3 jul. 2018

Vale la pena leer el discurso de Meade al reconocer su derrota

Vale la pena leer el discurso de Meade al reconocer su derrota y alzarle el brazo a AMLO, eran pasadas las 20 horas del domingo 1 de julio....

Muy buenas noches. 
Hoy toca a la ciudadanía tomar las decisiones y ya lo han hecho, gracias a todos los mexicanos que participaron en esta jornada electoral.
Éste ha sido, sin duda, el mayor reto de mi vida, uno en el que puse todo mi empeño, convicciones, valores, capacidades y corazón.

Siempre he defendido la ley y las instituciones. Creo en la democracia y en ese marco, con responsabilidad reconozco que las tendencias del voto no nos favorecen, habremos de esperar los resultados finales del Instituto Nacional Electoral.

Estaremos siguiendo muy de cerca las elecciones para diputados, senadores, presidentes municipales, diputados locales y gobernadores. Pero, por la información que ha venido haciéndose pública, la coalición Todos por México no es la triunfadora en este proceso de sufragio ciudadano para la Presidencia de la República.
En este momento habré de reconocer que, de acuerdo a las tendencias, fue Andrés Manuel López Obrador quien obtuvo la mayoría. Él tendrá la responsabilidad de conducir el Poder Ejecutivo y, por el bien de México, le deseo el mayor de los éxitos.
México es uno, todos compartimos la misma historia, el mismo orgullo por nuestras raíces y por lo que hemos avanzado. Hacia adelante, sin duda, tendremos grandes retos, pero también grandes oportunidades y habremos de capitalizarlas trabajando en unidad por el México que todos merecemos.
Se va a entregar un país con una economía fuerte y sana que lleva 34 trimestres de crecimiento positivo, que ha movilizado y ha traído inversión como nunca antes, que se ha modernizado para dar pie a la más alta generación de empleos en la historia, con finanzas públicas sanas, y que le ha apostado a la educación y le ha ganado terreno a la pobreza extrema.
Agradezco al presidente Enrique Peña Nieto la oportunidad de haber sido parte de esta transformación.
Tenemos que trabajar por un México sin impunidad, con justicia y seguridad en cada rincón del país, por un México con salud para todos, en donde ninguna niña o niño nazca en pobreza extrema, en el que nuestros hijos cuenten con la mejor educación y los maestros con mejores condiciones para darles los mayores instrumentos para ser exitosos, un México que brinde oportunidades a nuestros jóvenes y abra espacios a nuestras mujeres, que preserve la dignidad y el liderazgo que ocupamos en el ámbito internacional.
Agradezco la confianza de millones de mexicanos que votaron por nosotros, que votaron por un México donde impere el Estado de Derecho y donde todos cuenten con las herramientas necesarias para cumplir sus metas y sueños.
Agradezco a las mujeres y hombres que me acompañaron y me apoyaron en esta contienda electoral, al equipo de campaña. A mi amigo, Aurelio Nuño, gracias por tu incansable trabajo y por dirigir a un gran equipo.
Agradezco mucho a René Juárez, agradezco mucho al Partido Revolucionario Institucional la oportunidad de participar en la contienda como ciudadano, le agradezco en particular a Rene Juárez que tomó las riendas del partido en un momento muy complicado.
Me tocó hablar por un partido que ha respaldado la educación pública de calidad, la autonomía y la excelencia de la educación superior, crear instituciones de seguridad social y programas sociales, así como una serie de transformaciones que nos permiten ser un país respetado, una economía abierta, competitiva y una democracia plural.
Agradezco a Nueva Alianza y a Luis Castro por aportar su visión liberal y la defensa de una educación de excelencia para nuestros hijos, por encabezar las demandas y reivindicaciones de una nueva agenda ciudadana en la que todos los mexicanos ejerzan plenamente sus derechos.
Agradezco al Partido Verde y a Carlos Puente el compromiso que le imprimieron a esta coalición con nuestro ambiente entero, para asegurar que nuestro desarrollo sea sostenible, equitativo y justo.
Y por supuesto, le agradezco a Juana.
Le agradezco mucho a Juana, a mis hijos, Dionisio, José Ángel, Magdalena, a mi papá Dionisio, a mi mamá, por toda su solidaridad, su compañía, su apoyo su aprecio.
Y le agradezco a todos aquellos que en este esfuerzo estuvieron pendientes, cercanos, en oración, en entrega, con fe y con esperanza.
Mañana debemos seguir en la construcción de un país para todos, porque aunque tengamos visiones diferentes, todos buscamos un mejor país. México es y debe ser un país unido.
Le deseo mucho éxito al nuevo gobierno, por el bien de nuestro país que merece que se gobierne con responsabilidad.
Yo tomaré unos días para reflexionar y valorar mi futuro, pero tengan la certeza de que seguiré trabajando por un México mejor.
Siguen vigentes las causas que motivaron mi participación en la contienda, gracias a todos por esta oportunidad de vida.
Me voy como llegué a este proceso, con la frente en alto y el corazón lleno.
Saludé y me encontré con miles de mexicanos que batallan a diario con impulsar este país, su mirada de confianza y esperanza me alimentó día a día.
Hemos llegado juntos a un espacio relevante después de un largo andar, pero el camino sigue y ahí, estoy seguro, nos volveremos a encontrar.

Muy buenas noches.

No hay comentarios.: