Ir al contenido principal

Los Zetas siguen dueños del penal


Los Zetas siguen dueños del penal
LUCIANO CAMPOS GARZA
Revista Proceso No. 1843, 26 de febrero de 2012
Partidos políticos, la clase empresarial de Nuevo León, activistas locales y la propia ombudsman estatal, Minerva Margarita Martínez, reprueban al gobernador Rodrigo Medina por su torpeza política y su falta de eficacia para enfrentar a la delincuencia en el estado. Prueba de ello es la matanza y fuga multitudinaria de sicarios de Los Zetas del penal de Apodaca, donde son los grupos criminales los que imponen su ley. Medina culpa de estos hechos a la federación, y el PAN le pide que renuncie.
MONTERREY, NL.- El lunes 20, al día siguiente de la masacre en la que murieron 44 reos y una treintena más se fugó, un grupo de visitadores de la Comisión de Derechos Humanos de Nuevo León acudió el penal de Apodaca para comprobar las condiciones de los internos.
Un funcionario del gobierno estatal que presenció la visita asegura que los celadores advirtieron a los visitantes que no podían ingresar a todas las áreas debido al alto grado de peligrosidad prevaleciente, sobre todo en las que el autogobierno impuesto por Los Zetas y por los internos del Cártel del Golfo (CDG) anula toda autoridad, aun la del gobierno estatal.

Luego del ataque al casino Royale el 25 de agosto último, a raíz del cual perecieron 52 personas, la ejecución tumultuaria en Apodaca es el segundo ataque más oprobioso del crimen organizado.
El mismo lunes 20, pasmado aún por los acontecimientos, el gobernador Rodrigo Medina declaró a los medios que la culpa era de las autoridades federales “por retacar los reclusorios estatales”, si bien es cierto que su administración ha hecho muy poco para remediar el hacinamiento y el autogobierno en ese centro penitenciario y en el de Topo Chico.
Y aun cuando el vocero de Seguridad del estado, Jorge Domene Zambrano, intentó limpiar la imagen del gobierno de Nuevo León, las declaraciones de Medina detonaron las inconformidades. La presidenta de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, Minerva Margarita Martínez, aliada del gobernador, pidió a las autoridades locales trabajar en serio para “tener el verdadero control de las penitenciarías”.
El alcalde de García, Jaime Rodríguez, fue más allá. Dijo que los penales son centros de consumo de droga; incluso comentó que a Medina le ha faltado carácter para enfrentar al presidente Felipe Calderón y solicitarle que sea el gobierno federal el que se encargue de los reos federales.
 Riña, fuga y confusión
La madrugada del domingo 19 el guardia de la torre 6 del penal de Apodaca reportó a dos custodios que se sentía enfermo. Cuando acudieron a auxiliarlo, fueron sometidos por varios internos. Hasta ahora se desconoce si el celador estaba amenazado o fue presionado por ellos.
Así empezó la trifulca en este penal, ubicado a 20 kilómetros al norte de Monterrey. Poco después, a las 1:13 horas, el acceso a la torre, próxima al ambulatorio Coca, fue abierto. Por ahí salieron los 30 presos, 25 del fuero federal y cinco del común, todos ellos pertenecientes a Los Zetas, quienes tienen el control del penal.
Uno de ellos es Óscar Manuel Bernal Soriano, alias La Araña, operador de esa organización en la entidad, quien purgaba una condena por su participación en la muerte del general retirado Juan Arturo Esparza García, secretario de Seguridad Pública del municipio de García, y de cinco escoltas el 4 de noviembre de 2009.
De acuerdo con las versiones recabadas por el reportero entre autoridades y familiares de los reclusos, éstos subieron al puesto de vigilancia y se deslizaron por medio de sogas hacia el exterior, donde abordaron varios autos que los estaban esperando.
Aproximadamente a las dos de la madrugada, armados con objetos contundentes y punzocortantes, los del ambulatorio Coca enfrentaron a los del Delta. Según los testimonios, no hubo una confrontación abierta; al parecer las víctimas ya habían sido seleccionadas.
Domene Zambrano declaró que los muertos eran del CDG. Los cuerpos mutilados fueron colocados en un rincón que servía de criadero de cabras. Una hora más tarde, cuando había concluido la matanza, alguien dio la voz de alerta. Los primeros en llegar fueron los agentes de la Fuerza Civil del estado y los de la Policía Federal.
Para las nueve de la mañana del domingo 19, familiares de los internos acudieron al penal a pedir información acerca del amotinamiento; algunos lanzaron piedras contra los uniformados, sobre todo contra los de la Fuerza Civil, que custodiaban el enrejado de la entrada.
En medio del caos, el gobierno de Nuevo León instaló una mesa única de orientación a los familiares en el Servicio Médico Forense, ubicado en el Hospital Universitario de Monterrey, donde fueron trasladados los cuerpos.
Al día siguiente, Medina organizó una conferencia de prensa en la que se dedicó más a exaltar los logros de su gobierno. Dijo que de 2009 a la fecha en la entidad se ha consignado a 8 mil 500 delincuentes, la mayoría por delitos federales, y culpó a la federación de los males que le ocurren a Nuevo León, en particular por el sobrecupo de internos federales que, expuso, fue lo que causó el homicidio masivo.
Medina afirmó que la evasión fue producto de una traición del personal interno, pues su administración había comprobado que Los Zetas controlaban el penal tras haber comprado con cuotas a directivos y a los custodios.
Incluso cesó a Ernesto García Guerrero, comisario de la Agencia de Planeación Penitenciaria; mientras que Gerónimo Miguel Andrés Martínez, director del penal, así como el subdirector, Juan Hernández Hernández, y el jefe de Seguridad, Óscar Deveze Laureano, permanecerán arraigados en tanto se investiga su presunta participación en los hechos. El mandatario anunció que 26 de los 70 custodios también serán interrogados.
Los reporteros le preguntaron por qué había contratado a Andrés Martínez, toda vez que en 2009 fue destituido como titular del penal de Santa Martha Acatitla, en el Distrito Federal, por corrupción. Medina respondió que lo hizo porque “aprobó las pruebas de confianza”.
La tensión aumentó. El martes 21 en el penal de Topo Chico fueron asesinados con armas blancas los reclusos Alán Josué González Rojas, de 24 años; Jorge Eduardo González Salas, de 32, y Dewin Vianey Rojas Martínez, una mujer de 28 años; todos ellos relacionados con el CDG. Habían ingresado al penal el día anterior.
El martes 21 por la noche el traslado de tres internos federales vinculados a Los Zetas –Marcos de León Quiroga, alias El Chabelo; Mario Andrés Alcorta Ríos, El Junior, y José Francisco Gámiz Vega, El Extraño– provocó nuevos disturbios dentro y fuera del centro penitenciario de Apodaca. En el incidente cuatro internos fueron lesionados; uno de bala y los demás con armas punzocortantes.
Al día siguiente el gobernador tuvo dos actos públicos. En el del Centro Internacional de Negocios (Cintermex) dijo a los reporteros que los sistemas de seguridad de los penales de Topo Chico, ubicado al norte de Monterrey y con una población de 4 mil 500 internos, así como el de Cadereyta, 40 kilómetros al oriente de esta capital y ocupado por mil 100 prisioneros, se habían reforzado.
También declaró que el estado cuenta con mil 100 celadores y que el déficit para los tres centros de reinserción social es de 4 mil. Consultado al respecto, un funcionario que pidió omitir su nombre dice que sólo 20% de los trabajadores penitenciarios han sido sometidos a exámenes de confianza.
El diputado local priista Héctor Gutiérrez de la Garza hace sus propios cálculos y responsabiliza al gobierno federal de la sobrepoblación penitenciaria en la entidad. Dice que son ya 8 mil 862 los internos en los tres centros, si bien la capacidad es para 6 mil 108; de ellos, asegura, 2 mil 254 son federales.
De acuerdo con el legislador, el estado resolvería su problema de internamiento de prisioneros del fuero común si se construye un penal en Mina, 50 kilómetros al oriente de la capital, que podría tener un cupo para 2 mil 300 personas.
Su correligionario Raymundo Flores presentó recientemente un punto de acuerdo en el Congreso local para pedir a la Secretaría de Seguridad Pública federal (SSP) que se haga cargo de los presos que le corresponden, o que convierta el de Apodaca en un penal federal. Su moción fue aprobada por el pleno.
Luis Farías, presidente del partido local Cruzada Ciudadana, se sumó a los reclamos contra la federación y señaló que es tiempo de que se haga cargo de todas las penitenciarías del país, porque es la única instancia con poder para solucionar esta emergencia nacional.
El miércoles 22, el titular de la SSP, Genaro García Luna, respondió al gobernador en una entrevista radiofónica que el problema de las fugas masivas en los estados se debe a la corrupción, no a la sobrepoblación, como alega el nuevoleonés. Recordó incluso que cinco entidades –Distrito Federal, Estado de México, Jalisco, Baja California y Sonora– concentran casi 50% de los internos estatales y federales.
“Ahí no ha habido ningún incidente de este tipo –expuso García Luna–. Es decir, no corresponde que la variable donde hay fugas sea por la perspectiva de la sobrepoblación. En todas las fugas no ha sido porque tiren una pared o entre un comando por ellos, sino porque siempre hay alguien que los libera.”
El viernes 24 por la tarde García Luna anunció que el general retirado Javier del Real Magallanes, quien hasta 2010 fue comandante de la Cuarta Región Militar con sede en Escobedo, sustituía al también general Jaime Castañeda Bravo como titular de Seguridad Pública en Nuevo León.
 Presión a Medina
 Desde que inició la gestión de Medina, los medios locales lo han criticado por su frivolidad e insensibilidad política. El 4 de octubre último, por ejemplo, se le vio con su familia en las instalaciones de Disney World, en Orlando, Florida, cuando debía estar trabajando.
Meses atrás, el 23 de enero de 2011, el mandatario voló a Chicago para presenciar el juego de futbol americano entre Osos y Empacadores, aun cuando la entidad estaba inmersa en una “crisis de seguridad”. Y en estos días, mientras se define quiénes serán los candidatos del PRI a diputados locales y federales, el PAN estatal se lanzó contra él.
En un boletín difundido el lunes 20, Acción Nacional calificó al gobierno de Medina de ser institucionalmente frágil y débil:
“Ante su incapacidad, insensibilidad y superficialidad públicamente demostrada en numerosos ejemplos, queremos exhortarlo a que nos conteste a los ciudadanos una simple pregunta: ¿Puede o no puede con el manejo del estado? Estos son tiempos de sumar, señor gobernador: si de verdad en algún momento le importó Nuevo León, es hora de que conteste esta pregunta.”
El alcalde de García, el priista Jaime Rodríguez Calderón, ha sobrevivido a dos atentados. Cuando tenía cuatro días en el cargo Óscar Manuel Bernal Soriano, alias La Araña, quien se fugó de Apodaca el domingo 19, ejecutó a su secretario de Seguridad y a sus escoltas.
Consultado sobre la matanza, dice que todo indica que Nuevo León no puede con los criminales: “La autoridad tiene que atreverse a quitar a todos los que manejan; es lo que yo haría si fuera gobernador. Los penales son centros de consumo de droga muy grandes, son productores de delincuentes. Hay que rediseñar todo esto”.
–¿Hay un autogobierno en los penales? –se le pregunta.
–Ya lo vimos. El problema de los penales aquí es el dinero. La federación no ha dado suficientes fondos; lo que urge es que ambas instancias –la federal y la estatal– se pongan de acuerdo en ese tema.
Aldo Fasci Zuazua, exsecretario de Seguridad estatal y ahora candidato a diputado federal por la alianza PRI-PVEM, asegura que la crisis en el penal de Apodaca se originó porque no está diseñado para alojar presos de alta peligrosidad.
Consuelo Morales Elizondo, directora de Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos (Cadhac), considera que la crisis en los penales es resultado de la impunidad con que se manejan los internos y los celadores. Dice que le llegan reportes de personas que se quejan de cobros constantes ahí. “Hasta por dormir cobran adentro, pero las autoridades no sancionan a los culpables”, dice.
Morales Elizondo confía en que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos investigará los acontecimientos del reclusorio apodaquense, tal como lo anunció el organismo, y dice que es mejor que eso lo haga el ombudsman nacional y no el estatal, porque tiene capacidad técnica y mayor libertad para hacerlo.
El miércoles 22, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos instó al Estado mexicano a “adoptar las medidas pertinentes para evitar la repetición de hechos similares”, y le pidió “investigar y sancionar a los responsables”.
Al día siguiente, la clase empresarial arreció sus críticas contra el gobierno de Medina en rueda de prensa. Sus dirigentes locales señalaron que los niveles de inseguridad son alarmantes y exigieron al mandatario atender con rigor los problemas de la entidad.
José Mario Garza Benavides, director de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex); Eugenio Clariond Rangel y Guillermo Dillon, presidente y director de la Cámara de la Industria de Transformación (Caintra), y Víctor Zorrilla y Miguel Treviño, presidente y director del Consejo Cívico de las Instituciones de Nuevo León (Ccinlac), estuvieron en ese acto.
Garza Benavides expuso: “Al gobernador Rodrigo Medina le manifestamos que debe quedar muy claro que la prioridad es Nuevo León, no los procesos partidistas. Le exigimos ocuparse en el trabajo que la ciudadanía le asignó, además de comprometerse de manera que responda a la gravedad del problema que enfrentamos”.
Lo secundó Clariond Rangel: “Hoy estamos encendiendo el foco de alerta y la última llamada al gobierno del estado. El tema de la seguridad no se deslinda a secretarios ni se delega a voceros. Queremos ver al gobernador liderando y resolviendo los grandes problemas que enfrentamos, en lugar de solamente aparecer en eventos de otra índole”.
Horas antes, en la asamblea de accionistas, el presidente de Cemex, Lorenzo Zambrano, dijo que en Nuevo León la seguridad es mediocre:
“Hay mucha mediocridad en el área de seguridad en el estado y se manifiesta de esta manera; es increíble y me lastima. En general yo diría que falta muchísimo en la capacidad (…) Tenemos mucho por hacer todavía y mientras no haya personas claramente capaces y responsables de las áreas de seguridad en Nuevo León no vamos a avanzar con la rapidez que debiéramos.”
La noche del jueves 23 el gobernador convocó a una conferencia de prensa en la que dijo que ya fueron identificados 10 de los agresores en la riña del penal de Apodaca.


Comentarios

Entradas más populares de este blog

Alfredo Jalife en la mañanera de hoy

Conferencia de prensa del presidente López Obrador, del 24 de abril de 2019 Versión estenográfica ...
-Buenos días, presidente. Soy Saúl Soltero, del canal de redes sociales El Nopal Times. “....En relación al maestro Alfredo Jalife, que muchas personas pugnan o solicitan que sea incorporado en su gobierno por ser un excelente analista, un geoestratega que tiene muchas ideas de cómo podría México transitar a ser un país exitoso. ¿Qué opina usted de esa petición de que sea tomado en cuenta dentro de su gobierno para ocupar algún cargo? PRESIDENTE :  Acerca de lo de Jalife. Es una muy buena persona. No creo yo que quiera ocupar un cargo, es un analista, un investigador; pero en el caso que hubiese algo que le interesara, como cualquier otro profesional analista, lo tomaríamos en cuenta. No hay veto para Jalife ni para nadie. Hay muchas discrepancias, hay debate, yo lo considero sano; a veces se pasan, pero es sano eso. Ya cuando no se debate es que hay que avisarles que ya se apagó la luz…

AMLO perdió la calma y se desbordó contra sus aliados..

El C. Presidente convocó la tarde del jueves 7 de noviembre en Palacio Nacional a los diputados federales y senadores de Morena para evaluar avances de la agenda legislativa.
Fueron convocados también legisladores aliados como PES, PT e incluso el PVEM, nueva adquisición de la 4T.
"Es una reunión para la revisión de la agenda legislativa, que normalmente tenemos dos o tres veces al año con el Presidente, antes de iniciar las sesiones y en el trayecto del periodo de sesiones", indicó Ricardo Monreal, coordinador de los senadores de Morena.
Los primero en llegar fueron los representantes del PES;  Tatiana Clouthier indicó que desconocía el motivo de la reunión, pues sólo fue convocada.
Incluso rechazó que se un llamado del Presidente para darles línea, pues la línea es que no hay línea.
Al final el Presidente salió molestó incluso sin despedirse,  entre chiflidos de los inconformes.
Y es que los trato de corruptos....habráse visto!
¿Imagínense si se hubiera transmitido ese “dialogo c…

Oaxaca, la fotografía…, elección cerrada; 34 y 30%

Encuesta / Registra tricolor mínima ventaja Encuesta REFORMA. Elecciones Oaxaca.  Alcanza Murat 34% de las preferencias frente al 30% de Estefan Garfias Nota de Lorena Becerra y Joaquín Zambrano Reforma, Pp, 26 de mayo de 2016
Alejandro Murat, candidato del PRI-PVEM-PANAL, supera por escasos cuatro puntos a José Antonio Estefan Garfias, abanderado del PRD-PAN, rumbo a la elección para Gobernador de Oaxaca que se llevará a cabo el próximo 5 de junio. Dado el margen de error del estudio, esto se traduce en un empate técnico entre ambos candidatos. Así lo revela una encuesta de REFORMA a mil electores en la entidad. Los dos punteros gozan de buenos niveles de reconocimiento de nombre. No obstante, Estefan cuenta con una imagen positiva entre los entrevistados, en contraste con el candidato del tricolor que recibe más opiniones negativas que positivas. Por su parte, el aspirante de MORENA, Salomón Jara, no es conocido por el 58 por ciento de la población, pero aun así logra posicionarse en terce…