27 abr. 2017

Reunión de legisladores con Alvaro Vizcaíno, secretario del SNSP

Legisladores dialogan con secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP)..
Sin Lázaro, Cd de Mx../ 
Inadecuada capacitación de policías, grave problema en implementación del Sistema de Justicia Penal
El diputado Abel Murrieta Gutiérrez (PRI), integrante de la Comisión de Justicia, afirmó que existen dos problemas graves en la implementación del Sistema de Justicia Penal Acusatorio: la falta de capacitación de policías, y que las víctimas optan por no presentar denuncia.
 Consideró que la formación que se dio a los elementos fue totalmente equivocada, además de que alrededor del 30 por ciento no entiende el nuevo Sistema y son destinados a otras tareas; una muestra, dijo, es que sus informes homologados no se realizan en el lugar del delito.
 En reunión el encargado de evaluar y dar seguimiento al funcionamiento y operatividad del Sistema de Justicia Penal Acusatorio de la República mexicana, dijo que la mayor parte de los policías no están preparados, a pesar de los recursos que se invirtieron para ese fin y, en muchas ocasiones, no llegan a atender los reportes y las víctimas optan por no denunciar.
 “Se nos dice que se ha preparado hasta al 98 por ciento de los policías, pero el problema es con qué eficacia”, manifestó.

Subrayó que hay un problema de impunidad que contrasta con las estadísticas que, si bien se muestran a la baja, es porque se miden equivocadamente. “Nos presentan información por volumen de trabajo, pero no se sabe de la calidad”.
 “Nosotros como legisladores -expuso- debemos tener mayor información para plantear las reformas necesarias, pues hay una discusión sobre si lo que falla es de carácter legislativo o de ejecución. Lamento que las primeras percepciones de la sociedad es que falla debido a la Cámara de Diputados”.
 Alfredo Basurto Román, diputado de Morena, consideró que se debe trabajar con los estados que aún están rezagados en capacitación, principalmente de los abogados defensores públicos.
 Resaltó la importancia de la preparación de los cuerpos policiacos, pues son parte imperante del proceso judicial y muchas veces ni siquiera saben cómo llenar sus informes.
 El diputado José Hernán Cortés Berumen (PAN) estimó que el problema de la implementación del Sistema de Justicia también se debe a que muchas entidades del país no le dieron la importancia debida.
 “Muchos esperaron hasta el final para crear o renovar su legislación local y hacer frente a la ejecución del sistema y eso generó conflictos”.
 Por otro lado, comentó que se entiende que el nuevo Sistema privilegie el principio de inocencia, pero no se llega a una real determinación, por ejemplo, en casos de reincidencia. Por ello, el sabor de los ciudadanos es que el Sistema de Justicia no funciona y que es una “puerta giratoria” para los incriminados.
 Lo anterior, continuó, genera la tentación de querer regresar el viejo sistema o hace entrar en conflicto a policías municipales con estatales o con la propia Fiscalía, genera una repartición de culpas sobre qué es lo que falla, y “en algunos estados voltean a ver a los diputados como si fuéramos los culpables de que esto no avance”.
 Cuestionó si la fallida culminación tiene que ver con un ajuste legislativo o se está generando el conflicto por parte de todos los operadores del Sistema. “Entendemos que todo es perfectible y quizá esto requiera reformas de cuarta o quinta generación, pero creo que el problema real está en la ejecución en las entidades federativas”.
 Víctor Manuel Sánchez Orozco, de Movimiento Ciudadano, subrayó que es claro que hay un problema de funcionamiento y no se ve cómo el gobierno federal impulsará que los estados rezagados alcancen el cumplimiento del Sistema de Justicia.
 Estimó que se debió trabajar fuertemente con las entidades para que cerca de la fecha fatal de la entrada en vigor del Sistema, todos estuvieran encaminados. “Es un absurdo que casi un año después, muchas entidades no tengan, incluso, lo más esencial, que es la homologación legislativa”.
Respuestas.
 El secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), Álvaro Vizcaíno Zamora, afirmó que la gran debilidad del Sistema de Justicia Penal en México radica en la policía.
 Empero, estimó que durante el proceso de implementación también “faltó la piedra angular que era el Código Nacional de Procedimientos Penales, lo que dificultó arrancar a la velocidad que todos hubiéramos querido”.
 “Transitamos con un piloto automático y copiando a otros países. No tuvimos un mapa y todo se hizo de forma lírica”, señaló.
 Respecto a que mucha gente piensa que el Sistema es una “puerta giratoria”, explicó que la mayoría de los ciudadanos tienen percepciones basadas en cómo se hacían antes las cosas. “Por ejemplo, se cree que la prisión preventiva se ejecuta en función del tipo de delito cometido; sin embargo, se basa en el riesgo del imputado”.
 Precisó que en los Sistemas Acusatorios más modernos se toman medidas precautorias no por el tipo de delito, sino por el riesgo del inculpado.
 El problema, sostuvo, es que no hay Unidades de Medidas Cautelares con la solidez y consistencia que se requieren y, en ocasiones, se improvisan los informes de riesgo para que el juez resuelva.
 Dijo que cuatro estados del país no tienen Unidades, 14 cuentan con algo muy básico y otros 14 algo regular. Sólo dos o tres entidades tienen Unidades de Medidas Cautelares con capacidad potente.
 Apuntó que “la correcta ejecución del Sistema es un tema de corresponsabilidad nacional y esperamos en el corto plazo notar avances, pero hay que tener claro que cambiar todo un Sistema de Justicia no es una tarea que lleve ni siquiera sólo una década”.
 Por otro lado, mencionó que el SNSP “no oculta cifras y tan es así, que se manifestó que marzo fue el mes con más homicidios reportados durante todo el sexenio, pero también hay que contextualizar los números”.
 Aseguró que la secretaría del SNSP a su cargo realiza diversas tareas para lograr el correcto funcionamiento del Sistema de Justicia Penal; entre ellas, simplificar el Informe Policial Homologado, que, sostuvo, es un documento que actualmente no funciona.
 “El informe que hoy deben elaborar los policías es de ocho hojas y tiene, por ejemplo, tres veces más reactivos que el de las corporaciones de seguridad de Nueva York”. Otro punto relevante, concluyó, es la profesionalización de los policías, peritos, agentes del Ministerio Público y personal del Sistema Penitenciario.



No hay comentarios.: