2 jun. 2017

El Grupo Atlacomulco es una red de negocios: WSJ...

El Grupo Atlacomulco es una red de negocios: WSJ; aún si pierde, Delfina ya impulsó a AMLO: WP
Por Redacción / Sin Embargo
SinEmbargo, 2 de junio de 2017
En la antesala de elecciones del Estado de México este domingo, The Economist, The Washington Post  y The Wall Street Journal lanzan sus pronósticos sobre lo que sucederá con la escena política de México de cara a las presidenciales de 2018. Las publicaciones internacionales argumentan que el Andrés Manuel López se perfila como el favorito de los comicios del próximo año y el este 4 de junio podría brindar una panorama más claro de su repunte como candidato presidencial, además dice que de perder el PRI el Edomex podría ser desastroso para cúpula política del tricolor y para la imagen de éste.
Ciudad de México, 2 de junio (SinEmbargo).- A días de que lleven a cabo las elecciones en el Estado de México para elegir Gobernador, los más influyentes periódicos internacionales destacan este día distintos análisis acerca de las consecuencias que podrían traer una derrota del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en esa entidad y en la escena política rumbo a las presidenciales del 2018.
La publicación semanal The Economist hecha una mirada sobre PRI y el panorama que enfrenta en las próximas elecciones. Dice que si el tricolor pierde las elecciones podría resultarle “traumático” tras su presencia por más de 88 años en la entidad y su prestigio estaría en juego. Además, la derrota sería “embarazosa” para Enrique Peña Nieto, “quien tiene su base política ahí”.
Ahonda en que el partido tricolor tiene “una calidad feudal” y que los votantes podrían estar perdiendo “la fe en las dinastías”.
La publicación argumenta que “Peña es tan impopular en su estado natal como en otros lugares. La gente lo culpa por no reducir la corrupción, la impunidad y la inseguridad”. Eso sin mencionar el aumento a la gasolina.
The Economist escribe también sobre Andrés Manuel López Obrador, a quien describe como un populista de izquierda y un “feroz crítico de la corrupción y de las reformas introducidas por Peña para modernizar la economía y las escuelas”.
El personaje es “favorito” para ganar las presidenciales de 2018, señala la publicación inglesa.
El 81.3% de los ataques de bots en Edomex fueron contra Delfina, confirma otro análisis técnico
Por su parte, Nick Miroff, de The Washington Post, narra desde Los Reyes La Paz, en el Estado de México: “No importa quién gane el domingo la elección de Gobernador en el estado más poblado de México, aquí hay un político que ya ha salido en la cima, y ni siquiera está en la boleta electoral”.
Andrés Manuel López Obrador, dice.
“El populista de izquierda y ex Alcalde de la ciudad de México no es candidato en la contienda del domingo, al menos no exactamente. Sin embargo, se presentará para la carrera por la Presidencia el próximo año y ha hecho campaña a lo largo con el candidato escogido para la carrera: Delfina Gómez”, agrega el Post.
“Su victoria [la de Delfina] el domingo -y por extensión, la suya- enviaría ondas de choque a través de la élite política y empresarial de México. Gómez, antigua maestro de escuela y recién llegada, ha estado peleando con Alfredo del Mazo, quien depende de una poderosa dinastía política y ES portaestandarte del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que ha gobernado el estado de México desde hace 86 años. Del Mazo también es el primo del Presidente mexicano Enrique Peña Nieto”.
The Washington Post dice que “como un concurso de poderes y un calentamiento para la carrera presidencial del próximo año, los resultados del domingo serán observados de cerca en México y más allá. Una victoria de Gómez haría de López Obrador el favorito para 2018, quien ha adoptado un enfoque más nacionalista y de confrontación para lidiar con el Presidente Trump”.
“Incluso si Gómez pierde, dicen los analistas, su campaña insurgente le ha dado a López Obrador un trampolín para su carrera presidencial, solidificando su estatus como el principal candidato anti-establishment en un país que está harto del statu quo”.
La élite intelectual y la prensa sólo ven al Edomex cada 6 años, reclaman los activistas locales
El Grupo Atlacomulco, “una máquina política informal que se remonta a la Segunda Guerra Mundial”, ayudó a desarrollar la mezcla de política y los negocios en México, plantean historiadores y analistas en una investigación publicada este viernes por The Wall Street Journal.
Los periodistas Juan Montes y José de Córdoba se remontan a los tiempos de Isidro Fabela, quien nació en Atlacomulco, Estado de México, y fue el primer miembro del grupo que llegó a la gubernatura –cargo que ejerció del 16 de marzo de 1942 al 15 de septiembre de 1945–.
Fabela, consigna la investigación, y Alfredo del Mazo Vélez –también oriundo de Atlacomulco, Gobernador del Edomex de 16 de septiembre de 1945 al 16 de septiembre de 1951 y abuelo de Alfredo del Mazo Maza, hoy candidato a la gubernatura de la entidad mexiquense– eran socios en dos empresas de construcción locales que ganaron contratos con el Gobierno del estado para construir carreteras, sistemas de alcantarillado y escuelas, comenta a WSJ el historiador local Jorge Toribio, que tuvo acceso a archivo personal de Isidro Fabela.
El más famoso miembro del Grupo Atlacomulco, el fallecido profesor Carlos Hank González, también prosperó en los negocios y en la política. Montes y De Córdoba destacan en su investigación que buscaron a uno de los hijos de Hank González en busca de comentarios sobre el tema, pero no tuvieron éxito. Hank González y un compañero de Atlacomulco creó una empresa para el transporte de combustible en la década de 1950, le dice al diario neoyorquino Francisco Cruz, un periodista que ha escrito extensamente sobre ese grupo político, y quien revela que el primer tanque de combustible fue donado por el entonces director de Petróleos Mexicanos (Pemex).
Además, el padre del ahora candidato Alfredo del Mazo Maza, Alfredo Del Mazo González también gobernó el Estado de México del 16 de septiembre de 1981 al 21 de abril de 1986. Él, se plantea en la investigación, tenía estrechos vínculos con Juan Armando Hinojosa y el fallecido Roberto San Román, dos prominentes contratistas del Gobierno local, de acuerdo con dos legisladores del PRI.
Hinojosa Cantú fue quien vendió casas a la esposa del Presidente de México, Enrique Peña Nieto, y al hoy canciller Luis Videgaray Caso, con créditos preferenciales. Mientras que la empresa encabezada por Roberto San Román Widerkehr vendió una casa para el propio Presidente en ubicada en Ixtapan de la Sal, también en el Edomex.
La empresa Constructora Urbanizadora Ixtapan fue fundada en 1998 y antes de la gubernatura de Peña Nieto en el Edomex –quien ocupó ese cargo entre el 16 de septiembre de 2005 y el 15 de septiembre de 2011–, sólo había obtenido varios contratos públicos menores en el Estado de México, detalló The Wall Street Journal el 20 de enero de 2015.
La investigación publicada este viernes afirma que Del Mazo González, padre del hoy candidato al Gobierno mexiquense, fue durante un tiempo un accionista de una empresa inmobiliaria controlada por la familia San Román, de acuerdo con registros comerciales. También destaca que mientras Del Mazo Maza era director del banco estatal de desarrollo Banobras –desde finales de 2012 a 2015–, Hinojosa Cantú recibió contratos de obras públicas desde el banco por 87 millones de pesos para construir una carretera, según se registra en archivos.

También ganó un contrato de 573 mil pesos para proporcionar servicios de transporte aéreo a Del Mazo y a otros altos funcionarios en el banco. El diario aclara que consultaron sobre este tema a Alfredo del Mazo, pero el candidato del PRI no respondió a la solicitud de comentarios sobre los contratos.

No hay comentarios.: