27 abr. 2017

¿Grillas de sucesión en la arquidiócesis Primada de México?

¿Grillas de sucesión en la arquidiócesis Primada de México?/ Fred Alvarez Palafox
La Silla Rota,
Norberto Rivera Carrera (NRC) cumplirá el próximo 6 de junio 75 años de edad. Y de acuerdo al Código de Derecho Canónico debe pedir su retiro como arzobispo Primado de México, lleva en el cargo casi 22 años, cuatro años más que su antecesor don Ernesto Corripio Ahumada   (1919-2008); el papa Francisco determinará si le acepta o no la renuncia. A don Ernesto se la aceptaron de inmediato; la arquidiócesis queda vacante un año, y el 25 de julio de 1995 llega  el entonces obispo de Tehuacán, un hombre sencillo, humilde que viajaba en metro. Eso era antes, muy antes.
En ese contexto, desde hace unos días el de Tepehuanes, Durango -es decir NRC-, enfrenta aparentemente una rebelión al interior de la Arquidiócesis Primada, un grupo de curas han expresado inconformidades con altos jerarcas de la Basílica de Guadalupe, se habla de eclesiásticos que están en  "mafias y pandillas, de barberos" y paleros" de esos eclesiásticos opresores y traumados de poder.”
La arquidiócesis Primada de México es la más grande demarcación católica que existe en el mundo católico; en ella se ubican casi mil templos, poco menos de mil sacerdotes y una población de millones de feligreses, y sobretodo cuenta con la administración del mayor de los recintos católicos de América Latina: la Basílica de Guadalupe.

La carta titulada“No rotundo a Eclesiásticos Opresores”, fue publicada por la reportera especializadas en el tema, Maru Jimenez, en Milenio diario el pasado 17 de abril, está dirigida a "mis hermanos sacerdotes" (no al obispo Primado), dice:
“NI OPRESORES NI OPRIMIDOS en su Iglesia, es la voluntad de Nuestro Señor JESUCRISTO (confróntese Mateo 20, 25-26; Lucas 22, 25-26, y Marcos 10, 42-43), porque su Reino no es como los de este mundo, que oprimen y aplastan a los súbditos. 
El mensaje del Señor Jesús es para todos sus discípulos, pero muy especialmente para aquéllos que hemos sido elegidos por Él para participar de su único Sumo y Eterno Sacerdocio. Somos, por lo tanto, los que menos debemos ni oprimir ni permitir ser oprimidos, empezando entre nosotros mismos, para tampoco oprimir a los laicos ni permitir que los laicos nos opriman.”
Agrega la misiva , firmada por el  Pbro. Adrián Huerta Mora, capellán del Templo Expiatorio de Cristo Rey, de la Antigua Basílica de Guadalupe, y dirigida a sacerdotes, precisa:
"ME DIRIJO ESPECIALMENTE A MIS HERMANOS SACERDOTES. Por dignidad humana y sacerdotal no debemos permitir que nos oprima otro sacerdote, ni su mafia o pandilla, aunque tenga más jerarquía que nosotros. LA OPRESIÓN NO ES EL CAMINO DE LA IGLESIA.
Si un eclesiástico, amafiado con otros que se sienten muy poderosos, pretende oprimirnos, hay que enfrentarlo con toda justicia y caridad, y, si no se corrige, acudir con toda humildad y valentía a una autoridad eclesiástica más alta, especialmente nuestro Obispo (obviamente refieren a NRC), para resolver cristianamente esa prepotencia y arbitrariedad.”.
Precisan que podría acudir “Incluso, si es necesario, al Tribunal Eclesiástico. Pero nunca debemos acobardarnos, callarnos y soportar; nunca debemos confundir cobardía con humildad o caridad. POR JUSTICIA Y CARIDAD HAY QUE CORREGIR AL ECLESIÁSTICO PREPOTENTE Y ABUSIVO, y a toda su mafia o pandilla de sacerdotes y laicos "poderosos".
Concluye la misiva con el “Tampoco debemos, por miedo y cobardía, convertirnos en barberos y paleros de esos eclesiásticos opresores y traumados de poder. “Si por dignidad humana y sacerdotal enfrentamos al opresor siempre triunfaremos”, dicen.
Tampoco debemos, por miedo y cobardía, convertirnos en "barberos" y "paleros" de esos eclesiásticos opresores y traumados de poder.”
¿Rebelión?
No hubo ninguna reacción hasta que Bernardo Barranco Villafán publicó un articulo en el el periódico La Jornada .-19n de abril-, denominado “El cardenal Rivera Carrera enfrenta rebeldía de sus sacerdotes”, dice:
“Justo cuando el cardenal ha venido modificando su discurso más acorde a lo planteado por el Papa argentino, afronta los reproches de párrocos que lo confrontan por apoyarse y favorecer a un sector minoritario del clero que ejerce el poder de manera abusiva, sólo así entendemos el título de carta en cuestión: “No rotundo a eclesiásticos opresores”.
Señala que "La carta de religiosos insurgentes está firmada por sacerdotes de la arquidiócesis, que han pedido omitir sus nombres, pero que están afincados en la zona norte y oriente de la capital. 
Ahora -subraya Barranco-, cuando Rivera de verdad se preocupa por los pobres y reprocha públicamente las injusticias sociales, locales e internacionales, aparece esta carta embarazosa que denuncia abusos y arbitrariedades internas
Precisa que “Justo cuando se le percibe a Rivera tan generoso y obsequioso con el nuevo nuncio Franco Coppola se asoma este incómodo asunto que toca los derechos humanos y la dignidad de los propios actores religiosos frente a los caprichos y excesos de las autoridades eclesiásticas.”
“La carta toca espinosos asuntos que la arquidiócesis ha venido arrastrando desde hace lustros. A lo largo del tiempo, se han constituido grupos o castas de poder clerical beneficiados bajo el amparo del propio cardenal, máxima autoridad en la arquidiócesis. Dicho de otro modo: lobbies de poder, expresión de moda en la Iglesia católica, o camarillas que al mismo tiempo son comparsas y órganos oficiosos de control y conducción.”
Y se pregunta Bernardo: 
¿El cardenal será sensible al llamado de sus curas
¿Tendrá la valentía de sacudir a sus propios protegidos por los abusos que cometen? 
¿Atenderá la demanda de dignidad y justicia que piden curas del bajo clero? 
El mismo Barranco responde con que eso no sucederá.
 Y es que el eminentísimo señor cardenal no es tan humilde  a pesar de que como Bernardo afirma “está en campaña para convencernos que se ha convertido en el mayor francisquista (seguidor del papa Francisco) de los obispos mexicanos y que está dispuesto a perdurar en el cargo varios años más...."
Bernardo dice más cosas. Señala que “el cardenal ha optado por los ricos mediante los Legionarios de Cristo e ideológicamente, por conducto del Yunque, sostiene una cruzada ultraconservadora.”, etcétera.
Concluye con la necesidad de crear un Ombudsman de la religiones…
Coincido con el sociólogo de las religiones.
Debo decirle a Bernardo que ese Ombudsman existió hace años, por lo menos en la arquidiócesis Primada de México; se llamaba Antonio Roqueñí Ornelas, era sacerdote diocesano; por cierto fue presidente del Tribunal Interdiocesano de México por muchos años; dejo el cargo meses después de la llegada de Rivera Carrera, obviamente tuvieron diferencias, en especial por un caso..
Quizá NRC ya no se acuerde del Dr. Roqueñí, murió en 2006 en paz, contento de haber llevado al líder de Los Legionarios de Cristo a tribunales de la Santa Sede; la historia es conocida, Benedicto XVI lo bajó de los altares, el  golpe para muchos fue durísimo, es más, todavía no se reponen.
Ante estas cosas y para tener claro el contexto vale la pena rescatar el intercambio de misivas que se dio entre Barranco y Hugo Valdemar, vocero de el cardenal Rivera en la sección Correo Ilustrado de La Jornada, 24 de abril.
Textual:
Niega rebeldía de sacerdotes contra Norberto Rivera
Respecto de la columna publicada el 18 de abril por el señor Bernardo Barranco, titulada El cardenal Rivera enfrenta rebeldía de sus sacerdotes, quiero afirmar contundentemente que, una vez consultado al señor arzobispo Norberto Rivera Carrera y verificado en su oficina, hago de su conocimiento que el señor cardenal no ha recibido ninguna carta de algún sacerdote o grupo de ellos que se muestren rebeldes contra su autoridad o forma de dirigir pastoralmente la Arquidiócesis de México.
Tomando en cuenta la inexistencia de dicha misiva, todos los argumentos esgrimidos por el columnista carecen de veracidad, pues no hay documento que sustente algún tipo de descontento del clero hacia el arzobispo de México.
Es muy lamentable el ejercicio del periodismo y de la opinión que no verifica la fuente y da por hecho rumores y saca conclusiones que tienen que ver más con deseos subjetivos que con realidades que se puedan constatar. Mucho agradeceré, tomando en cuenta el derecho de réplica, dar a conocer a sus lectores esta aclaración.
Hugo Valdemar Romero, director de Comunicación Social, Arzobispado de México
#
La respuesta del articulista se dio el mismo día.
“La carta existe, no la inventé y circula desde el 16 de marzo. Desconozco por qué la arquidiócesis no la tiene, no es de mi competencia. El texto ha circulado entre sacerdotes arquidiocesanos, varios, haciendo suyo el reclamo, me lo hicieron llegar. La carta ha transitado en mediosMilenio la publicó el 16 de abril con el título: sacerdotes acusan una mafia en arquidiócesis, difunden carta entre la jerarquía católica.
También sé que hay presiones para que la autoría se retracte. Hugo Valdemar, quien por cierto pertenece a uno de estos lobbies de poder, es la persona menos calificada para sermonear sobre el ejercicio periodístico. Sólo hay que seguir los continuos escándalos del semanario Desde la Fe, órgano bajo su responsabilidad, para observar el amarillismo clerical que tanto daño hace a la imagen de la Iglesia. Por tal motivo, durante la visita del papa Francisco a México el semanario fue desautorizado por varios obispos.
Recordemos su editorial cuestionando al pontífice argentino porque alguien le mal informó. ¡Vaya clase de periodismo! Vergonzoso escándalo internacional. Padre Valdemar, con todo respeto, usted no está en condiciones de darnos lecciones de objetividad periodística. El fondo: hay aprensión ante las agitadas aguas por la inminente sucesión del cardenal.
Bernardo Barranco (firmado).
Otro reacción mas
Una nota de la web católica ACI  firmada por David Ramos desde la Ciudad de México, señala que Barranco se habría inspirado para su artículo en un texto publicado un mes atrás, a mediados de marzo de este año, por Adrián Huerta Mora (arriba mencionado). 
Dice ACI que “el sacerdote mexicano calificó de “disparates” que “algunos comunicadores” vincularan su mensaje con el Cardenal Rivera Carrera.
Agrega la nota que el capellán del Templo Expiatorio de Cristo Rey criticó que medios como Milenio y La Jornada “extrajeron algunas frases y párrafos, distorsionando el contenido unitario, y los aprovecharon para -como ya es costumbre en México de algunos comunicadores y opinólogos-, informar falsamente de un ambiente de ‘rebeldía’ entre el clero de la Arquidiócesis de México hacia Su Eminencia el Sr. Cardenal Dr. Don Norberto Rivera Carrera, Arzobispo Primado”.
Huerta Mora aseguró que el Primado de la Ciudad  “ha sido siempre un Padre y Pastor ejemplar y muy cercano para nosotros sacerdotes, y para toda la Iglesia que peregrina en la Ciudad de México”.
Y agrega, la nota de ACI-, que “los enemigos gratuitos de la Iglesia lo atacan con tantos infundios y con tanta facilidad, solo porque es Cardenal y Arzobispo Primado de México”.
Mmm. 
Rara reacción del padre Huerta, el mismo se expresa de otra forma en la misiva; la tengo completa.
Por cierto, él llegó en enero de 2016 como capellán de la Antigua Basílica de Guadalupe, seguramente traía el aval de NRC.
Y con respecto a quien será el sucesor de NRC, no sabemos quien sea, se mencionan varios nombres, en especial el cardenal de TlalnepantlaCarlos Aguiar Retes, muy cercano al papa Francisco..
Pero también existe la posibilidad de que NRC se quede más tiempo como Primado. Esa será decisión del papa Francisco..
Sólo debo decir que Mons. Juan Sandoval Iñiguez, hoy arzobispo emérito de Guadalajara, presentó su renuncia al cargo al cumplir 75 años de edad, pero no le fue aceptada por el  papa, quien incluso le dio tres años más para seguir al frente de la Arquidiócesis.
¿Será lo mismo con Rivera?
En lo personal no lo creo. Dice Eclesiastés que todo tienen su tiempo.
PD.. El viaje del papa a Egipto será mañana y pasado, Viajará sin auto blindado pese a la amenaza de ISIS, Francisco no les teme. Es el  viaje número 18 de su pontificado; el cuarto viaje apostólico - que no de Estado- a un país de mayoría islámica, después de los de Jordania y Turquía (en 2014), y Azerbaiyán (en 2016). 
Bergoglio lleva  "un mensaje de fraternidad y de reconciliación para todos los hijos de Abrahán, de manera particular para el mundo islámico, en el que Egipto ocupa un lugar destacado. Espero también que contribuya eficazmente al diálogo interreligioso con el mundo islámico y al diálogo ecuménico con la venerada y amada Iglesia Copto-Ortodoxa”.
Que le vaya bien...

No hay comentarios.: