecretaría de Educación Media y Básica de la Secretaría de Educación Pública (SEP) después de que Gordillo apoyó al candidato presidencial del PAN, Felipe Calderón, en lugar del aspirante priista, Roberto Madrazo.
En entrevista, González Sánchez no niega que el SNTE apoye a Delfina Gómez; les atrae que “tiene una visión humilde del poder”, pues “no ve la política como un acto de servidumbre sino de servicio”. Resalta que más allá de que la candidata no fuera militante del SNTE, sino del Sindicato Unificado de Maestros y Académicos del Estado de México, lo importante es su vocación de maestra.
“Más allá de militancias, más allá de sindicatos, yo creo que lo que está ahorita en juego es el gremio como tal. Cuando está de moda desprestigiar a los docentes y tratar de construir con ellos relaciones gerenciales, de control y de rendimiento inventado, es atractivo que un partido se fije en una maestra y la empodere. Al empoderar a una maestra está empoderando al gremio, no a los sindicatos”, indica.
Al ser interrogado sobre la posibilidad de que la estrategia del SNTE sea la de sumar al magisterio con Delfina Gómez, asegura que “los maestros no forman parte de eso, militen donde militen tienen una idea superior de la vida política”.
También rechaza que se trate de una venganza contra los actores que no por casualidad sino por causalidad se reunieron electoralmente, igual que en 2006: el candidato del PRI, primo de Enrique Peña Nieto, quien encarceló a Gordillo y la expulsó del PRI; la del PAN, Josefina Vázquez Mota, con quien tuvo diferencias en la SEP; el expresidente Felipe Calderón, que quiere que su esposa sea candidata presidencial en 2018, entre otros.
“Cuando se ve a la política con altura, la venganza no está a discusión. No me parece. (Gordillo) no es una mujer vengativa, es propositiva y creo que se merece respeto y se merece demostrar su inocencia. Mi opinión es que una cosa no tiene que ver con la otra; es un movimiento que surge del gremio magisterial”, considera.
Proyecto RITMO
Otro personaje que terminó alejado de Gordillo pero el pasado 28 de abril se sumó al proyecto de delfina Gómez es el líder del sindicato del Metro, Fernando Espino Arévalo, quien fue diputado por el Partido Nueva Alianza (Panal), creado el 1 de agosto de 2005 por la lideresa magisterial y el SNTE. En 2004 Gordillo y Espino formaron la Federación Democrática de Servidores Públicos, desfondando a la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado, tradicionalmente priista.
El 28 de abril, en Ecatepec, Delfina Gómez se reunió con Espino. Ella estaba de gira con López Obrador, pero él no asistió al encuentro. Y ante dos mil trabajadores del Metro se presentó el proyecto Red Integrada de Transporte Masivo Ordinario (RITMO), que prevé la construcción de cuatro líneas del Metro, cuatro trenes suburbanos y siete corredores de Mexibús que conectarán Ecatepec con la Ciudad de México. Dijo que invertirá 20 mil millones de pesos anuales en el proyecto que beneficiaría a 11 millones de mexiquenses y crearía 10 mil empleos.
Este proyecto fue el que le agradó a Espino. En entrevista comenta que tuvieron pláticas con su grupo de trabajo y después se sentaron con la candidata para analizar “que tenemos detenida una obra que es la línea de Chalco a La Paz, aprobada hace muchos años por la Cámara de Diputados y que ha sido detenida todo este sexenio.
“Nos parecía importante que hubiese un compromiso de alguno de los candidatos”, indica. Resalta que 60% o más de los empleados del Metro tienen su residencia en el Estado de México pero trabajan en la Ciudad de México.
Esa parte de la entidad donde se reunieron Delfina y Espino es conocida como “la ruta de la muerte” porque el transporte público es “muy peligroso”, principalmente en el Cerro de Tulpetlac.
Más adhesiones
El jueves 18 se sumaron El Barzón, cuyo presidente nacional es el secretario general de Morena en la Ciudad de México, Alfonso Ramírez Cuéllar; la Central Campesina Cardenista, dirigida por Max Correa Hernández, quien renunció a la militancia en el PRD y a la precandidatura al gobierno mexiquense porque la supuesta elección interna del aspirante perredista fue “una farsa democrática en la que se carece de principios”, dijo entonces.
También se adhirieron la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos, liderada por José Dolores López Domínguez (CIOAC-JDLD); una escisión de la CIOAC liderada por el perredista Federico Ovalle Vaquera; la Coordinadora Nacional Plan de Ayala-Michoacán, encabezada por el expetista y experredista José Narro Céspedes; el Frente Popular Francisco Villa SXXI, y la Unión Campesina Democrática.
Tatiana Clouthier –hija del fallecido Maquío– es asesora de Gómez Álvarez, así como el experredista Gerardo Fernández Noroña, y Leonel Cota Montaño, exgobernador de Baja California Sur y expresidente del PRD.
El senador independiente Alejandro Encinas se adhirió también a la campaña de Delfina Gómez. Él fue aspirante al gobierno mexiquense en 2011.
Al hacer una comparación entre su campaña y la de Delfina dice: “está interesantísimo” lo que está sucediendo en el Estado de México. Explica: “Es la primera vez en la historia que la oposición encabeza las encuestas. Seguramente van a ir cambiando poco a poco las posiciones de los partidos. Porque lo más relevante de las encuestas es que la tercera parte de los encuestados se niegan a definir cuál es su inclinación partidaria y esto va a hacer el factor definitorio del resultado final”.
El exjefe de gobierno capitalino también resalta que si no se definen los candidatos en apoyarse mutuamente, la base de los partidos en la entidad se inclinará, en su opinión, por Delfina Gómez.
“Uno de los fenómenos muy importantes que existen en el estado es que más allá de las divisiones partidarias la militancia está optando por una definición. Entonces, lo que estamos viendo son dos fenómenos nuevos: uno, el crecimiento importante del voto antisistema, y dos, el hartazgo de la militancia de los partidos sobre sus dirigentes para votar por candidatos distintos a sus partidos”, indica.
Para Encinas, el factor definitorio de la elección va a ser el éxodo hormiga del voto perredista.
Los rejegos
Sin embargo, ni el perredista Juan Zepeda ni el petista Óscar González Yáñez están dispuestos a declinar por Delfina Gómez. La tarde del viernes 19 el primero envió una carta a López Obrador para recordarle que ya no es tiempo para alianzas electorales “y hasta el día de hoy las encuestas no pueden decir con seguridad quién será el nuevo gobernador del Estado de México”. Presumió que su candidatura “ha tenido un crecimiento espectacular, por todos reconocido”.
Criticó a López Obrador por haber denostado su candidatura y por haber condicionado una alianza en el Estado de México para asegurar otra en la presidencial de 2018. Rechazó tener acuerdos con el PRI o con el PAN, pues, dijo, “siempre rechacé alianzas con dicho partido”. Recordó que propuso una alianza de las izquierdas que el tabasqueño rechazó.
“Considero que has cometido varios errores que nos han llevado a que las izquierdas nos encontremos luchando contra los mismos enemigos en dos frentes”; por eso le pide que no cometa esos mismos errores en 2018 y le propone construir el año entrante “un amplio polo de izquierda que lleve a buen puerto esa esperanza de cambio”.
En ese mismo tenor se manifestaron González Yáñez y la Comisión Nacional Ejecutiva del Partido del Trabajo respecto a que López Obrador cometió errores al llamar al PT y al PRD a declinar por Gómez.
El candidato petista rechazó declinar por Delfina. “Es un tema ya resuelto”, indicó. “Y yo le pido a Andrés que ya no lo siga proponiendo porque nos va a generar problemas para 2018”.
El comunicado del PT destaca que hasta hoy no ha recibido una propuesta formal para aliarse en los comicios de 2017 con Morena, pero ya se lo habían propuesto a López Obrador el 12 de enero de este año.
Por eso, el PT le planteó a López Obrador “establecer una mesa de diálogo democrático y acuerdos políticos” con los petistas.
Por su parte, Octavio Martínez, secretario de Elecciones del PRD, destaca que en estos días los perredistas discutirán un documento para ver con qué partido se podrían aliar antes del 4 de junio, día de la elección mexiquense.
Comenta que ha habido algunos acercamientos con el equipo de campaña de los candidatos al gobierno mexiquense, pero no de manera institucional, sino de manera informal, “de tal manera que está la intención de pedir a Acción Nacional realizar una encuesta en términos de ver quién tiene mayores elementos de competitividad y de triunfo. Si los tuviera Josefina Vázquez Mota, entonces evaluaríamos una eventual declinación; pero si es al revés, como estamos seguros, entonces plantearle la declinación por parte de Josefina hacia Juan Zepeda”.  

No hay comentarios.: