Ir al contenido principal

Operación desalojo. No más de 10 minutos



"¿Comisionado, en cuánto tiempo estima la duración de la operación?".
Con su voz grave, el jefe policiaco soltó: "esto no puede durar más de diez minutos".
Se refería a la ocupación plena del Zócalo y no a las batallas posteriores.
'Esto no puede durar más de 10 minutos'
Nota de Roberto Zamarripa

Reforma, Ciudad de México  (15 septiembre 2013).- El Comisionado Nacional de Seguridad, Manuel Mondragón y Kalb, desenvolvió el mapa del Centro Histórico y lo tendió sobre una mesa.
Los presentes tuvieron que levantarse de sus asientos para poder observar a detalle la explicación que les brindaría el jefe policiaco dentro de una oficina de Polanco donde también despacha el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.
Alguien pasó un tarjetero de acrílico para sostener por una punta el mapa y otro colocó en otra esquina un vaso portalápices para evitar que el lienzo se enrollara durante la conversación.
"Aquí está la Catedral; aquí tenemos a un grupo de nuestros hombres...", y con el índice derecho Mondragón guiaba la vista del selecto grupo que miraba mudo.

Le escuchaban además del anfitrión Osorio, el Jefe de Gobierno capitalino, Miguel Mancera, acompañado de su Secretario de Gobierno, Héctor Serrano; el Gobernador de Oaxaca, Gabino Cué, y su Secretario de Gobierno, Alfonso Gómez; al lado de Mondragón estaba Enrique Galindo, comisionado general de la Policía Federal, y también atestiguaban los subsecretarios de Gobernación, Luis Miranda y Eduardo Sánchez.
Faltaban minutos para que diera la una de la tarde. Mondragón informaba a detalle qué ocurría en el Zócalo luego de que había ordenado el sobrevuelo de dos helicópteros Black Hawk, cuyos tripulantes reportaron la situación en la Plaza de la Constitución.
Algunos maestros que aún quedaban en el plantón interpretaron como mal signo el sobrevuelo y abandonaron la plancha. Otros se enervaron e iniciaron su atrincheramiento.
"Vamos a entrar por aquí", señaló Mondragón hacia las calles aledañas a Catedral y advirtió que la orden establecía que territorio que fuese liberado de inmediato fuera acordonado.
El propósito fundamental era recuperar el Zócalo "pero si algunos se ponen violentos los tendremos que detener", aclaró a sus escuchas.
Mondragón explicaba con paciencia. Informaba que tres mil efectivos estaban estratégicamente repartidos para consumar la operación. Las tropas entrarían por cuatro puntos para hacer una operación sorpresiva de pinza. Tomarían el Zócalo y después desplazarían a los contingentes que resistieran hacia el sur, a la calle de Izazaga.
Una de las preocupaciones era que en su huída, los contingentes corrieran hacia el norte y llegaran a las inmediaciones de Tepito.
Alguien interrumpió a Mondragón:
"¿Comisionado, en cuánto tiempo estima la duración de la operación?".
Con su voz grave, el jefe policiaco soltó: "esto no puede durar más de diez minutos".
Se refería a la ocupación plena del Zócalo y no a las batallas posteriores.
El tiempo que cronometraron durante el operativo policiaco fue de siete minutos. Lo demás fue abrir paso a las fuerzas de limpieza del Distrito Federal.
La hora fijada para la acción de desalojo era las tres de la tarde; se dio entonces la orden de desalojar edificios públicos y de advertir a los comercios que mejor bajaran sus cortinas. Una comitiva encabezada por el Comisionado Enrique Galindo y los Secretarios de Gobierno del DF y Oaxaca, Héctor Serrano y Alfonso Gómez, acudiría a notificar a los maestros el ultimátum.
La delegación oficial llegó al filo de las dos de la tarde ante los dirigentes colocados en una barricada a la mitad de la avenida 20 de Noviembre y "pactaron" no una sino dos horas de plazo para que los maestros voluntariamente se retiraran. Serrano -que había estado callado en la reunión donde Mondragón ofreció los detalles del operativo- hablaba a los micrófonos de medios que encontraba a su paso para presumir una negociación del gobierno capitalino cuando era claro que el operativo estaba en manos del Gobierno federal.
Los funcionarios dividieron su grupo en dos frentes. Uno permaneció en Polanco, encabezado por Osorio Chong, junto con Mancera y Cué, además del titular del Cisen, Eugenio Imaz, y donde posteriormente se incorporó el Procurador General, Jesús Murillo Karam. El otro grupo se atrincheró en un búnker de Tlaxcoaque, desde donde se dirigió la operación con 10 monitores que tomaban diferentes puntos del Centro Histórico.
Los de Polanco comieron tortas en la misma mesa donde antes habían puesto el mapa del operativo.
Los de Tlaxcoaque fueron enviados a un congelador y sin comer. El aire acondicionado del centro de operaciones tenía, al principio, a los funcionarios titiritando. Al final de la operación, hasta el frío se les quitó.
Desde ese búnker, el General Camacho daba órdenes de desplazamiento.
Pasadas las cuatro de la tarde se dio la orden de avance y las tropas entraron por cuatro puntos junto con una tanqueta lanza agua.
La Secretaría de Gobernación desplazó a 15 personas con videocámaras para que registraran los incidentes mientras que jefes policiacos daban protección a los visitadores de las comisiones de derechos humanos (nacional y capitalina) y a notarios públicos.
En siete minutos, según sus cuentas, ya tenían el Zócalo. Después vinieron las refriegas que duraron dos horas. Desde las pantallas, Camacho Aguirre advertía que los desplazamientos rápidos de los policías provocaban huidas y dispersión de quienes resistían. También de que eran pocos los violentos aunque tercos y persistentes.
Camacho daba órdenes a "Espartaco", el ya mítico jefe policiaco que encabezaba a la tropa en 20 de Noviembre. Los jefes de grupo se comunicaban a la base mediante radios y también recibían instrucciones.
Tras la ocupación del Zócalo y su inmediato acordonamiento siguieron con la línea trazada: empujar a manifestantes a Izazaga. Tuvieron brotes no esperados en 16 de Septiembre, pero no desviaron la estrategia. Una columna llevó hacia Eje Central a ese grupo mientras otra columna arrinconaba al grupo más numeroso por Izazaga.
Entre Tlaxcoaque y Polanco la comunicación fue ininterrumpida. Entre Polanco y Los Pinos igual. Detalle a detalle. Osorio Chong llamaba a Tlaxcoaque para pedir reportes y lo hacía con tranquilidad y hasta cordialidad, que contrastaba con la tensión que vivían en el búnker del Centro Histórico.
A las 17:45 horas, quienes estaban en el refrigerador de Tlaxcoaque, el General Camacho, los secretarios de Gobierno, Héctor Serrano y Alfonso Valdéz, el comisionado Enrique Galindo y el Subsecretario Eduardo Sánchez, recibieron orden de romper filas y concentrarse con Osorio Chong en Polanco.
Allá encontraron a un Mondragón eufórico quien todavía hacia cuentas de los detenidos y sabía que de sus fuerzas había 15 lesionados, dos de ellas por bombas y petardazos. Ni el Comisionado ni Osorio Chong habían dormido la noche anterior. Tampoco Luis Miranda, encargado de entablar comunicación con los dirigentes magisteriales la madrugada anterior.

**
Plantón en el monumento a la Revolución
El plantón errante
Los profesores plantados en el Monumento a la Revolución conmemorarán hoy las fiestas patrias con actividades culturales y un "Grito de resistencia"
Nos de Leslie Gómez
Reforma, 15 septiembre 2013).- Instalados en su nuevo plantón en el Monumento a la Revolución, los maestros de la CNTE dialogan sobre el saldo de su desalojo del Zócalo.
El campamento se ve mermado, pues del número de casas de campaña no cubre los espacios disponibles en la Plaza de la República.
Más de la mitad de maestros que salieron del Zócalo ya no se instalaron en el nuevo campamento.
La sección 22 de Oaxaca montó una mesa de asesoría jurídica donde dio a conocer los nombres de maestros detenidos o que no han sido localizados. 
"El maestro Jesús está detenido. No han dado informes, no sabemos nada.
La Policía Federal agarró parejo. Cuando entraron muchos ya se habían ido, pero a compañeros que permanecieron, les fue mal", cuenta el profesor Amílcar, de la región de la Costa, quien trasladó sus cosas antes del desalojo en el Zócalo.
Luego de que fueron informados que no serán removidos del Monumento a la Revolución, los profesores empezaron a reorganizar su plantón, a colocar carpas, casas de campaña y lonas para protegerse de la lluvia que azota a la capital del País.
Hasta el lugar donde unas maestras colocaron unas cartulinas con la leyenda de "Se reciben víveres", llegan estudiantes de la UNAM, amas de casa y activistas de organizaciones como #YoSoy132 con latas de conserva, garrafones de agua, pan, arroz, frijol, y hasta cobijas y ropa para los profesores.
"Lo único que nos queda es continuar en la lucha, porque no vamos a dejar. Estamos aquí para defender algo que es justo, para rechazar una reforma que no es educativa, que es laboral, y que injustamente se nos quiere aplicar", subraya el profesor Everardo Durán, proveniente de Teotitlán, Oaxaca.
Mientras se acomodan en sus casas de campaña, otros se curan de los golpes recibidos durante la gresca del viernes pasado. 
"Con cuidado porque me duele", dice un profesor, mientras una mujer le pone alcohol en la cabeza.
Detalló que resultó lastimado con un palo cuando la Policía Federal irrumpió sobre la Calle 20 de Noviembre en su avance hacia el Zócalo. 
"Ellos iban con todo, parejo, hasta a las cámaras las estaban rociando con los extinguidores. Los maestros comenzaron a aventar palos, piedras y a correr. Algunos aguantamos, pero al ver cómo se puso, la verdad, sí corrimos, pero salías hacia done estaba otro bloque de policías", narró. 
Acomodo en el SME
Otro contingente de docentes de Oaxaca se alojó en la sede del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), a dos cuadras del Monumento a la Revolución
Se instalaron en los pisos 1 y 2 del inmueble de los ex electricistas.
Hasta el estacionamiento del edificio del SME también llegan víveres y ropa. Los maestros que perdieron sus pertenencias durante el desalojo del Zócalo hacen fila para obtener chamarras, suéteres y cobijas.
Al centro del Monumento a la Revolución, el plantón de la Coordinadora instaló ya una cocina y una mesa principal para recibir víveres. 
Sin embargo, consideran que su estancia en el lugar será corta, pues avizoran un pronto retorno al Zócalo. 
"Vamos a regresar al Zócalo. Aquí nadie se va a rajar, vamos a continuar en la lucha hasta que acepten que no se debe aplicar esa legislación absurda", indica el profesor Raúl Moreno a sus compañeros de Oaxaca.


Comentarios

Entradas más populares de este blog

Alfredo Jalife en la mañanera de hoy

Conferencia de prensa del presidente López Obrador, del 24 de abril de 2019 Versión estenográfica ...
-Buenos días, presidente. Soy Saúl Soltero, del canal de redes sociales El Nopal Times. “....En relación al maestro Alfredo Jalife, que muchas personas pugnan o solicitan que sea incorporado en su gobierno por ser un excelente analista, un geoestratega que tiene muchas ideas de cómo podría México transitar a ser un país exitoso. ¿Qué opina usted de esa petición de que sea tomado en cuenta dentro de su gobierno para ocupar algún cargo? PRESIDENTE :  Acerca de lo de Jalife. Es una muy buena persona. No creo yo que quiera ocupar un cargo, es un analista, un investigador; pero en el caso que hubiese algo que le interesara, como cualquier otro profesional analista, lo tomaríamos en cuenta. No hay veto para Jalife ni para nadie. Hay muchas discrepancias, hay debate, yo lo considero sano; a veces se pasan, pero es sano eso. Ya cuando no se debate es que hay que avisarles que ya se apagó la luz…

Oaxaca, la fotografía…, elección cerrada; 34 y 30%

Encuesta / Registra tricolor mínima ventaja Encuesta REFORMA. Elecciones Oaxaca.  Alcanza Murat 34% de las preferencias frente al 30% de Estefan Garfias Nota de Lorena Becerra y Joaquín Zambrano Reforma, Pp, 26 de mayo de 2016
Alejandro Murat, candidato del PRI-PVEM-PANAL, supera por escasos cuatro puntos a José Antonio Estefan Garfias, abanderado del PRD-PAN, rumbo a la elección para Gobernador de Oaxaca que se llevará a cabo el próximo 5 de junio. Dado el margen de error del estudio, esto se traduce en un empate técnico entre ambos candidatos. Así lo revela una encuesta de REFORMA a mil electores en la entidad. Los dos punteros gozan de buenos niveles de reconocimiento de nombre. No obstante, Estefan cuenta con una imagen positiva entre los entrevistados, en contraste con el candidato del tricolor que recibe más opiniones negativas que positivas. Por su parte, el aspirante de MORENA, Salomón Jara, no es conocido por el 58 por ciento de la población, pero aun así logra posicionarse en terce…

AMLO perdió la calma y se desbordó contra sus aliados..

El C. Presidente convocó la tarde del jueves 7 de noviembre en Palacio Nacional a los diputados federales y senadores de Morena para evaluar avances de la agenda legislativa.
Fueron convocados también legisladores aliados como PES, PT e incluso el PVEM, nueva adquisición de la 4T.
"Es una reunión para la revisión de la agenda legislativa, que normalmente tenemos dos o tres veces al año con el Presidente, antes de iniciar las sesiones y en el trayecto del periodo de sesiones", indicó Ricardo Monreal, coordinador de los senadores de Morena.
Los primero en llegar fueron los representantes del PES;  Tatiana Clouthier indicó que desconocía el motivo de la reunión, pues sólo fue convocada.
Incluso rechazó que se un llamado del Presidente para darles línea, pues la línea es que no hay línea.
Al final el Presidente salió molestó incluso sin despedirse,  entre chiflidos de los inconformes.
Y es que los trato de corruptos....habráse visto!
¿Imagínense si se hubiera transmitido ese “dialogo c…