Ir al contenido principal

Las columnas políticas, hoy 26 de septiembre de 2017

Hoy se cumplen tres años de la desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa. 
¿Qué pasó esa negra noche del viernes 26 de septiembre de 2014?
¡Fueron asesinados impunemente estudiantes por fuerzas policiacas coludidas con el crimen organizado sin que ninguna autoridad hiciera nada!
La PGR informó que ya ha agotado 7 de las 11 líneas de investigación que estaban pendientes y que fueron planteadas por familiares de las víctimas y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. (CIDH).

A tres años de los trágicos y condenables hechos, se informa lo siguiente:
La PGR se ha enfocado en agotar todas las líneas de investigación que han resultado necesarias, entre las que en encuentran aquellas planteadas por los familiares de las víctimas, las indicadas en su momento por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la CIDH, así como las relacionadas con las observaciones de la CNDH.
De las recomendaciones y peticiones (973) que hiciera en su momento el GIEI, puede afirmarse que se han atendido casi en su totalidad.
En todo momento se ha obrado con objetividad en este caso, cuya investigación constituye la más amplia realizada en época alguna por la PGR. Los más de 500 tomos del expediente así lo confirman.
Hay más de 120 personas bajo proceso judicial como resultado del trabajo de investigación en torno al caso. 71 de ellas están acusadas del secuestro de los 43 jóvenes estudiantes. Si bien no se cuenta aún con sentencias, ello se debe principalmente a dos razones sustantivas: 1) los procesados han estado agotando toda clase de recursos legales en contra de las decisiones judiciales que se van emitiendo; y, 2) no es legalmente posible cerrar la instrucción de esos procesos mientras continúen ofreciendo pruebas. 
La PGR, no obstante, continúa desplegando sus mayores esfuerzos para que los procesos judiciales avancen de la manera más expedita posible.
En atención a las líneas de investigación planteadas por los familiares de las víctimas directas y sus representantes, se han venido dilucidando aspectos centrales de los hechos, siguiendo un cronograma de once puntos entregado en su momento a la CIDH y notificado a la representación de las víctimas.
De los once puntos o temas de referencia, a la fecha se ha dado cumplimiento a los siguientes:
1.    La situación específica de elementos policiacos municipales que han pedido se proceda contra ellos.
2.    Lo relativo al denominado quinto autobús.
3.    Lo concerniente a la telefonía de los estudiantes desaparecidos.
4.    Los detalles sobre la operación que tuvo la noche de los hechos el C4 de Iguala.
5.    El esclarecimiento sobre la identidad de personajes que era imperativo aclarar (El Caminante y El Patrón),
6.    La definición sobre la existencia o no de responsabilidades de elementos policiacos estatales y federales.
7.    La obtención de información mediante una solicitud de asistencia jurídica internacional al Gobierno de lEU, sobre el trasiego de drogas de Guerrero a la ciudad de Chicago, por parte del grupo delictivo Guerreros Unidos.

En este proceso de atención al caso, la búsqueda de los estudiantes desaparecidos, que es parte fundamental de las acciones en marcha, como lo contemplan las medidas cautelares de la CIDH, se emprendió con múltiples acciones, en terreno, en instituciones y con uso de tecnología avanzada (Lidar). 
Actualmente se examinan las imágenes obtenidas en una extensión de 60 kilómetros cuadrados de un área sugerida por la representación de las víctimas, para enseguida proceder a revisar directamente los lugares considerados, por sus características, como de ubicación probable de fosas clandestinas. Este es el ejercicio con empleo de esa tecnología.
Toda la información sobre avances y resultados se han hecho del conocimiento de los familiares en las reuniones que periódicamente se sostienen con ellos y sus representantes.
Comunicado 1302/2017./ Comunicado conjunto: PGR, SRE y Segob.
#
Firman decreto para reconstruir la CDMX
Miguel Ángel Mancera, firmó esta mañana el decretó para la creación del Plan de Reconstrucción, Recuperación y Transformación de la Ciudad de México. El documento, que entra en vigor mañana, contempla la creación de una Comisión que permitirá asegurar la aplicación correcta de los planes de manera transparente.
El decreto incluye créditos para mejorar viviendas.
#
 La dueña del Colegio Rébsamen - Mónica García Villegas.-, fue denunciada desde febrero pasado por supuestamente haber empleado documentos falsos para construir un departamento sobre el colegio. La acusación fue presentada por el Instituto de Verificación Administrativa (Invea) y quedó registrada bajo el número de carpeta de investigación CI-FEDAPUR/A/UI-C/D/111/02-2017.
El quid es que la investigación había sido congelada..., y se reabre ahora que ocurrieron los hechos lamentables donde murieron con 26 muertos.
La escuela tenía una antigüedad de 34 años y se han documentado fallas estructurales en la construcción.
Ahora, García Villegas está en calidad de imputada,...
De acuerdo con las investigaciones, la boleta que presentó la directora fue en copia fotostática y a partir de ello construyó un departamento sobre el colegio, donde incluso había un jacuzzi, roof garden y tina de baño.
Claudia Sheinbaum, delegada en Tlalpan, dará una conferencia hoy para dar a conocer los permisos relacionados con esta construcción.
Veremos que dice....
Esa es la propiedad que dijeron era del Cardenal Norberto Rivera Carrera..
#
@fredalvarez
Nuestros políticos no se quieren ver rebasados por la sociedad civil por eso mañana propondrán una serie de iniciativas; muchas ocurrencias
21:39 - 25 sept. 2017
Cuidado con la privatización de la política ...a manos de quien podría quedar la política? 
De que habrá dinero, habrá nadie lo dude!
21:19 - 25 sept. 2017
#
Las columnas políticas, hoy 26 de septiembre de 2017
Templo Mayor/ Reforma
ANTE el reclamo ciudadano para que cedieran sus millonarias prerrogativas a los damnificados, los partidos políticos actuaron rápido... como si de verdad les importara el respetable público.
SIN EMBARGO, hay quienes dicen que aquí hay gato partidista encerrado.
DE ENTRADA porque el PRI estaría haciendo una carambola de tres bandas: renunciar al subsidio público para engordar la bolsa del Fonden y así el gobierno podría verse generoso reconstruyendo las zonas afectadas antes de las próximas elecciones, con el consiguiente beneficio para sus candidatos.
Y, POR EL OTRO LADO, el trancazo en cuestión de recursos sería durísimo para Morena, pues no es lo mismo quitarle unos millones a un partido que recibe miles que a uno que recién obtuvo su registro.
TODO ESO, claro, sin contar con que los tricolores tienen muuuchas más fuentes de financiamiento, tanto público como privado... ¡o ilícito!
¿POR QUIÉN doblan las campanas? Están doblando por la propia Iglesia Católica, pues parece haberse quedado muda ante la tragedia que dejó el sismo en la Ciudad de México.
SI BIEN Norberto Rivera se dio su vueltecita por los lugares siniestrados, a diferencia de otras emergencias, esta vez se ha visto muy poca presencia, ya no se diga protagonismo, por parte de la Arquidiócesis metropolitana en lo que se refiere a la atención a víctimas.
HAY quienes dicen que el pecado de la jerarquía católica es de omisión, pues andan en un limbo en el que el cardenal no acaba de irse y el Papa sigue sin nombrar a su relevo. ¡Amén!
SI ALGUIEN ve por ahí al doctor Eduardo Arroyo, por favor avísenle que la institución que dirige, el Hospital Psiquiátrico Infantil, resultó dañado por el sismo.
DE HECHO, los especialistas están teniendo que dar consultas en el patio, debido a que tuvieron que desalojar uno de los edificios.
SEGÚN CUENTAN el funcionario no está al mando porque se fue de vacaciones el 20 de septiembre, un día después del terremoto. ¡Ni modo de perder los boletos!
Y LOS QUE ya sacaron las uñas son los diputados de la ALDF. Todavía ni siquiera se constituye el fondo de emergencia y ya le están pidiendo al secretario de Finanzas de CDMX, Edgar Amador, que les diga de cuánto va a ser el cheque para presumirlo en sus distritos y delegaciones.
A VER si no se los acaban antes de que lleguen... ¡a los damnificados!
#
Bajo Reserva/ El Universal
19-S tambalea a los tapados del PRI
El terremoto del 19 de septiembre también hizo tambalear el tablero político. Nos hacen ver que en especial el PRI tiene un problema. Los cuatro destapados por el coordinador de los senadores en el PRI, Emilio Gamboa, están inmersos en los trabajos del gobierno federal para atender la emergencia y la reconstrucción. Con miles de escuelas por revisar y al menos 400 que reconstruir en un periodo de 9 meses, un escenario de salida del cargo de la SEP de Aurelio Nuño se ve complicado. No menos problemático es el escenario de que el hombre encargado de proporcionar los recursos y hacer los ajustes presupuestales, el secretario de Hacienda, José Antonio Meade, se baje del barco. Muy difícil se ve también que quien es uno de los hombres que coordina una buena parte de los esfuerzos nacionales frente al desastre, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, cambie la secretaría por la candidatura. Y ni qué decir del responsable nacional de la salud, el doctor José Narro. El plazo entre la tragedia y una eventual salida del gabinete de alguno de los cuatro destapados a finales de noviembre se observa muy corto. En el PAN y Morena, el caso es distinto, pues sus aspirantes más aventajados no tienen cargos públicos. Margarita Zavala, Ricardo Anaya y Rafael Moreno Valle pueden asumir la candidatura presidencial sin problema, y Andrés Manuel López Obrador, extraoficialmente es ya el candidato presidencial de Morena. El PRI tomará la decisión de designar a uno de los 4 destapados, o volverán al juego algunos secretarios que ya no estaban en el tablero como Enrique de la Madrid, José Calzada o Eruviel Ávila.
La grieta crece en el PAN
Con la atención puesta en la emergencia, ha pasado inadvertida la división en la bancada del PAN en el Senado, que dirige Fernando Herrera. Los llamados senadores “rebeldes” ya no son cinco ni seis, sino que ahora nos aseguran que ya suman una docena. Comentan que el bando del senador Ernesto Cordero sigue en crecimiento. Aseguran que el grupo “rebelde” se integra, además de Cordero, por los senadores Roberto Gil, Luisa María Calderón, Juan Fernández, Mariana Gómez, Jorge Luis Lavalle, Javier Lozano, José María Martínez, Octavio Pedroza, Jesús Santana, Fernando Torres y Salvador Vega. Y aseguran que la grieta seguirá creciendo.
Ochoa Reza no estaba en agenda del INE
Muy agitados andan los políticos ante el 19-S, que hasta se les patinan las agendas. El líder del PRI, Enrique Ochoa Reza, se quejó de que el consejero presidente del Instituto Nacional Electoral, Lorenzo Córdova, no lo haya recibido este lunes. Nos cuentan que don Lorenzo andaba en el homenaje que la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo ofreció post mortem al maestro Arnaldo Córdova, egresado del Colegio Primitivo y Nacional de San Nicolás de Hidalgo y de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de esa casa de estudios. Y, por supuesto, la invitación llegó hace meses a las manos del jefe del INE, quien viajó a tierras michoacanas con recursos de sus bolsillos. Desde el instituto, nos comentan, no había en agenda ninguna reunión con algún dirigente del partido ni solicitud alguna. ¡Enterados!
Videgaray, en primera fila
En otros terrenos de la política, nos cuentan que las bancadas en el Senado salieron del shock ocasionado por el sismo del 19-S. De entrada, la Junta de Coordinación Política, que encabeza la priísta Ana Lilia Herrera, acordó que el primero en comparecer, como parte de la glosa del 5to Informe de Gobierno, será el canciller Luis Videgaray, seguido del secretario de Gobernación, Miguel Osorio Chong. Posteriormente, acudirán el de Economía, Ildefonso Guajardo, y el titular de Desarrollo Social, Luis Miranda. Nos cuentan que sólo están a la espera de cuadrar las fechas de las comparecencias y que los funcionarios rindan cuentas ante los senadores. Como recordará el año pasado, Osorio Chong fue el único secretario que no compareció, primero porque el Senado pospuso la cita en dos ocasiones y, luego, pues simplemente ya no hubo tiempo.
#
LA RUTA DESPUÉS DEL SISMO / Editorial El Universal
Este martes se cumplen siete días del sismo que causó graves daños en Morelos, Puebla y Ciudad de México. Las tareas de rescate poco a poco darán paso a otras fases más largas e igual de importantes: remoción de escombros y reconstrucción. Bien se advertía a uno o dos días de la tragedia, cuando se llegó a decir que en ese momento no hacían falta víveres: “Esto no se termina en unos días y la ayuda se seguirá requiriendo en los próximos meses”.
Para el futuro son muchos los aspectos a considerar, además de la reconstrucción.
-La seguridad es uno de ellos. En estos momentos la revisión de inmuebles dañados, tanto de viviendas como escuelas u otro inmueble público, es prioritario. El retorno a hogares y aulas debe darse en un entorno de seguridad y transparencia debidamente verificadas. La correcta realización de estas acciones permitirán también conocer la cifra exacta de personas que perdieron su hogar.
-En materia de apoyos la ruta que tiene que predominar es la de la ayuda desinteresada —sin condiciones— por parte de autoridades y gobiernos, así como de partidos. No se trata de que estos últimos entren en una especie de competencia por ser los que más dinero aporten a la reconstrucción. Los recursos, no hay que olvidar, provienen de los bolsillos de los ciudadanos. Empresarios se han comprometido a hacer aportaciones, pero aún faltan las grandes constructoras que han obtenido cuantiosos beneficios de la obra pública.
-La aplicación de la ley serán fundamental, pues poco a poco van saliendo historias de sobrevivientes, de manera principal en la Ciudad de México, que denuncian que el edificio que habitaban estaba prácticamente recién construido. El reglamento de la capital se modifica de manera constante desde 1985. Las inmobiliarias tienen que dar la cara ante señalamientos puntuales y, de ser necesario, asumir responsabilidades. Por extensión, las autoridades también deben ser investigadas, por contubernio explícito o al menos por omisión. ¿De qué sirve tener una normatividad estricta si por medio de corrupción se puede incumplir sin sanción alguna?
-La participación ciudadana mostró su músculo y tiene que mantenerse. De acuerdo con una encuesta que hoy publica EL UNIVERSAL, 92% consideró “bueno” y “muy bueno” el desempeño de los ciudadanos después del sismo, pero apenas 50% dijo que el desempeño de las autoridades fue “bueno” y “muy bueno”. La actual generación de jóvenes, que muchos consideraban apática, mostró capacidad de reacción, que debe durar para la ayuda futura.
Como hace 32 años, el sismo de este 2017 marcará un antes y un después.
#
Trascendió/Milenio
Que el desalojo del edificio H en el Palacio de San Lázaro, declarado inhabitable por su inclinación tras el terremoto del martes pasado, deja entre los afectados a los líderes parlamentarios del PRI, César Camacho; del PAN, Marko Cortés, y del PVEM, Jesús Sesma, quienes ocupan oficinas en distintos niveles del inmueble.
Incluso, en la planta baja, el grupo parlamentario del tricolor había remodelado recientemente los espacios para alojar a sus vicecoordinadores.
Por cierto, el pleno de la Cámara de Diputados celebrará este martes una sesión solemne en honor a las víctimas de los sismos, justo al reiniciar sus actividades en el recinto parlamentario.
Que aunque aplauden a su líder nacional, Enrique Ochoa, hay priistas que recuerdan que desde enero pasado fue el gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval, quien presentó una iniciativa de ley para que se suprimiera el financiamiento público a los partidos en años sin proceso electoral y ese recurso se destinara al fondo de contingencia con el que se entrega apoyo social a población vulnerable.
En marzo pidió que se discutiera el tema a escala nacional y en junio, el Congreso de aquel estado aprobó una propuesta híbrida entre la iniciativa del gobernador y la del diputado independiente Pedro Kumamoto en cuanto al reparto del presupuesto.
Que el presidente Enrique Peña Nieto continuará con sus visitas a los estados afectados por los sismos y dará a conocer, antes de que concluya esta semana, los montos que serán entregados a los afectados de Oaxaca, que gobierna Alejandro Murat, y Chiapas, a cargo de Manuel Velasco, para ser cobrados vía monederos electrónicos implementados en coordinación con las autoridades estatales.
Que la oposición en el Senado acusó ayer que la tragedia con el sismo del 19 de septiembre es utilizada en algunos estados para placear candidatos, como en Puebla, donde según Miguel Barbosa, se nombró a Juan Carlos Lastiri, actual subsecretario de la Sedatu, como responsable de la organización de la reconstrucción en esa entidad.
 “¡Qué poca madre de cabrones!”, expresó el legislador del bloque PT-Morena, que tiene en su poder fotografías con el nombre del funcionario en bardas donde se promociona.
#
Frentes Políticos/Excelsior
I.¿Mesura o codicia? Ciro Murayama y Jaime Rivera, consejeros del INE, pidieron a los partidos no poner en riesgo la democracia y las campañas por renunciar a sus prerrogativas para que ese dinero se entregue a la reconstrucción de los lugares dañados por los sismos. Murayama insistió en que ya no hay tiempo para reformar la ley, y que no es momento de “improvisaciones”. Dijo que la emergencia por los sismos debería de dar lugar a reflexiones, pues si no hay financiamiento público, quiere decir que será con dinero privado y en una economía como la nuestra tiene problemas secundarios, como privatizar las campañas. Jaime Rivera aseguró que lo peor que le puede pasar a México es que “tengamos un daño a nuestra institucionalidad democrática”. ¿Se habrán dado cuenta del hastío social?
II.Loable. El PRI y Encuentro Social renunciaron a los financiamientos del INE para la reconstrucción de las zonas afectadas tras los sismos. Enrique Ochoa, líder nacional del tricolor, formalizó ante el Instituto Nacional Electoral la renuncia a 258 millones de pesos del financiamiento para lo que resta de 2017, es decir, de las prerrogativas que le correspondían. Invitó a los demás partidos a adherirse. Si  renuncian a los recursos públicos que recibirán por el resto de este año, se podría reunir más dinero en favor de los afectados. Nada mal, ¿verdad? Y que quede claro, no se trata de sacar beneficios políticos. ¿Cuántos institutos políticos dejarán su financiamiento en favor del país?
III.La misma historia. Bernardo Ortega Jiménez, expresidente de la Comisión de Gobierno del Congreso en Guerrero, demandó a la dirigencia nacional de su partido, el PRD, que no permita que una sola corriente política se adjudique la mayoría de las candidaturas para el Congreso de la Unión. Ortega pidió que se privilegie los mejores cuadros, para tener éxito en 2018. Además,  consideró como legítimo el reclamo que hizo el diputado local con licencia, Sebastián de la Rosa, por su aspiración a la Secretaría General del CEN del PRD. Que ninguna corriente quiera llevárselo todo. De la Rosa aseguró que no aceptarán candidaturas de consolación. En el PRD siempre están como perros y gatos por las candidaturas. Ni hablar.
IV.Tranquilidad laboral. Una buena noticia para los trabajadores del IMSS es la decisión que han tomado el director general, Mikel Arriola, y el secretario general del Sindicato, Manuel Vallejo, quienes acordaron difundir vía redes sociales los dictámenes para generar mayor confianza a los pacientes y trabajadores sobre la seguridad de los inmuebles. Tras reunirse, acordaron que llegue a todos la información de los peritos expertos sobre los dictámenes de seguridad en hospitalales y  edificios administrativos. A partir de hoy, se colocarán en un micrositio en la página del IMSS los dictámenes de los expertos  respecto de la seguridad de aquellos inmuebles que hubieren sufrido daños tras el sismo. La seguridad laboral es primero y eso lo tienen claro en el IMSS.
V.Ayuda de verdad. Ernesto Cordero, presidente del Senado, respaldó la propuesta del historiador Enrique Krauze de convocar a los políticos y empresas a adoptar una comunidad afectada por el sismo, para ayudar a su reconstrucción. “Me parece muy loable, me parece una propuesta que propone una solución a los afectados por los sismos”, dijo. Cordero recordó que el Senado generará un fondo de construcción de vivienda con 50 millones de pesos. “Habrá que diseñar el fideicomiso para que lo podamos llevar de la mejor manera”, comentó. Ayudar a las familias que más lo necesitan es tarea de todos. Krauze exhortó a integrar una Comisión de Reconstrucción para los afectados por el sismo. Que nadie se eche para atrás.
#
Riesgos de renunciar a prerrogativas
 Confidencial /El Financiero
Mientras los dirigentes partidistas anuncian con bombo y platillos iniciativas, propuestas y porcentajes que destinarán de sus prerrogativas a los damnificados por los sismos, hay voces que advierten del riesgo que ello conlleva, pues abre la vía a que poderes fácticos, como el crimen organizado, financien las campañas. Es el caso del senador Alejandro Encinas, quien alertó sobre este posible escenario, y de la activista María Elena Morera, quien tuiteó: “¿Con qué dinero van a financiar a partidos? Se ponen a la venta al crimen organizado o a privados. ¡Mejor, menos dinero, más fiscalizado!”
¿Y la aportación del INE?
Mientras los consejeros del INE reconocen que los partidos tienen derecho a renunciar a sus prerrogativas para que los recursos se redirijan a damnificados de los sismos, las propias fuerzas políticas cuestionaron por qué los consejeros, incluido el presidente Lorenzo Córdova, no han dicho ni pío. La pregunta es si el propio Instituto está o no dispuesto a otorgar algún porcentaje de los 18 mil 226.4 millones de pesos que proyecta para su operatividad el año próximo.
Y sigue la subasta…
Como si se tratara de una carrera por ver quién propone el mayor recorte para apoyar en la reconstrucción tras los sismos, Morena insiste en no quedarse atrás y su bancada en la Cámara de Diputados propuso ajustes y recortes en el gasto público federal del 2018, por un monto de ¡302 mil millones de pesos! Su planteamiento de “austeridad republicana” incluye puntos que ya han sido considerados como inviables, como eliminar el fideicomiso para el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. El punto es quedar bien, ¿o no? 
Diputados adelantan maletas
Aunque aclararon que no fue producto de los recientes sismos, sino por un pronunciado hundimiento hecho con el paso del tiempo, el Edificio H de la Cámara de Diputados quedará cerrado como medida de prevención. Se trata de uno de los principales centros de operación, porque ahí están las oficinas del PRI, PAN y PVEM. Y debido a que serán reubicados y no hay espacios, algunos legisladores ya adelantan maletas, pues dicen que la reparación podría tardar hasta el final de la Legislatura, en agosto del año próximo. Al cabo que a partir de diciembre ¡todos se irán a campañas!
El balón, en la cancha de Sheinbaum
Ayer el secretario de Educación, Aurelio Nuño, lo dijo claro: la SEP no tiene facultades para revisar que las escuelas privadas cuenten con las condiciones estructurales necesarias para operar. Lo único que puede hacer es verificar que tengan todos los documentos para otorgarle los permisos. Todo parece indicar que ahora la responsabilidad es de la delegada morenista de Tlalpan y virtual candidata de ese partido a la Jefatura de Gobierno, Claudia Sheinbaum, y de los papeles que la delegación le otorgó al Colegio Enrique Rébsamen. Aunque la responsable de la demarcación ya dijo que todo estaba en orden. ¿Quién será el responsable en el caso?
#
¿Será?/24 Horas
Piden transparentar daños ¿Será?
Con el objetivo de preservar la seguridad de los trabajadores del sector público, nos cuentan que los comisionados del Inai llamarán esta misma semana a que las distintas dependencias relacionadas con el gobierno transparenten tanto los dictámenes estructurales de sus instalaciones como los recursos y los tiempos que necesitarán para la reparación de los daños ocasionados por los sismos. No importa la plataforma, aseguran, el tema es que se haga pública a como dé lugar esa información. El mencionado organismo pretende con estas acciones contribuir a llevar al mínimo los riesgos de una nueva tragedia y, sobre todo, desaparecer de una vez por todas la ya famosa historia de “ahogado el niño, se tapa el pozo”. ¿Será? 
 ¿Y dónde está Sandoval?
Lo que sí es un hecho es que al ex gobernador de Nayarit, Roberto Sandoval Castañeda, nadie lo ha visto en los últimos días, después de que dejó el cargo al actual mandatario Antonio Echevarría…, pero en esta escasa semana comenzaron a surgir rumores, allá por su tierra, de que es muy probable que haya dejado el país en un jet privado con rumbo a Sudamérica, específicamente a Perú. Y, lo que dicen, puede no tratarse de un simple viaje, sino de una posible huida, precisamente después de que asesinaron a su sobrino, Hugo Ismael Sánchez, quien encabezaba una asociación fantasma que había hecho transacciones millonarias. ¿Será?
Los obligan a volver
Pese a que el inmueble de Citibanamex, ubicado en Moras 850, colonia Acacias, mostró serios daños tras el sismo del 19 de septiembre pasado, los cuatro mil empleados que laboran ahí han sido obligados a ingresar a dicho lugar sin que el banco presente un peritaje acreditado por un DRO, como lo establece la norma. Incluso, denunciaron trabajadores, el mismo día de la tragedia tres empleados fueron obligados a entrar al inmueble por cuatro angustiosas horas para hacer el cierre de ese fatídico martes. ¿Será?
 Animales desamparados
Entre los afectados en la Ciudad de México por el sismo de la semana pasada están más de cien ejemplares de animales que se extraviaron o fueron rescatados de entre los escombros, mismos que en la actualidad deberían estar bajo resguardo de la Agencia de Atención Animal capitalina, la cual sería la encargada de dictaminar las políticas de apoyo a estos peculiares damnificados. No obstante, nos aseguran, a pesar de estar lista para su instalación, la nueva agencia no ha entrado en funciones por la falta de designación de su titular; por lo que organizaciones civiles -como Derecho Sin Fronteras, Sea Shepherd y Greenpeace- insistirán para finiquitar dicho nombramiento, el cual, como se mencionó en este espacio, podría recaer en el médico veterinario de la UNAM, Carlos Esquivel Lacroix. ¿Será? 
#
KIOSKO /Corresponsales de El Universal
Negocios… ¿entre gobiernos panistas?
Nos cuentan que el ex gobernador panista de Guanajuato y actual síndico en el Ayuntamiento de León, Carlos Medina Plascencia, sabe sacarle provecho a sus relaciones políticas porque logró colocar en el gobierno municipal de Aguascalientes —a través de la empresa VENS Consultores, la cual representa legalmente— el Sistema de Información de Seguridad Pública para Estados y Municipios (SISPEM), plataforma digital que busca eficientar la integración de una base de datos de personas detenidas. Por el derecho de uso y asesoría, nos dicen, a don Carlos le pagaron alrededor de 2 millones de pesos e incluso ayer viajó a tierra hidrocálida para presenciar el acto con el que se puso en marcha el SISPEM. La ceremonia fue encabezada por la alcaldesa panista Teresa Jiménez y, nos comentan, el mayor gesto de aprobación corrió a cargo del gobernador Martín Orozco Sandoval, quien señaló que en la entidad ese sistema será reforzado con la próxima implementación del C5.
El Bronco apuesta por la religión
En vísperas electorales y a sabiendas del desgaste que ha sufrido en Nuevo León el concepto “independiente”, nos platican, el gobernador Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco, pretende renunciar a su mote y a las expresiones que le ayudaron a ganar los comicios en 2015. Ahora, nos comparten, don Jaime modera sus ataques a la “partidocracia” e intenta ser políticamente correcto cada vez que habla en público, para ello envía mensajes religiosos, destacando la importancia de la fe a fin de vencer la violencia y pide respetar a la naturaleza. Religión y ecología, nos cuentan, se convierten en temas atractivos en momentos cruciales para México. ¿Le funcionará la nueva estrategia?
Falta coordinación de Chiapas con el gobierno federal
La semana pasada, la Secretaría de Protección Civil de Chiapas, a cargo de Luis Manuel García, mostró su falta de coordinación con las dependencias federales, porque se difundieron tres cifras distintas sobre las viviendas afectadas tras el sismo del pasado 7 de septiembre. El martes, nos comentan, la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) anunció que, con 96% del censo, se habían detectado más de 8 mil casas dañadas en su totalidad. Sin embargo, ese mismo día, el organismo local señaló que se trataban de 22 mil 340, y cinco días después el número de viviendas que ofreció don Luis, con datos de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), había disminuido a 16 mil 796. Ello, nos aseguran, pone en entredicho para la ciudadanía la efectividad con que avanzará la reconstrucción en la entidad.
Edil de Chihuahua usa la tragedia
En Chihuahua, nos platican, la alcaldesa panista de esa ciudad, María Eugenia Campos, se montó en la tragedia del 19 se septiembre para obtener reflectores con miras a su reelección. Así, mientras el DIF estatal concentró los víveres para enviarlos al mismo tiempo a la CDMX y reducir costos, doña Maru prefirió mandar la ayuda por separado. El convoy, nos cuentan, se integró por 15 patrullas, las cuales tuvieron que llenar sus tanques, encareciendo el traslado. Eso sí las fotos de los vehículos fueron presumidas en redes sociales. La funcionaria, nos dicen, no dudó en llevar agua a su molino.
#
HISTORIAS DE REPORTERO /Carlos Loret de Mola
El Universal
Milenials 2018
¿Se mantendrán fuera de la arena partidista? ¿Regresarán a lo suyo pasado el vendaval? Nadie lo sabe. Lo que es un hecho es que los gobernantes tienen enfrente a una sociedad exigente, vigilante y hasta desafiante.
La tragedia que vino con los sismos de este mes produjo también una respuesta social potente, espontánea, sin mediaciones y sin reservas.
Miles y miles de jóvenes se movilizaron de inmediato. No sólo en la Ciudad de México, donde en cuestión de minutos había manos para ayudar en todos los lugares en los que hubo derrumbes. En el resto del país las iniciativas para llevar ayuda a los afectados del 7 de septiembre en Chiapas y Oaxaca se intensificó y adaptó a lo que exigía el terremoto del día 19.
Muchos viajaron para ayudar en la emergencia. Muchos más se organizaron para el traslado de víveres, herramientas, lonas, catres, lo que hiciera falta. Y, en medio de la profunda desconfianza al gobierno, se convirtieron también en vigilantes de que esa ayuda no cayera en manos equivocadas o interesadas.
Es verdad que no sólo los jóvenes respondieron. Hubo y sigue habiendo estos días acciones de solidaridad de todos los sectores, estratos y edades, pero lo de los jóvenes, lo de los milenials (o milénicos, como también se propone llamarles en castellano) ha rebasado todas las expectativas.
Conmovieron a todo el país imágenes como las de los rescatistas improvisados trabajando con los de las fuerzas armadas y organizaciones especializadas, los puños en alto que pedían silencio en busca de vida, los gestos de respeto a los caídos en los lugares de desastre, el flujo incesante de personas acarreando ayuda a pie, en bicicletas, en motos, en vehículos.
Historias como la del milénico michoacano que recogía escombros desde su silla de ruedas, el soldado quebrado en llanto tras rescatar los cuerpos de una madre y su hija. Y tantas más.
La sociedad estaba desenamorada de sí misma. La violencia, la inseguridad, la corrupción hicieron mella. Pero la emergencia hizo que de nuevo los ciudadanos se reconocieran, se unieran y respondieran dejando asombrado al mundo entero. Y se reflejaran profundamente en la bandera, el himno y hasta las canciones populares.
Ahora viene una etapa más compleja: la de las soluciones permanentes, la reconstrucción, la búsqueda de responsabilidades donde las hubo. Los gobiernos de todos los niveles y todos los colores tienen un reto enorme para cumplir con lo que les toca.
Es demasiado temprano para avizorar en qué culminará esta impresionante movilización de los jóvenes de una generación que era tildada de egocentrista y absorbida por la autovaloración tecnológica. ¿Surgirá una, muchas organizaciones políticas? ¿Se mantendrán fuera de la arena partidista? ¿Le entrarán con carácter de independientes? ¿Regresarán a lo suyo pasado el vendaval? Nadie lo sabe a estas alturas. Lo que es un hecho es que los gobernantes tienen enfrente a una sociedad que si bien es solidaria y desinteresada, hoy más que nunca será exigente, vigilante y hasta desafiante. Ha descubierto su propio poder.
#
Políticos damnificados por el sismo/Martha Anaya
El Heraldo...
El sismo se ha llevado entre las patas no sólo a los partidos en general, sino a políticos con nombre y apellido
En el medio político ya son varios los afectados por el sismo del 19.
El caso de la escuela Rébsamen y el “rescate” de la inexistente niña Frida Sofía, se llevó entre las patas al almirante José Luis Vergara,  Oficial Mayor de la Armada; y al secretario de Educación, Aurelio Nuño, quien no sólo participó del enredo sino que permaneció todo el día en la escuela en busca de la foto.
Otro de los damnificados es el ex jefe de Gobierno Marcelo Ebrard, a quien se le apareció otra vez el fantasma de la Línea 12 del Metro, tras detectarse fallas luego del sismo.
Quien tampoco ha quedado nada bien es el presidente del INE, Lorenzo Córdova. Ante la propuesta de Andrés Manuel López Obrador de apoyar a los damnificados del sismo con dinero del financiamientos para los partidos, salió con que era ilegal; pero en cuanto el presidente del PRI Enrique Ochoa propuso algo semejante, le halló la cuadratura al círculo.
Graco Ramírez, gobernador de Morelos, ha sido vapuleado bien y bonito –con razón o sin ella- por “acaparar” víveres donados para los damnificados, imponiendo al DIF como única vía de acceso a la ayuda, según denunció el obispo de Cuernavaca, Ramón Castro y Castro.
En una tablita están el jefe de Gobierno de la CDMX, Migue Ángel Mancera (lo salvó el encontrarse en el C5 a la hora del sismo), y los delegados en Tlalpan, Cuauhtémoc, Benito Juárez y Xochimilco –así como sus antecesores-, ante la irritación de sus gobernados por ser cabezas de las zonas más afectadas.
Y esto es apenas el principio.
¿Y EL DR DEL HOSPITAL PSIQUIÁTRICO?- Resulta que el director del Hospital Psiquiátrico Infantil de la secretaría de Salud, el doctor Eduardo Arroyo García, se fue de vacaciones al día siguiente del sismo.
Así tal cual. En plena emergencia, cuando hay urgencia para dar asistencia psicológica a niños y adolescentes impactados por el sismo (y vaya que la demanda aumentó estos días).
Vaya, ni siquiera la importó que uno de los edificios del nosocomio resultara con graves daños estructurales y que los psicólogos deban atender en el patio a los pacientes o compartir consultorios con otros colegas.
EL CANDIL DE LA CÁMARA.- El insigne e inmenso candil que colgaba de lo alto del salón de sesiones de San Lázaro, fue retirado ayer ante el peligro que representaba.
Según la revisión que hicieron los peritos luego del sismo del 19, la estructura del candil requería reforzarse debido a su peso (aproximadamente 18 toneladas) y debían sujetarse las 619 piezas de las diferentes secciones (de uno 30 kilogramos cada pieza)
Cosa que podía hacerse, ciertamente, pero difícilmente podría controlarse su movimiento y el choque de las hojas filosas en otro sismo. Así que, con base en un dictamen de Protección Civil, optaron por retirarlo.
GEMAS: Roberto Borge está en huelga de hambre en Panamá.
 #
Matar con 140 caracteres/ Raymundo Riva Palacio
Estrictamente Personal
El Financiero
La desconfianza con las instituciones ha tenido un alto costo. La forma como el gobierno de Morelos detuvo torpemente la ayuda ciudadana para las víctimas del sismo del 19 de septiembre, incendió, con justa razón, las redes sociales. La crítica fue directa contra el responsable político del atropello, el gobernador Graco Ramírez, a quien acusaron de lucrar con los víveres lo que detonó el repudio que se fue ampliando como un tsunami digital que, horas después de iniciado, detuvo la ayuda ciudadana en la Ciudad de México. La contaminación morelense paró en seco las donaciones y dejó de llegar ayuda a los centros de acopio, al comparar a todos los gobernantes con Ramírez. En las zonas más pobres del oriente de la capital se agudizó la crisis, pero continuaban sacando a sus muertos de entre los escombros.
Xochimilco, una de las zonas más afectadas, fue un caso paradigmático. Cuatro comunidades a las que partió la onda sísmica del martes, prácticamente fueron abandonadas. San Gregorio Atlapulco, Santa Cruz Acalpixtla, San Marcos y Santa María Nativitas, tuvieron atención los primeros días del sismo, pero después vino el olvido. En lo alto de los cerros, otras comunidades quedaron aún peor, porque la poca ayuda que alcanzó a llegar el viernes, no fue posible transportarla hacia ellos. La atención se concentró en los grandes núcleos urbanos de la capital, los segmentos de clases medias, perfectamente urbanizados, de fácil acceso y foco de atención mediática. En la zona xochimilca, de origen prehispánico, pobre y marginada, la ciudadanía pasó la factura política a los más pobres.
Un hecho, el que la policía de Morelos detuviera el viernes los camiones de ayuda que salían de los centros de acopio, galvanizó la desconfianza ciudadana en los políticos y las instituciones. No fue un invento o producto de la maledicencia de quienes tomaron Facebook y Twitter como sus armas. Existen experiencias claras desde 1985, que ayuda para necesitados, varias veces jamás llega a su destino. Ha habido casos en el pasado donde se descubre que ropa, casas de campaña y alimento para víctimas de un siniestro, terminaron en venta de garaje de autoridades ladronas. Ha habido otros donde la desorganización en el manejo de la ayuda y la ineficiente logística, dejó por años donaciones para inundaciones o sismos sin ser entregadas. En ocasiones más frecuentes de las que uno quisiera ver, se detiene la distribución para que el gobernante en turno y su gabinete, se tomen fotografías junto a la ayuda y sean ellos quienes la repartan. No importan las necesidades urgentes, sino transmitir que las están atendiendo.
Estas imágenes en la mente colectiva crean condiciones para que, además de los hechos objetivos y las denuncias factuales, corran todo tipo de versiones. Dos organizaciones, Horizontal, que es un colectivo multidisciplinario dirigido por dos periodistas, y Bicitekas, que además de organizar paseos en bicicleta por la capital busca influir en las políticas públicas sobre movilidad y medio ambiente, lanzaron en las redes sociales #Verificado19S, mediante el cual intentan contrarrestar con información real la falsa y los rumores que corren con impunidad por el mundo virtual, generando desinformación y contrainformación. Los rumores, aquellos de personas bien intencionadas que responden a emociones sin corroborar la veracidad de lo que difunden, y de los que impulsan intereses políticos o incuban rencores, desestabilizan, desvían la atención, agotan y obstaculizan la respuesta rápida en momentos de crisis. La mezcla de verdades y mentiras, desatadas por la acción del gobierno de Ramírez en Morelos, inyectó combustible a una sociedad empapada de ansiedad y temor frente a lo incierto de la naturaleza y a su certidumbre de que todo lo oficial apesta, es corrupto y, por definición, hay que rechazarlo.
La realidad no es maniquea. La vida no se mueve únicamente entre extremos, donde uno es bueno y el otro es malo, o blanco o negro. “La polarización de la sociedad con medios que la alimentan, sólo crea más polarización”, dijo Sudeep Reddy, director editorial del respetado portal estadounidense Político, en una conferencia en el Texas Tribune Festival, en Austin. “Estar bajo el ataque de los extremistas es muy difícil de enfrentar. Son ataques retóricos por la batalla de los políticos”. Los ataques superan a la información verificada y aplastan al debate informado. “Hay mucho ruido en las redes”, secundó Peter Hamby, director de noticias de Snapchat, y conductor de su popular programa Good Luck America.
Los 140 caracteres de Twitter, la poderosa y rápida plataforma de información, desinformación, rumores, pasiones, sensaciones y odios, no crean información ni desenmarañan las complejidades de la realidad. No dan contexto ni explicaciones. “Gritan”, abundó Reddy. Las redes sociales han reducido los periodos de atención en las plataformas digitales, y son fáciles de hacerlos explotar. Al cruzarse con tragedias, todo se complica, como sucedió con los miles afectados por los sismos, donde hubo actitudes que, sin pretenderlo, se volvieron letales, y aquellos que, escondidos en el anonimato, trataron de tensionar y romper el tejido social.
Lo que sucedió el viernes y sábado con las víctimas del sismo es un ejemplo. Parar la ayuda en la Ciudad de México en rechazo a las instituciones, no debía pasar y pasó. La gente reaccionó ante la sandez de las autoridades morelenses y cobraron facturas a quienes menos debían. Es cierto que la autoridad ha abusado por años de los gobernados, pero no deja de haber responsabilidad en aquellos incapaces de discernir o que, entre tanto alboroto, buscan sacar raja política bajo la máscara de la ciudadanía.
Twitter: @rivapa
#
 El sismo derrumbó la sucesión
Razones/JORGE FERNÁNDEZ MENÉNDEZ
Excelsior
Los sismos del 7 y 19 de septiembre han derrumbado los tiempos de la sucesión presidencial, y la han colocado, además ante otro escenario. No habrá, salvo el de Morena que siempre estuvo designado, candidatos a la Presidencia, a la Ciudad de México o a los estados que tienen elecciones, tampoco para el Congreso, antes del año próximo y no me imagino a funcionario alguno renunciando voluntariamente a su cargo en forma anticipada en plena tarea de reconstrucción.
En estos días, el presidente Peña anunciará sus programas de reconstrucción para los estados afectados por el sismo. También, Miguel Ángel Mancera anunciará su proyecto de reconstrucción de la ciudad y, por supuesto, que aspirará a avanzar lo más posible en él antes de dejar el cargo para buscar una hipotética candidatura… si es que, finalmente, decide buscarla. Nadie puede reclamar que se espere hasta diciembre del 2018 para iniciar la reconstrucción.
En los estados que tendrán elecciones el próximo año, los desastres naturales obligan a redimensionar la política y las campañas e incluso el perfil de los aspirantes puede cambiar de acuerdo con la situación. Habrá elecciones en la Ciudad de México, pero también en Puebla, Chiapas, Veracruz, Tabasco y Morelos (también en Guanajuato, Jalisco, Yucatán y Campeche, pero allí no hubo afectaciones). Seis estados que han tenido graves daños por sismos, huracanes y lluvias. Estados con un alto padrón electoral y con necesidades específicas que demandarán, sobre todo, candidatos que puedan asumir una reconstrucción que vaya más allá que restaurar los daños causados por los fenómenos naturales. Estados donde habrá demandas legítimas y no, pero que tendrán que tener respuesta material y política de sus autoridades y donde los partidos tendrán que presentar candidatos emprendedores, que no sólo jalen votos, sino que generen certeza de que allí llegará ayuda, apoyo, presupuesto e inversión privada. Sin esos cuatro elementos difícilmente se podrá salir adelante.
Lo federal cruza esa realidad. Si alguien pensaba que el presidente Peña iba a designar candidato en octubre o principios de noviembre, se ve difícil hoy que ello ocurra antes de bien entrado enero, y lo mismo sucede en los estados.
Los sismos, han generado una crisis, pero hay que recordar que la crisis también es sinónimo de oportunidad. Y nadie dejará pasar la oportunidad de abocarse de lleno a las tareas de reconstrucción para ser juzgado por el desempeño que tenga en esa labor. Será una suerte de competencia prelectoral, de partidos, gobernantes y aspirantes: vamos a ver, en los hechos, su forma de trabajar y de cumplir con sus compromisos desde antes de la elección.
En esto, por supuesto que habrá demagogia y guerra sucia, ya la estamos viendo, pero, quizás, como nunca se puede enfrentar a las mismas con hechos. Por supuesto que de aquí a enero o febrero no alcanzará para reconstruir, pero, por lo menos, sabremos de qué están hechos algunos gobernantes y cómo apuestan los partidos (o no) a la reconstrucción: se necesitarán candidatos presidenciales o a gobernador que puedan garantizar un trabajo eficiente y sin corrupción, apoyo presupuestal y que generen la suficiente confianza empresarial para que lleguen recursos e inversiones privadas, nacionales y extranjeras, al país y a los estados. Sólo así serán competitivos.
Ya lo estamos viendo con los recursos públicos que los partidos reciben año con año. Para el 2018 deberían ser poco más de 11 mil millones de pesos, un monto que crece geométricamente año con año, por una desafortunada ley electoral que, para complacer a López Obrador, transformó desde 2007 el escenario electoral en una feria de dispendios, con dirigencias partidarias ricas que disponen de recursos y espacios mediáticos con exclusividad y como les place.
Qué bueno que los partidos piensen desprenderse de parte de los recursos que les tocan. Hace bien el PRI en decir que esos recursos, muchos o pocos, se queden en Tesorería para que se apliquen directamente a la reconstrucción. Está bien lo que propone el Frente de reducir drásticamente los recursos partidarios. Pero lo de Morena es una forma más de manipulación: darle el dinero a sus “intelectuales” de cabecera para que ellos lo repartan a la gente, es lo mismo que darle el dinero público al cacique en turno para que lo reparta entre sus campesinos y trabajadores. Entregar dinero público para un beneficio personal o partidario es un delito.
Pero lo del dinero partidario, lo de los enormes recursos destinados al Instituto Nacional Eelectoral, debe llevarnos a otra cosa: hay que cambiar y liberalizar nuestro sistema electoral. Hay miles de normas que, simplemente, no se pueden cumplir y no se cumplen. No puede existir tanto recurso destinado a las elecciones, no tiene sentido que a los medios se les confisque millones de horas de trasmisión para pasar spots, no puede ser que un ciudadano o un grupo, una organización, no pueda anunciar sus preferencias electorales y que esa atribución no quede siquiera en manos de los militantes de un partido, sino de las burocracias partidarias. La actual ley electoral no sirve. Lo del dinero de los partidos, simplemente, lo ha puesto de manifiesto.
#
Teléfono Rojo/José Ureña
24 Horas
Auditor superior: la pelea que viene
Doble contra sencillo:
Viene otro pleito legislativo.
Y no me refiero a la lucha actual por ver quién ofrece más recursos para los damnificados y si son capaces de traducir esa competencia en reformas constitucionales y legales para desaparecer el financiamiento público.
 Nada de eso.
 La efervescencia puede quedar en llamaradas de buena voluntad para ganar adeptos o el rompimiento de normas por parte del INE de permitir acciones no contempladas en la ley.
 Pocos recordarán el gesto, pero cuando Felipe Calderón llegó a la presidencia del PAN prometió rechazar las prerrogativas determinadas por el Cofipe.
 No le importó ir contra los acuerdos políticos y parlamentarios alcanzados por sus antecesores Luis Héctor Álvarez, Diego Fernández de Cevallos y Carlos Castillo Peraza con Carlos Salinas.
 Consultó abogados -abogado él mismo y su esposa, Margarita Zavala– y llegaron a una conclusión:
 -No podría regresarse el dinero al IFE, de José Woldenberg, porque era ilegal y, además, se corría el riesgo de abultar la ya adiposa estructura de ese organismo.
 -¿Entonces qué hago? -preguntó Calderón.
 -Regresa el cheque a la Tesorería de la Federación y ella determinará destinos sociales de ese dinero.
 Y así lo hizo… una vez, pero ahora podría ser definitivamente.
 LOS PASOS ERRADOS DE LA DEMAGOGIA
El dirigente priista Enrique Ochoa lleva delantera en el golpe mediático.
 No paró en la simple promesa, y menos hizo asamblea en el PRI, como sí lo hizo Andrés Manuel López en su partido patrimonial para ratificar la promesa de destinar 25% de las prerrogativas.
 Ochoa ha respondido a un clamor popular: cero dinero a partidos y fin a diputados (200) y senadores (64) plurinominales.
 Esas cuotas partidarias donde se han enquistado camadas y camadas de dirigentes partidistas para hacer bulto en las cámaras, mantener su estructura y enriquecerse.
 Evidentemente Ochoa actuó con autorización superior, y ya tiene el aval de los dos coordinadores parlamentarios priistas Emilio Gamboa, en el Senado, y César Camacho, en la Cámara de Diputados.
 Esperaremos los frutos.
 EL PRONÓSTICO: REELEGIRÁN A PORTAL
Ahora el tema es otro:
La pelea por el auditor superior de la Federación.
 Deberá hacerse en diciembre otros ocho años de Juan Manuel Portal, a su vez sucesor de Arturo González de Aragón.
 Desde hace meses está el debate entre fracciones y no hay consenso siquiera para fijar una ruta con el fin de hacer transparente el proceso de designación de quien revisará las cuentas federales, estatales y municipales los próximos ocho años.
 Labor fundamental para combatir la corrupción.
 Es distinto a 2009 cuando, con mayoría en San Lázaro, el coordinador priista Francisco Rojas operó un relevo terso con las demás fracciones y 90% del pleno votó por él.
 Hoy el riesgo es uno: ya sabemos quién por el PAN va por el asalto de las instituciones y puede tomar el caso como rehén para ocultar sus escándalos de riqueza o para auparse en sus ambiciones presidenciales.
 Allá priistas, perredistas, morenos y demás si se dejan.
 En espera de sus ambiciones, aquí va un pronóstico:
No habrá consenso, y Portal será reelegido por ocho años más.
 #
Columna Hereje/ Roberto Rock/ El Universal
#
Salvador Garcia Soto/El Universal


#
Cambio de reglas?/Alberto Aguirre M.
El Economista 
Formalmente, la ruta hacia el 2018 arrancó hace tres semanas. La ventana de tiempo para modificar la Constitución o generar nuevas reglas para el juego político-electoral estaría cerrada. Las formaciones políticas mayoritarias, empero, están dispuestas a pactar una última reforma para este sexenio que cambiaría drásticamente el escenario de la carrera presidencial... y permitiría la reconstrucción nacional.
En la “mesa de diálogo” del Frente Ciudadano Mx (conformado por el PAN, el PRD y Movimiento Ciudadano) han validado los contenidos de esa tardía reforma constitucional, que esencialmente buscaría eliminar -al 100%- la financiación pública para los partidos de manera inmediata y que dichos recursos sean canalizados a los damnificados por los sismos.
Adicionalmente proponen una reducción de los gastos en prestaciones para los mandos medios y superiores de la Administración Pública Federal y eliminar los gastos en publicidad gubernamental, con excepción de las partidas para promover los programas de salud, turismo y protección civil.
¿Robo de bandera? El presidente del CEN del PRI, Enrique Ochoa Reza, acudió a la Cámara de Diputados para presentar una propuesta de reforma constitucional para eliminar 100% de los recursos públicos destinados a los partidos políticos y la eliminación de las curules y los escaños de representación proporcional del Constituyente permanente.
El jerarca tricolor sostuvo que de aprobarse, esta modificación tendría efectos inmediatos, no obstante que el proceso electoral ya arrancó.
La propuesta de “cero dinero público” para las campañas -según Ochoa Reza- generaría ahorros por 11,600 millones de pesos, además de 6,800 millones proveniente de la reducción de los parlamentarios. Tales recursos, insistió, servirían para la reconstrucción y el apoyo a las familias damnificadas por los sismos.
“El PRI es un partido sensible al reclamo de la sociedad. Este dinero es del pueblo de México y hoy debe destinarse adonde el pueblo de México lo desea y lo determina”, sentenció, “seamos solidarios con el pueblo de México que está sufriendo una afectación patrimonial y personal, un partido político moderno y sensible así lo reconoce”.
Cambio de ruta: la agenda legislativa que los coordinadores de los grupos parlamentarios del PRI habían presentado, el pasado 30 de agosto, para este periodo ordinario de sesiones sólo contemplaba la expedición de la legislación secundaria en materia de gobiernos de coalición, en materia político-electoral.
Concluida la glosa del informe presidencial, en San Lázaro estaba en ciernes la definición del Paquete Económico para el ejercicio fiscal 2018 y pronto entraría un paquete legislativo focalizado en reforzar el Estado de Derecho y el sistema de justicia, con la expedición de la Ley de Seguridad Interior y la Ley de la Fiscalía General de la República.
El análisis y acompañamiento de las renegociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte había concitado la atención de los legisladores, mientras que los nombramientos pendientes -entre ellos los del fiscal anticorrupción, el gobernador del Banco de México, los nuevos magistrados del Tribunal Federal de Justicia Administrativa del Sistema Nacional Anticorrupción y de la Sala Regional Especializada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación- habían quedado en suspenso.
César Camacho Quiroz, coordinador de la bancada tricolor en San Lázaro, contempló una vía fast track para materializar la peculiar iniciativa reforma político-electoral de su partido: su aprobación, en primera instancia en la Comisión de Puntos Constitucionales, y después en el Pleno, incluso antes de que se defina el Presupuesto de Egresos de la Federación.
¿Y Morena? Su coordinadora parlamentaria, Rocío Nahle, impulsará una iniciativa para reasignar 302,000 millones de pesos del Presupuesto 2018 para la reconstrucción. Los partidos políticos y el INE reducirían sus ministraciones, pero también el INAI, la CNDH, la Presidencia de la República, el Poder Judicial y el fideicomiso para el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, entre otros.
EFECTOS SECUNDARIOS
MORRIÑAS. En la oficialía de partes del INE entró al mediodía, el oficio con el que el PRI notifica su renuncia al recurso público partidista en lo que resta del 2017. A última hora, el dirigente tricolor, Enrique Ochoa Reza, fue informado de que Lorenzo Córdova no podría recibirlo; no obstante, acudió a la sede del instituto. La oficina del consejero presidente del INE justificó su ausencia por motivos de agenda: y es que Córdova Vianello pasó el fin de semana fuera de la Ciudad de México, en tierras michoacanas, concretamente. Estuvo en la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo para encabezar el homenaje post mortem ofrecido por esa institución a Arnaldo Córdova.
#
Bitácora del director/PASCAL BELTRÁN DEL RÍO
Excelsior
Informadores y desinformadores
Siempre he pensado que un reportero debe estar preparado para cubrir cualquier tema de interés público, más allá de la fuente que le haya asignado el medio en el que trabaja e incluso más allá de la especialidad en la que se desempeñe.
Eso no significa que el reportero tenga que saber de todo, pero mal haría si no está informado –cuando menos en términos generales– sobre distintas materias que potencialmente puedan ser noticiosas, y peor, si no desarrolla ese instinto de los periodistas para encontrar la nota en un acontecimiento.
De ahí que se afirme, con razón, que el conocimiento periodístico es un océano con un centímetro de profundidad.
Es decir, el arma del reportero no es una cultura enciclopédica, sino la capacidad de identificar cuándo un tema es de interés público y de llegar a las fuentes –testimoniales, entre otras– que le puedan proveer de la información que requiere.
En estos últimos días, eso hizo exactamente mi compañero Gerardo Martínez, quien labora como periodista deportivo en Excélsior y Grupo Imagen.
El temblor del 19 de septiembre lo sorprendió en su casa. Después de cerciorarse de que todo estuviera bien en su edificio, el instinto periodístico lo llevó a hacer un recorrido por su manzana. Pronto encontró una nube de polvo y, al seguirla, dio con un edificio medio derrumbado en el número 241 de la calle de Enrique Rébsamen, colonia Narvarte.
Mientras la ciudad se recuperaba del estremecimiento y el interés informativo se enfocaba en la terrible tragedia del colegio Enrique Rébsamen, en la zona de Coapa, Gerardo se concentró en la calle homónima y se dedicó a documentar –en video, audio y texto– lo que ocurría en ese inmueble, que días más tarde llamaría la atención del país.
Gracias al trabajo paciente de este reportero, conocimos la historia de Laura Ramos, quien habitaba el departamento 401 del edificio color verde.
Por Gerardo yo pude saber de la súplica de Renata, hija de Laura, quien pidió una y otra vez que se buscara a su madre en los restos del edificio.
Esto llevó a los vecinos a unirse para corear el nombre de la mujer desaparecida, mientras los cuerpos de rescate –que tardaron día y medio en llegar– hurgaban en el inmueble sin encontrarla.
Renata debió enfrentarse a la incredulidad de que su madre realmente estaba en casa cuando sucedió el temblor y que ahí había quedado. Como el edificio no se derrumbó del todo y ella no aparecía, se llegó a decir que probablemente había escapado con vida.
Hay que decir que Renata sostuvo en todo momento que Laura debía estar en la zona de las escaleras, que se había derrumbado. Y que justo ahí encontraron su cuerpo el domingo temprano.
Pero junto con la certeza de Renata y el sólido trabajo periodístico de Gerardo, la operación de rescate se mezcló también con la irresponsabilidad de las redes sociales, donde algunos comenzaron a difundir una vil mentira: que las autoridades estaban dispuestas a demoler los edificios dañados y remover los escombros para que no se desprendiera en el ambiente el “olor a muerto”.
Resuelta como estaba a que entrara la maquinaria pesada para rescatar a su madre viva o muerta, Renata se topó con la noticia de que una ONG había interpuesto una solicitud de amparo para evitar la demolición.
Entonces recurrió a las redes sociales para denunciar que ella no conocía a quien había presentado el recurso (ignoro yo si por metichez o mala fe o alguna otra razón). Y lo identificó como Federico Manuel Rodríguez Paniagua. Más tarde, el hombre se desistiría del amparo –presentado ante el juez Agustín Tello Espíndola–, que lo único que logró fue retrasar seis horas las labores de búsqueda.
Como jamás había escuchado hablar de Rodríguez Paniagua, acudí a Google. Ahí encontré un artículo suyo en el portal Animal Político, “Víctimas de tortura: el saldo de la guerra contra las drogas”, en el que se le presenta como abogado de la Comisión Mexicana de Promoción de los Derechos Humanos.
Hay toda una corriente de activistas en este país que es dada a difundir información con un evidente sesgo político. Incluso información no confirmada, pero políticamente redituable, como que el gobierno quería esconder a los muertos del sismo.
Yo me quedo con los verdaderos informadores. Los que, como Gerardo Martínez, comunican hechos para la comprensión de los asuntos de interés público, sabedores de que ahí termina su labor.
#
ARSENAL/Francisco Garfias
Excelsior
Esposas de marinos indignadas, “un error basta para maldecir”
La indignada voz de las esposas de los marinos que participan en las operaciones de rescate y ayuda a los damnificados de los sismos se escuchó en labios de la señora Karina S. Ramos, esposa de uno de los oficiales que desde el 19 de septiembre no han puesto un pie en su casa. En tono de rabia rechaza los “insultos” que ha recibido la Marina desde que se descubrió el cuento de la niña que nunca existió.
El mensaje colectivo lo puso en su Facebook. Así empieza: “Esta mañana no puedo dar los buenos días. Por mucho tiempo no serán buenos. Son mañanas tristes para México”.
La señora Ramos vivió el temblor con mucho miedo. Lo admite en el mensaje. Sabía que era de los que causaban tragedia. Apenas comenzó a moverse la tierra pensó en sus dos hijos, en que tenía que ir a verlos. No sabía por cuál empezar.
En esos momentos requería del apoyo de su esposo, pero estaba consciente de que no se lo podría dar. El hombre estaba en la Secretaría de Marina, es militar. Dos horas después tuvo a sus hijos con ella, pero no ha tenido a su marido, por lo menos, hasta el día de ayer.
“Está entregado en cuerpo y alma a su misión, así como también el de muchas  de sus amigas  que se encuentran enfrentando solas la desgracia. Ellas están trabajando para usted, para el pueblo, para la nación. Pero no para sus familias”, dice.
Y va al punto:
“Por eso, me duele, profundamente, cuando veo la televisión y escucho insultos a la Marina. Siento que todo lo que hemos sacrificado y lo que ellos soportan como no dormir, no poder comer, no bañarse y, en el peor de los casos, todas las escenas de tragedia que tienen qué ver, no valen la pena.
“Un error basta para maldecir, para no valorar, para no agradecer. Quiero pedirle a Loret que se lave la boca antes de hablar de un marino, él es muy pequeño para hablar de nuestros esposos.
“Habiendo tantas historias trágicas en cada esquina, le vieron peso a esa noticia (la de Frida Sofía) porque los niños nos duelen. Mi respuesta es porque los niños son nuestro punto más vulnerable. Nos tenían pegados a esta historia.
“Jura que la versión de Frida Sofía salió de alguien, más no de los marinos. “Recuerden que ellos no son ciudadanos como usted o como yo, que se pueden defender protestando.
“Si ellos cometieron un error lo admitirán y si no fueron ellos van a tener que admitirlo también. Tendrán que echarse la culpa. Jamás harán nada que desprestigie al gobierno y a la nación que sirven”.
Como “esposa de un héroe” y como portavoz de todas las mujeres e hijos de militares, se dirigió a los insultados marinos: “No importa lo que la gente diga. Sabemos a quién tenemos en casa. Que no les importe los insultos y desprestigio que intentan hacerles porque sus resultados hablan.
“No se desmotiven”.
Toda edificación colapsada por el sismo no debe ser demolida antes de que un peritaje permita deslindar causas y responsabilidades. “No a la impunidad” dice un tuit del sociólogo y urbanista René Coulomb, retomado por el ministro de la SCJN, José Ramón Cossío. El ministro agregó en su retuit: “El profesor Coulomb tiene razón. Una cosa muy triste es las tragedia y otra, muy distinta, las responsabilidades. Tengámoslo en cuenta”.
Cifras oficiales hablan de que 60 edificios colapsaron en la Ciudad de México el pasado 19 S. Hasta ayer se tenían registrados 360 inmuebles con daños que hacen inhabitables las edificaciones y 1136 con dictaminación amarilla, según datos del gobierno capitalino recogidos por el Colegio de Urbanistas.
Y es que levantó sospechas la premura con la que demolieron y limpiaron el edificio que albergaba dos fábricas de textiles donde trabajaban personas de origen chino. Se derrumbó en la colonia Obrera, entre Chiamalpopoca y Bolívar.
Nada se sabe de cuántos estaban allí y el número de los que quedaron bajo los escombros. No hay datos oficiales.
Como patada de mula cayó en la oposición, sobre todo, entre la chiquillada, la propuesta del PRI de que los partidos renuncien de forma inmediata a los recursos públicos que les fueron asignados para el 2017. Y lo que es peor para ellos: hacer una reforma constitucional que elimine, definitivamente, el financiamiento público a los partidos políticos.
El Revolucionario Institucional propone igualmente borrar de un plumazo a todos los pluris, sean senadores o diputados federales o legisladores locales.
Enrique Ochoa, presidente nacional del PRI, señaló en rueda de prensa que ambas acciones podrían generar un ahorro total de 18 mil 200 millones de pesos que, por lo pronto, podrían contribuir a la reconstrucción y ayuda a los damnificados por los sismos.
Si hacemos caso a Ochoa, el ahorro por la eliminación del financiamiento público sería de seis mil 200: Otros 11 mil 660 corresponderían a la eliminación de la representación proporcional en los congresos.
“Les ganamos la partida”, nos dijo el senador Emilio Gamboa, coordinador de los senadores del PRI. Según él, el PAN jala con la propuesta, el PRD no sabe, y el MC definitivamente no va. “Tenemos que negociar”, admitió.
En las trincheras de los otros partidos abundaron los comentarios. “Demagogia barata”, calificó el perredista Fernando Belaunzarán: “Eso es tanto como llevar el modelo Atlacomulco a la Constitución. Sin pluris, adiós equilibrio”, secundó el diputado Guadalupe Acosta Naranjo.
El también líder del grupo Galileo del PRD alertó contra un cambio de método en el financiamiento y que en adelante los partidos dependan de recursos privados. “Abres la puerta para que OHL, Grupo Higa o, incluso, los narcos inclinen las elecciones hacia un lado u otro. El dinero manda”, puntualizó.
Luis Castro, presidente del Nueva Alianza, sólo dijo “es una burrada del PRI”; el senador Luis Sánchez, otro del amarillo, ironizó con la subasta de donaciones: “Voy a proponer una iniciativa para donar el 120 por ciento de las prerrogativas”.
#
La mayor noticia falsa  del terremoto/ Pablo Hiriart
Uso De Razón
El Financiero
El terremoto demostró que fracasaron los partidos que quisieron dividir al país entre buenos y mafiosos, pero ahora emergen los 'voceros de la sociedad civil'… a los que nadie ha elegido.
La mayor noticia falsa de estos días es que con motivo de los sismos en México se registró una gran colisión entre autoridades y sociedad civil.
Mentira redonda. Como desde hace muchos años no se veía, hubo colaboración entre autoridades y ciudadanos.
Nuestros policías federales, soldados y marinos fueron aplaudidos en los pueblos a los que llegaban.
En la Ciudad de México hubo colaboración ejemplar entre las autoridades federales y locales que incorporaron a las tareas de auxilio a los miles y miles de jóvenes que de manera desinteresada salieron a ayudar.
¿Cuál choque vieron los que se aferran al lugar común del gobierno como estorbo para la sociedad?
¿Qué país inventan los fanfarrones que se arrogan la vocería de una sociedad que no los ha elegido?
El gobierno ha cometido muchos y graves errores en esta administración, pero su actuación en los sismos de septiembre ha sido ejemplar.
Si algo desapareció el martes del terremoto fue el hielo entre gobernantes y gobernados (salvo en casos muy específicos como al parecer es Morelos).
Y ahora los 'voceros de la sociedad' nos recuerdan que 'nos odiamos'.
¿Cómo es posible que no haya habido un rompimiento frontal entre la sociedad civil y las autoridades? No se lo explican sin su mediación.
En narcisismo y protagonismo de intelectuales que en realidad no se representan más que a sí mismos o a los intereses que los financian, están heridos luego del trabajo conjunto de nuestros soldados, rescatistas, marinos, federales, jóvenes, adultos, hombres y mujeres, con objetivos comunes que se reducen a una sola palabra: México.
Desde el momento del terremoto ya tenían preparado el discurso del gobierno nulificado ante la solidaridad de la población. Fracasaron. Hubo colaboración y orden. Hubo presidente y hubo sociedad.
Los jóvenes (y adultos) salieron a la calle a colaborar sin la intención de desplazar a nadie ni a enfrentarse con nadie. Y ahora los 'voceros de la sociedad' los ponen, a esos jóvenes, como la antítesis de un gobierno paralizado. Fake news.
Pero como ya habían construido ese discurso, lo han tenido que sostener al costo de quedar como mentirosos.
En la nota principal de la portada de El País de este sábado, se dice que “el Estado no está respondiendo a esta tragedia, somos nosotros los que estamos dando la cara”. ¿Quiénes lo dicen? Lo dice una joven que se encontraron en la calle. Y es la primera plana de El País.
Así cualquiera con mala leche encuentra a un catalán que desprecie al rey, por ejemplo. Pero, ¿generalizar de manera implícita?, ¿primera plana?, ¿en noticia principal?
Los jóvenes que salieron a ayudar tras el terremoto son mexicanos de bien. Los voluntarios, los topos, los que aportaron dinero o víveres, también. Y nos mostraron que el país no está dividido como nos los quieren presentar.
De ninguna manera la entrega y solidaridad de la gente constituyen un respaldo al gobierno, sino que simple y sencillamente nos muestran que no estamos tan fracturados entre autoridades lejanas y pueblo bueno.
La frialdad que había se borró en la hora de una desgracia mayúscula.
Sin la organización de parte del Estado no habría sido posible el trabajo de rescate.
Sin la participación de la sociedad, el esfuerzo de las autoridades hubiese sido insuficiente.
Por eso están molestos los 'voceros de la sociedad' e inventan un divorcio inexistente en este caso específico.
La gran mentira de este terremoto.
Twitter: @PabloHiriart#
#
DEROGAR LA LEY DE LA GRAVEDAD /Rafael Cardona
La Crónica
Por desgracia para algunos y por fortuna para otros, en este país todo termina siendo un acto militante.
La “sociedad civil”, cuya ideología es no tener ideología sino oportunidad para encabezar cualquier causa pía, ha logrado un acto de división muy notable en estos días en cuanto a si los escombros del terremoto se deben remover para dar paso a la reconstrucción o es necesario seguir en busca de personas vivas (difícilmente) o al menos de sus despojos.
Esa actitud se ha convertido en una postura militante cuyos extremos son a veces risibles. He escuchado a quienes gritonean por las radios “libres”, en torno de la custodia de picos y palas por parte de los compañeros, porque los soldados los están confiscando. Ahora resulta según estos cretinos: el Ejército se quiere robar una pala. O mil. Se necesita ser imbécil.
Pero también se necesita algo de eso para llegar al extremo de ampararse contra la reconstrucción. Y más, para conceder el amparo. Lea usted este ejemplo de cómo los tinterillos de juzgado pueden llevar al extremo una postura con base en la fría aplicación de una aparente violación administrativa:
“(AP).—Jueces federales concedieron suspensiones provisionales con las que no podrán ser demolidos edificios afectados por el sismo del 19 de septiembre, hasta que las autoridades de Protección Civil establezcan con estudios técnicos si es factible o no el uso de maquinaria pesada, siempre teniendo como prioridad preservar la vida de las personas que puedan estar entre los escombros.
“Las suspensiones derivaron de diferentes demandas de amparo, presentadas para defender la posibilidad de hallar más gente con vida.
“En las resoluciones se establece que las autoridades de Protección Civil tendrán bajo su responsabilidad el análisis de la situación en diferentes edificios, y que no podrán ser derribados, mientras haya expectativas de encontrar sobrevivientes.
“Entre los edificios a los que aplica esa medida, están: el edificio multifamiliar de Tlalpan; el de la calle de Puebla 282; el de Petén y Emiliano Zapata; el de Áms­terdam 107; el de Escocia 4, y el de Álvaro Obregón 286, en la Ciudad de México.
“En el caso del colegio Enrique Rébsamen, hubo un desistimiento de la demanda de amparo, por lo que legalmente podría ser demolido.”
A mí me parece interesante esta judicialización de la ayuda, la limpieza, el rescate, la demolición y las futuras etapas. Ya podrían los demandantes gestionar un amparo contra el sismo por venir y, si mucho estiramos la liga de la inocencia, podremos hallar la solución de todo mal: amparémonos primero contra ella y después deroguemos la Ley de la Gravedad. Así ya nunca se van a caer los edificios de La Condesa donde tanta piedad se ha acumulado en estos días.
Ya no habrá necesidad de nada. Seremos felices todos, nuestros edificios no se caerán ni será necesario establecer normas rígidas de construcción para evitar los efectos de los terremotos.
Pero en tanto eso se logra el gobierno debería darles gusto a todos. Dejar a los voluntarios solos al frente de todo afán de rescate y dentro de cinco o diez o los días necesarios para satisfacer su petición justiciera, entonces regresar a hacer las cosas en serio.
A final de cuentas la sociedad civil, dicen, ya se ha hecho cargo. Pues carguen con todo. Pero el gobierno va a hacer eso. Acatará el amparo y trabajará en las condiciones determinadas por los jueces, con los resultados previsibles en cuanto a nulos resultados ulteriores y una visible y satisfactoria pérdida de tiempo en el nombre de lo políticamente correcto.
Por desgracia este tipo de retardos judiciales han estropeado muchos intentos de mejoría en la ciudad. Un caso es el famoso edificio del Condominio Insurgentes 300, en su tiempo un prodigio urbano y hoy un verdadero cascajo vertical sostenido en pie de manera milagrosa.
Lleno de amparos y recursos leguleyos, tanto como los del otro ruinoso rascacielos chaparro en la confluencia de Liverpool, Niza e Insurgentes, ocupado hasta 1985 por la FSTSE y convertido en refugio de miserables y menesterosos. Y ni se cae ni lo demuelen.
El jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera ha dicho (Estrictamente personal, emisión del 25 de septiembre) de su intención de lograr lo imposible desde tiempos de Manuel Camacho en el extinto DFF: derribar los mausoleos urbanos.
A ver si lo consigue.
Por lo pronto cada vez se comprende más lo dicho por el presidente Enrique Peña:
“…lo que no se vale es que haya gente que pretenda obstruir la ayuda con los mexicanos y las autoridades y que quieran ser obstáculo de esa ayuda”.
rafael.cardona.sandoval@gmail.com
#
EN PRIVADO /Joaquín López-Dóriga
Al desastre seguirá la crisis
Les importa más el funeral que el muerto.  Florestán
Hoy a las 13:14:40 se cumplirá una semana del peor terremoto que ha azotado a esta ciudad desde el 19 de septiembre de 1985, exactamente 32 años después.
Y hoy, como entonces, y como siempre, al gran desastre seguirá la crisis.
¿Cuál? No lo sé.
Pero vendrá.
Y no se trata de aplicar la analogía ni de que se repita la historia que atribuye a aquel desastre la escisión del PRI en 1987, con la salida de Cuauhtémoc Cárdenas, el resultado de la elección presidencial de 1988, cuando se denunció el fraude electoral en el proceso en el que compitió por el Frente Democrático con Manuel Clouthier, por el PAN, y Carlos Salinas, por el PRI, que llevaría al surgimiento del PRD y a partir de 1996, con la reforma política de aquel año, a la debacle del partido único al perder por primera vez, en 1997, su control histórico en el Congreso y tres años después, la Presidencia de la República que recuperaría 12 años más tarde Enrique Peña Nieto.
No, la historia, por más que me digan no se repite, los errores sí, pero éstos no son de ella, son de los hombres y, sobre todo, de los hombre del poder o en el poder.
Hoy, a una semana de la tragedia registrada 12 días después de la del jueves 7 que provocó una hecatombe en Chiapas y Oaxaca y que hoy parece dejarse en un segundo plano, nadie puede prever cómo se expresará la crisis que venga.
Esa es la incógnita que hoy no se puede despejar, nadie puede descifrarla, por más que se escuchen profetas del pasado advirtiendo del cataclismo que viene y del que algunos se alzan ya como sus salvadores.
La sociedad, sobre todos los jóvenes que vivieron el primer terremoto de su vida, ha tomado las calles y espero que ya no la dejen.
De esta desgracia tiene que surgir algo mejor de lo que tenemos, que no es muy difícil, porque sería inaceptable que tras este movimiento, y no me refiero al telúrico, todo siguiera igual.
Eso ya no.
Me resulta imposible de aceptar.
Pero el tiempo, el muy breve tiempo, las semanas y, sobre todo el proceso electoral que ya inició, lo demostrarán.
RETALES
1. NO ENTIENDEN. Los dirigentes de todos los partidos quieren renunciar a lo que no es suyo: el financiamiento público. Pero lo quieren cambiar por promoción electoral, como si alguien se los fuera a tomar en cuenta;
2. VIENEN. A las extradiciones de Javier Duarte, detenido en Guatemala y preso en un reclusorio aquí, de Roberto Borge, capturado en Panamá que ya otorgó la entrega, y de Tomás Yarrington, aprehendido en Florencia, al que también concedió la justicia italiana, al procurador Raúl Cervantes le queda el gran pendiente: la vertiente mexicana de Odebrecht. Y sé que no va a parar; y
3. PERMANENCIA. Miguel Mancera permanecerá en su cargo, ha dicho, hasta que pase la emergencia, que hoy no veo para cuándo. La ley le da de plazo hasta el 1 de diciembre. Es decir, 65 días a partir de hoy. Y contando.
Nos vemos mañana, pero en privado
#
El asalto a la Razón/Carlos  Marín
Milenio
Carta al soldado desconocido
El fotógrafo Marco Gil Vega lanzó al ciberespacio un mensaje que ya debe haber leído el soldado que rompió en llanto luego de rescatar los cuerpos de su mujer y su bebita entre los escombros que dejó el temblor que devastó Jojutla la semana pasada.
“Gracias porque, sin saberlo, me regalaste la oportunidad de despedirme de mi esposa e hija. Gracias porque, sin dudarlo, arriesgaste tu vida bajo los escombros y, junto con los demás, diste hasta el último esfuerzo para rescatarla. Supe que, cuando viste su bracito bajo aquel escombro ese 19 de septiembre, gritaste con un dolor palpable e insoportable, desgarraste tu garganta y tus lágrimas brotaron como si hubiese sido tu propia sangre la que hallabas sin vida”.
Y pidió a la comunidad digital su ayuda para dar con el militar “para poder estrecharle su corazón que, aunque destrozado, le estará agradecido toda la vida”.
La imagen la tomó el tío de Marco, Salvador Kellerman, y se hizo viral.
Ahora lo deseable es que el Ejército cumpla ese deseo y, a su vez, reconozca la nobleza del civil doble viudo.
#
Itinerario Político/Ricardo Alemán
Milenio
¡Los 10 milagros del terremoto!
Los terremotos del 7 y el 19 de septiembre ya provocaron los primeros diez milagros políticos.
1.- El milagro de la renuncia del PRI al ciento por ciento de las prerrogativas electorales de 2017, que en el caso del partido en el poder significará devolver casi 300 millones de pesos que el gobierno federal destinará a las prioridades de los damnificados por los sismos.
2.- El milagro de la iniciativa de reforma constitucional presentada por el PRI para que —en las presidenciales de 2018— termine definitivamente el financiamiento total del dinero público a los partidos, para fines político electoral; reclamo generalizado que significaría el ahorro de casi 7 mil millones de pesos.
3.- El milagro del ahorro de casi mil millones de pesos que significaría la renuncia de todos los partidos a las prerrogativas de 2017 —si todos siguen la propuesta del PRI—, y con la cual el tricolor se coloca a la cabeza en la exigencia de terminar con el dinero público destinado a los partidos.
4.- El milagro de la iniciativa de reforma constitucional presentada por el PRI para poner fin a la figura de diputados y senadores plurinominales, a escala federal y en el orden estatal, lo que significaría un ahorro cercano a 11 mil millones de pesos.
Y es que la exigencia de poner fin a los plurinominales también es un reclamo generalizado que, durante décadas, el PRI fue el primero en rechazar. Hoy el PRI da un vuelco de ciento por ciento sobre el financiamiento y sobre las plurinominales, lo que significa que más allá de prometer, el PRI busca el voto con hechos y acciones concretas.
5.- El milagro del ahorro de casi 20 mil millones de pesos —que se conseguirían de aprobarse las dos reformas constitucionales que promueve el PRI y el rechazo de las prerrogativas de todos los partidos en lo que resta de 2017—; recursos que serían entregados de inmediato, cuando se necesitan, a los damnificados de los terremotos.
6.- El milagro de la habilidad legislativa del PRI que, a causa de la presión de Morena y de PAN, se obliga no solo a dar un paso gigantesco en el cambio de paradigma de las elecciones mexicanas, sino que encuentra y presenta la fórmula para exhibir las mentiras de Morena y PAN.
7.- El milagro de revertir el ofensivo financiamiento público de los partidos, que fue impulsado por PRI en la reforma electoral de 1996-1997 y que hoy es retirado mediante una reforma constitucional ante la exigencia que provoca la emergencia de los terremotos del 7 del 19 de septiembre. Es decir, sin los terremotos, nadie hubiera pensado en acabar con el insultante gasto de dinero público —por parte de los partidos—, y nadie habría imaginado un paso gigantesco como el que propone el PRI.
8.- El milagro que hace el PRI al exhibir las mentiras de Ricardo Anaya, el panista al que apenas le alcanzó para proponer una reforma a la ley secundaria —la ley electoral—, enmienda que legalmente es imposible para la elección presidencial de 2018. En lugar de esa simulación, el PRI provoca una vuelta de tuerca que modifica radicalmente las elecciones. ¿Por qué?
Porque podemos asistir al mayor cambio electoral en medio siglo, un cambio en el que el gasto electoral de los partidos no cuestan a los ciudadanos y en donde el voto se buscará a partir de propuestas y no de promesas.
9.- El milagro que hace el PRI de exhibir la grosera patraña de Morena y de su dueño, AMLO, quien a su estilo —de manera tramposa— le jala la cola al gato del dinero público de los partidos, engaña a los ciudadanos y electores, pero que recibe como respuesta una poderosa lección de política.
Es decir, que el voto no se gana con caridad simulada y tampoco con el engaño a los electores, como propone Morena. El voto se gana con imaginación, talento y arrojo. Y la respuesta de PRI a PAN y a Morena, a toda la partidocracia —incluido el Frente Ciudadano—, es precisamente la respuesta a la exigencia de millones de ciudadanos durante decenas de años.
10.- El milagro que consigue el PRI con una fórmula de reformas constitucionales que, en el fondo, dan la vuelta a la prohibición de modificar la ley electoral en tiempos electorales.
Y es que el PRI exhibe no solo la ignorancia de Ricardo Anaya y de AMLO en materia de legislación electoral, sino que muestra que en la guerra de 2018 no cederá un milímetro y que si perdió batallas como la de paralizar la Cámara de Diputados, está lejos de perder la guerra.
¿Quién será el valiente –partido político o ciudadano–, que rechazará el fin del dinero público a partidos y el fin de las plurinominales?
¡Putazo del PRI a la partidocracia!
Al tiempo.
#
En Tercera Persona/Héctor De Mauleón
El Universal
El sismo y la responsabilidad de los particulares
Aquel martes siniestro Lucía Isabel Zamora Rivera se hallaba en el tercer piso de Álvaro Obregón 286, en la colonia Condesa. El edificio se le vino encima a las 13:14, cuando corría con un compañero de trabajo hacia las escaleras de servicio.
Luego le contó a Paola Rojas que ni siquiera supo en qué posición quedó atrapada. “No sé si estaba vertical, no se inclinada o parada”.
El horror en el que alguna vez todos los habitantes de esta ciudad hemos pensado, se hizo realidad aquella tarde.
“Tenía las piernas estiradas, movilidad en los brazos y en el tronco, pero es que todo a mi alrededor era vidrio, concreto. Quedamos empanizados totalmente, también con dificultades para respirar.
“Al principio recuerdo que estaba como un poco inclinada y no podía respirar, y conforme pasó el tiempo, Isaac y yo nos hicimos espacio entre los escombros pues para estar lo más cómodos posible”.
La joven recordó que Isaac y ella estuvieron “hombro con hombro”. “Caímos juntos desde el primer momento, ambos no lo creíamos, es que no puedes creer que te veas ahí adentro”.
Aquel mismo martes, Ricardo Contreras Santana bajó desde el tercer piso de un edificio ubicado en Bolívar 168. Trabajaba como chofer en una empresa dedicada a la fabricación de bisutería para vestidos.
Su jefe, de nacionalidad coreana, acababa de enviarlo a comprar comida. Aquel día trabajaban en el tercer piso otras seis personas.
Ricardo le relató al portal Animal Político:
“Éramos tres choferes y cada día uno iba por la comida y ese día me tocó a mí. Al salir de la puerta del edificio, a los cinco metros, comenzó a temblar y yo vi cómo se cayó. Todo fue muy rápido”.
El edificio se desplomó en unos segundos. 21 personas fallecieron. Otras dos fueron rescatadas con vida de los escombros.
Las dos historias tienen en común edificios construidos hace más de 30 años.
Según un listado provisional de inmuebles dañados y colapsados que la delegación Cuauhtémoc elaboró tras el sismo del pasado 19 de septiembre, la mayor parte de las construcciones afectadas en colonias como Roma, Condesa, Guerrero, Centro, Santa María y San Rafael, poseen una antigüedad de entre 30 y 80 años.
A partir de “datos proporcionados en los domicilios” e información contenida en sus propios archivos (2004 a la fecha), la delegación que encabeza Ricardo Monreal logró establecer, por ejemplo, que al menos 60 inmuebles que hoy se hallan en alto estado de riesgo fueron levantados antes del terremoto de 1985.
El listado contiene una construcción de aproximadamente 80 años de edad en Guerrero 39; una de 70 en Edison 11, y otra de 60 en Jaime Torres Bodet 94.
En las calles de Palma y Victoria se detectaron tres inmuebles de alto riesgo con alrededor de 50 años de edad.
En el documento se encuentran 17 edificios con edad aproximada de 40 años, y otros 17 que exceden los 32.
Los archivos establecen que algunas de estas construcciones recibieron visitas de verificación “por establecimiento mercantil, por obra o por protección civil”.
El edificio de Victoria 100, por ejemplo, recibió seis visitas en 2013. El inmueble de Doctor Lucio 102 fue clausurado incluso en el año 2013.
La lista incluye once edificios colapsados en terrenos de la delegación. Salvo el de la esquina de Amsterdam y Laredo, cuya construcción es “posterior a 2008”, el resto corresponde a inmuebles “de construcción no reciente”.
De la mayor parte de los edificios dañados o colapsados no existen antecedentes en la delegación Cuauhtémoc. Eso significa que nunca fueron modificados o que sus dueños —desde el momento de su construcción— no volvieron a realizar trámite alguno ante las autoridades.
Eso significa que a estos edificios probablemente tampoco se les dio mantenimiento, nunca se pidió su revisión estructural.
El documento elaborado por la delegación no es definitivo. Pero sus líneas generales apuntan a que —al margen de la consabida corrupción oficial— los responsables de esta tragedia, al menos en Cuauhtémoc, pudieron ser también los particulares.
En una buena parte, los particulares.
#
Miles de manos/Wilbert Torre..
El Heraldo
Rosario salió corriendo, trepó al estribo de la camioneta y preguntó a los soldados si estaban haciendo algo. Le preguntaron qué necesitaba
A Rodrigo Oropeza el terremoto lo sorprendió en Las Coloradas, un paraíso a cuatro horas de Mérida. Unos días antes compró 500 litros de agua, pero olvidó sumarlos a los víveres que enviaron a Oaxaca tras el primer sismo de septiembre, así que llamó a Rosario Cruz para pedirle sacar las botellas al salón de El Pescadito, el restaurante de ambos en La Condesa, y repartirlas en la zona de desastre. Canceló su viaje de cumpleaños y regresó a abrazar a su compañera.
Rosario puso las botellas de agua en las mesas y cuando se dio cuenta cientos de personas llegaban con ropa, comida, medicinas, herramientas. Preguntó a los meseros si podían quedarse a organizar la colecta que surgió espontánea y todos dijeron que sí. En 15 minutos había ahí más de mil personas. Al mediodía apareció Rodrigo con unas ojeras gigantes.
Llegaron, hordas de jóvenes, mujeres, vecinos y dos chicas que estuvieron sentadas todo el día preparando sandwiches mientras sus guardaespaldas las vigilaban en la esquina, donde cinco policías federales estaban como aturdidos en medio de la multitud.
Uno de ellos apartó un compañero que estorbaba en la entrada. Cuanto Rosario volvió con una caja, los federales le preguntaron si podían ayudar.
“Todos en la línea”, dijo la sonorense avecindada en la Ciudad de México desde los años 90. “Ustedes acá y ustedes dos allá”. En la otra esquina un grupo de soldados permanecía en una camioneta.
Un muchacho llegó sudando y preguntó si tenían insulina. Rosario le pidió que fuera a confirmar un dato y el muchacho volvió. Ella le dijo que no se veía bien.
“Vengo del funeral de mi cuñada”, le contó.
“No sé que decirte”.
“Pásame la insulina”.
Era un día después del terremoto y en El Pescadito la gente estaba bien organizados recibiendo y enviando ayuda por medio de dos hileras de personas que mano a mano abarcaban tres calles. Uno de los soldados bajó de la camioneta y les aconsejó que se formaran en zig zag para pasar las cosas más rápido. Un rato después llegaron a evacuarlos ante el riesgo de que se desplomara el edificio Plaza Condesa. Acordaron mover todo a un espacio a dos calles de distancia.
Rosario salió corriendo, trepó al estribo de la camioneta y preguntó a los soldados si estaban haciendo algo. Le preguntaron qué necesitaba.
“Necesito que con sus uniformes y su autoridad nos ayuden a organizar a la gente para mover todo esto”. Los soldados se unieron y en quince minutos la cadena humana lo trasladó todo. Los militares se retiraron.
Pasó el señor de los tacos del barrio y les regaló su canasta para que comieran. Unos muchachos en dos camionetas vieron la bola inmensa de voluntarios y bajaron cinco ollas de guisados.
“Me dan ganas de conocer la cara de todas las personas que ayudaron, para abrazarlas. Me muero de angustia de no reconocerlas”, dice Rosario. “Solo veíamos manos”, recuerda Rodrigo. “Miles de manos”.
#
Demoler el gobierno
JAQUE MATE / Sergio Sarmiento
Reforma 26 Sep. 2017
"La pasión por la destrucción es alegría creadora". Mijaíl Bakunin
 Dos consecuencias sociales de los sismos del 7 y el 19 de septiembre llaman poderosamente la atención. Una es la enorme solidaridad de los mexicanos para sus semejantes en un desastre natural. La otra es su desprecio por los políticos.
Quizá es comprensible. Tenemos una pésima clase política. Casos como el de Javier Duarte y otros gobernadores han fortalecido la percepción de que todos los políticos son corruptos. No ayudan en nada las acusaciones de corrupción de los propios políticos y sus partidos contra los políticos y partidos de otros signos. Todos los políticos declaran que ellos, y sólo ellos, son honestos, y sostienen en cambio que todos los que no piensan como ellos son corruptos. La paradoja es que cuando un político está en el partido de uno es honesto, pero si se va a otro automáticamente se convierte en corrupto, aunque si regresa se vuelve honesto nuevamente.
Un mensaje retuiteado por Emilio Álvarez Icaza, quien aspira a una candidatura presidencial independiente, afirmaba: "El gobierno tiene daño estructural. Urge demolerlo". Este juego, sin embargo, es peligroso. Busca destruir las instituciones con la idea de que algo mejor debe salir necesariamente de las ruinas. Pero ésta no es la experiencia que tenemos ni en nuestro país ni en el mundo. De la destrucción sólo surge destrucción y pobreza.
El problema es que nos han enseñado desde niños que las revoluciones son heroicas y llevan a construir mejores países. La verdad es otra: son raras las revoluciones que mejoran la situación de una sociedad. La Revolución Francesa llevó primero al Terror y después a la dictadura de Napoleón, quien se lanzó en una guerra de conquista contra toda Europa y se coronó a sí mismo emperador para no ser menos que Luis XVI. La Revolución Rusa creó una dictadura peor que la del zar Nicolás II en la que Stalin mató por hambre o ejecuciones a cuando menos 10 millones de rusos. Mao Zedong, todavía reverenciado por el gobierno chino, mató a unos 70 millones de compatriotas por hambre y ejecuciones.
Incluso en México las revoluciones han resultado mortíferas y al final incapaces de construir un mejor país. La Guerra de Independencia produjo entre 250 mil y 500 mil muertes, pero además ocasionó una recesión económica que duró medio siglo. La Revolución Mexicana mató a un millón por guerra y enfermedad, retrasó por lo menos una década el desarrollo del país y se saldó con el surgimiento de un régimen de partido único que retrasó durante décadas la adopción de la democracia.
Hoy vemos a grupos que dicen que demoler el gobierno y las instituciones es la mejor solución para los problemas evidenciados por el terremoto. Algunas voces afirman que los sismos del 85 fueron el inicio de la democracia mexicana. Qué mala memoria. Los sismos de ese año fueron, si acaso, el preludio de los fraudes electorales de 1986 en Chihuahua y de 1988 en el país. Lo que hizo el 85 fue promover el surgimiento de una serie de agrupaciones políticas, como la Asamblea de Barrios o Nueva Tenochtitlán de René Bejarano y Dolores Padierna, que son los usufructuarios del actual sistema corporativista de la Ciudad de México.
Entiendo el hartazgo con las instituciones. Hemos permitido que éstas sean controladas por grupos corruptos que gastan más y dan menos resultados. Pero demolerlas no sería la solución. Todo lo contrario. Esto generaría un río revuelto que dañaría a las mayorías y sólo beneficiaría a unos cuantos.
SUBSIDIO A PARTIDOS
El subsidio público a los partidos ha sido una pésima idea. Hay que cambiar las reglas. No es posible que sigamos gastando decenas de miles de millones de pesos al año de dinero público para sostener a partidos y burocracias electorales cuando no hay recursos para los servicios públicos más básicos.
#
El sismo y sus recuerdos/Genaro Lozano
Reforma 
26 Sep. 2017
¿De qué nos vamos a acordar en 32 años? Un 19 de septiembre de 2049, cuando la tragedia haya quedado atrás y nos demos un tiempo para recordar. Imagino lo siguiente.
Nos acompañará siempre el temible sonido de las alertas sísmicas que desde ya muchos escuchamos, aunque no suenen, seguidas de mareos postraumáticos. Ese sonido que no existía en 1985 y que de ahora en adelante unirá a las generaciones de baby boomers, X, millennials y Z como un inconfundible llamado a la ayuda.
Valoraremos la vida de los animales no humanos, las que salvaron las vidas y encontraron los cuerpos de animales humanos. En el país tendremos monumentos a Frida, Eco, Evil, Manolo y cuantos perros más que nos humanizaron y nos dieron más esperanza en la tragedia que nuestra clase política.
Vivirá con nosotros la solidaridad ante el dolor de los demás. Recordaremos las imágenes de vecinos que vieron sus colonias en ruinas, las de los extraños que se hermanaron en cadenas humanas, las de quienes organizaron centros de acopio, las de quienes prepararon comida para rescatistas. Las de brigadas de israelíes, japoneses, franceses, hondureños, estadounidenses y de muchos países más que nos recordaron que somos un país querido y admirado en el mundo.
Haremos una pausa para ver cómo el sismo del 2017 enterró el mito de la apatía de los millennials. Recordaremos cómo la generación de activistas que se formó en el 2012 con el #YoSoy132 volvió a usar sus contactos reales y los cruzaron con las redes virtuales para lanzar iniciativas ciudadanas, coordinar la ayuda, supervisar daños in situ y verificar la información con plataformas como verificado19s.org, @juntossismocdmx, @mascotassismo, @comoayudarmx, entre otras.
Pensaremos en el 2017 como un año de quiebre, como la grieta profunda que acabó por dañar de manera irreparable el oportunismo de la clase política con sus propuestas irresponsables de eliminar la representación de los pluris o terminar con el financiamiento público a los partidos, propuestas que solo ayudan a que el PRI se lleve carros completos o a permitir que sean las corporaciones y el dinero ilícito el que financie la corrupta vida partidista de México. Como el de 1985, el sismo del 2017 habrá abierto un socavón en la vida política de México.
A la distancia podremos valorar si el capital o tejido social del que nos sentimos tan orgullosos en la CDMX faltó en zonas rurales de Chiapas, Guerrero, Puebla, Morelos y zonas afectadas. A la distancia sabremos si cumplimos la tarea de replicar la entereza cívica de la capital en todo el país.
Nos detendremos para entender cómo se armaron redes ciudadanas para monitorear el destino de la ayuda humanitaria y de los presupuestos públicos para la reconstrucción, para evitar el desvío rapaz, el uso electorero y la opacidad.
Reflexionaremos sobre la utilidad de un Ejército y una Marina en momentos de desastres naturales. Recordaremos las imágenes del soldado llorando tras haber rescatado el cuerpo de una mujer y su hija y pensaremos así sí, un Ejército para la paz y no para la guerra, como escribió la instagramera Sara Aguilar.
Podremos ver un cambio en una regulación mucho más severa para la construcción en las zonas sísmicas y el fin de la corrupta relación que hoy existe entre autoridades y el sector inmobiliario.
Las audiencias y lectores verán a medios que aprendieron de sus errores. Tendremos medios que entiendan que su labor es dar información de utilidad pública, corroborar mejor los hechos y no confiar en una sola fuente oficial.
Al final habremos entendido nuestra responsabilidad compartida de reconstruir esta casa malhecha que nos heredaron. Habremos puesto columnas, pisos y techos mucho más sólidos y estaremos más listos para el siguiente sismo o la siguiente tragedia, porque habitamos esta gran nación que llamamos México.
@genarolozano

#
 Sismo en las instituciones/Diego Valadés
Reforma, 26 Sep. 2017
La afectación sísmica se extendió a las instituciones. Al igual que los edificios endebles, la política también se fracturó.
Los acontecimientos inesperados y de gran magnitud suelen impactar todos los órdenes de la vida colectiva, y el institucional suele ser uno de los más sensibles. Las calamidades ponen a prueba la entereza de las sociedades, que la mexicana superó con holgura, y la capacidad proactiva de las instituciones, pero las nuestras están confundidas.
Los habitantes de Ciudad de México se volcaron para ayudar, con aportaciones materiales y ayuda moral y física. La respuesta solidaria fue ejemplar y conmovedora, como se reconoce dentro y fuera, pero el espontaneísmo tiene límites en cuanto a su duración y efectividad. En cambio, las labores estatales de organización fueron mal recibidas. Este es un signo que denota el divorcio entre gobernados y gobernantes.
Pasada la hora de emergencia los ciudadanos regresan a sus tareas habituales y son indispensables las acciones institucionales. Lo normal es que la sociedad vuelva la mirada hacia sus dirigentes, esperando orientación. Nuestra situación es diferente. Aquí se produjo una mezcla de solidaridad con el afectado y de repulsa hacia la política y el poder. Los estragos súbitos del sismo potenciaron los daños acumulados de la corrupción y la incompetencia.
La reacción más sintomática y ostensible se dirigió en contra de los partidos políticos, por sus ya habituales excesos en el gasto y en la propaganda, y de las autoridades, pues se desconfía poner en sus manos las aportaciones destinadas a los afectados. El factor subyacente de esta actitud es el repudio a la corrupción.
El terremoto alcanzó una magnitud no medida por Richter. Entre los damnificados figura el aparato institucional, debilitado por la corrupción que lo carcome. El sacudimiento desvió el eje de la democracia. El ataque a los partidos en las redes y la rápida rendición de ellos hace sonar las alarmas de otra posible conmoción política en julio venidero. El hartazgo por tanta impunidad encontró una víctima propiciatoria en los partidos, que se equivocan buscando votos mediante su propia inmolación.
Autoridades y partidos saben que una vez iniciado el proceso electoral no es posible modificar las normas aplicables. No obstante, ante el acoso generado por las redes, autoridades y partidos ceden o parecen hacerlo. Se exhibe lo vulnerable de un sistema político cuyo rumbo es tan incierto que proyecta una sensación de vacío.
Los partidos y las autoridades deberían darse tiempo para releer la Constitución. El artículo 41 dice que el financiamiento público ordinario para los partidos se fija "anualmente, multiplicando el número total de ciudadanos inscritos en el padrón electoral por el 65% del valor diario de la Unidad de Medida y Actualización", y que en el periodo de elección presidencial se adiciona con el "50% del financiamiento público que le corresponda a cada partido por actividades ordinarias en ese mismo año".
Carece de fundamento que la Cámara de Diputados reduzca o elimine lo señalado por la Constitución a través del presupuesto. Tampoco tiene sustento que las autoridades administrativas y los partidos suscriban convenios para eludir el cumplimiento de la norma suprema. La Constitución es reformable pero no renunciable.
Sorprende que ni siquiera los partidos argumenten en su defensa, y alarma que ni las autoridades ni los partidos acudan a la Constitución. Estamos entrando a un proceso electoral áspero, demoliendo las reglas.
En las circunstancias que vive México son necesarias la serenidad y la responsabilidad de los dirigentes. Ser sensibles ante los apremios populares es propio de las democracias, pero esto no justifica el quebrantamiento constitucional. El sistema jurídico es un referente común que permite la convivencia; hay que cuidarlo.
Que se reforme la Constitución, si así se quiere, pero que no se la manipule mediante interpretaciones contrarias al texto. Esto no ayuda al Estado de derecho ni a la democracia; menos aún a rescatar la credibilidad perdida.
No se debe confundir la solidaridad humanitaria con el triunfo de la antipolítica, con el desmantelamiento de un sistema de partidos que llevó décadas construir, ni con la endeblez de las instituciones.
@dvalades
#
Demagogia y soluciones/Jorge Alcocer V.
Reforma 26 Sep. 2017
Cuando la tragedia es pretexto para la demagogia, el resultado será pésimo. Es el caso de la caja de Pandora que PAN, PRD y MC abrieron al proponer que la totalidad del financiamiento de partidos se destine a los damnificados por los sismos; otros proponen aprovechar el viaje y quitarles de un plumazo todo financiamiento público. El Frente Ciudadano por México, que por ley debe ser ajeno a fines electorales, lanzó la oportunista propuesta.
Desde luego que es indispensable y urgente reducir el dinero a los partidos políticos. Como es obvio que se requiere el concurso de los mismos, a través de sus legisladores, para la reforma en esa dirección, que debe tener una visión integral y escapar de la palabrería electorera. El problema es que con una sociedad sacudida por el sismo y un INE sujeto a múltiples presiones, lo que se impone es la demagogia. Hasta hoy, salvo que se retracte, el único que le ha puesto pesos y centavos al compromiso de contribuir a la atención de los damnificados ha sido el PRI, que por boca de Enrique Ochoa anunció que devolverá al fisco el financiamiento ordinario que le corresponde por el resto de este año, algo así como 258 millones de pesos.
Ubiquemos el monto del dinero involucrado en la rebatiña por la primera plana. En 2018 los partidos tienen asignados, vía el INE, 4.3 miles de millones de pesos (mmp) para gasto ordinario y 2.1 mmp para campañas federales; sumadas otras prerrogativas tendrán 6.7 mmp. Además, recibirán a nivel local financiamiento ordinario por un monto semejante al total federal, y según mi estimación cerca de 1.6 mmp para campañas locales. Estamos hablando de un total de alrededor de 12,500 millones de pesos, sumados financiamiento federal y local en 2018.
Cuando Anaya y Barrales proponen eliminar el 100% del financiamiento de 2018, ¿se refieren al total; o solo al de campaña federal? Para dar seriedad, si es que así lo quieren, a su propuesta, deberían dar números con lujo de detalle. Igualmente, el INE debería ser claro y preciso en explicar un hecho elemental: no se puede obligar a ningún partido a no cobrar o devolver sus prerrogativas. Aunque a muchos no guste, el financiamiento de partidos y la fórmula para calcularlo están en la Constitución; ni el INE ni otra autoridad pueden ignorarla.
Lo que se acuerde en materia de no cobro o devolución del financiamiento de partidos solo puede ser resultado de un acuerdo entre los nueve; con uno de ellos que diga que ese baile no es de su agrado, el asunto se va a complicar. Como también se complicará si uno o varios de ellos admiten donar porcentajes diferentes. Para pasar a discutir un acuerdo serio es indispensable que los partidos se sienten a analizar opciones y consecuencias. Ojalá el presidente del INE pueda propiciar y encabezar una tarea de ese tamaño. Es el único que puede hacerlo sin sospecha de querer raja política o rédito electorero.
Dejar en cero el financiamiento de partidos es ocurrencia que se aprovecha del mal ánimo social, ya de sí molesto con ellos y sus excesos, particularmente irritado después del sismo de la semana pasada. La ocurrencia fue subida a la plataforma change.org y hasta ayer reunía 1.8 millones de links de apoyo. No me sorprende, más bien llama la atención que no hayan sido más los que respalden la ocurrencia. Como he dicho antes, no creo que vox populi sea vox dei. Demasiados casos en el mundo comprueban que puede ser vox bruti; endiosar todo lo que viene de la sociedad civil es un error.
La solución que se encuentre, si es que a eso llegan los partidos, debe garantizar que no será el dinero ilegal el que sustituya lo devuelto al fisco, y que la búsqueda de fondos alternativos para campaña no se convierta en motivos de denuncias sin fin que hagan de la contienda electoral un rosario de Amozoc. Considerar en la solución el uso del tiempo en radio y TV en mensajes de 3 a 5 minutos, en lugar de spots de 30 segundos, es aconsejable.
Dejar de lado la demagogia y portarse serios, no es mucho pedir a los partidos. ¿O sí?
#
Todos queríamos creer/Roberto Blancarte
Milenio
¿De dónde salió Frida Sofía? Creo que de nuestras ganas de creer. Después del impacto que nos causó el temblor, del primer día del desastre, cuando las malas noticias comenzaban a acumularse, de repente surgió un rayo de luz, una esperanza. ¡Quizás podamos salvar a una niña de 3 años! ¡Hay la oportunidad de redimirnos con este salvamento!
 Ya sabíamos que 19 niños y media docena de adultos habían fallecido en el Colegio Enrique Rébsamen. Era lo que más dolía de este terremoto. Así que, cuando alguien dijo que había una pequeña con signos de vida, nadie cuestionó, nadie indagó, nadie puso en duda su existencia. ¿De dónde salieron los nombres, Frida y Sofía? ¿Quién dijo que tenía 3 años y luego 12?
 Luego vino el drama de los desmentidos y las aclaraciones. Y con la decepción, llegaron los cuestionamientos. Aunque no había mucho qué cuestionar, porque evidentemente todo parecía de buena fe. Así que la rabia y la frustración se canalizaron hacia autoridades y medios, a pesar de que era claro que nadie podía haber tramado la invención de Frida Sofía; que todo fue un enorme malentendido, que los rescatistas voluntarios o civiles y gubernamentales creyeron oír o ver algo.
 Me imagino que querían encontrar desesperadamente a alguien con vida. Y todos les creímos, simple y sencillamente porque queríamos creer. Hasta que alguien hizo cuentas y se percató que ya todos los niños habían salido, habían sido recuperados, vivos o muertos. Que, por lo tanto, quien estaba allí, si es que había alguien, no era una niña. No era ese símbolo de esperanza que todos esperábamos para lidiar con la tragedia.
 Me pregunto si así funciona siempre el mecanismo de las creencias, no sólo religiosas, sino también políticas. Es decir, que creemos más allá de las pruebas, independientemente de lo que se puede constatar. Que creemos porque necesitamos creer y aferrarnos a una esperanza; la de que el mundo no puede estar tan torcido, por lo que nos negamos a admitir el absurdo de tantas vidas perdidas, de tanta destrucción, de tanta corrupción, de tanto mal impune. Queremos creer, queremos redimirnos, queremos pensar que hay un futuro, más allá de la oscuridad. Y de repente, algo o alguien representan esa luz. Quizás todos no sólo queríamos, sino que necesitábamos creer. Quizás Freud tenía razón, cuando dijo que las religiones son fenómenos de neurosis colectiva.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

AMLO perdió la calma y se desbordó contra sus aliados..

El C. Presidente convocó la tarde del jueves 7 de noviembre en Palacio Nacional a los diputados federales y senadores de Morena para evaluar avances de la agenda legislativa.
Fueron convocados también legisladores aliados como PES, PT e incluso el PVEM, nueva adquisición de la 4T.
"Es una reunión para la revisión de la agenda legislativa, que normalmente tenemos dos o tres veces al año con el Presidente, antes de iniciar las sesiones y en el trayecto del periodo de sesiones", indicó Ricardo Monreal, coordinador de los senadores de Morena.
Los primero en llegar fueron los representantes del PES;  Tatiana Clouthier indicó que desconocía el motivo de la reunión, pues sólo fue convocada.
Incluso rechazó que se un llamado del Presidente para darles línea, pues la línea es que no hay línea.
Al final el Presidente salió molestó incluso sin despedirse,  entre chiflidos de los inconformes.
Y es que los trato de corruptos....habráse visto!
¿Imagínense si se hubiera transmitido ese “dialogo c…

Y ahora la 4T pretende criminalizar a juzgadores. ¿Qué dice la SCJN?

Contrareforma en materia de justicia penal!Y ahora los de la 4T van contra jueces y magistrados/ opinión de un amigo penalista, que circula en redes...Muy oportuno...
Así como en 2019 los presentados como los nuevos y grandes delincuentes fueron los factureros y las empresas fantasma; hoy los nuevos delincuentes son los jueces y magistrados federales, SI, así se les trata en la propuesta de reforma constitucional de La FGN. Para ellos, se va a crear un tribunal especial que les juzgue conformado por jueces NOMBRADOS POR EL SENADO y por ello, por aliados políticos, obviamente comprometidos “VENDIDOS” con SU PARTIDO. Las cuotas para nombrarlos se dividirán. 
El grupo mayoritario tendrá más JUECES POLÍTICOS, y estos por su designación y por LEY responderán ante el Senado.
¡Que tragedia de país!
Me pregunto: ¿tiene esto el aval de la SCJN? Esas propuestas tienen el aval de la Corte?
Volvamos a los JUECES Y MAGISTRADOS de nuestro país señalados cómo DELINCUENTES al menos de forma probable. 
¿Que…

El capo que se robó a una reina/Juan Velediaz

El capo que se robó a una reina/Juan Velediaz Publicado en La Silla Rota, 23 de octubre de 2013 Rocío del Carmen Lizárraga tenía 17 años en febrero de 1990, cuando fue coronada Reina del Carnaval de Mazatlán. Aquella había sido una competición muy cerrada, la noche de la votación se impuso por un margen estrecho a Libia Zulema Farriols, una chica que se ganó a la audiencia con su sonrisa y porte, lo que se tradujo en ser coronada como reina de los Juegos Florales, una distinción que se le da por lo regular a la mujer que queda en segundo lugar.
 El reinado del carnaval de Mazatlán es cosa seria. Durante un año, la soberana tiene varias actividades y obligaciones que el protocolo impone, una vez transcurrido este lapso, se le sigue guardando veneración y respeto como monarca que fue. Quizá por eso en aquellos días la sociedad sinaloense no se explicaba cómo pudo ocurrir algo que resultó inusitado en la historia del certamen. Pasadas las primeras semanas del festejo, Rocío del Carmen cumpl…